Ocultar
Consumir Demasiada Azúcar

Historia en Breve -

  • Hoy en día, el habitante promedio de los Estados Unidos consume alrededor de 22 cucharaditas de azúcar por día, lo que equivale a 77 libras de azúcar por año
  • El cuerpo humano no fue creado para consumir cantidades excesivas de azúcar, especialmente fructosa. En realidad, esta última es una hepatotoxina y se metaboliza directamente en grasa – factores que pueden causar una serie de problemas que podrían tener grandes repercusiones sobre su salud
  • Un estudio encontró que la fructosa es fácilmente utilizada por las células cancerígenas para aumentar su proliferación – "nutre" a las células cancerígenas, al promover la división celular y acelerar su desarrollo, lo que permite que el cáncer se disemine más rápido
  • Como recomendación general, mantenga un consumo total de fructosa inferior a 25 gramos por día, incluyendo de frutas entera
 

¿Qué le Sucede a Su Cuerpo Cuando Consume Demasiada Azúcar?

| 598 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La agrega en su taza de café o de té matutino. La hornea en productos de repostería, pasteles, y galletas. Incluso, la espolvorea sobre su avena o cereal del desayuno, para agregarles "sabor".

Pero eso no es todo. También, se esconde en algunas de las adorados "snacks" que las personas consumen diariamente, como las sodas, jugos de fruta, dulces y helados.

También, se encuentra escondida en casi todos los alimentos procesados, incluyendo el pan, carnes, e inclusive sus condimentos favoritos, tales como la salsa de Worcestershire y cátsup.

Esto no es otra cosa más que el azúcar. La mayoría de las personas perciben a los alimentos endulzados como satisfactorios, irresistibles y deliciosas snacks. Pero, yo creo que hay tres palabras que podrían describir con mayor precisión el azúcar: tóxica, adictiva y mortal.

En mi opinión, el azúcar es una de las sustancias más perjudiciales que podría consumir – y lo que es aterrador es que es sumamente abundante en nuestra alimentación cotidiana. Esta intensa adicción al azúcar se ha desenfrenado, no solo en los adultos, sino también en los niños.

Pero, ¿cómo funciona exactamente el azúcar en nuestro cuerpo, y cuáles son los efectos secundarios en la salud de las personas, ocasionados por consumir demasiada cantidad de azúcar?

¿Por Qué el Azúcar en Exceso es Perjudicial Para Su Salud?

Hoy en día, el habitante promedio de los Estados Unidos consume aproximadamente 32 cucharaditas de azúcar por día. En febrero de 2015 surgieron nuevas cifras.

The Washington Post hizo un artículo sobre ello al utilizar gramos (4 gramos = 1 cucharadita). Citaron el estudio de Euromonitor, el cual indica que actualmente la población de los Estados Unidos consume 126 gramos, lo que equivale a alrededor de 32 cucharaditas.

Sin duda, esto es alarmante, si tomamos en consideración que durante el siglo XVIII el habitante promedio de Inglaterra solo consumía cuatro libras de azúcar por año1 – y lo más probable es que haya provenido de fuentes naturales saludables, tales como las frutas, y no de alimentos procesados que se encuentran en los modernos supermercados.

Lo que es aún más inquietante es que las personas consumen cantidades excesivas de azúcar en forma de fructosa o jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF).

Esta forma altamente procesada de azúcar es más económica, pero también es 20 % más dulce que el azúcar de mesa común, por lo que muchos fabricantes de alimentos y bebidas decidieron utilizarlo para sus productos, ya que les permitiría ahorrar dinero a largo plazo.

El JMAF se encuentra en casi todos los tipos de alimentos procesados y bebidas actuales. Simplemente, vea este infografía para saber qué tanta cantidad de fructosa se esconde en algunos de los alimentos más comunes que consume.

Inserte esta infografía en su página web:

Haga clic en el área de código y pulse CTRL + C (para Windows) / CMD + C (para Macintosh) para copiar el código.

La mala noticia es que el cuerpo humano no fue creado para consumir cantidades excesivas de azúcar, especialmente en forma de fructosa. De hecho, su cuerpo metaboliza la fructosa de manera diferente que el azúcar.

En realidad, la fructosa es una hepatotoxina y se metaboliza directamente en forma de grasa – factores que pueden causar una gran cantidad de problemas, que podrían tener grandes repercusiones sobre su salud.

Los Efectos de Consumir Demasiada Azúcar

El Dr. Robert Lustig, profesor de pediatría clínica en la división de endocrinología de la Universidad de California, y pionero en la decodificación del metabolismo del azúcar, dice que su cuerpo podría metabolizar de manera segura al menos seis cucharaditas de azúcar añadida por día.

