Ocultar
Reflujo y Ulceras

Historia en Breve +

 

15 Remedios Naturales para Tratar el Reflujo Ácido y las Ulceras

Mayo 12, 2014 | 61,723 vistas
| Available in English Available in English
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

El reflujo ácido es un problema de salud extremadamente común, que afecta al 50 por ciento de la población en Estados Unidos. Otros términos usados para esta condición son la enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD por sus siglas en inglés) o la enfermedad de úlcera péptica.

La característica del síntoma del reflujo ácido es el “ardor de estómago”, una sensación de ardor detrás del esternón que a veces viaja a la garganta. En algunos casos, el dolor puede ser lo suficientemente severo como para ser confundido como un ataque al corazón.

Convencionalmente, se considera que el reflujo ácido es causado por cantidades excesivas de ácido en el estómago, por eso es que normalmente se recomiendan o recetan medicamentos que bloquean el ácido Este es un concepto medico seriamente erróneo que afecta gravemente a cientos de millones de personas, ya que el problema normalmente ocurre por tener muy poco ácido en el estómago.

¿Qué Causa la Acidez Estomacal?

Después de que la comida pasa por el esófago hacia el estómago, la válvula muscular llamada esfínter esofágico inferior (LES por sus siglas en inglés) se cierra, previniendo que la comida o el ácido regrese hacia arriba.

El reflujo ácido ocurre cuando el esfínter esofágico inferior (LES) se relaja inapropiadamente, permitiendo que el ácido del estómago fluya (reflujo) hacia atrás y adentro del esófago. Sin embargo, es importante entender que el reflujo ácido no es una enfermedad causada por la producción excesiva de ácido en el estómago, sino un síntoma comúnmente relacionado con:

  • Hernia hiatal1
  • Infección por Helicobacter pylori (H. pylori) (se cree que la bacteria H. pylori afecta a más de la mitad de la población del mundo, y ha sido identificada como un carcinógeno del Grupo 1 por la Organización Mundial de la Salud2

Aunque, estas dos condiciones no están relacionadas, muchas personas que tienen la hernia hiatal también tienen la infección H. Pylori, lo cual causa una leve inflamación crónica en el revestimiento del estómago que puede resultar en una úlcer3 entre otros síntomas relacionados. Si una persona tiene la hernia hiatal, es posible que la terapia física en esa área se útil y muchos quiroprácticos están capacitados en ese ajuste.

La hipótesis de que la infección de H. pylori es la causa, o por lo menos uno de los mayores factores en causar los síntomas del reflujo ácido, surgió del trabajo realizado por el doctor Barry Marshall, un médico australiano, a principios de la década de los ochenta.

¿Está Sufriendo Efectos Secundarios por los Medicamentos?

Además de estas condiciones subyacentes, por favor entienda que ciertos medicamentos recetados o de venta libre pueden también causar acidez estomacal. Comúnmente los causantes son los medicamentos para la ansiedad, antidepresivos, antibióticos, medicamentos para la presión arterial, nitroglicerina, medicamentos para la osteoporosis y analgésicos.

Si la acidez estomacal es causada por medicamentos que está ingiriendo, debe por supuesto, abordar el momento en que lo toma y como lo toma. Es importante no cometer el error de simplemente tomar otro medicamento para contrarrestar los efectos secundarios. El sitio WebMed4 ofrece una serie de consejos útiles para tratar el ardor estomacal causado por medicamentos, los cuales son:

  • Evite tomar más de la dosis recomendada o recetada
  • Es mejor tomar ciertos medicamentos con el estómago vacío, mientras que otros son menos probables a causar acidez estomacal si se toman después de comer. Consulte la etiqueta de instrucciones o pregunte a su doctor o farmacéutico para que lo asesore sobre cuando y como debe tomar su medicamento
  • Pídale a su doctor o farmacéutico revisar TODOS los medicamentos y suplementos que esté tomando, para saber si uno o más causan acidez estomacal
  • Cambiar la dosis o cambiar a otra medicación puede ser aconsejable para calmar la acidez estomacal. Algunos medicamentos pueden estar disponibles en crema en lugar de pastillas, lo cual disminuye el riesgo de causar acidez estomacal
  • Evite acostarse inmediatamente después de tomar sus medicamentos
  • Tome té de jengibre

Por Qué los Medicamentos para la Acidez Estomacal Pueden Causar Más Mal que Bien

Uno de los medicamentos comúnmente recetados para la acidez estomacal y el reflujo ácido son los inhibidores de la bomba de protones, (PPIs por sus siglas en inglés), los cuales son muy efectivos para bloquear la producción de ácido en su estómago.

