Ocultar
Bajar de Peso

Historia en Breve -

  • Contrariamente a la creencia popular, la obesidad simplemente no es el resultado de comer demasiadas calorías y no hacer suficiente ejercicio
  • Los antibióticos, que se encuentran en la medicina y carnes no orgánicos, promueven la obesidad al matar las bacterias intestinales benéficas y alterando su microbioma
  • Las hormonas y otros medicamentos que promueven el crecimiento utilizados en la ganadería no orgánica también promueven la obesidad
  • Otros factores que alimentan el aumento de la obesidad incluyen los pesticidas, endulzantes artificiales y productos químicos disruptores endocrinos
 

5 Increíbles Factores Que lo Hacen Subir de Peso

Noviembre 29, 2014 | 137,228 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Hoy en día dos de cada tres personas en Estados Unidos tienen sobrepeso o son obesos. La obesidad se ha convertido en la principal forma de desnutrición en el país, y ningún grupo ha sido tan perjudicado como nuestros hijos.

La obesidad infantil en los Estados Unidos casi se ha triplicado desde 1980, y ahora uno de cada cinco niños tiene sobrepeso a los seis años de edad; el 17 por ciento de los niños y adolescentes son obesos.1

Como se señala en un reciente artículo por la periodista de investigación de salud Martha Rosenberg,2 el peso de la persona promedio ha aumentado en 24 libras en cuatro décadas entre 1960 y 2000.

En su artículo, ella revisa cinco factores respaldados científicamente que contribuyen al aumento de peso de las personas en Estados Unidos, los cuales mencionare adelante. También he cubierto todos estos artículos anteriores más detalladamente, por lo que si desea obtener más detalles, por favor, siga los enlaces proporcionados.

Contrariamente a la creencia popular, la obesidad simplemente no es el resultado de comer demasiadas calorías y no hacer suficiente ejercicio.

Si bien hay personas que son parte de la ecuación, también hay una serie de otros factores ambientales y de estilo de vida que pueden desempeñar un papel mucho más importante, ya que la mayoría de las personas no se dan cuenta que están siendo afectados por ellos, y por lo tanto no pueden abordarlos.

#1: Los Antibióticos en los Alimentos y Medicamentos

La evidencia convincente sugiere que el uso excesivo de los antibióticos y la obesidad están estrechamente vinculados, aunque las razones no se habían aclarado hasta que descubrimos cómo su microbioma influye en su peso.

Los antibióticos pueden salvar su vida si son necesarios, como por ejemplo si desarrolla una infección bacteriana grave, pero no necesita antibióticos para todas las infecciones de oídos,  nariz o garganta.

Recuerde que los antibióticos son inútiles contra las infecciones virales que causan el resfriado común y la gripe, y cuando se toman para este propósito, sólo dañaran su salud al eliminar las bacterias buenas en su intestino.

Las bacterias benéficas (probióticos) son, de hecho, tan importantes para su salud que los investigadores los han comparado con "un órgano recién reconocido," e incluso han sugerido que nos consideremos un tipo de "meta-organismo."

Este es un reconocimiento por el hecho de que no podemos estar sanos sin la participación de una amplia gama de microbios benéficos. Mientras que su uso es exagerado en la medicina, la principal fuente de exposición a antibióticos en realidad es a través de su alimentación.

En los Estados Unidos se utilizan cerca de 30 millones de libras de antibióticos cada año para criar animales destinados al consumo humano.3, 4 Esto representa aproximadamente el 80 por ciento de todos los antibióticos que se utilizan en el pais.5 En la ganadería, los antibióticos se utilizan tanto para prevenir enfermedades como para promover el aumento de peso.

La investigación sugiere que los antibióticos tienen el mismo efecto en los seres humanos. Según datos analizados por la periodista Maryn McKenna,6 los estados con los niveles más altos del uso excesivo de antibióticos también tienen el peor estado de salud en los Estados Unidos, incluyendo las tasas más altas de obesidad.

#2 Otros Medicamentos Promotores de Crecimiento Utilizados en la Ganadería

Otros medicamentos que fomentan el crecimiento también se utilizan para engordar el ganado, y estos también podrían causar estragos en su salud. La ractopamina es un ejemplo. Este medicamento beta-agonista trabaja como promotor del crecimiento al aumentar la síntesis de proteínas, haciendo así mas musculoso al animal.

En la medicina humana, los beta-agonistas también se encuentran en medicamentos para el asma, y ​​el aumento de peso obstinado es de hecho un problema común entre los pacientes con asma que toman Advair (un medicamento beta-agonista) -tanto que el fabricante ha añadido el aumento de peso a la lista de efectos secundarios.

