Ocultar
Hipotiroidismo e Hipertiroidismo

Historia en Breve +

 

Protocolos de Tratamiento Efectivos para el Hipotiroidismo y el Hipertiroidismo

Junio 28, 2014 | 18,520 vistas
| Available in English Available in English
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

La enfermedad de la tiroides es uno de los problemas de salud más comunes al que nos enfrentamos hoy en día. Desde un punto de vista práctico, existen muchas maneras de abordar este problema. En esta entrevista, el Dr. Jonathan Wright, pionero en la medicina natural, comparte sus protocolos para tratar la disfunción tiroidea.

El hipotiroidismo o tiroides con baja actividad, es un problema muy común y existen muchas razones para esto, incluyendo tomar agua clorada o fluorada y consumir harina bromada.

El cloro, flúor y bromo pertenecen a la misma familia que el yodo y pueden desplazar al yodo en la glándula tiroides.

Por otra parte, muchas personas simplemente no están obteniendo el suficiente yodo de su alimentación. La cantidad que obtiene de la sal yodada es apenas la suficiente para prevenir el trastorno de bocio.

Una tercera causa principal de hipotiroidismo está relacionada con los niveles elevados de T3 reversa. Curiosamente, el 95 por ciento de las veces, las personas con niveles elevados de T3 reversa verán sus niveles regresar a lo normal después de someterse a una quelación con EDTA y DMPS, en donde se extrae el cadmio, plomo, mercurio y otros metales tóxicos. En esencia, la toxicidad de los metales pesados puede causar una forma funcional de hipotiroidismo.

“Es bien sabido que el plomo y el cadmio interfieren con la producción de testosterona,” dice el Dr. Wright. “Lo que no es tan bien sabido es que la T3 reversa es estimulada por los metales tóxico.

En efecto, podemos tener niveles que son tan altos, que superan en número a la T3 regular. Usted tiene hipotiroidismo funcional incluso si su THS y T3 libre están normales.”

¿Cuánto Yodo Necesita Para la Salud de la Tiroides?

En Japón, la dosis diaria de yodo obtenido de la alimentación promedio es de alrededor de 2,000 a 3,000 microgramos (mcg) o 2-3 miligramos (mg), y hay razón para creer que esto puede ser una cantidad mucho más adecuada que la cantidad diaria recomendada (RDA) en los Estados Unidos de 150 mcg.

Algunos abogan por cantidades incluso más altas que esas, como el Dr. Brownstein, que recomienda 12.5 miligramos (mg) de forma regular. Otro defensor de cantidades superiores de yodo es Guy Abraham, un ginecólogo y endocrinólogo de la Universidad del Sur de California.

"Por extraño que parezca, él no dio a conocer [sus publicaciones] hasta mucho después de que se retiró de la Universidad de California. Pero después de eso, creó un sitio web maravilloso, optimox.com, donde puede leer muchas cosas gratis", dice el Dr. Wright.

"Hay un estudio bastante cuidadoso que muestra que la glándula tiroides no empieza a regular a la baja hasta llegar a 14 o 14.5 miligramos de yodo total y yoduro. Esto es probablemente por qué el Dr. Abraham primero, y luego otros, han diseñado ambos líquidos y tabletas con 12 o 12.5 mg.

Por extraño que parezca, en 1829, el Dr. Lugol armó una combinación de yodo y yoduro. Dos gotas de esas cosas es exactamente igual a 12.5 miligramos. ¿Cómo sabía el Dr. Lugol? No lo sabemos. Pero funciona muy bien para la gente desde que 1829 y todavía está disponible (con receta médica) como el yodo de Lugol...

Por lo general, en mi práctica, digo, 'una gota de Lugol, que es de seis miligramos; seis y un cuarto. 'O para los chicos, que no tienen mucho tejido mamario masivo, quedémonos con tres miligramos. [Para] prevenir el cáncer, quiero más de tres miligramos para las mujeres."

El Yodo También Ayuda a Proteger la Salud Mamaria…

Según la experiencia del Dr. Wright, no existe ningún efecto secundario por tomar más de 12.5 mg de yodo al día y en algunos casos las cantidades más altas podría beneficiar más que a su tiroides. Existen investigaciones convincentes que sugieren que el yodo es igual de importante para la salud mamaria y que el yodo - no el yoduro - se combina con un lípido para formar moléculas que matan las células de cáncer de mama.