Pero, ya que la mayoría de los habitantes en los Estados Unidos consume más de tres veces esa cantidad, la mayor parte del exceso de azúcar se metaboliza en forma de grasa corporal – lo que origina todas las debilitantes enfermedades metabólicas crónicas que padecen muchas personas.

Estos son algunos de los efectos en la salud, ocasionados por consumir cantidades excesivas de azúcar:

Sobrecarga y daño hepático. Los efectos del exceso de azúcar o fructosa podrían compararse con los efectos del alcohol. Toda la fructosa que consumimos se transporta al único órgano que cuenta con el transportador para hacerlo: el hígado. Esto sobrecarga y afecta gravemente al órgano, lo que podría causar un daño hepático.

Engaña a su cuerpo para aumentar de peso, y afecta a la señalización de insulina y leptina. La fructosa engaña a su metabolismo al desactivar el sistema de control de apetito de su cuerpo.

No estimula la insulina, lo que a su vez no suprime la grelina, o "la hormona del apetito", que posteriormente ocasiona que no pueda estimular a la leptina o "la hormona de la saciedad". Esto hace que consuma mayor cantidad de alimentos y desarrolle resistencia a la insulina.

Provoca disfunción metabólica. Comer demasiada cantidad de azúcar provoca una avalancha de síntomas, conocidos como síndrome metabólico clásico.

Estos incluyen el aumento de peso, obesidad abdominal, bajos niveles de HDL y mayores niveles de LDL, elevados niveles de azúcar en la sangre, mayor cantidad de triglicéridos y presión arterial alta.

Aumenta sus niveles de ácido úrico. Los altos niveles de ácido úrico representan un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas y renales. De hecho, ahora es tan evidente la conexión que existe entre la fructosa, el síndrome metabólico, y el ácido úrico, que su nivel de ácido úrico podría ser utilizado como un marcador para medir la toxicidad de fructosa.

De acuerdo con las últimas investigaciones, el rango más seguro de ácido úrico se encuentra entre 3 a 5.5 miligramos por decilitro. Si su nivel de ácido úrico es superior, entonces está claro que se encuentra en riesgo de que la fructosa ocasione efectos negativos en su salud.

El Azúcar Aumenta Su Riesgo de Enfermedades

Uno de los efectos más graves de consumir demasiada cantidad de azúcar es su potencial para causar estragos en el hígado, lo que podría ocasionar un padecimiento conocido como la enfermedad del hígado graso no alcohólico (EHGNA).

Sí, la misma enfermedad que podría tener al consumir alcohol de forma excesiva también podría ser causada por consumir cantidades excesivas de azúcar (fructosa). El Dr. Lustig explicó las tres similitudes entre el alcohol y la fructosa:2

El hígado metaboliza el alcohol de la misma manera que el azúcar, ya que ambos sirven como sustratos para convertir a los carbohidratos alimenticios en grasas. Esto promueve la resistencia a la insulina, hígado graso y dislipidemia (niveles anormales de grasa en la sangre)

La fructosa es sometida a la reacción de Maillard con proteínas. Esto hace que se formen los radicales libres de superóxido, lo cual ocasiona una inflamación – un padecimiento que también podría ser causado por el acetaldehído, un metabolito de etanol

La fructosa podría estimular directamente e indirectamente la "vía hedónica" del cerebro, al crear habituación y dependencia, de la misma manera que lo hace el etanol

Pero, si piensa que esa es la única manera en que se producen estragos en su cuerpo al consumir demasiada cantidad de azúcar, está totalmente equivocado. Ahora, la investigación de algunas de las instituciones más respetadas de los Estados Unidos confirma que el azúcar es un importante factor alimenticio que impulsa la obesidad y el desarrollo de enfermedades crónicas.

Un estudio encontró que la fructosa es fácilmente utilizada por las células cancerígenas para aumentar su proliferación – "nutre" las células cancerígenas, al promover la división celular y acelerar su crecimiento, lo que permite que el cáncer se disemine más rápidamente.3

La enfermedad de Alzheimer es otra enfermedad mortal que podría aparecer debido a consumir demasiada cantidad de azúcar. Un cuerpo de investigación cada vez más extenso encontró una poderosa conexión entre una alimentación alta en fructosa y el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer, a través de la misma vía que causa la diabetes tipo 2.

De acuerdo con algunos expertos, el Alzheimer y otros trastornos cerebrales podrían ser causados por la constante quema de glucosa, como fuente de energía para su cerebro.

