Ocultar
Pesticidas

Historia en Breve +

 

Niveles “Extremos” de Roundup Detectados en Alimentos— ¿Está Consumiendo Este Contaminante Toxico?

Julio 22, 2014 | 12,001 vistas
| Available in English Available in English
Share This Article Share

Por el Dr. Mercola

En el 2009, un tribunal francés declaro a Monsanto culpable de mentir; al anunciar falsamente su herbicida Roundup como "biodegradable", "amigable para el ambiente" y por afirmar que "no deja residuos en el suelo."

Estamos empezando a entender que tan falsas son esas declaraciones. Por ejemplo, el verano pasado, un estudio pionero reveló un mecanismo previamente desconocido de daño por glifosato, el ingrediente activo del Roundup.

La investigación mostró que los residuos del glifosato, que se encuentran en la mayoría de alimentos procesados, cortesía de la alimentación occidental a base de la remolacha azucarera, maíz y soya, todos transgénicos "aumentan los efectos perjudiciales de otros residuos químicos y toxinas transmitidas por los alimentos en el medio ambiente, interrumpiendo las funciones normales del cuerpo e induciendo la enfermedad.”

Más recientemente, un estudio noruego publicado en Food Technology1 encontró que la soya transgénica contiene altos niveles de glifosato, junto con un perfil nutricional más bajo, lo que llevo a los investigadores a cuestionar su calidad y seguridad.

La evidencia también sugiere que el glifosato puede ser un factor clave en el aumento de los problemas de salud en Argentina, donde los defectos de nacimiento y las tasas de cáncer se han disparado entre  comunidades que cultivan maíz y soya.

Si Consume Alimentos Procesados, Está Ingiriendo Glifosato

Mientras que cerca de un billón de libras de glifosato son rociadas anualmente en ambos cultivos convencionales y transgénicos en todo el mundo, los cultivos transgénicos reciben las cantidades más elevadas. Es importante entender que los alimentos procesados, sin duda, lo exponen a esta contaminación tóxica, debido al uso de soya y aceite vegetal.2

Lo mismo ocurre con la carne procedente de animales criados en operaciones de alimentación de animales confinados (CAFO), dado que la soya es un alimento básico de la alimentación convencional del ganado. Como se señala en el artículo destacado por Rodale News:3

"Esa soya con rastros de herbicida termina en miles de alimentos envasados no orgánicos y en la alimentación animal como de cerdos, vacas, pollos y pavos.

¿Por qué está pasando esto? Los cultivos transgénicos son manipulados de una manera que nunca podría ocurrir en la naturaleza para que las plantas como el maíz, soya, canola, algodón y remolacha azucarera puedan soportar altas dosis de herbicidas que contienen glifosato que normalmente los matarían. ¿Cuál fue el resultado? Roundup en los alimentos que las personas y animales consumen.”

Cuidado: El Glifosato Es un Contaminante Sistémico

Es muy importante entender que la contaminación por glifosato es sistémica, lo que significa que está presente en todas las células de la planta, desde la raíz hasta la punta. No es sólo un problema de contaminación, como muchos otros productos agroquímicos rociados en cultivos.

Normalmente, es necesario lavar completamente el producto para eliminar los residuos, pero simplemente no podrá eliminar el glifosato de su producto, ni los alimentos ni los fabricantes de alimentos que utilizan ingredientes transgénicos en sus productos pueden hacerlo.

Esta es una razón importante para evitar los alimentos procesados, más allá del hecho de que los alimentos procesados ​​son menos saludables para usted desde el punto de vista nutricional.

Para empeorar las cosas, mientras que la evidencia se está acumulando, mostrando los peligros del glifosato en la salud humana, los agricultores están aumentando el uso del químico debido a la proliferación de malezas resistentes, y la Agencia de Protección Ambiental (EPA) recientemente aumentó en cantidades significativas4, 5 los niveles permitidos de glifosato en los alimentos.

Los niveles permitidos en cultivos de semillas oleaginosas como la soya se duplicaron, pasando de 20 ppm a 40 ppm sólo el verano pasado. También elevó los niveles de contaminación por glifosato permitido en otros alimentos, muchos de los cuales fueron elevados de 15-25 veces que los niveles anteriores.

La Soya Transgenética No Es "Sustancialmente Equivalente" a la Soya Convencional, Dicen los Investigadores

El estudio noruego en cuestión investigó los niveles de contaminación y los contenidos nutricionales de las tres variedades de soya6 cultivada en Iowa: soya Roundup Ready; no transgénica que es la soya convencionalmente cultivada con el uso del herbicida Roundup; y soya orgánica, cultivada sin productos químicos agrícolas.

