Factores Importantes Normalmente Ignorados en las Pruebas de Depresión

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Octubre 23, 2014 | 31,845 vistas

Historia en Breve

  • El 11 por ciento de las personas en Estados Unidos mayores de 12 años toman medicamentos antidepresivos. En el 2010, los antidepresivos fueron el segundo tipo de medicamentos más comúnmente recetados en los Estados Unidos
  • Los ensayos a corto plazo muestran que los antidepresivos NO proporcionan algún beneficio clínicamente significativo para la depresión leve a moderada, en comparación con un placebo
  • Los estudios a largo plazo también indican que las personas con depresión aguda, sólo alrededor del 15 por ciento que son tratados con un antidepresivo mejoraron su estado y permanecieron así durante un largo periodo de tiempo
  • El 85 por ciento restante de las personas tratadas con antidepresivos empezaron a tener continuas recaídas y desarrollaron depresión crónica
  • Además de los antidepresivos, hay muchas opciones para tratar la depresión. Tres de las estrategias más eficaces incluyen, optimar su nivel de vitamina D, salud intestinal, y hacer ejercicio regularmente

Por el Dr. Mercola

Según el Instituto Nacional de Salud Mental, el 11 por ciento de las personas en Estados Unidos mayores de 12 años toman antidepresivos y entre algunos grupos, como las mujeres de 40 y 50 años, uno de cada cuatro los toma.1

En el 2010, los antidepresivos fueron el segundo tipo de medicamento más comúnmente recetado en los Estados Unidos.2 El 9 de octubre fue el Día Nacional para Detectar la Depresión en los Estados Unidos,3 coincidiendo con el Día Mundial de la Salud Mental.

La campaña, fundada en 1991 por Douglas Jacobs, profesor clínico asociado de psiquiatría en la Escuela de Medicina de Harvard, insta a las personas en Estados Unidos a realizar un examen para evaluar su nivel de depresión, ofreciendo visitas gratuitas en clínicas, colegios, instituciones comunitarias y hospitales de todo el país.

Por desgracia, la importancia de cosas como la vitamina D y la salud intestinal para el mantenimiento de la estabilidad mental y emocional sigue siendo frecuentemente ignorada. El ejercicio es otro remedio ampliamente ignorado que le daría muchos más beneficios que cualquier otro medicamento.

Y ese es el problema que tengo con las campañas como la del Día Nacional para Detectar la Depresión. Rara vez, si acaso estas pruebas de salud mental incluyen preguntas acerca de la exposición al sol, la alimentación o hábitos de ejercicio...

El Problema con las Pruebas que Evalúan la Salud Mental

Las pruebas que evalúan la salud mental podrían servir para mejorar la salud mental de millones de personas, si se abordaran exámenes de vitamina D, la alimentación y otros factores de estilo de vida. Pero en general, las pruebas de salud mental suelen hacer poco aparte de promover el uso de antidepresivos.

Por ejemplo, la prueba gratuita en línea para detectar la depresión ofrecida por WebMD en el 2010 resultó ser patrocinada por el gigante farmacéutico Eli Lilly, fabricante de Cymbalta, y fue manipulada de tal manera que no importa la manera en que responda, la respuesta siempre fue la misma: "Podría estar en riesgo de depresión aguda, y lo mejor sería que lo hablara con su doctor...”

La prueba era absolutamente inútil, y fue diseñada deliberadamente para atraer a nuevos pacientes al área de medicamentos. Al observar la literatura de investigación, los ensayos a corto plazo muestran que los antidepresivos en realidad NO proporcionan algún beneficio clínicamente significativo para la depresión leve a moderada, en comparación con un placebo.

Estudios a largo plazo también indican que las personas con depresión aguda, sólo alrededor del 15 por ciento que son tratadas con un antidepresivo mejoraron y permanecieron así durante un largo periodo de tiempo. El restante 85 por ciento tuvo constantes recaídas y desarrollaron depresión crónica

Todos los medicamentos tienen ratios de beneficio-riesgo, por lo que si un medicamento es tan efectivo como un placebo para aliviar los síntomas y contiene una serie de efectos secundarios peligrosos, en realidad no tiene sentido utilizarlos como una primera línea de defensa , especialmente si aumentan el riesgo de enfermedad mental a largo plazo. Según la evidencia científica hay muchas mejores opciones.