Otras enfermedades que están vinculadas al síndrome metabólico y que posiblemente podrían aparecer debido a consumir cantidades excesivas de azúcar incluyen a:

Diabetes tipo 2

Hipertensión

Problemas de lípidos

Enfermedad cardiacas

Síndrome de ovario poliquístico

Demencia

Cómo Controlar y/o Limitar Su Consumo de Azúcar

El azúcar, en su forma natural, no es intrínsecamente malo, siempre y cuando sea consumida con moderación. Esto significa evitar todas las fuentes de fructosa, especialmente los alimentos procesados y bebidas como las sodas.

De acuerdo con SugarScience.org, el 74 % de los alimentos procesados contienen azúcar añadida que se encuentra sigilosamente escondida bajo más de 60 nombres diferentes.4 Idealmente, debe gastar el 90 % de su presupuesto alimenticio en alimentos enteros, y solo el 10 % o menos en alimentos procesados.

También, le aconsejo limitar considerablemente su consumo de carbohidratos refinados (waffles, cereales, bagels, etc.) y granos, ya que estos se descomponen en azúcar, en su cuerpo, lo que aumenta los niveles de insulina y provoca resistencia a la insulina.

Como recomendación general, le aconsejo mantener un consumo total de fructosa inferior a los 25 gramos por día, incluyendo a las frutas enteras. Tenga en consideración que, aunque las frutas son ricas en nutrientes y antioxidantes, también contienen fructosa de forma natural, y si se consumen en grandes cantidades, en realidad podrían empeorar su sensibilidad a la insulina y aumentar sus niveles de ácido úrico.

Vea este artículo para saber qué tanta cantidad de fructosa se encuentra en las frutas comunes que consume.

Recuerde que los endulzantes artificiales como el aspartame y la sucralosa deben evitarse por completo, ya que en realidad causan una nueva serie de problemas de salud que son mucho peores de lo que podrían provocar el azúcar o el jarabe de maíz. Aquí hay algunos consejos alimenticios adicionales que debe tener presente:

Aumente su consumo de grasas saludables, como las grasas monoinsaturadas, saturadas y omega-3. Su cuerpo necesita grasas de origen animal y vegetal que promuevan su salud para tener un funcionamiento óptimo. De hecho, la nueva evidencia sugiere que las grasas saludables deben constituir por lo menos el 70 % de su alimentación.

Algunas de las mejores fuentes son la mantequilla orgánica de la leche sin pasteurizar, aceite de oliva virgen (sin calentar), aceite de coco, frutos secos sin procesar, tales como las nueces pecanas y nuez de macadamia, los huevos de gallinas camperas, aguacate y el salmón silvestre de Alaska.

Beba agua pura y limpia. Simplemente, al intercambiar todas las bebidas endulzadas tales como las sodas y jugos de fruta por agua pura podría ser un gran avance para mejorar su salud.

La mejor manera de medir sus requerimientos de agua es al observar el color de su orina (esta debe ser de un color amarillo claro pálido) y la frecuencia de sus visitas al baño (idealmente, esto debe ser alrededor de siete u ocho veces por día).

Agregue alimentos fermentados en sus comidas. Las bacterias beneficiosas que se encuentran presentes en estos saludables alimentos podrían apoyar su digestión y proporcionar un apoyo de desintoxicación, lo que ayuda a disminuir la carga de fructosa en el hígado.

Algunas de las mejores opciones son el kimchi, natto, yogur orgánico y kéfir a base de leche de animales alimentados con pastura y vegetales fermentados.

Cómo Evitar los Antojos de Azúcar

La tentación de comer o disfrutar de alimentos azucarados siempre estará allí, especialmente debido a la abundancia de alimentos procesados y comidas rápidas que hay por todas partes. Sin embargo, la mayoría de los antojos de azúcar surgen debido a un problema emocional.

Si esto es lo que le produce los antojos de azúcar, la mejor solución que le podría recomendar son las técnicas de libertad emocional (EFT, por sus siglas en inglés). Estas técnicas de acupuntura psicológica son una estrategia simple y eficaz para ayudar a controlar los antojos alimenticios ocasionados por cuestiones emocionales.

Si siente que sus emociones y/o su propia imagen de sí mismo es lo que le impulsa a seguir consumiendo alimentos cargados de azúcar y otras golosinas no saludables, le recomiendo que pruebe esta técnica útil. Además, la oración, meditación, ejercicio y el yoga son herramientas eficaces que podría intentar para evitar los antojos de azúcar.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.