En promedio la soya transgénica contuvo 11.9 partes por millón (ppm) de glifosato. El nivel de residuos más alto encontrado fue de 20.1 ppm. Mientras tanto, no se encontraron residuos de ningún tipo en las variedades convencionales no transgénicas y orgánicas. (Resultados similares se encontraron en un análisis nutricional de maíz transgénico realizado en el 2012, en donde mostró contener 13 ppm de glifosato, en comparación con nada en el maíz convencional).

Tales revelaciones tienen serias implicaciones para los estadounidenses que consumen anualmente7 un promedio de 193 libras de alimentos transgénicos. En un artículo para The Ecologist,8 dos de los investigadores señalan que estos niveles son en realidad dobles, o más, de lo que el propio Monsanto ha denominado "niveles extremos."

"Todas las muestras individuales de la soya transgénica contenían residuos de glifosato y AMPA tanto, en promedio de 9.0 mg/kg. Este monto es mayor de lo normal que en muchas de sus vitaminas.

Monsanto (fabricante de glifosato) ha afirmado que los residuos de glifosato en la soya transgénica son más bajos que en la soya convencional, donde los residuos de glifosato equivalen a 16 - 17 mg/kg (Monsanto, 1999).

Estos residuos, encontrados en las plantas convencionales, probablemente sean a causa por haber fumigado antes de la cosecha (por desecación).

Otra afirmación de Monsanto ha sido que los niveles de residuos de hasta 5.6 mg/kg en la soya transgénicos representan '...niveles extremos, y muy superiores a los que normalmente son encontrados.' (Monsanto, 1999)." [El énfasis es mío]

Los investigadores también encontraron diferencias nutricionales entre los tres tipos de soya. En comparación con la soya cultivada convencionalmente y soya la transgénica, la soya orgánica contuvo niveles altos de proteína y zinc, y niveles más bajos de omega-6. Según los autores:9 "Este estudio rechaza que la soya transgénica sea “sustancialmente equivalente "a la soya convencional."

La Toxicidad por Roundup Ha Sido Enormemente Subestimada

Los investigadores noruegos también señalan que la potencial toxicidad por Roundup ha sido enormemente subestimada, ya que la toxicidad no se puede atribuir únicamente al ingrediente activo, el glifosato.

"Cuando las agencias reguladoras evaluaron la seguridad de los plaguicidas, solo evaluaron invariablemente, el ingrediente activo. Sin embargo, éstos no necesariamente representan las condiciones reales ya que en la práctica es donde está el herbicida formulado (hay muchas formulaciones de Roundup) que se utilizan en el campo. Por lo tanto, es relevante considerar, no sólo el ingrediente activo, en este caso el glifosato y su producto de degradación AMPA, sino también  otros compuestos presentes en la formulación del herbicida ya que éstos aumentan la toxicidad,” escribieron.10

Así que cuando vea "inerte" o "ingredientes inactivos" mencionados en la etiqueta de un pesticida o herbicida, por favor entienda que todo esto significa que no dañarán las plagas o malezas. Es así como la ley federal clasifica los ingredientes11 de pesticidas  "inertes". Esto no significa que los ingredientes no son perjudiciales para USTED, sus hijos o sus mascotas.

De hecho, un estudio12 realizado en el 2012 reveló que los ingredientes inertes, como los disolventes, conservadores, agentes tensioactivos o surfactantes y otras sustancias añadidas están "inactivas". Ellos pueden, y frecuentemente lo hacen, contribuir a la toxicidad de un producto en una manera sinérgica, aun sin ser tóxicos en forma aislada. Ciertos adyuvantes en los herbicidas a base de glifosato también resultaron ser "principios activos de la toxicidad celular humana" agregándose a los peligros inherentes con el glifosato. Vale la pena señalar que, según los investigadores, este daño celular y/o muerte celular puede ocurrir en los niveles residuales que se encuentran en los cultivos tratados con Roundup, así como en el césped y los jardines donde el Roundup es aplicado para el control de malezas.

También sospechan que el Roundup puede causar abortos involuntarios y desarrollo anormal del feto, al interferir con la producción de la hormona13 --problemas que se han disparado en Argentina, a raíz de la introducción de soya transgénica. Una combinación tóxica de Roundup y fertilizantes también ha sido acusada por decenas de miles de muertes entre los agricultores de Sri Lanka, India, y la costa del Pacífico de América Central (El Salvador, Nicaragua y Costa Rica).