Aunque estos pudieran ser el remedio apropiado, considerando el hecho que el ácido estomacal está subiendo hacia el esófago, en la mayoría de los casos son el peor método, ya que la mayor parte del problema está típicamente relacionado a que el estómago está produciendo muy poco ácido estomacal.

Existen más de 16,000 artículos de literatura médica que muestran que la supresión del ácido estomacal no trata el problema, solo trata los síntomas temporalmente.

Los PPIs como Nexium, Prilosec y Prevacid fueron originalmente diseñados para tratar un rango muy limitado de problemas severos. De acuerdo a Mitchell Kratz, director del Departamento de Salud Pública de San Francisco, quien escribió un editorial5 sobre este tema hace cuatro años, los inhibidores de la bomba de protones (PPIs) solo garantizan el tratamiento de:

  • Sangrado de úlceras
  • Síndrome de Zollinger-Ellison (una rara condición que hace que el estómago produzca exceso de ácido)
  • Reflujo de ácido severo, que a través de una endoscopia ha confirmado que el esófago está dañado

De acuerdo con Kratz, “aproximadamente el 60 a 70 por ciento de las personas que toman estos medicamentos tienen una leve acidez estomacal y no lo deberían estar tomando.”

Parte del problema con los PPIs es que cuando se suprime la cantidad de ácido del estómago, su cuerpo reduce la habilidad para matar la bacteria helicobacter. Así que si la acidez estomacal es causada por una infección de H. pylori, realmente empeora esta condición y prolonga el problema. Además de eso, reducir el ácido en el estómago disminuye el principal mecanismo de defensa hacia infecciones transmitidas por los alimentos, lo cual incrementará el riesgo de intoxicación alimentaria. Los medicamentos de PPIs también pueden potencialmente causar serios efectos secundarios, incluyendo neumonía, perdida de hueso, fractura de cadera e infecciones con Clostridium difficile (una bacteria intestinal dañina).

Advertencia: Los Inhibidores de la Bomba de Protones Tienden a Causar Dependencia

Es importante mencionar que se puede desarrollar tolerancia y dependencia a los medicamentos de PPIs, no se debe dejar de tomar los inhibidores de la bomba de protones de golpe, sino reducir gradualmente la dosis, o de lo contrario puede experimentar un severo rebote de los síntomas. En algunos casos el problema puede terminar siendo peor que cuando empezó a tomar los medicamentos.

Idealmente, sería prudente tomar una dosis menor a la que actualmente está tomando, y luego reducir gradualmente la dosis. Una vez que llegue a la menor dosis posible del inhibidor de la bomba de protón, podrá comenzar a sustituirlo por bloqueadores de H2 sin receta como Tagament, Cimetidine, Zantac o Raniditine. Después gradualmente deje de tomar el bloqueador de H2 durante las siguientes semanas.

Mientras deja de tomar estos medicamentos (si ya los está tomando) deberá implementar un programa de modificaciones en su estilo de vida que puedan eliminar esta condición de una vez por todas. Los antibióticos normalmente pueden erradicar la bacteria H.pylori, pero también hay muchas otras estrategias efectivas que pueden funcionar. Lo ideal sería que primero probara estos métodos, ya que los antibióticos también matan las bacterias benéficas en el intestino, lo cual puede ocasionar otras complicaciones de salud. Además, la bacteria H. pylori ha incrementado su resistencia a los antibióticos, haciendo que la disponibilidad de alternativas no farmacológicas sea aún más importante.

Su Primera Línea de Tratamiento – Alimentos Sin Procesar y Probióticos

En última instancia, la respuesta a la acidez estomacal y la indigestión ácida es restaurar el equilibrio natural y la función gástrica. Comer grandes cantidades de alimentos procesados ​​y azúcares es una manera segura para desatar el reflujo ácido, ya que altera el equilibrio bacteriano en el estómago y el intestino. En su lugar, tendrá que comer una gran cantidad de vegetales y otros alimentos de alta calidad, de preferencia orgánicos. Además, elimine los alimentos desencadenantes de su alimentación. Los culpables comunes incluyen la cafeína, el alcohol y los productos de nicotina.

Después, necesita asegurarse de recibir suficientes bacterias benéficas a través de su alimentación. Esto ayudará a equilibrar la flora intestinal, lo que puede ayudar a eliminar naturalmente la bacteria H. pylori, sin recurrir a los antibióticos. También ayudará en la digestión y asimilación de los alimentos. Idealmente, querrá obtener sus probióticos de los alimentos fermentados.