“Las mamas son unas grandes esponjas para el yodo,” señala el Dr. Wright. “El yoduro no tanto, esa es la glándula tiroides. Pero si tiene el yodo suficiente, esas moléculas están allí, sólo esperando para matar a las células de cáncer de mama.”

Según el Dr. Wright, el yodo también es crucial para otros problemas relacionados con la mama, como la enfermedad fibroquística de la mama, para cual el yodo funciona casi todo el tiempo. Curiosamente, en los casos graves, se recomienda frotar todo el cuello uterino con yodo.

“Para los casos graves, se necesita trabajar junto con su médico. Tómese una muestra de yodo,” dice el Dr. Wright. “Mientras peor sea la enfermedad fibroquística de mama, más difícil es el tratamiento. Pero estoy tan seguro de este, que casi podría dar una garantía de devolución del dinero…porque jamás tendría que regresarlo.”

Dicho esto, parece prudente para la mayoría de las personas evitar dosis tan altas a menos que lo usen de forma terapéutica, durante un corto periodo de tiempo. Yo personalmente, siento que la suplementación a dosis 10 veces menores o menos mg, podría ser lo mejor para la mayoría de las personas.

Buenas Fuentes de Yodo

Además del Lugol, las algas marinas son una muy buena fuente de yodo. Una que muchas veces es recomendada por los herbolarios para la salud de la tiroides es un alga llamada fucus (nombre latino: Fucus vesiculosus). Puede encontrarla en forma de polvo o en cápsulas. El inconveniente es que para alcanzar una dosis de tres miligramos, necesita tomar al menos un par de cucharaditas al día.

Otra preocupación es el potencial problema de radiación del reactor del Fukushima, que ha contaminado muchas de las algas japonesas. Así que debe asegurarse de investigar la fuente de su alga. Trate de conseguir una que provenga de la costa noruega o lo más lejos posible de Japón. Aunque los fabricantes no etiquetan sus productos como “libres de radiación”, usted puede checar la botella con un contador Gienger antes de tomar el producto.

Programa para la Tiroides del Dr. Wright

El Dr. Wright siempre comienza con un examen físico, donde busca signos de disfunción tiroidea. Esto incluye síntomas como resequedad en la piel, adelgazamiento de los márgenes exteriores de las cejas, acumulación de líquido en los tobillo, estreñimiento, falta de sudoración, aumento de peso y colesterol alto. Una prueba más vieja pero efectiva es tomar la temperatura todas las mañanas y observar si su registro de temperatura se acerca a los 98.6.

Esta prueba se debe a la labor del Dr. Broda Barnes allá por los años 30s y 40s. El Dr. Barnes encontró que si la temperatura era baja, era una indicación fiable de una tiroides con baja actividad (hipotiroidismo). “En la actualidad, con todo lo que está sucediendo, he encontrado este signo útil en algunas personas pero no en otras,” dice el Dr. Wright. “Pero quiero algo que sea para todos.”

En cuanto a las pruebas de laboratorio, el panel completo de la tiroides incluye la hormona que estimula la tiroides (TSH), T4 total, T4 libre, T3 total, T3 libre y T3 reversa. Él advierte sobre la prueba TSH, dice que no es bueno considerarla la herramienta principal de diagnóstico, a pesar de que es la norma convencional. Él basa su recomendación en la investigación del Dr. St. John O´Reilly, un experto en la salud tiroidea de la Universidad de Escocia, que ha demostrado que la prueba TSH casi nunca se correlaciona con el estado clínico del paciente.

De acuerdo con el Dr. Wright, los niveles de THS en realidad no son un valioso indicador de hipotiroidismo a menos que sea alto, alrededor de 5 o 10. La terapia de tiroides ha estado presente desde la década de 1980 y hasta que la prueba TSH se volvió una norma, la dosis promedio de tiroides dada era casi del doble de lo que se volvió la dosis promedio cuando todos comenzaron a poner atención a las pruebas de laboratorio en lugar de a los signos clínicos. El Dr. St. John O´Reilly recomienda basar el diagnóstico en el examen físico y en el nivel de T3 libre, que es lo que hace el protocolo del Dr. Wright en su clínica.