Las Malformaciones de Nacimiento Se Dispararon en los Centros Agrícolas de Argentina

Como se señaló anteriormente en el destacado informe14 de la radio BBC, Argentina se ha convertido en uno de los productores y exportadores de soya y maíz transgénico más grandes del mundo, y junto con él, el país ha experimentado una explosión de abortos involuntarios, problemas de fertilidad y desarrollo anormal del feto. En la provincia de Chaco, los defectos de nacimiento se han cuadruplicado en la década posterior en que se introdujeron los cultivos transgénicos.15

"Hay una inquietud en todo el cinturón transgénico del país, sobre todo por la salud. En la provincia norteña de Chaco, el ministro de Salud Pública quiere que una comisión independiente investigue los casos de cáncer y la incidencia de niños nacidos con discapacidades", reportó16 la BBC. "Pressly entrevisto al Dr. Carrasco de la Universidad de Buenos Aires, quien publicó un estudio en el 2010 que muestra que el glifosato puede causar defectos de nacimiento en los embriones de animales.

Pressly le pregunta a Carrasco – ¿que debió haber ocurrido después de publicar su documento? "Muy fácil", dice Carrasco. 'Los gobiernos de Argentina - deben llamar a una moratoria'. 'Pero después, se pone todo el modelo en duda - ¿qué significa eso para la economía de Argentina?' Pressly pregunta. "¿Qué tal si estamos envenenando a nuestra gente?" Carrasco pregunta."

Más de 18 millones de hectáreas en Argentina están cubiertas con soya transgénica, en donde se rocían más de 300 millones de litros de pesticidas. En el pueblo de Malvinas Argentinas que está rodeado de plantaciones de soya, la tasa de aborto involuntario es 100 veces superior al promedio nacional, cortesía del glifosato. Según el Dr. Medardo Vásquez, especialista neonatal en el Hospital de Niños de Córdoba, destacado en el documental Las Malas Semillas Argentinas:

"Veo niños recién nacidos, muchos de ellos están malformados. Tengo que decirles a los padres que sus hijos están muriendo a causa de estos métodos agrícolas. En algunas zonas de Argentina la primera causa de muerte en niños menores de un año de edad es por malformaciones."

Cuando los Alimentos Son un Veneno...

Que es lo que tuvo que hacer la industria de biotecnológica, encabezada por Monsanto,  para convertir los alimentos en veneno... literalmente, y en más de un sentido. El glifosato, que ahora sabemos que contamina sistémicamente la planta y no se puede lavar, tiene una serie de efectos biológicos devastadores, incluyendo los siguientes:

Deficiencias nutricionales, dado que el glifosato inmoviliza ciertos nutrientes y altera la composición nutricional del cultivo tratado Altera la biosíntesis de aminoácidos aromáticos (estos son los aminoácidos esenciales que no se producen en su cuerpo que deben ser suministrados a través de su alimentación)
Mayor exposición a tóxicos (esto incluye a los altos niveles de glifosato y formaldehído en la comida en sí) Deterioro de transporte de sulfato y el metabolismo de azufre; deficiencia de sulfato
Toxicidad sistémica-un efecto secundario de la interrupción extrema de la función microbiana en todo el cuerpo; microbios benéficos, en particular, lo que permite el crecimiento excesivo de los agentes patógenos Disbiosis intestinal (desequilibrios en la flora intestinal, inflamación, intestino permeable y alergias alimentarias, como la intolerancia al gluten)
Potenciación de los efectos dañinos de los otros residuos químicos transmitidos por los alimentos y toxinas ambientales como resultado de que el glifosato apaga la función de las enzimas de desintoxicación Formación de amoníaco (un subproducto creado cuando ciertos microbios que descomponen el glifosato) lo que podría causar inflamación del cerebro asociada con el autismo y la enfermedad de Alzheimer

 

Algunos investigadores ahora creen que el glifosato podría fácilmente ser uno de los factores más importantes en el desarrollo de una amplia variedad de enfermedades y condiciones modernas, incluyendo pero no limitándose a:

Autismo Enfermedades gastrointestinales tales como enfermedad inflamatoria del intestino, diarrea crónica, colitis, y enfermedad de Crohn Obesidad
Alergias Enfermedad cardiovascular Depresión
Cáncer Esterilidad Enfermedad de Alzheimer
Enfermedad de Parkinson Esclerosis múltiple ALS y más

Cómo Protegerse Usted y Su Familia de Este Veneno Sistémico

Si esto no es razón suficiente para convertirse en un ávido lector de etiquetas para evitar los ingredientes derivados de maíz, soya o remolacha azucarera, entonces, no sé lo que es. Idealmente, sería mejor que optara por productos que llevan la etiqueta USDA 100% Organic cuando compre alimentos procesados ​​con el fin de evitar la exposición a los productos químicos agrícolas, que sin duda no se limitan al Roundup. Sin embargo, no cometa el error de confundir la etiqueta "natural" con las normas orgánicas. La etiqueta "natural" no se basa en ninguna norma, y es con frecuencia utilizada erróneamente por los vendedores de productos transgénicos.