Si usted no está comiendo alimentos fermentados, lo más probable es que tenga que tomar un probiótico regularmente. Idealmente, usted deberá incluir una variedad de alimentos y bebidas fermentadas en su alimentación, ya que cada comida contagiara a su intestino con una variedad de diferentes microorganismos. Los alimentos fermentados que puede hacer fácilmente en casa incluyen:

  • Vegetales fermentados
  • Chutneys
  • Lácteos cultivados, como el yogur, kéfir y crema agria
  • Pescado, como la caballa y gravlax sueca

Centrándose en la Baja Producción de Ácido

Como se mencionó anteriormente, la acidez es generalmente un signo de tener muy poco ácido en el estómago. Para motivar a su cuerpo a producir cantidades suficientes de ácido clorhídrico (ácido del estómago), también quiere asegurarse de consumir regularmente suficiente cantidad de alimentos sin procesar.

La sal de mar de buena calidad (sal sin procesar), tal como la sal del Himalaya, no sólo le proporcionará el cloruro que su cuerpo necesita para producir ácido clorhídrico, también contiene más de 80 minerales que su cuerpo necesita para funcionar óptima y bioquímicamente. El jugo de Chucrut o col también es muy fuerte - o tal vez el más fuerte-- estimulante para el cuerpo para producir el ácido del estómago. Tomar un par de cucharaditas de jugo de col antes de comer, o mejor aún, jugo de col fermentada de chucrut, es una maravillosa opción para mejorar su digestión.

Otras Estrategias Seguras y Efectivas para Eliminar la Ácidez y el Reflujo Ácido

Además de enfocarse en su alimentación día con día y optimizar su flora intestinal, una serie de otras estrategias también puede ayudarle a mantener bajo control su acidez, sin medicamentos. Las siguientes sugerencias se han obtenido de una variedad de fuentes, incluyendo Everydayroots.com, que enumera 15 diferentes remedios naturales para la acidez estomacal;6 así como la investigación de la Escuela de Medicina7 de la Universidad de Maryland, el Centro Medico de Beth Israel/Diaconos,8 y otros.

Vinagre de sidra de manzana crudo y sin filtrar Como se mencionó anteriormente, el reflujo ácido por lo general es causado por tener muy poco ácido en el estómago.

Usted puede mejorar fácilmente el contenido de ácido del estómago al tomar una cucharada de vinagre de sidra de manzana crudo y sin filtrar con un vaso grande de agua.
Betaína Otra opción es tomar un suplemento de clorhídrico de betaína, que está disponible en las tiendas naturistas y sin receta médica. Usted tendrá que tomar todas las que necesita para obtener la más mínima sensación de ardor y luego disminuirla a una cápsula. Esto ayudará a que su cuerpo digiriera mejor los alimentos, y también ayudará a matar la bacteria H. pylori.
Bicarbonato de sodio La mitad de una cucharadita de bicarbonato de sodio (carbonato) en un vaso de ocho onzas de agua puede aliviar la quemadura del reflujo ácido, ya que ayuda a neutralizar los ácidos del estómago. Yo no recomendaría esto como una solución habitual pero seguro que puede ayudarle en una emergencia cuando tenga dolor insoportable.
Jugo de aloe vera/sábila El jugo natural de aloe ayuda a reducir la inflamación, lo que puede aliviar los síntomas de reflujo ácido. Beba aproximadamente 1/2 taza de jugo de aloe vera antes de las comidas. Si usted quiere evitar su efecto laxante, busque una marca que haya eliminado el componente laxante.
Raíz de jengibre o té de manzanilla Se ha descubierto que el jengibre tiene un efecto gastroprotector al bloquear el ácido y al suprimir la bacteria Helicobacter pylori.9 De acuerdo con un estudio10 realizado en 2007, es también muy superior al lansoprazol para la prevención de la formación de úlceras, exhibiendo una potencia de seis a ocho veces mayor que el medicamento. Esto tal vez no sea tan sorprendente, teniendo en cuenta el hecho de que la raíz de jengibre se ha utilizado tradicionalmente contra las perturbaciones gástricas desde la antigüedad.

Añadir dos o tres rodajas de raíz de jengibre fresco a dos tazas de agua caliente. Deje reposar durante media hora. Beba unos 20 minutos más o menos antes de la comida.

Antes de dormir, pruebe una taza de té de manzanilla, que puede ayudarle a aliviar la inflamación del estómago y ayudarle a dormir.
Vitamina D La vitamina D es importante para hacerle frente a cualquier componente infeccioso. Una vez que sus niveles de vitamina D estén optimizados, usted también optimizara su producción de alrededor de 200 péptidos antimicrobianos que ayudarán a que su cuerpo erradique cualquier tipo de infección que no deba estar allí.

