Ocultar
Germinado de Brocoli

Historia en Breve -

  • El sulforafano, que se encuentra en grandes cantidades en el germinado de brócoli, puede mejorar significativamente la presión arterial y la función renal al normalizar un proceso llamado metilación del ADN
  • La investigación preliminar sugiere que el sulforafano también puede ser especialmente beneficioso es las personas con autismo—al mejorar la comunicación verbal y al disminuir la conducta repetitiva
  • El brócoli tiene la capacidad de afectar a la expresión génica y promover la desintoxicación de contaminantes ambientales perjudiciales
  • El sulforafano también influye en las bacterias. El germinado de brócoli ha demostrado inhibir la Helicobacter pylori, bacterias que se cree podrían causan úlceras gástricas. La H. pylori también puede jugar un papel en el autismo
  • Los niños autistas son conocidos por tener altos niveles de toxinas ambientales en su sistema, así como un menor número de bacterias intestinales que promueven la salud
 

Los Compuestos en el Germinado del Brócoli Podrían Ayudar con el Autismo

Octubre 27, 2014 | 75,339 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La ciencia ha demostrado una y otra vez que el alimento es la mejor medicina. El brócoli, por ejemplo, tiene una base científica sólida que muestra que es uno de los alimentos más valiosos que promueven la salud.

Por ejemplo, un compuesto en el brócoli, glucosinolato-glucoraphanina, produce un metabolito llamado sulforafano que puede mejorar significativamente la presión arterial y la función renal1 al normalizar un proceso llamado metilación del ADN.

Curiosamente, la investigación preliminar sugiere que el sulforafano también puede ser especialmente beneficioso para las personas con autismo—al mejorar la comunicación verbal y disminuir las conductas repetitivas.

El Compuesto del Brócoli Podría Mejorar los Síntomas del Autismo

Aunque de alcance limitado, el estudio sigue mostrando que los alimentos son una parte importante del plan de tratamiento para el autismo, y puede tener un impacto significativo en el comportamiento. Un total de 44 niños y hombres diagnosticados con autismo se inscribieron en el estudio.

Algunos recibieron sulforafano en forma de cápsula, mientras que los controles recibieron un placebo. Como se informó por la revista Time:2

"El compuesto fue elegido porque puede ayudar a desencadenar una respuesta de choque térmico, una serie de eventos biológicos que protegen a las células del estrés durante la fiebre; se ha sabido que algunas personas con autismo muestran una mejoría en cuanto a comportamientos repetitivos, por ejemplo, durante la fiebre.

Alrededor del 80 por ciento de los participantes tenía antecedentes de sufrir "efectos de la fiebre."

Se observaron resultados positivos en tan sólo cuatro semanas. La comunicación mejoró, al igual que los síntomas de hiperactividad e irritabilidad. Al final del estudio de 18 semanas de duración, el 50 por ciento aproximadamente de los que recibieron el sulforafano experimentaron mayor capacidad para interactuar socialmente.

Sin embargo, alrededor de un tercio de los pacientes tratados no mostraron resultados visibles, por lo que se necesita investigar más para determinar cómo y por qué el compuesto funciona en ciertos casos. Aun así, teniendo en cuenta los muchos beneficios de salud del brócoli, ciertamente no hay razón para evitarlo.

Por el contrario, creo que parte de la razón de su efecto benéfico sobre los síntomas autistas puede estar relacionado con su capacidad para afectar la expresión génica, inhibir ciertas bacterias intestinales perjudiciales, y promover la desintoxicación de contaminantes ambientales nocivos.

Todos estos factores juegan un papel en el autismo, y es probable que casi cualquier cosa que pudiera tener un efecto benéfico sobre ellos, sea útil en algún grado.

El Sulforafano Beneficia la Expresión Génica y Salud intestinal

El sulforafano es un compuesto de azufre orgánico que se encuentra en los vegetales crucíferos, como el brócoli, coles de Bruselas, repollo, coliflor, rábano y rúcula o rúgula--pero el germinado de brócoli es la fuente más rica.

