Ocultar
Marihuana Medicinal

Historia en Breve -

  • El término marihuana medicinal se refiere a utilizar toda la planta de marihuana, sin procesar, así como sus extractos puros, para tratar una enfermedad o mejorar un síntoma
  • Las increíbles propiedades curativas de la marihuana provienen de su alto contenido en cannabidiol (CBD, por sus siglas en inglés), los niveles críticos de flavonoides, terpenos medicinales, y el tetrahidrocannabinol (THC, por sus siglas en inglés)
  • Los receptores cannabinoides desempeñan un importante papel en muchos procesos corporales, incluyendo la regulación metabólica, dolor, ansiedad, desarrollo óseo y función inmunológica
  • La marihuana medicinal ha demostrado tener efectos positivos en el tratamiento de los trastornos del estado de ánimo, trastornos neurológicos degenerativos, esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, trastorno de estrés postraumático (TEPT), y convulsiones
  • La marihuana sintética no solamente carece de componentes curativos, sino que también le pone en riesgo de graves efectos secundarios, como derrame y daño cerebral, problemas renales y cardíacos, psicosis aguda, taquicardia e hipopotasemia
 

¿Qué le Sucede a Su Cuerpo Cuando Utiliza Marihuana Medicinal?

| 3,403 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La marihuana, o cannabis, se ha utilizado durante al menos 5 000 años y tiene una larga historia de uso tradicional, como material industrial y medicina botánica, a lo largo de Asia, África, Europa y América.1

Continúe leyendo para saber más acerca de los beneficios curativos de la marihuana medicinal, cómo ha conseguido su mala reputación; y también, entérese por qué querría que su propio estado aprobara su uso.

¿Qué es la Marihuana Medicinal?

El término "marihuana medicinal" se refiere a utilizar toda la planta de marihuana, sin procesar, así como sus extractos puros, para tratar una enfermedad o mejorar un síntoma. Esta debe provenir de una planta de cannabis de grado medicinal cultivada cuidadosamente, sin utilizar pesticidas tóxicos ni fertilizantes.

Las asombrosas propiedades curativas de la marihuana provienen de su alto contenido de cannabidiol (CBD) y sus niveles críticos de flavonoides y terpenos medicinales.

También, contiene un poco de tetrahidrocannabinol (THC), la molécula que le proporciona el efecto psicoactivo, el cual buscan la mayoría de las personas que la utilizan de forma recreativa.

Gracias a las técnicas tradicionales de cultivo de plantas e intercambio de semillas, los agricultores han comenzado a producir plantas de cannabis para uso médico, que tienen mayores niveles de CBD y menores niveles de THC.

Aunque la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) aún no ha aprobado la marihuana medicinal, cada vez más médicos empiezan a retractarse de su posición acerca del tema, y aseguran su efectividad y sus beneficios para la salud.

En una entrevista previa con CBS, la máxima autoridad sanitaria en los Estados Unidos, Vivek Murthy, reconoció que la marihuana podría ser útil para ciertos trastornos médicos.

Del mismo modo, el neurocirujano y corresponsal médico en jefe de CNN, Sanjay Gupta, también hizo una muy publicitada retractación de su postura con respecto a la marihuana después de producir la serie “Weed”, que consta de dos partes.

¿Cómo Funciona la Marihuana Medicinal y Que Enfermedades Puede Ayudar a Tratar?

Históricamente, la marihuana fue utilizada como medicina botánica desde los siglos XIX y XX. En la actualidad, la declaración de que la marihuana posiblemente sea una panacea es sustentada por numerosos estudios que acreditan su potencial curativo a su contenido de cannabidiol.

Los canabinoides interactúan con su cuerpo a través de sus receptores de cannabinoides de origen natural que son integrados en las membranas celulares alrededor del cuerpo.

Hay receptores cannabinoides cerebrales, pulmonares, hepáticos, renales y en el sistema inmunológico. Tanto las propiedades terapéuticas como las psicoactivas de la marihuana ocurren cuando un cannabinoide activa a un receptor de cannabinoides.