La Deficiencia de Vitamina D Puede Desempeñar un Papel en la Depresión

La mayoría de los países en los que los índices de depresión son altos tienden a estar en latitudes del norte, donde la deficiencia de vitamina D es frecuente y numerosos estudios han demostrado que la deficiencia de vitamina D puede predisponerlo a la depresión, y que la depresión puede responder favorablemente al optimizar sus reservas de vitamina D.

Por ejemplo, un estudio anterior encontró que los adultos mayores con los niveles más bajos de vitamina D fueron 11 veces más propensos a estar deprimidos que los que tuvieron niveles normales. Una más reciente investigación fue tema de debate en un artículo del Times Online:4

"Un estudio realizado en los Estados Unidos indica que la deficiencia de vitamina D, se produce con más frecuencia en ciertas personas, incluyendo los afroamericanos, personas que viven en la ciudad, los obesos y los que sufren de depresión.

Las personas con niveles de vitamina D inferiores a los 20 ng/ml tuvieron un riesgo del 85 por ciento mayor de depresión en comparación con aquellos con niveles de vitamina D superiores a los 30 ng/mL [El énfasis es mío]

Durante mucho tiempo la deficiencia de vitamina D se ha asociado con el trastorno afectivo estacional5 (SAD), y de acuerdo con un estudio aleatorio a doble ciego6 publicado en el 2008:6 "Parece haber una relación entre los niveles séricos de 25 (OH) D y los síntomas de depresión.

La suplementación con altas dosis de vitamina D parece mejorar estos síntomas, indicando una posible relación causal.” Investigaciones recientes también afirman que los niveles bajos de vitamina D parecen estar asociados con los intentos de suicidio. Según lo informado por la Universidad Estatal de Michigan:7

"El estudio, publicado en la edición de septiembre de la revista Psychoneuroendocrinology encontró que alrededor del 60 por ciento de los pacientes suicidas tenían deficiencia de vitamina D de acuerdo con los estándares clínicos.

Los niveles de vitamina D de los pacientes suicidas fueron significativamente más bajos que los de los pacientes sanos... Los pacientes que eran deficientes en vitamina D también tenían superiores marcadores inflamatorios en su sangre, según el estudio, lo que sugiere que los niveles bajos de vitamina D podrían ser una causa de la inflamación.

Estudios anteriores han demostrado que la inflamación incrementada en el cuerpo podría ser un factor que contribuye a la depresión y a las tendencias suicidas. La deficiencia de vitamina D también ha sido previamente vinculada a la enfermedad mental, incluyendo la depresión.” [El énfasis es mío]

Sugerir que la depresión está arraigada en las deficiencias de nutrientes y otros factores de estilo de vida relacionados no disminuye la seriedad de este problema que debe ser abordado con compasión y sin juicio. Simplemente cambia la conversación sobre cuáles son las respuestas y las soluciones más apropiadas.

Durante la Semana de Concientización de la Salud Mental de este año, KCWY13,8 un canal de noticias local en Wyoming, observó sabiamente que:

"La vitamina D es importante porque ayuda a combatir la depresión... Dee Ann Lippincott, del Centro de Consejería de Wyoming dijo:" Entre mayor sea la altitud que vaya del país más altas son las tasas de depresión.”

Mientras que la luz solar es la mejor manera de obtener vitamina D y evitar la depresión, no es la única manera. Por ejemplo hay una fuerte conexión entre un estilo de vida saludable y una mente sana.

Lippincott dijo: "Las personas que llevan una alimentación saludable son menos propensas a la depresión que las personas que llevan una alimentación más occidental basada en comida chatarra y comida rápida y nada de frutas y vegetales."