Se ha demostrado que el sulforafano tiene propiedades antimicrobianas. También mata a las células madre del cáncer, lo que disminuye el crecimiento del tumor. Como se señaló anteriormente, también normaliza la metilación del ADN, que desempeña un papel en un número de enfermedades, incluyendo la hipertensión, la función renal,3 la salud intestinal4 y el cáncer.

En términos simples, la metilación del ADN5 es el proceso por el cual un grupo metilo (un átomo de carbono unido a tres átomos de hidrógeno) se añade a una parte de una molécula de ADN.  

Esta es una parte crucial de la función normal de las células, ya que permite que las células "recuerden quiénes son y en dónde han estado". La metilación del ADN también suprime la expresión de genes y otros virus relacionados con la enfermedad.

El sulforafano influye en las bacterias. Por ejemplo, se ha demostrado que el germinado del brócoli inhibe la Helicobacter pylori, bacterias que se cree podrían causan úlceras gástricas. Curiosamente, H. pylori también puede jugar un papel en el autismo.

Es ampliamente conocido que los niños autistas tienden a sufrir problemas gastrointestinales (GI), los que experimentan los peores problemas gastrointestinales a menudo tienden a tener problemas más graves de autismo.

En un estudio,6 los investigadores analizaron la microflora intestinal de 20 niños sanos y 20 autistas, utilizando muestras de heces, y encontraron diferencias entre los dos grupos.

En concreto, las personas con autismo tenían niveles reducidos de Prevotella, Coprococcus y Veillonellaceae, en comparación con los niños sanos. Estos pertenecen a grupos degradantes de carbohidratos y/o microbios fermentadores, y pueden ser importantes para la sana interacción entre los microbios en el intestino.

Varios estudios analizan los vínculos entre el autismo, el retraso del lenguaje y H. pylori, observando que H. pylori puede inducir permeabilidad intestinal e influir en los genes relacionados con el trastorno apraxia del habla7 que afecta a muchos niños autistas.

Otros Beneficios de Salud del Brócoli

Otras investigaciones han demostrado que el brócoli puede ser útil en la prevención de:

  • Enfermedades cardiacas
  • Daño por radiación UV en la piel cuando se aplica tópicamente8
  • Osteoartritis9, 10, 11, 12
  • Alergias13
  • Diabetes14

El sulforafano del brócoli desempeña un papel en la activación de más de 200 genes diferentes, lo que explica sus variados efectos. Afortunadamente, usted no tiene que consumir grandes cantidades de brócoli para obtener sus beneficios. En un estudio15 se encontró que sólo cuatro porciones de brócoli--alrededor de 10 floretes de brócoli--por semana, ayudo a proteger a los hombres contra el cáncer de próstata.   

El Germinado de Brócoli Combate del Exposición a Contaminantes Ambientales

Otra ventaja importante del germinado de brócoli se refiere a su capacidad para desintoxicar los contaminantes, como se ha demostrado en investigaciones recientes.16, 17, 18 Esto es  importante para casi todas las personas en estos días, pero especialmente en las mujeres que planean embarazarse. Los niños autistas son conocidos por tener altos niveles de toxinas ambientales en su sistema y esta carga tóxica subyacente, desempeña un papel importante.

Por ejemplo, un estudio reciente19, 20, 21, 22 encontró que cada aumento del uno por ciento de las malformaciones genitales en varones recién nacidos dentro de un condado de Estados Unidos en particular se relacionó con una mayor tasa del 283 por ciento en el autismo. Según los investigadores, las malformaciones genitales son signos de exposición a las toxinas dañinas.  