Como lo he mencionado en muchos artículos anteriores, usted puede aumentar sus niveles de vitamina D a través de cantidades apropiadas de la exposición al sol, o mediante el uso de una cama de bronceado segura. Si ninguno de estos esta disponibles, usted puede tomar un suplemento de vitamina D3 oral; sólo recuerde también aumentar su consumo de vitamina K2.
Astaxantina Se descubrió que este antioxidante excepcionalmente potente reduce los síntomas del reflujo ácido en pacientes en comparación con un placebo, particularmente en aquellos con infección pronunciada por Helicobacter pylori.11 Los mejores resultados se obtuvieron al tomar una dosis diaria de 40 mg.
Olmo americano El olmo resbaladizo cubre y suaviza la boca, la garganta, el estómago y los intestinos, y contiene antioxidantes que pueden ayudar a abordar las enfermedades inflamatorias intestinales. También estimula las terminales nerviosas en el tracto gastrointestinal. Esto ayuda a aumentar la secreción de moco, que protege el tracto gastrointestinal contra las úlceras y el exceso de acidez. El Centro Medico de la Universidad de Maryland12 hace las siguientes recomendaciones de dosis para adultos:

  • Té: Vierta 2 tazas de agua hirviendo sobre 4 g (aproximadamente 2 cucharadas) de corteza de olmo en polvo, luego deje reposar durante 3 - 5 minutos. Tómelo 3 veces al día.
  • Tintura: 5 ml 3 veces al día.
  • Cápsulas: 400 - 500 mg 3-4 veces al día durante 4-8 semanas. Tómelo con un vaso lleno de agua.
  • Pastillas: siga las instrucciones de dosificación en la etiqueta.
Hierbas chinas para el tratamiento de los síntomas "Gu" causadas por enfermedades inflamatorias crónicas Los llamados síntomas "Gu" incluyen problemas digestivos asociados con la inflamación y la infección patógena. Para obtener más información acerca de las hierbas clásicas utilizadas en la medicina china para el tratamiento de estos síntomas, consulte el artículo "Tratamiento para las Enfermedades Inflamatorias Crónicas con Hierbas Chinas: 'Síndrome Gu' en la práctica clínica moderna", publicado por la Pacific College of Oriental Medicine13
Glutamina Una investigación14 publicada en el 2009 encontró que el daño gastrointestinal causado por H. pylori se puede tratar con el aminoácido glutamina, que se encuentra en muchos alimentos, incluyendo carne de res, pollo, pescado, huevos, productos lácteos y algunas frutas y vegetales. L-glutamina, el isómero biológicamente activo de glutamina, también se encuentra ampliamente disponible como un suplemento.
Folato o ácido fólico (vitamina B9) y otras vitaminas del grupo B Según lo informado por la clínica nutricionista Byron Richards,15 investigaciones sugieren que las vitaminas B pueden reducir su riesgo de reflujo ácido. Se encontró que el alto consumo de ácido fólico reduce el reflujo ácido en aproximadamente un 40 por ciento. Los niveles bajos de vitamina B2 y B6 también se relacionaron con un mayor riesgo de reflujo ácido. La mejor manera de aumentar sus niveles de folato es comiendo alimentos enteros ricos en folato, como el hígado, espárragos, espinacas, okra y frijoles.

Usted no Necesita un Medicamento para Desaparecer el Reflujo Ácido

En resumen, la respuesta a los problemas gástricos como úlceras e indigestión ácida es restaurar el equilibrio natural y la función gástrica. No sólo es útil para la función óptima del intestino, sino también es crucial para su salud a largo plazo, ya que su flora intestinal puede aumentar su absorción de nutrientes, y jugar un papel importante en la salud mental y física. Después de revisar la literatura, está muy claro que no se puede estar sano sin optimizar su flora intestinal. Esa es una de las maneras como lo perjudica el consumo de azúcar—envían el equilibrio de la flora intestinal en la dirección equivocada.

Cambiar los alimentos procesados ​​por alimentos enteros es el paso número uno. Para poder optimizar aún más su salud intestinal, usted tendrá que garantizar un consumo suficiente de bacterias buenas provenientes de alimentos tradicionalmente fermentados, como vegetales fermentados, o a través de un suplemento probiótico. Esto ayudará a equilibrar la flora intestinal, lo que puede ayudar a eliminar naturalmente la bacteria Helicobacter. Si tiene acidez estomacal, reflujo ácido, enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD por sus siglas en inglés), enfermedad de úlcera péptica, o cualquier condición relacionada con el ácido, las estrategias mencionadas anteriormente, también pueden ofrecer alivio.

* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

© Copyright 1997-2014 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.