Relación Entre el Intestino y la Salud Mental

Su salud mental también está vinculada a su salud intestinal. Como con la vitamina D, un número de estudios han confirmado que la inflamación gastrointestinal puede desempeñar un papel crítico en el desarrollo de la depresión. Por ejemplo, un estudio científico húngaro9 publicado en el 2011 hizo las siguientes observaciones:

  1. La depresión se encuentra con frecuencia con las inflamaciones gastrointestinales y enfermedades autoinmunes, así como en las enfermedades cardiovasculares, enfermedades neurodegenerativas, la diabetes tipo 2 y también con el cáncer, en donde la inflamación crónica de bajo grado es un factor contribuyente significativo. Por lo tanto los investigadores sugirieron que "la depresión puede ser una manifestación neuropsiquiátrica del síndrome inflamatorio crónico."
  2. La investigación sugiere que la principal causa de inflamación puede ser la disfunción del eje entre el intestino y su cerebro. Su intestino es literalmente su segundo cerebro - creado del mismo tejido idéntico que el del cerebro durante la gestación - y contiene mayores niveles del neurotransmisor serotonina, que está asociado con el control de estado de ánimo. Es importante entender que sus bacterias intestinales son una parte activa e integral de la regulación de la serotonina y de hecho produce más serotonina que su cerebro. Optimizar su flora intestinal es una parte clave de la ecuación para optimizar sus niveles.
  3. Si usted consume bastantes alimentos procesados ​​y azúcares, las bacterias intestinales se verán seriamente comprometidas porque los alimentos procesados ​​tienden a diezmar su microflora saludable. Esto deja un vacío que es llenado por las bacterias que causan enfermedades, levaduras y hongos que promueven la inflamación y disminuyen la salud de su segundo cerebro.

  4. Un creciente número de estudios clínicos han demostrado que tratar la inflamación gastrointestinal con probióticos, vitamina B, vitamina D y ácidos grasos omega-3 también puede mejorar los síntomas de la depresión y la calidad de vida al debilitar los estímulos pro-inflamatorios en su cerebro.

El Azúcar También Es un Factor Importante de la Depresión

Hace casi 40 años, William Duffy escribió un excelente libro sobre este tema, llamado The Sugar Blues. Profundiza en gran detalle sobre la relación azúcar-depresión, y es tan aplicable hoy como lo fue entonces. El argumento central que Duffy hace en el libro es que el azúcar es extremadamente dañina y adictiva, y que simplemente con hacer un cambio en la alimentación – eliminar la mayor cantidad de azúcar posible - puede tener un impacto profundamente benéfico en su salud mental.

Esto realmente tiene sentido si tenemos en cuenta que el azúcar no sólo desencadena una cascada de reacciones químicas en el cuerpo que promueven la inflamación crónica, sino que también distorsiona la relación de bacterias buenas y malas en su intestino. Estos dos factores-- inflamación crónica y microflora desequilibrada—desempeñan papeles importantes en la calidad de su segundo cerebro y su salud mental.

El azúcar alimenta las bacterias patógenas, levaduras y hongos que inhiben las bacterias benéficas y saludables que promueven la salud intestinal. El azúcar también puede conducir a la liberación excesiva de insulina que puede conducir a la hipoglucemia, la cual, a su vez, provoca que el cerebro secrete glutamato en niveles que pueden causar agitación, depresión, ira, ansiedad, ataques de pánico y un aumento en el riesgo de suicidio. Por lo contrario, los alimentos cultivados y fermentados, ayudan a repoblar su intestino con una amplia variedad de bacterias saludables que promuevan la salud mental y física, siempre y cuando mantenga bajo su consumo de azúcar y alimentos procesados.

Por ejemplo, un estudio en el 201110 encontró que el probiótico Lactobacillus rhamnosus tiene un marcado efecto sobre los niveles de GABA en ciertas regiones del cerebro y reduce la hormona corticosterona inducida por el estrés, lo que resulta en una reducción del comportamiento relacionado con la ansiedad y la depresión. Así que la respuesta a la alimentación en dos pasos es, a) limitar severamente los azúcares, sobre todo fructosa, así como granos, y b) incluir alimentos fermentados en su alimentación para reequilibrar su flora intestinal. Como recomendación estándar, sugiero limitar su consumo de fructosa al día de todas las fuentes a 25 gramos por día o menos.

