Las Bebidas Endulzadas Están Relacionadas con un Aumento en el Riesgo de Depresión

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Octubre 14, 2014 | 27,406 vistas

Historia en Breve

  • Los resultados preliminares del estudio informan que tomar bebidas endulzadas- ya sea que estén endulzadas con azúcar o endulzantes artificiales- está relacionado con un aumento en el riesgo de depresión.
  • Las personas que toman más de cuatro latas o vasos de soda de dieta o light, así como bebidas endulzadas artificialmente tuvieron un riesgo 30 por ciento mayor de depresión en comparación con las personas que no consumieron sodas de dieta o light. Las personas que tomaban soda regular tuvieron un aumento del 22 por ciento.
  • Los posibles mecanismos a través de los cuales el consumo de azúcar podría ejercer un efecto en la salud mental incluyendo la resistencia a la insulina y leptina, supresión de la actividad de una hormona clave llamada BDNF, que es sumamente baja en los pacientes con depresión y la inflamación crónica, que se cree es la causa principal de la depresión.
  • Estudios previos también han demostrado que el aspartame tiene un efecto dañino en la función cerebral, neurológica, cognitiva y en la salud mental.

Por el Dr. Mercola

Los alimentos tienen un gran impacto en su cuerpo y cerebro y consumir alimentos enteros tal y como se describe en mi plan de nutrición es la mejor forma de reforzar su salud física y mental.

Evitar el azúcar (particularmente la fructosa) y los endulzantes artificiales es desde mi punto de vista, en base a la evidencia, un aspecto sumamente importante para prevenir y/o tratar la depresión. Ambos contribuyen con la inflamación crónica y pueden causar daños en su función cerebral.

Los resultados preliminares del estudio presentado en la 65va reunión anual de la American Academy of Neurology, informan que tomar bebidas endulzadas- ya sea que estén endulzadas con azúcar o endulzantes artificiales- está relacionado con un aumento en el riesgo de depresión. El café estuvo relacionado con una ligera reducción en el riesgo.

Como lo informó WebMD:1

“Los investigadores dicen que los resultados sugieren que reducir el consumo de bebidas endulzadas o remplazarlas por completo con bebidas no endulzadas podría reducir el riesgo de depresión.”

El estudio incluyó a casi 264,000 estadounidenses adultos de más de 50 años de edad, que se inscribieron en una dieta AARP y estudio de salud. Al inicio del estudio, los participantes completaron una encuesta detallada sobre su alimentación a los 10 años de seguimiento, se les pregunto si habían sido diagnosticados con depresión en algún punto durante la última década.

  • Las personas que tomaban más de cuatro latas o vasos de soda de dieta o light o cualquier otra bebida endulzada tuvieron un riesgo de depresión 30 por ciento mayor en comparación con las personas que no consumieron soda de dieta o light
  • Los consumidores de soda regular tuvieron un aumento del riesgo de 22 por ciento

Mientras que las personas que tomaban cuatro tazas de café al día tuvieron una reducción en el riesgo de depresión de 10 por ciento en comparación con las personas que no tomaban nada de café. El investigador, Honglei Chen, Md, PhD de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) le dijo a WebMD:

“Aunque nuestros resultados son preliminares y se desconocen los mecanismos biológicos subyacentes, son interesantes y consistentes con un pequeño pero creciente cuerpo de evidencia que sugiere que las bebidas endulzadas artificialmente podrían estar relacionadas con los malos resultados de salud.”

Aunque la investigación no prueba la causalidad y algunos han señalado que aquellas personas con depresión podrían recurrir a lo dulce para calmarse, existe mucha evidencia que indica que tanto el azúcar como los endulzantes artificiales pueden tener un impacto significativo y dañino en la salud mental, así que los resultados realmente no sorprenden en absoluto. En cuanto a los mecanismos subyacentes, las investigaciones previas han ofrecido una serie de indicios convincentes.