“La T3 libre es, por supuesto, la hormona libre, no la que está unida a la globulina tiroidea, en donde es temporalmente inactiva,” explica el Dr. Wright. “La T3 libre es la que nos ayuda a quemar energía, es la hormona activa. La T4 libre está esperando para activarse, pero aún no está activa. Manada la señal a la TSH. Pero la T3 libre no manda tantas señales a la TSH en comparación con la T4 libre.”

Mientras tanto, la T4 es el tipo de reemplazo tiroideo que típicamente y tradicionalmente es prescrito por los médicos convencionales. En mi experiencia, una de las principales formas para diferenciar entre un médico que utiliza medicina natural y uno que utiliza la medicina convencional: es el tipo de reemplazo tiroideo que prescribe.

Para Complicar las Cosas: Tiroides Autoinmune

Desafortunadamente, la mayoría de las personas a las que les practican el reemplazo de la hormona tiroidea, terminan con una hormona tiroidea sintética, le repito, por lo general es la T4, que es comúnmente prescrita bajo la marca Synthroid o Levothroid. Los médicos convencionales casi siempre prescriben esto y cuando un médico no lo hace, a menudo es severamente criticado e incluso podría ser llamado ante la junta médica del estado.

Eso me pasó a mí y ni si quiera la prescribí. He dejado de atender pacientes, pero he comenzado a escribir sobre este tema en este boletín de salud. Fui llamado ante la junta médica para defender mi posición sobre la prescripción de la hormona tiroidea bioidéntica en lugar de la prescripción de Synthroid o Levothroid- a pesar de que mi artículo estaba respaldado por un estudio de referencia del New England Journal of Medicine, una revista de gran prestigio. El Dr. Wright también prefiere el reemplazo tiroideo bioidéntico y por lo general utiliza tiroides derivadas de animales (generalmente de vaca, oveja o cerdo).

“En la tiroides están todas las cosas que la naturaleza y la creación pusieron en la tiroides. Eso es lo que deberíamos utilizar a menos que haya un problema autoinmune. Muchas personas con…enfermedad de Hashimoto…producen anticuerpos contra la tiroides. Si usted produce anticuerpos contra la tiroides, no creo que sea lo mejor el reemplazo de la tiroides de forma inmediata…porque existe una pequeña probabilidad - o una gran probabilidad - de que con esto se estimule la formación de más anticuerpo,” dice él.

En el caso de las personas con la enfermedad de Hashimoto, en donde el cuerpo produce anticuerpos contra las hormonas tiroideas, el Dr. Wright por lo general comienza con T4 y T3, que son sólo dos de las 12 sustancias yodadas que produce su glándula tiroides y que se encuentran en toda la tiroides.

El Papel de la Toxicidad de los Metales Pesados

Como lo mencioné al principio, una de las causas principales de hipotiroidismo está relacionada con los niveles elevados de la T3 reversa, niveles que pueden elevarse en respuesta a la toxicidad de los metales pesados. En tales casos, el Dr. Wright recomienda la desintoxicación antes de comenzar con el tratamiento de la tiroides. El protocolo de desintoxicación variará dependiendo de su nivel de plomo, cadmio, mercurio y otros metales pesados.

“Algunas personas pueden eliminar estos metales de su cuerpo con unos 10 a 15 tratamientos de quelación. Hay otras personas, particularmente las que han vivido en áreas metropolitanas toda su vida, a quienes les toma de 30 a 40 tratamientos de quelación para eliminar todos los metales pesados,” señala él. “Cuando se hace esto, usted tiene que asegurarse de consultar a un médico que siga el procedimiento señalado por la American Board of Chelation Therapy (ABCT).

La quelación elimina los minerales tóxicos. Pero hasta la fecha, nadie ha descubierto un material de quelación que elimine los metales tóxicos sin también eliminar los metales normales - calcio, magnesio, zinc y cobre. Los médicos que hacen la quelación deben hacer una infusión de los minerales normales de forma periódica en base a su prueba de quelación inicial. La prueba de quelación inicial en la primera página muestra todos los metales tóxicos que se eliminan o no. En la página dos, lo que no debería omitirse jamás, que debe de realizarse siempre. Muestra los minerales normales.”