El Ejercicio Ha Demostrado Ser Más Eficaz que los Antidepresivos

El ejercicio regular es otra "arma secreta" para superar la depresión. Funciona principalmente ayudando a normalizar sus niveles de insulina, mientras que mejora simultáneamente las hormonas en su cerebro que lo hacen sentir bien. Según el Dr. James S. Gordon, MD, un experto de renombre mundial en el uso de la medicina mente-cuerpo para curar la depresión:

"Lo que estamos encontrando en la investigación sobre el ejercicio físico es que el ejercicio es al menos tan bueno como los antidepresivos para ayudar a las personas que están deprimidas... el ejercicio físico cambia el nivel de serotonina en el cerebro. Además, aumenta sus niveles de endorfinas, las hormonas que lo hacen sentirse bien.”

El periodista médico y nominado al premio Pulitzer Robert Whitaker también ha analizado los inconvenientes y beneficios de los diversos tratamientos en sus dos libros: Mad in America, y Anatomy of an Epidemic: Magic Bullets, Psychiatric Drugs, and the Astonishing Rise of Mental Illness in America, destacando los beneficios superiores del ejercicio en comparación con los medicamentos. Una reciente investigación animal también sugiere que el ejercicio puede beneficiar su salud mental al permitir que su cuerpo elimine la quinurenina, una proteína perjudicial asociada con la depresión. Según Reuters:11

"Si usted hace consistentemente ejercicio y su músculo está condicionado y adaptado al ejercicio físico, entonces usted adquiere la capacidad de expresar esta clase de enzimas que tienen la capacidad de desintoxicar algo que se acumula durante el estrés y eso será perjudicial para usted," El autor principal del estudio Dr. Jorge Ruas, del Instituto Karolinska en Estocolmo, dijo...

El cuerpo metaboliza esta sustancia, quinurenina, del triptófano, un proceso que se activa por el estrés y por factores inflamatorios... Los estudios han vinculado los altos niveles de quinurenina - que atraviesa fácilmente la barrera hematoencefálica-- a la depresión, el suicidio y la esquizofrenia… los médicos pueden utilizar los resultados para ayudar a sus pacientes a entender por qué la actividad física puede combatir la depresión, dijo el Dr. Ruas, lo que puede mejorar el cumplimiento de sus recomendaciones de ejercicio."

Cómo Optimizar su Nivel de Vitamina D

Según la evaluación de las poblaciones sanas que reciben bastante exposición natural al sol, el rango óptimo para la salud física y mental general parece estar entre los 50 y 70 ng/ml. En cuanto a la manera de optimizar sus niveles de vitamina D, creo firmemente que la exposición al sol segura es la mejor manera. Si no puede obtener suficiente luz solar a finales de otoño, invierno o a principios de la primavera, entonces una cama de bronceado sería su mejor opción. Tenga en cuenta que la mayoría de las camas de bronceado utilizan balastos magnéticos, que crean campos EMF perjudiciales. Si escucha un zumbido fuerte mientras esta en una cama de bronceado, quiere decir que tiene un sistema de balasto magnético. Recomiendo encarecidamente evitar este tipo de camas y restringir su uso acamas solares que utilizan balastos electrónicos.

Si sus circunstancias no le permiten acceder al sol o a una cama de bronceado segura, entonces en realidad sólo le queda una opción, y es tomar un suplemento de vitamina D. GrassrootsHealth tiene una tabla útil que muestra la dosis adulta promedio requerida para alcanzar niveles saludables de vitamina D según sus necesidades. Muchos expertos coinciden en que 35 UI de vitamina D por libra de peso corporal podrían utilizarse como una estimación de su dosis ideal.

Tenga en cuenta que si opta por un suplemento de vitamina D, también tiene que tomar vitamina K2. La función biológica de la vitamina K2 es ayudarle a mover el calcio a las áreas apropiadas de su cuerpo, como los huesos y los dientes. También ayuda a eliminar el calcio de las zonas donde no debe estar, como en las arterias y los tejidos blandos. La deficiencia de vitamina K2 es en realidad lo que produce las consecuencias similares a la toxicidad por vitamina D, que incluye la calcificación inapropiada que puede conducir al endurecimiento de las arterias.