Por Qué el Azúcar Puede Aumentar el Riesgo de Depresión

Comencemos con el azúcar. Existen al menos tres posibles mecanismos a través de los cuales el consumo de azúcar refinada podría ejercer un efecto tóxico en la salud mental:

  • El azúcar (particularmente la fructosa) y los granos contribuyen con la resistencia de insulina y leptina, así como con la alteración de la señalización, que desempeña un papel muy importante en su salud mental
  • El azúcar suprime la actividad de la hormona del crecimiento también llamada BDNF (factor neurotrófico derivado del cerebro) que es clave ya que promueve la producción de hormonas cerebrales sanas. Los niveles de BDNF son excesivamente bajos en personas con depresión y esquizofrenia, que según modelos de animales podría ser la causa.
  • El consumo de azúcar también desencadena una cascada de reacciones químicas en el cuerpo que promueven la inflamación crónica. A largo plazo, la inflamación altera el funcionamiento normal de su sistema inmunológico, que está relacionado con un mayor riesgo de depresión.

En el 2004, el investigador psiquiátrico británico, Malcom Peet, publicó un análisis proactivo transcultural de la relación entre la alimentación y las enfermedades mentales.2 Su principal hallazgo fue un fuerte vínculo entre el alto consumo de azúcar y el riesgo tanto de depresión como esquizofrenia.  De acuerdo con Peet:

“Un mayor consumo de azúcar refinada y productos lácteos predijo un peor resultado de esquizofrenia a los dos años. Se predijo un alta prevalencia nacional de depresión por un bajo consumo de pescado y mariscos. Los predictores alimentarios de… la prevalencia de depresión son similares que aquellos que predicen enfermedades como la enfermedad coronaria y diabetes, que son comunes en personas con problemas de salud mental y a quienes se les recomienda bastante aplicar enfoques nutricionales. Los estudios sobre las intervenciones alimentarias se indican en la esquizofrenia y la depresión.”

Uno de los predictores clave de las enfermedades cardíacas y la diabetes es la inflamación crónica, que, como los menciona Peet, también está relacionada con una mala salud mental. Y el consumo de azúcar es uno de los principales causantes de la inflamación crónica en su cuerpo, así que consumir cantidades excesivas de azúcar realmente puede desencadenar toda una avalancha de eventos de salud negativos- tanto físicos como mentales.

Seguir mi recién revisado plan de nutrición es una forma sencilla de reducir automáticamente el consumo de azúcar de todas las fuentes. Otro estudio previo publicado en Interntaional Breastfeeding Journal,3 encontró que la inflamación podría ser más que un simple factor de riesgo. De hecho, podría ser EL factor de riesgo que causa los demás factores… De acuerdo con los investigadores:

“El viejo paradigma describe la inflamación como uno de los muchos factores de riesgo de la depresión. El nuevo paradigma se basa en investigaciones más recientes que han indicado que los estresores físicos y psicológicos aumentan la inflamación. Estos estudios recientes constituyen un cambio importante en el paradigma de la depresión: la inflamación no es un simple factor de riesgo, es el factor de riesgo que causa todos los demás factores.

Por otra parte, la inflamación explica por qué los factores de riesgo psicosociales, conductuales y físicos aumentan el riesgo de depresión. Esto aplica para la depresión en general y para la depresión posparto en particular.”

Las Grasas Omega-3 También son Vitales para un Óptimo Funcionamiento Cerebral y Salud Mental

Otro de los principales culpables que fomenta la inflamación en su cuerpo son las grasas omega-3 rancias u oxidadas (piense en las grasas trans), mientras que una alimentación rica en grasas omega-3 ayuda a reducir la inflamación. Las grasas saludables omega-6 como el ácido gamma linoleico (GLA), encontrado en la onagra, grosella negra y aceite de borraja también pueden ayudar a contrarrestar la inflamación.