Mientras tanto, aunque se intenta eliminar estos minerales tóxicos para disminuir los niveles de T3 reversa, las opciones son variadas sobre el hecho si tratar con medicamentos para la tiroides o no. Algunos creen que es bueno añadir T3 regular, pero si la quelación rectifica su nivel de T3, entonces añadir T3 regular simplemente terminaría con una gran acumulación de T3 libre. Otros recomiendan esperar hasta que se acabe con el tratamiento de quelación para reevaluar y de ser necesario, hacer un reemplazo de tiroides, si usted no tiene antecedentes familiares de enfermedad autoinmune o Hashimoto.

“Simplemente se requiere de las habilidades y el juicio del médico para decidir qué es lo mejor,” dice el Dr. Wright.

La Eliminación de los Metales Pesados Requiere de un Cuidado Especial

Claramente, este es un proceso que no puede hacer por usted mismo. Realmente necesita orientación médica, la ayuda de un médico confiable y respetable, que tenga la capacidad de realizar estas pruebas y procedimientos, que también pueda prescribir los suplementos apropiados y el reemplazo de la hormona tiroidea, que no puede obtener sin una prescripción médica.

La eliminación de las toxinas a base de carbono, como los herbicidas y pesticidas, puede realizarse por medio de sudor inducido utilizando una sauna. El Protocolo Hubbard va más allá, ya que involucra el uso de niacina, ejercicios de alta intensidad y el uso de sauna de forma regular para ayudar a movilizar y eliminar las toxinas. Desafortunadamente, la sudoración no elimina fácilmente los metales pesados. Para ellos, necesita utilizar un enfoque más agresivo, tal como la quelación.

Una opción que puede ayudar a minimizar la pérdida de microminerales cruciales es el uso de supositorios de quelación. Estos eliminan los minerales de su sistema, pero no tiene que preocuparse por la anulación del valor nutricional de los alimentos que consume, que es una preocupación relacionada con los agentes de quelación orales. Una desventaja es que toma un poco más de tiempo. “He visto a algunas personas que necesitan utilizar supositorios rectales durante un par de años hasta lograr eliminar todos los metales pesados,” dice él. “Y sí, checamos los minerales normales de forma rutinaria, cada par de meses, para asegurarnos de no afectarlos.”

Tipos de Medicamentos para la Tiroides Recomendados

Una vez que los niveles de T3 reversa se han normalizado y se ha tratado cualquier problema autoinmune, el Dr. Wright prescribe un reemplazamiento de la hormona tiroidea, que incluyen:

  • Armour thyroid
  • Nature-Throid
  • Westhroid

Armour thyroid tiene una desventaja: a pesar de ser prácticamente genérico, cuesta el doble que las otras dos. Pero a menos que el costo sea un factor importante, existen varios tipos de pruebas para analizar la compatibilidad, para determinar cuál de todas le funcionará mejor.

Todos hemos oído hablar sobre la prueba muscular. No tenemos que emplear eso, pero algunos médicos son muy buenos para ella,” dice le Dr. Wright. “Nosotros utilizamos otro tipo de pruebas de compatibilidad para checar el flujo de energía en los meridianos de acupuntura y cómo está deteriorada o no por ciertos tipos de tiroides. Utilizamos la que es compatible con el individuo. Pero respetamos cuando las personas dicen, “Verá, he escuchado que la Westroid y la Nature-Throid cuestan la mitad que el Armour Thyroid. Quiero uno de eso.” Entonces, respetamos la decisión del paciente.”

En cuanto a la dosis, depende de los síntomas, estos ayudan a decir la dosis - o ayudan a determinar si se tiene un problema de tiroides, en primer lugar. Para aprender más sobre este tema, el Dr. Wright recomienda que consiga el libro del Dr. David Brownstein llamado Overcoming Thyroid, el libro del Dr. Mark Starr llamado Hypothyroidism Type 2: The Epidemic o el libro del Dr. Ridha Arem llamado The Thyroid Solution. Todos estos libros contienen una lista de síntomas que debe tomar en cuenta.