Todavía hay investigaciones en curso que estudian que tanto impacta a su salud, pero hasta la fecha, se sabe que los receptores cannabinoides desempeñan un importante papel en muchos procesos corporales, incluyendo la regulación metabólica, antojos, dolor, ansiedad, desarrollo óseo y función inmunológica.2

El Dr. Allan Frankel, un internista certificado en California, quién ha atendido exitosamente a sus pacientes con marihuana médica durante al menos una década; de manera personal, prácticamente ha observado desaparecer los tumores en algunos pacientes, al no utilizar ninguna otra terapia, excepto tomar de 40 a 60 miligramos de cannabinoides diarios.

Otras enfermedades comunes que son tratadas con marihuana medicinal incluyen:

Trastornos del estado de ánimo

Trastornos neurológicos degenerativos, tales como la distonía

Esclerosis múltiple

Enfermedad de Parkinson

Trastorno de estrés postraumático (TEPT)

Convulsiones

Además, CBD actúa como un excelente analgésico y funciona bien para abordar los problemas de ansiedad. Por otro lado, se ha demostrado que cuando el aceite de cannabis es aplicado tópicamente, cura las quemaduras solares durante la noche.

Cómo Obtener y Utilizar la Marihuana Medicinal

En los estados donde la marihuana medicinal es legal, como California, Colorado, Vermont y Nueva York, puede unirse a un colectivo, o una entidad legal que consiste en un grupo de pacientes que pueden cultivar y compartir la medicina de cannabis entre todos.

Al suscribirse como miembro, obtiene el derecho de cultivar y compartir sus medicamentos.

A la edad de 18 años, un paciente puede obtener una carta de recomendación con una tarjeta de marihuana medicinal en caso de que su médico de cabecera o médico osteópata (D.O. por sus siglas en inglés) se lo aconseje o esté de acuerdo con ello.

Con su tarjeta de cannabis medicinal, ahora tiene la libertad de elegir el colectivo al que desea pertenecer. La marihuana medicinal puede ser administrada a pacientes que utilicen cualquiera de los siguientes métodos:3,4

Inhalación — Permite al paciente titular la dosis. Tiene un efecto instantáneo, ya que el medicamento llega rápidamente a los pulmones y es absorbido a través de los capilares en el torrente sanguíneo. Los efectos del cannabis inhalado duran aproximadamente cuatro horas.

Como cigarrillo — Puede fumarlo como churro o en forma de cigarrillo (enrollado a mano o en máquina), en pipa, o bong (pipa de agua).

Aunque se considera que fumar la marihuana medicinal en forma de churro es ineficiente debido a que el medicamento se va junto con el humo cuando se quema el cigarrillo; es más aconsejable fumar pequeñas cantidades en una pipa de agua, ya que el humo fresco es menos irritante para las vías respiratorias.

Vaporización — Al igual que un tratamiento con nebulizador, el cannabis puede ser calentado a una temperatura para liberar el medicamento en los vapores y ser inhalado por el paciente.

Por vía sublingual (bajo la lengua) o oramucosal (en la cavidad oral) — Esto es posible al utilizar aceites o tinturas, de esta manera llega fácilmente al torrente sanguíneo y proporciona un rápido efecto.

Las tinturas pueden ser administradas a través de un gotero debajo de la lengua o rociadas en la boca, para ser absorbidas en la cavidad oral. Esto es muy recomendable para los pacientes que no fuman.

Ingestión oral — Los pacientes que no fuman también pueden tomar la marihuana medicinal a través de pastillas o mandibles que son los productos comestibles del cannabis en forma de té, galletas o brownies.

El principal inconveniente de este enfoque es que debido a que los cannabinoides son liposolubles, puede haber problemas al momento de absorberlos, en función del metabolismo del paciente. Una buena solución para este problema es al utilizar mantequilla de cannabis, que se mezcla muy bien con los cannabinoides liposolubles.

Aplicación tópica — El cannabis puede ser aplicado en forma de ungüento, loción, o cataplasma, para tratar las inflamaciones cutáneas, artritis, y dolor muscular.

No está claro cómo es que los cannabinoides son absorbidos vía transdérmica, aunque se cree que los responsables de ello son los terpenoides y flavonoides más solubles, los cuales también tienen propiedades antiinflamatorias.

Además, considere que la prioridad más importante debe ser asegurarse de que su medicamento proceda de una planta de cannabis de grado medicinal que no tenga una amenaza de residuos químicos, que podrían causarle más daño.