Los productores y fabricantes de productos orgánicos que llevan el sello de la USDA, por su parte, tienen que cumplir con los estándares más estrictos de cualquiera de las etiquetas orgánicas disponibles en la actualidad. Mi recomendación personal es renunciar a los alimentos procesados por completo. Compre un buen libro de cocina, y empiece a cocinar desde cero utilizando ingredientes orgánicos y enteros. Esta es realmente la clave para una salud óptima. Las carnes deben ser de animales alimentados con pastura para garantizar que no hayan sido alimentados con maíz o soya transgénica. También sería prudente dejar de usar Roundup alrededor de su casa, especialmente en las áreas donde juegan los niños y las mascotas, ya que podrían tener contacto con él.

La Agricultura Biológica es la Manera de Eliminar este Problema

El año pasado, entrevisté a la Dra. Elaine Ingham, una experta reconocida internacionalmente sobre los beneficios de la ciencia sostenible del suelo. Según la Dra. Ingham y otros expertos en el suelo, un componente clave de la agricultura exitosa radica en tener la vida microbiana adecuada en el suelo. Esto incluye especies beneficiosas de bacterias, hongos, protozoos, y lombrices de tierra, los cuales contribuyen al crecimiento de las plantas en un número de diferentes maneras. Las plantas reales de nutrición requieren de estos microorganismos beneficiosos en el suelo, que tienen el material mineral en el suelo y lo convierten en una forma disponible para las plantas. Sin estos microbios las plantas son incapaces de alcanzar su máximo potencial genético, que es una de las razones por las que no soy un fan de la hidroponía ya que realmente se cultivan con productos químicos y no con microbios.

La agricultura química es un invento que ahora se ha demostrado insostenible, y debemos hacer los cambios adecuados si queremos que nuestros descendientes sobrevivan en este planeta--la situación es muy grave. Empresas de tecnología química se han infiltrado y apoderado de la agricultura, y es un negocio muy rentable. Pero, literalmente, es una manera de crear alimentos tóxicos; por no mencionar el hecho de que los productos químicos agrícolas también están haciendo que el agua no se pueda bebe y que no sea apta para la vida marina.

Apoyar las granjas orgánicas locales es fundamental tanto para el medio ambiente como para la salud de su familia. Otra alternativa es empezar a cultivar sus propios alimentos. Si no tiene muchos conocimientos de cómo hacerlo, los germinados son una excelente manera para empezar. Agregarlos a su ensalada, por ejemplo, podría aumentar significativamente el contenido nutricional de su comida.

También lo invito apoyar cualquier y todas las iniciativas estatales del etiquetado de alimentos transgénicos. La industria de la biotecnología química se ha beneficiado durante mucho tiempo al ocultarlos; es el momento de que ellos etiqueten sus productos. Los investigadores opinan que los alimentos transgénicos no son equivalentes a los alimentos convencionales; pruebas científicas lo han probado, y tenemos derecho a saber el contenido de lo que compramos.

Recientemente nombré a la Asociación de Fabricantes de Alimentos de Estados Unidos (Grocery Manufacturers Association o GMA por sus siglas en inglés) "la corporación más malvada en el planeta", teniendo en cuenta el hecho de que esta principalmente formada por productores de plaguicidas y fabricantes de comida chatarra que están dispuestos a violar algunos de sus derechos más básicos, sólo para garantizar que sus alimentos chatarra subsidiados, transgénicos y dependientes de químicos, mantengan su status quo.

La locura ha ido demasiado lejos. Es hora de unirse y luchar de nuevo, por esa razón lo invito a boicotear cada producto propiedad de los miembros de la GMA, incluyendo marcas naturales y orgánicas. Para conocer más sobre este boicot y las marcas traidoras que se incluyen, por favor visite TheBoycottList.org. También lo invito a donar al Organic Consumers Fund. Su donación ayudará a luchar contra la demanda de GMA en Vermont, y también ayudará a ganar la iniciativa de ley del etiquetado de organismos transgénicos en Oregón en noviembre.

Vote con su bolsillo, cada comida que compre hace una diferencia enorme. Al boicotear las marcas traidoras que son parte de GMA, puede ayudar a nivelar el campo de juego, y ayudar a recuperar el control de nuestro suministro alimenticio. Y como siempre, continúe educándose sobre los alimentos transgénicos y comparta sus conocimientos con su familia y amigos.

* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

© Copyright 1997-2014 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.