Ocultar
Comer en Familia

Historia en Breve -

  • Un nuevo informe encontró que las personas en Estados Unidos consumen más de la mitad de sus alimentos a solas, especialmente el desayuno y el almuerzo
  • Las familias que hacen un esfuerzo por comer juntos por lo menos tres o cuatro veces a la semana disfrutan de importantes beneficios para la salud mental y física
  • Los niños y adolescentes que comen regularmente sus alimentos con sus familias tienen patrones de alimentación más saludables, mejores relaciones, mejor rendimiento escolar y menos problemas psicosociales
  • Los beneficios de comer en familia dependen del grado en que se utiliza el tiempo para conectarse genuinamente e involucrarse con sus hijos
  • Preparar y comer juntos es una gran oportunidad para inculcar tradiciones familiares y ayuda a que los niños aprendan a valorar un sistema alimentario sostenible
 

Las Comidas en Familia Son de Vital Importancia para la Salud de los Niños

Septiembre 20, 2014 | 33,793 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Comer a solas se ha vuelto más común dado que a las familias ocupadas se les dificulta hacer tiempo para comer en familia, sobre todo cuando todos los miembros adultos de la familia trabajan fuera de la casa.

Tradicionalmente, las comidas en familia han representado mucho más que comidas comunales--son un excelente tiempo para una buena conversación y una auténtica unión familiar.

Desafortunadamente, hoy en día, muchas personas consumen alimentos en los semáforos o en frente de la computadora--solos. Los Estados Unidos ocupa el puesto 23 entre 25 países, en el porcentaje de niños que consumen la comida fuerte del día con sus padres varias veces a la semana.1

Aunque el consumo de alimentos a solas está ocurriendo en forma regular, las investigaciones recientes sugieren que esto no contribuye a su salud o salud de sus hijos. Las familias que hacen un esfuerzo por comer juntos por lo menos tres o cuatro veces a la semana disfrutan de importantes beneficios para su salud, felicidad y relaciones.

El interés compartido en la preparación y cocción de alimentos de manera tradicional se ha visto perjudicado por un deseo de alimentos fáciles en las últimas décadas, aunque la evidencia sugiere que esas tendencias podrían cambiar.

Si Está Comiendo a Solas, Tiene Mucha Compañía

La comida en familia empezó a disminuir en la década de 1950, cuando se empezó a considerar la cocción de alimentos para la familia como algo inconveniente. Desde que los alimentos están más fácilmente disponibles y almacenables en el congelador y la despensa, la idea de cocinar desde cero se convirtió en algo obsoleto.

Tal vez las personas están empezando a perder la seguridad y la socialización que proporciona el consumo de alimentos en familia. La investigación sobre las tendencias de alimentación varía sustancialmente, lo que puede sugerir que los valores y las actitudes están cambiando.

La infrecuencia relativa de las comidas familiares compartidas no se relaciona con la falta de deseo, ya que las personas reportan consistentemente buenos recuerdos por el consumo de alimentos en familia durante sus años de infancia.

Varios estudios recientes revelan cómo las familias actuales están luchando por encontrar tiempo para comer en familia. Cuando piense en las siguientes estadísticas, considere que en el 27 por ciento de los hogares vive una sola persona.2

  • Un nuevo informe de NPD3 encontró que las personas en Estados Unidos consumen más de la mitad de sus alimentos a solas; las personas son menos propensas a cenar a solas y es más probable que coman el desayuno y el almuerzo a solas (consulte la tabla a continuación).4
  • Un estudio realizado en el 2014 encontró que en la mayoría de los hogares estadounidenses comen en familia menos de cinco días a la semana.5
  • Una encuesta realizada por Harris en el 20136 encontró que entre las personas en Estados Unidos que viven con al menos un miembro de la familia, sólo el 58 por ciento reportó consumir alimentos con los demás por lo menos cuatro veces a la semana, pero el 86 por ciento reportó sentarse en familia al menos una vez a la semana. La encuesta también encontró que la frecuencia de las comidas familiares está disminuyendo con cada generación.

Porcentaje de Ocasiones que Come a Solas

percentage of eating aloneFuente: The NPD Group/Enhanced National Eating Trends®

Los Niños que Comen en Familia Tienen Mejores Patrones Alimenticios y Menos Obesidad

El documental realizado en el 2013 The Family Meal, se centró en gran medida en la conexión entre la epidemia de la obesidad infantil y como el consumo de alimentos en familia podría revertir dicha epidemia.