Los Posibles Efectos Secundarios del Cannabis Medicinal

La Dra. Margaret Gedde, una médica capacitada en Stanford, con un PhD en patología, e investigadora galardonada que se especializa en el uso terapéutico del cannabis, dice que la única preocupación que debería tener acerca de la marihuana medicinal es la psicoactividad del THC o su capacidad para hacerle sentir "drogado". Aunque en algunos casos, el THC también podría ser beneficioso, especialmente en pacientes que sufren dolores severos.

Pero aparte de eso, generalmente el cannabis es seguro de utilizar. De igual manera, puede evitar este efecto secundario al buscar específicamente si las formulaciones de cannabis son altas en CBD y bajas en THC.

Asimismo, debe considerar el riesgo generado por las diferentes versiones de marihuana sintética.

La que es importada de países asiáticos con la apariencia de popurrí, incienso herbal, e incluso alimentos de origen vegetal, el polvo sintético se mezcla en un laboratorio y es enviado a los Estados Unidos, donde los minoristas lo rocían sobre una hoja — menudo una hierba o especia — que puede ser fumada, al igual que una hierba.

Esto se enlaza con los receptores de cannabis en su cuerpo, hasta 1 000 veces más fuerte que la marihuana estándar, además de producir efectos de sujeción a la serotonina y otros receptores cerebrales.

No puede sufrir una sobredosis por una hierba verdadera, pero PUEDE sufrir una sobredosis por las versiones sintéticas — y no necesita mucha cantidad de ellas.

La mayoría de las personas no se dan cuenta lo peligrosa que puede ser la marihuana sintética. A diferencia de la marihuana medicinal, la versión sintética no solo carece de cualquier componente curativo, sino que también puede ponerle en riesgo de sufrir efectos secundarios graves, incluyendo:

Derrame cerebral

Daño cerebral

Convulsiones

Problemas renales

Problema cardíacos

Psicosis aguda

Taquicardia (un ritmo cardíaco anormalmente rápido)

Hipopotasemia (una deficiencia de potasio en el torrente sanguíneo)

Recomiendo encarecidamente que le pregunte a su médico o D.O. acerca de los productores de plantas de marihuana de grado medicinal que tengan buena reputación o los boticarios confiables, que se encuentren cerca de su área, y que vendan productos naturales de cannabis con fines medicinales.

Si la Marihuana es TAN Beneficiosa, ¿Por Qué Es Una Droga Categoría 1?

En una de mis entrevistas con el Dr. Frankel, explicó cómo las personas han olvidado que el cannabis es una medicina botánica, y se ha convertido en una notoria forma de droga ilegal:

"Lo que sucedió en los años ‘60s y ‘70s fue que, debido a los deseos de psicodelia, los cambios en la guerra de Vietnam, y la guerra contra las drogas de Nixon, los tipos de cepas que estaban disponibles y la demanda de la psicodelia cambiaron. Antes de darse cuenta, el CBD--debido a la falta de la sensación de estar 'fumado' — fue eliminado de la planta".

Como resultado de que los productores eliminaron la importantísima CBD, la marihuana se hizo conocida principalmente como una planta que proporcionaba la sensación de estar drogado. En gran parte, sus propiedades medicinales y usos originales se perdieron en el camino.

En la actualidad, la marihuana está clasificada como una sustancia controlada categoría 1, una categoría específicamente para las drogas ilícitas más peligrosas, como la heroína, la dietilamida del ácido lisérgico (LSD, por sus siglas en inglés), y el éxtasis. Con base en Ley de Sustancias Controladas promulgada en 1970, las drogas que pertenecen a este grupo:

Tienen un elevada posibilidad de causar un abuso de las mismas

No tienen ningún uso médico aceptado en los Estados Unidos

Carecen de una aceptación de seguridad bajo supervisión médica

En lo personal, me resulta descorazonador que algo tan prometedor, como la marihuana, sea demonizado debido a un uso inadecuado.

Asimismo, es una pena que el gobierno federal parezca ser tan descuidado en aprobar el uso recreativo de la marihuana (que causó un ciclo continuo de abuso de sustancias, y que la adicción sea aún peor en nuestro país), pero sean tan rígidos cuando se trata de aprobar el cannabis medicinal, lo que podría beneficiar a un sinnúmero de personas al mejorar muchas enfermedades, y tomar el lugar de un sin número de medicamentos sintéticos.

¿Quién no querría eso? Bueno, claramente, no lo querrían aquellos cuyas finanzas se vieran afectadas.

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.