La correlación entre la malformación genital y el autismo, a su vez ofrece un fuerte apoyo a la idea de que el autismo es el resultado de la exposición excesiva a toxinas ambientales de los padres. Otro estudio23 publicado el año pasado también encontró que los niños autistas tienen niveles significativamente más altos de compuestos orgánicos volátiles tóxicos (VOC´s). También tenían menos bacterias saludables, tales como Bifidobacterium. En cuanto a los poderes de desintoxicación en el germinado del brócoli, la revista Time señaló lo siguiente:24

"El germinado de brócoli es específicamente una fuente de glucorafanina, que crea sulforafano cuando se mastica o se ingiere. Este compuesto acelera la capacidad del cuerpo para desintoxicar diversos contaminantes..."

Un estudio de tres meses de duración incluyó cerca de 300 hombres y mujeres de china que viven en una de las zonas más contaminadas de China, una comunidad rural en la provincia de Jiangsu. El grupo de prueba bebió media taza al día de una bebida que consistía de agua esterilizada, piña y jugo de limón, con disueltos en polvo de germinado de brócoli liofilizado. El grupo de control bebió la misma mezcla sin agregar germinados.

Después de que se obtuvieron y analizaron la orina y la sangre, los investigadores encontraron que los hombres del grupo de prueba, que tomo el polvo de germinado de brócoli, excretaron mayores niveles de dos sustancias cancerígenas. La excreción de benceno aumentó 61 por ciento y la tasa de excreción de acroleína aumentó en un 23 por ciento. El benceno generalmente se encuentra en los gases de escape de los coches, pero también puede ser ingerido a través de la soda, donde se puede formar por el benzoato de sodio--utilizado como conservador. La acroleína se forma de la descomposición de ciertos contaminantes del aire interior, de la quema de materia orgánica, como tabaco y la quema de combustibles como la gasolina.

Factores que Probablemente Contribuyen al Autismo

Con el espectro del trastorno del autismo afectando ahora hasta a uno de cada 50 niños,25 parece razonable asumir que hay MUCHOS factores que contribuyen a este problema. La evidencia sugiere que este problema se deriva de una combinación de sobrecarga tóxica y otros factores agravantes, incluyendo pero no limitándose a lo siguiente:

  • Disbiosis intestinal, especialmente en combinación con las vacunas y sus aditivos, como el mercurio (timerosal), aluminio y otros, que son conocidos por dañar las mitocondrias—la fuerza motora de sus células del cuerpo que producen energía. Su sistema digestivo a menudo se le conoce como su "segundo cerebro", ya que contiene unos 100 millones de neuronas--más que en  la médula espinal o que en el sistema nervioso periférico.
  • Deficiencia de vitamina D. La relación entre la deficiencia de vitamina D en las mujeres embarazadas y el increíble aumento del autismo ha sido resaltado por el Dr. John Cannell. Los receptores de la vitamina D aparecen en una amplia variedad de tejido cerebral en el desarrollo fetal y los receptores de vitamina D activados aumentan de crecimiento nervioso en el cerebro. Creo que la deficiencia de vitamina D durante el embarazo es un factor importante que contribuye al autismo, sobre todo si tenemos en cuenta que la vitamina D también ayuda a desintoxicar el mercurio. Sin cantidades suficientes de vitamina D, cualquier asalto toxico subsecuente--independientemente de la fuente—se agravara.
  • Radiación electromagnética (EMR) de los teléfonos móviles, las torres de celulares, dispositivos Wi-Fi, que pueden atrapar los metales pesados ​​en el interior de las células nerviosas, acelera la toxicidad de metales pesados, y obstaculiza los procesos de desintoxicación naturales.
  • Toxinas microbianas, como el moho. Los niños con autismo no sólo tienen elevadas las vías de desintoxicación y frecuentemente la toxicidad de metales pesados, pero, según el Dr. Klinghardt, sus cuerpos también están frecuentemente acosados por microbios tóxicos, incluyendo neuroborreliosis, y posiblemente otras infecciones derivadas de la enfermedad Lyme.
  • Toxicidad por mercurio. Las mujeres embarazadas pueden contribuir involuntariamente a la carga tóxica de sus hijos a través de las amalgamas dentales, el 50 por ciento de las amalgamas son mercurio, una conocida neurotoxina.