Las investigaciones muestran que los niños que consumen sus alimentos en familia tres o más veces a la semana tienen más probabilidades de estar en un rango de peso saludable y hacer mejores elecciones alimenticias. Son más propensos a comer alimentos saludables y menos propensos a comer los no saludables, y también menos propensos a desarrollar trastornos de  alimentación.7

Curiosamente, un estudio8 hecho por la Universidad Cornell encontró que las familias (tanto adultos como niños) que comen sus alimentos en la cocina o comedor tienen un IMC significativamente más bajo que las familias que comen en otro lugar. Para los niños, quedarse en la mesa hasta que todos hayan terminado de comer también se asoció con un índice de masa corporal inferior.

Investigadores en la Conferencia Europea sobre la Obesidad9 informaron que los niños que no consumen alimentos con sus padres por lo menos dos veces a la semana son 40 por ciento más propensos a tener sobrepeso que los que si lo hacen. Esto podría ser un indicador de la importancia de los rituales familiares y rutinas para la salud emocional de los niños. En referencia a las rutinas familiares predecibles, ScienceDaily10 informó:

"Los investigadores creen que al cuidar la estimulación y fomentar ambientes a temprana edad, con la participación regular de rutinas familiares predecibles, reflejara una mayor organización familiar y puede proporcionar un sentido de seguridad y pertenencia. También puede impactar positivamente la salud socio-emocional de los niños antes de entrar a la escuela y contribuir con su éxito escolar y de vida futuro."

El Costo Psicológico de Comer a Solas

Los niños que comen sus alimentos con sus familias no sólo tienen menos obesidad, sino también menos problemas psicosociales y conductuales—los beneficios son verdaderamente intensos. Por ejemplo, los adolescentes que comen con sus familias por lo menos cinco veces a la semana son 40 por ciento más probables de obtener calificaciones de A y B en la escuela que sus contra partes que no comen en familia. También son 42 por ciento menos propensos a beber alcohol, 59 por ciento menos propensos a fumar cigarrillos, 66 por ciento menos propensos a probar la marihuana, y tienden a ser menos deprimidos.11 ​​Otra investigación muestra que en cada comida adicional en familia, los adolescentes tienen:12, 13

  • Mayor autoestima y satisfacción con la vida
  • Mejor conducta de confianza y servicial hacia los demás y una mejor relación con sus padres
  • Mejor vocabulario y rendimiento académico
  • Menores tasas de embarazo y absentismo escolar14
  • Mejor resistencia al estrés

Las Comidas en Familia Ayudan a Inculcar Tradiciones de Cocina Saludable

El beneficio de comer en familia proviene no sólo del tiempo dedicado a comer juntos, sino también desde comprar alimentos, preparación de sus comidas, limpieza, e incluso cultivar sus alimentos. Al involucrar a sus niños les enseña sobre nutrición, así como la forma de trabajar juntos como una familia. Los niños también aprenderán sobre conciencia ambiental y la importancia de apoyar los alimentos orgánicos y granjas sostenibles.

Compartir los alimentos le da la oportunidad de inculcar recetas especiales y tradiciones familiares que aprendió de su madre o abuela. Usted puede enseñarles a sus hijos la importancia de los métodos tradicionales de preparación de alimentos, como la fermentación, el jugo de vegetales, la germinación de semillas, remojar los frutos y la preparación de las comidas crudas. Estas lecciones son de gran valor para desarrollar un rico patrimonio familiar, así como darles a sus hijos las herramientas que necesitan para vivir vidas largas y saludables.

La Cena Familiar No Solo se Trata de 'La Cena' se Trata de Reunión Familiar

¿Qué hay sobre las cenas familiares que ejercen una influencia tan poderosa sobre nuestros hijos? O en realidad ¿cenan juntos? Estas son las preguntas que intentan contestar los profesores Ann Meier y Kelly Musick al indagar en los datos. Los profesores retiraron las variables como el ingreso, el tiempo dedicado en los hijos (actividades tales como ayudar con la tarea o participación en eventos extracurriculares), la manera que se monitorearon los niños y la calidad general de las relaciones familiares. Una vez que todos estos factores fueron eliminados, examinaron el impacto que tienen las cenas familiares en la salud mental y en el comportamiento de los niños.

Meier y Musick publicaron los resultados en Journal of Marriage and Family, y sus hallazgos podrían sorprenderlo.15, 16 Llegaron a la conclusión de que lo importa son las conexiones familiares, no las comidas. En otras palabras, la cena familiar no se trata únicamente de la "cena" sino de la convivencia "familiar." Ellos identificaron el siguiente requisito crítico:17

"Los efectos de las cenas familiares en los niños dependen en gran medida en el tiempo que utilizan los padres para participar con sus hijos y aprender sobre sus vidas día a día."