Para referencias específicas

Analice sus Niveles de Vitamina D por lo Menos una Vez al Año-Aunque Este Saludable

Le recomiendo analizar su nivel de vitamina D por lo menos una vez al año, en medio del invierno, cuando su nivel está en su punto más bajo. Esto le dará una idea de la magnitud de su insuficiencia. Lo ideal sería que analizara sus niveles varias veces al año, en intervalos regulares, para asegurarse estar continuamente en el rango ideal. Una vez que conozca su patrón y pueda fácilmente predecir que sus niveles no disminuirán menos de los 60 ng/ml, entonces estaría bien realizarse las pruebas anualmente.

Es importante recordar que los niveles óptimos de vitamina D parecen ofrecer una poderosa PREVENCIÓN a toda una serie de enfermedades crónicas, no sólo la depresión, así que por favor, no espere a que un problema se presente antes de abordar el estado de sus niveles de vitamina D. El D*Action Project por GrassrootsHealth es una solución económica. Para participar, sólo tiene que comprar el D*Action Measurement Kit y seguir las instrucciones de registro incluidas. (Tenga en cuenta que el 100 por ciento de los ingresos de los kits van a financiar el proyecto de investigación. No cobro un solo centavo como distribuidor de los kits de prueba.)

Como participante, usted está de acuerdo en revisar sus niveles de vitamina D dos veces al año durante un estudio de cinco años, y compartir su estado de salud para demostrar el impacto en la salud pública de este nutriente. Hay una cuota de $65 dólares cada seis meses para patrocinar este proyecto de investigación, que incluye un kit de prueba que puede utilizar en su hogar e informes electrónicos sobre el progreso en marcha. Recibirá un email de seguimiento cada seis meses que le recuerda que es momento de realizarse la siguiente prueba y la encuesta de salud."

Reconsiderando su Primera Línea de Defensa Contra la Depresión

Además de los antidepresivos, hay muchas opciones para tratar la depresión. Tres de las estrategias más efectivas han sido mencionadas anteriormente, que incluyen:

  • Optimice sus niveles de vitamina D, idealmente a través de la exposición al sol adecuada
  • Optimice su salud intestinal al limitar o eliminar de su alimentación el azúcar, fructosa, granos y alimentos procesados, y agregar alimentos fermentados y/o un probiótico de alta calidad
  • Hacer ejercicio regularmente

Otras estrategias útiles incluyen el uso de la psicología energética, obtener suficiente vitamina B12 y grasas omega-3, y dormir lo suficiente. Participar en actividades al aire libre tales como la jardinería también puede hacer maravillas. Como regla general, sería conveniente recordar que su estilo de vida puede literalmente mejorar o empeorar su salud y su sentido de bienestar general y puede ser uno de los contribuidores más fundamentales para la depresión. La respuesta más apropiada es identificar el problema desde la raíz y no ignorarlo tomando pastillas...

Le recuerdo nuevamente que identifique los factores mencionados en este artículo antes de recurrir a un tratamiento con medicamentos--que la ciencia ha demostrado que no es más efectivo que el placebo, mientras que si está cargado con efectos secundarios potencialmente peligrosos. Para más inspiración, por favor vea mi 13 Técnicas para la Mente y el Cuerpo que Pueden Aliviar el Dolor y la Depresión.

Dicho esto, si se siente desesperado o tiene pensamientos de suicidio, llame al número de teléfono gratuito de National Suicide Prevention Lifeline, 1-800-273-TALK (8255), o llame al 911, o simplemente vaya a la sala de Emergencia más cercana.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 New York Times August 12, 2013
  • 2 CNN October 10, 2014
  • 3 US News October 9, 2014
  • 4 Times Online May 9, 2014
  • 5 The Journal of Nutrition, Health & Aging 1999, 3(1):5-7
  • 6 Journal of Internal Medicine 264(6); 599-609
  • 7 Michigan State University October 7, 2014
  • 8 KCWY13 October 8, 2014
  • 9 Orvosi Hetilap 2011 Sep 11;152(37):1477-85
  • 10 Proc Natl Acad Sci U S A. 2011 Sep 20;108(38):16050-5
  • 11 Reuters October 9, 2014