Curar el Intestino Podría Ser la Clave para Tratar el Autismo

Regresando al tema de la alimentación, mientras que el germinado de brócoli puede ciertamente ser útil, los padres de niños autistas harían bien en considerar implementar la dieta GAPS. Las mujeres que planean embarazarse también pueden reducir sus probabilidades de tener un niño autista al poner cuidadosa atención a su salud intestinal, además de evitar las exposiciones tóxicas de todo tipo.

GAPS es sinónimo del Síndrome de Intestino y Psicología, desarrollado por la neuróloga Dr. Natasha Campbell-McBride, que revirtió exitosamente el autismo de su hijo. En su investigación, descubrió que casi todas las madres de niños autistas tienen flora intestinal anormal, lo cual es significativo porque los bebés heredan la flora intestinal de sus madres al momento del nacimiento. Establecer la flora intestinal normal en los primeros 20 días o menos de vida juega un papel crucial en la maduración del sistema inmune de su bebé.

Los bebés que desarrollan flora intestinal anormal han comprometido su sistema inmunológico, lo cual los ponen en mayor riesgo de sufrir reacciones a la vacuna. Si su bebé no tiene una buena flora intestinal, las vacunas pueden agravar el problema - el detonante que "prepara" al sistema inmunológico de su hijo/hija para desarrollar problemas de salud crónicos. Esto ayuda a explicar por qué no todos los niños expresan efectos negativos por las vacunas, y por qué las tasas de autismo siguen aumentando. Ahora, más niños nacen con niveles de toxicidad elevados y flora intestinal dañada desde el nacimiento... Tal es el legado de nuestro mundo cada vez más tóxico. Ligado a algunos factores perjudiciales y el cuerpo del niño simplemente no puede manejar el ataque violento.

La mejor manera de prevenir GAPS es que la madre evite todos los alimentos procesados, azúcar, antibióticos (como la carne de CAFO y jabones antibacteriales) y las píldoras anticonceptivas antes de la concepción ya que hace que desarrolle levadura y  hongos, también causa permeabilidad en el  intestino. Esto puede ser solucionado por la lactancia materna y evitando el uso de antibióticos durante (intraparto) y después del nacimiento. También es una buena idea asegurarse que el microbioma de su bebé este sano antes de recibir cualquier vacuna. Afortunadamente, es posible identificar GAPS a un bajo costo durante las primeras semanas de vida de su bebé, lo que le podría ayudar a tomar decisiones más informadas acerca de las vacunas y como proceder para poner a su hijo en el camino hacia una vida saludable.

Todo el proceso para identificar a los niños que estarían en riesgo de desarrollar autismo por una vacuna se describe en su libro Gut and Psychology Syndrome, (Síndrome del Intestino y Psicología)  pero para resumir, en su práctica ella comienza por recopilar una historia médica completa de los padres, y evaluando su salud intestinal. Luego, dentro de los primeros días de vida, las heces del niño pueden ser analizadas para determinar el estado de su flora intestinal, seguido por una prueba de orina para detectar metabolitos, que le puede dar una idea del estado de sus sistema inmunológico. Estas pruebas están disponibles en la mayoría de los laboratorios de todo el mundo y cuestan una cantidad muy razonable, de $ 80 a $ 100 USD por examen.

En mi opinión, es absolutamente VITAL llevar a cabo este análisis ANTES de considerar vacunar a su hijo. Si los resultados de las pruebas son normales, la probabilidad de autismo después de las vacunas se reduce drásticamente. Si llegara a descubrir que la microflora de su bebé es anormal, o comienza a desarrollar síntomas de autismo uno o dos años después, el programa GAPS debe iniciarse de inmediato, ya que los mejores resultados se obtienen cuando el niño empieza el tratamiento desde muy pequeño.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.