Así que, si la cena familiar consiste en regañar sobre las tareas y los deberes que no hicieron, o enviando mensajes de texto mientras cenan, o si es difícil lograr que todos se sienten en la mesa, es poco probable que se vea un beneficio. Pero si se trata de compartir y mostrar nuestro interés y conexión, todos querrán ser parte de ese habito, y entonces los beneficios serán abundantes. Estos datos no disminuyen el valor de comer en familia para la salud física del niño y fomentar su reconocimiento y educación acerca de la comida. Pero cuando se trata de los factores psicosociales y la dinámica de la relación, hay mucho más que el simple hecho de compartir un momento en la mesa.

Conversaciones Inteligentes Durante las Comidas

Si está buscando ideas sobre cómo acorralar a su familia para comer juntos, The Family Dinner Project (FPD por sus siglas en inglés) podría ser útil.18 El FDP es un recurso cuyo objetivo es ayudar a las familias a "mejorar la frecuencia y la calidad de sus interacciones a la hora de la comida. " Su sitio tiene bastantes consejos sobre cómo involucrar a los niños de todas las edades en todo el proceso de preparación de alimentos a través de juegos divertidos, recetas, temas de conversación específicas por edad, e incluso instrucciones para convertir su propia cocina en una estación improvisada de Iron Chef. En cuanto a la conversación durante la cena, el columnista y autor Bruce Feiler ofrece tres interesantes estrategias para estimular el tiempo de conversación familiar:19

  • Palabra al día: Dado que su hijo tiene la capacidad de aprender unas 3,000 palabras al año, puede enseñarles una palabra al día durante la cena. Feiler sugiere llevar un periódico o una revista a la mesa y hacer que todos a encuentren una palabra que no conozcan. En este caso, se permite usar Google.
  • Noche de Autobiografías: Anime a que sus hijos cuenten historias sobre sus éxitos del pasado o cómo superar el fracaso mejorara su rendimiento futuro, invítelo a que cuenten la historia sobre "quien, como, donde, porque y que" durante la cena.
  • Puntos de Reflexión: Enfóquese en un punto de reflexión, que es esencialmente una situación difícil para alguien. Por ejemplo, su hija tiene que hacer un proyecto con alguien que no le agrada, o su hijo adolescente no ha encontrado una acompañante para el baile de graduación. En el curso de la plática, los miembros de la familia comparten sus propias experiencias y se unen para analizar el dilema e idear posibles soluciones, que enseñan a los niños buenas habilidades para resolver problemas. Si nadie tiene un punto de reflexión, es posible hablar de un evento actual.

Consejos para Conectarse con su Niño o Adolescente

En el complicado mundo de hoy, hay muchas fuerzas que impiden las relaciones familiares, sobre todo cuando los niños entran en la adolescencia. Incluso los mejores padres a veces pueden tener dificultades para encontrar una manera de conectar con un adolescente. John Gottman, del Instituto Gottman recomienda asegurarse tener al menos cinco interacciones positivas por cada una negativa, en cualquier relación, que creo que es un buen consejo.20 Si usted está teniendo problemas para interactuar con sus hijos—durante las comidas o en otros lugares--los siguientes 10 principios podrían ser útiles, ya que se centran en la compasión, la comunicación y el compromiso.21

1. Acepte el TEMPERAMENTO de sus hijos 2. Invierta tiempo con sus hijos
3. TOQUE deliberadamente a sus hijos todos los días 4. Enséñele a sus hijos los valores importantes y lecciones de vida
5. Demuestre TENACIDAD a sus hijos 6. Fomente la SINGULARIDAD
7. No sea tan firme 8. Muéstreles RITUALES que fomenten la unión familiar
9. Ayúdeles a desarrollar su LEGADO 10. Use PALABRAS apropiadas en frente de ellos y en sus platicas

Alimentos para el Pensamiento

Para promover las comidas familiares, debe hacerlas una prioridad. Una de mis frases favoritas es: "Si no puede planear, entonces está planeando fallar," y esto ciertamente se aplica aquí. Para poder lograr que su familia coma junta tiene que realizar las compras antes para que tenga todo listo para la preparación y elegir un horario que funcione para todos-siempre que sea posible.

¿No puede juntar a tres adolescentes al mismo tiempo para una cena familiar debido a las clases extracurriculares de matemáticas, fútbol, ​​y la práctica de porristas? Planee un desayuno familiar semanal o compartan un snack antes de acostarse. Incluso una comida los fines de semana puede tener un impacto positivo. Sólo sea creativo, hágalo divertido, libre de estrés y lo más agradable que le sea posible.

Prepare alimentos nutritivos y deliciosos y reúna a su familia a la hora de comer. No hay nada mejor que compartir una deliciosa comida en familia. Aquí le doy algunas ideas, descargue gratis mi libro electrónico Recetas Saludables:

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.