Como probablemente ya lo sepa, yo recomiendo tomar suplementos de omega-3 de origen animal para tratar muchos tipos de inflamación y para una salud cerebral óptima. La mayoría de los profesionales de salud alternativa también conocen muy bien los beneficios de las grasas omega-3 en la depresión. Aunque todos los tipos de omega-3 poseen cualidades que mejoran la inmunidad, las grasas omega-3 de las fuentes marinas (EPA y DHA) son biológicamente más potente que la grasa omega-3 ALA encontrada en las fuentes de origen vegetal como las semillas de linaza, y son más potentes con respecto al combate de la inflamación. Mi fuente favorita de grasas omega-3 es el aceite de krill, ya que tiene muchas más ventajas que el aceite de pescado.

Los Endulzantes Artificiales y la Depresión

El endulzante artificial aspartame es la fuente número uno de las quejas por efectos secundarios recibidas en la FDA, con más de 10,000 quejas y más de 91 síntomas documentados que están relacionados con su consumo. Entre los efectos secundarios mentales se encuentran la depresión y los ataques de pánico. Desafortunadamente, la toxicidad por aspartame no es algo bien conocido por los médicos, a pesar de su frecuencia.

Un gran número de estudios han demostrado que el aspartame tiene un efecto perjudicial en el funcionamiento cerebral, neurológico, cognitivo y salud mental. Para obtener una lista de estos estudios por favor consulte mi página sobre los Estudios sobre el Aspartame. Por ejemplo:

  • En una evaluación de las reacciones a los aditivos alimentarios realizada en 1986,4 el aspartame (en cantidades comúnmente consumidas) estuvo relacionado con cambios en el estado de ánimo (ansiedad, agitación, irritabilidad o depresión), dolor de cabeza, insomnio, mareos y fatiga
  • En un estudio5 realizado en 1993 se encontró que los individuos con trastornos de estado de ánimo son particularmente sensibles al aspartame, lo que sugiere que su uso en esta población no es algo recomendado. En el estudio clínico, el proyecto se detuvo por la Junta de Revisión Institucional después de que un total de 13 individuos habían completado el estudio, esto por la severidad de las reacciones en el grupo de pacientes con antecedentes de depresión
  • Un estudio6 realizado en el 2006 encontró que las altas concentraciones de aspartame pueden causar síntomas neurológicos, incluyendo problemas de memoria y aprendizaje
  • En el 2008, investigadores afirmaron que el consumo excesivo de aspartame podría estar involucrado en la patogénesis de ciertos trastornos mentales (DSM-IV-TR 2000) y también en los problemas de aprendizaje y funcionamiento emocional7

Los Seres Humanos No Pueden Compensar la Toxicidad por Metanol

El aspartame está compuesto principalmente de ácido aspártico y fenilalanina. La fenilalanina ha sido modificada sintéticamente para llevar un grupo metilo, que es lo que da el sabor dulce. El vínculo fenilalanina metilo, llamado un éster de metilo, es muy débil, lo que permite que el grupo metilo en la fenilalanina se rompa fácilmente y forme metanol. (Este tipo de metanol es completamente diferente al metanol natural que se encuentra en ciertas frutas y vegetales, donde está unido a la peptina, lo que le permite pasar de forma segura por el tracto digestivo.)

El metanol actúa como caballo de Troya, es transportado en los tejidos susceptibles del cuero, como el cerebro y médula ósea, en donde una enzima llamada alcohol deshidrogenasa (ADH) lo convierte en formaldehído, que causa estragos en proteínas sensibles y en el ADN. Curiosamente y lo más importante, los seres humanos son los únicos animales que NO tienen un mecanismo de protección para compensar la toxicidad por metanol…