Si usted se encuentra bajo el reemplazo de la hormona tiroidea, hay dos signos clave de que está tomando mucho, el exceso de sudor y las palpitaciones cardíacas rápidas. Si tiene cualquiera de estos síntomas, entonces significa que se está pasando de la hormona tiroidea y necesita disminuir la dosis.

También vale la pena señalar que en algunos casos, si está en el límite de hipotiroidismo, podría necesitar únicamente un suplemento de yodo y no todo el tratamiento de reemplazo de la hormona tiroidea. “Algunas personas hacen la misma pregunta. Están cerca del nivel normal y dicen “Me podría sentir un poco mejor. Mi prueba podría ser un poco mejor. Pero, ¿puedo probar con un poco de yodo? Lo prueban y algunas veces funciona. Existe otra opción. Algunas veces podría normalizarse con poco más.”

Tratamiento de la Tiroides Hiperactiva

En el otro extremo del espectro de la disfunción tiroidea, tenemos el hipertiroidismo, en donde la tiroides está hiperactiva. Es mucho menos común que el hipotiroidismo pero eso no significa que sea un problema menor cuando se presenta. “No es común. No. Pero queremos que la gente sepa que hay un tratamiento efectivo para este problema,” dice el Dr. Wright. Esto es particularmente importante a la luz de las opciones de tratamiento convencionales, que son realmente malas. Por lo general, buscan utilizar yodo radioactivo, que es un desastre, o cirugía.

El Dr. Wright habla sobre el tratamiento que se originó en el Walter Reed Army Medical Center (WRAMC), en el departamento de tiroides. Tenían a las personas suficientes con hipertiroidismo que fueron capaces de dividirlos en cuatro grupos de tratamiento. Un grupo recibió litio. Otro grupo recibió Lugol. El tercer grupo recibió litio primero y a los tres o cuatro días, comenzó a recibir Lugol. El cuarto grupo recibió Lugol primero y a los tres o cuatro días, comenzó a recibir litio.

Cuando se pudieron sacar estadísticas, lo que encontraron fue que el grupo que comenzó con Lugol y terminó con litio tuvo los mejores resultados de todos los grupos en cuanto al control del hipertiroidismo. Hace más de dos décadas, la Mayo Clinic también publicó un artículo sobre el tratamiento del hipertiroidismo con el uso de litio. Aquí, utilizaron el litio sólo y también fueron capaces de reducir los números anormalmente altos de T3 y T4 en una semana a 10 días. Sin embargo, no funcionó en todos.

De acuerdo con el Dr. Wright, el sistema de Walter Reed es sumamente efectivo. De todas las personas tratadas por hipertiroidismo en la clínica del Dr. Wright, que son alrededor de 40, tan sólo ha habido dos casos en los que ha fallado el protocolo. Por lo general pueden alcanzarse niveles normales en menos de dos semanas. En resumen, el tratamiento es el siguiente:

  • El paciente comienza utilizando cinco gotas de Lugol tres veces al día
  • Después de cuatro o cinco días, el paciente comienza a recibir 300mg de carbonato de litio, de una a tres veces al día

Tome el Control de Su Salud Tiroidea

El hipotiroidismo es mucho más frecuente de lo que se pensaba. Algunos expertos creen que entre el 10 y el 40 por ciento de las personas en Estados Unidos tienen una función tiroidea subóptima. Las hormonas tiroideas son utilizadas por todas las células de su cuerpo para regular el metabolismo y el peso corporal controlando la quema de grasa para energía y calor. También son necesarias para una función cerebral óptima y el desarrollo en niños. Si usted se siente débil y cansado, tiene problemas para bajar de peso, piel seca, pérdida de cabello, estreñimiento, sensibilidad al frio y/o falta de sudoración, estos podrían ser signos de hipotiroidismo.

El yodo es la clave para la salud tiroidea y si usted no está obteniendo la cantidades suficientes de su alimentación (en forma de productos marinos), entonces será mejor que considere tomar un suplemento, idealmente un suplemento de alga de alta calidad (asegúrese de checar la fuente para evitar la potencial contaminación radioactiva) o un suplemente alimenticio entero que contenga yodo.

[+] Fuentes y Referencias
* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

© Copyright 1997-2014 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.