Tanto los animales como los seres humanos tienen pequeñas estructuras llamadas peroxisomas en cada célula. Hay un par de cientos en cada célula de su cuerpo, que están diseñadas para desintoxicar una gran variedad de sustancias químicas. El peroxisoma contiene catalasa, que ayuda a desintoxicar el metanol. Otras sustancias químicas en el peroxisoma convierten el formaldehído en ácido fórmico, que es inofensivo, pero este último paso ocurre únicamente en los animales. Cuando el metanol entra en el peroxisoma de cada animal excepto el de los seres humanos, se activa este mecanismo. Los seres humanos tienen el mismo número de peroxisomas en células comparables como los animales, pero los peroxisomas humanas no pueden convertir el formaldehído tóxico en ácido fórmico inofensivo.

Así que, en los seres humanos, el metanol puede ser transportando en su cuerpo hacia tejidos susceptibles en donde esta enzima, ADH, se convierte en formaldehído, lo que daña sus proteínas y ADN, lo que por supuesto puede causar todo tipo de problemas de salud.

No Se Deje Engañar Por la Propaganda del Aspartame

Los defensores del aspartame afirman que es inofensivo, señalando que la fenilalanina y el ácido aspártico pueden encontrarse en alimentos enteros. Sin embargo, comparar el aspartame con los alimentos enteros es como comparar manzanas con naranjas.

En un alimento proteínico como la carne, el pescado y los huevos, la fenilalanina y el ácido aspártico componen del 4-5 por ciento del perfil de aminoácidos totales. Esto es cómo la naturaleza pretende que el cuerpo humano se encuentre con estos dos aminoácidos y estas sustancias no causan problemas si son naturales y tienen el equilibrio adecuado con otros aminoácidos. Pero en el aspartame la proporción entre estos dos aminoácidos es 50 por ciento fenilalanina y 40 por ciento ácido aspártico (con 10 por ciento de éster de metilo, también conocido como alcohol de madera, es un veneno bien conocido).

En otras palabras, sobre una base porcentual este es una cantidad masiva de dos aminoácidos artificialmente aislados que simplemente no se encuentran en tal proporción en la naturaleza, únicos forman un veneno bien conocido. El resultado de este coctel químico es una neurotoxina de sabor dulce.

Como un resultado de su estructura artificial, su cuerpo procesa los aminoácidos encontrados en el aspartame de una forma completamente diferente a los encontrados en la carne o el pescado. Los aminoácidos en el aspartame literalmente atacan sus células, incluso cruzan la barrera hematoencefálica para atacar sus células cerebrales, crean una toxica sobre estimulación celular, llamada excitotoxicidad. El MSG es otra excitotoxina y trabaja sinérgicamente con el aspartame para crear aún más daño en sus células cerebrales.

La verdad es, el aspartame jamás debió haber sido aprobado y no debería estar en el mercado, considerando todas las quejas que ha recibido la FDA por personas que han experimentado los devastadores efectos secundarios por su consumo.

La única forma de poner presión sobre la FDA para que haga algo sobre los peligros del aspartame (y otros endulzantes artificiales) es seguir poniendo quejas. Así que por favor, si usted ha experimentado una reacción adversa a causa del aspartame, lo invito a llamar a la Coordinación de Quejas del Consumidor de la FDA en su área y llenar el reporte de eventos adversos.

Factores Clave para Superar la Depresión

No me cabe la menor duda de que reducir radicalmente o eliminar todas las formas de azúcar y endulzantes artificiales de su alimentación es un paso crucial para prevenir y/o tratar la depresión. Bastante simple, si no trata la raíz del problema, entonces seguirá batallando e intentando tapar los síntomas durante mucho tiempo. Su alimentación desempeña un papel sumamente importante en su salud mental, así que por favor no ignore el impacto que podría estar teniendo el consumo de azúcar y endulzantes artificiales. Aquí seis estrategias adicionales que pueden ayudarlo aún más:

  1. Hacer ejercicio- Si usted sufre de depresión o se siente un poco decaído de vez en cuando, el ejercicio es algo básico en estos casos. Las investigaciones en esta área son sumamente positivas, con estudios confirmando que el ejercicio físico es al menos tan bueno como los antidepresivos para ayudar a las personas que están deprimidas. Una de las principales formas de hacerlo es aumentando el nivel de endorfinas, las hormonas “que lo hacen sentir bien,” en su cerebro. También ayuda a normalizar la señalización de insulina y leptina.
  2. Comer sanamente- Un factor que no puede ser ignorado es la alimentación. Los alimentos tienen un gran impacto en el estado de ánimo y la capacidad de hacer frente a los problemas y ser feliz, llevar una alimentación a base de alimentos enteros, tal y como se describe en mi plan nutricional es lo mejor para reforzar la salud mental. Evitar el azúcar y los granos ayudará a normalizar los niveles de leptina e insulina y eliminar los endulzantes artificiales eliminará las probabilidades de sufrir sus efectos tóxicos.
  3. Optimizar su salud intestinal- Los alimentos fermentados, como los vegetales fermentados también son importantes para una salud mental óptima, ya que son clave para optimizar su salud intestinal. Muchas personas no se dan cuenta de que el intestino literalmente es su segundo cerebro y puede influenciar significativamente su mente, estado de ánimo y comportamiento. Su intestino en realidad produce más serotonina que mejora el estado de ánimo, que su cerebro.
  4. Mejorar el funcionamiento cerebral con grasas esenciales- Le recomiendo bastante suplementar su alimentación con grasas omega-3 de alta calidad y origen animal, como el aceite de krill. Este podría ser el nutriente más importante para combatir la depresión.
  5. Exponerse a la luz solar- Asegurarse de estar obteniendo la suficiente exposición a la luz solar para tener niveles saludables de vitamina D también es un factor crucial para tratar la depresión o mantenerla a raya. Un estudio previo encontró que las personas con los niveles más bajos de vitamina D eran 11 veces más propensas a estar deprimidas en comparación con las personas con niveles normales. La deficiencia de vitamina D en realidad es más la norma que la excepción y previamente había sido implicada en trastornos psiquiátricos y neurológicos.
  6. Tratar su estrés-  La depresión es un problema muy grave, sin embargo no es considerado como una “enfermedad.” Más bien, es un signo de que su cuerpo y su vida no tienen equilibrio. Esto es algo sumamente importante de recordar, porque tan pronto como empieza a ver la depresión como una “enfermedad” se tiene la necesidad de tomar medicamentos para curarla. En realidad, todo lo que necesita es regresar el equilibrio a su vida y una de las formas clave para hacerlo es tratando el estrés.
  7. La meditación y el yoga algunas veces pueden ayudar. Si el clima lo permite, salga a caminar. Pero aparte de eso, también recomiendo utilizar un sistema que pueda ayudarlo a tratar los problemas emocionales que muchas veces son inconscientes. Para esto, mi herramienta favorita es la Técnica de Liberación Emocional (EFT). Sin embargo, si tiene depresión o problemas graves de estrés, creo que lo mejor sería consultar a un profesional en salud mental que también sepa aplicar la EFT para guiarlo.

Prepare alimentos nutritivos y deliciosos y reúna a su familia a la hora de comer. No hay nada mejor que compartir una deliciosa comida en familia. Aquí le doy algunas ideas, descargue gratis mi libro electrónico Recetas Saludables:

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 WebMD January 8, 2013
  • 2 British Journal of Psychiatry 2004 May;184:404-8
  • 3 International Breastfeeding Journal 2007 Mar 30;2:6
  • 4 American Journal of Clinical Nutrition March 1986 vol. 43 no. 3 464-469
  • 5 Biological Psychiatry July 1993: 34(1); 13-17
  • 6 Pharmacological research 2006 Jan;53(1):1-5
  • 7 European Journal of Clinical Nutrition (2008) 62, 451–462