Muchos de los promotores de crecimiento utilizados rutinariamente en los Estados Unidos están prohibidos en todo el mundo debido a sus riesgos potenciales para la salud, que incluso son peores que el de ganar peso.

Los efectos secundarios, tales como reducción de la función reproductiva, defectos de nacimiento, discapacidad y la muerte son algunos de los efectos secundarios reportados por la ractopamina en varios animales, y si consume regularmente productos cárnicos de CAFO, ni si quiera se imagina lo que podría estar causando en su salud...

Muchas de las operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFO) también utilizan hormonas para estimular el crecimiento, y estas prácticas rutinarias también están prohibidas en muchos otros países. Como se ha señalado por Rosenberg:7

"Las hormonas que son utilizadas en la ganadería de Estados Unidos están prohibidas en los países europeo, como el estradiol-17, acetato de trembolona, ​​zeranol y melengestrol. El zeranol puede tener más efectos que simplemente engordar a los mamíferos.

Es una ‘potente sustancia química estrogénica, como se demuestra por su capacidad para estimular el crecimiento y proliferación de células tumorales en el mama humano in vitro a potencias similares a las de la hormona estradiol natural y al conocido dietilestilbestrol carcinógeno,’ dice el Breast Cancer Fund.

Traducción: También podría estar vinculado a las altas tasas de cáncer de mama en Estados Unidos. No es de extrañar que Europa no quiere nuestra carne de res."

#3: Productos Químicos “Disruptores Endocrinos,” Incluyendo Plaguicidas

Muchos productos químicos comunes para el hogar son conocidos como disruptores endocrinos, algunos de ellos se encuentran en los productos de plástico. Estos productos químicos son similares en estructura a las hormonas sexuales naturales, tales como el estrógeno, y pueden interferir con sus funciones normales.

Algunos de los ejemplos más generalizados incluyen bisfenol-A (BPA), PCBs, los ftalatos, el triclosan, pesticidas agrícolas, y retardadores de llamas.

Como señala Rosenberg, los disruptores endocrinos no sólo están relacionados con un riesgo elevado de infertilidad, bajo conteo de esperma, pubertad precoz, diabetes y otros problemas de salud. También han sido vinculados a la obesidad.

"A principios del 2003, la revista Toxicological Sciences8 abordó los efectos que los disruptores endocrinos tienen sobre el desarrollo fetal que probablemente juegan un papel en la obesidad del adulto,” Rosenberg escribe.

Curiosamente, se han encontrado que muchos productos químicos disruptores endocrinos promueven el aumento de peso específicamente a niveles por debajo de los tóxicos. Como se ha señalado por los autores de ese documento:

"Este artículo presenta datos que muestran que la actual epidemia de la obesidad no puede explicarse únicamente por las alteraciones del consumo de alimentos y/o disminución de ejercicio.

Hay un componente en la predisposición genética de la obesidad; Sin embargo, la genética no pudo haber cambiado en los últimos decenios, lo que sugiere que los cambios ambientales pueden ser los responsables de por lo menos parte de la actual epidemia de obesidad...

De hecho, muchos productos químicos sintéticos en realidad se utilizan para aumentar el peso en los animales. Este artículo proporciona ejemplos fascinantes de los productos químicos cuya toxicidad ha sido analizada por las pruebas estándar que dieron como resultado un aumento de peso en los animales a dosis más bajas en comparación con las causaron toxicidad evidente. Estos productos químicos incluyen metales pesados, disolventes, bisfenoles policlorados, organofosfatos, ftalatos, y bisfenol A. Este es un aspecto de los datos que generalmente han sido ignorados.”

Ciertos productos químicos agrícolas, el glifosato en particular, también pueden afectar su peso al eliminar las bacterias intestinales saludables. Las investigaciones recientes han demostrado que el glifosato causa perturbación extrema en las funciones y ciclos de vida de los microbios, y afecta preferentemente a las bacterias benéficas, lo que permite a los agentes patógenos se desarrollen... En los Estados Unidos, la gran mayoría del glifosato que consume proviene de los alimentos transgénicos (GE), azúcar, maíz, soya y cultivos de trigo convencionalmente disecados. Además de alterar su flora intestinal, el glifosato también aumenta los efectos dañinos de los otros residuos químicos procedentes de los alimentos y las toxinas ambientales.

#4: Endulzantes Artificiales

El negocio de los endulzantes artificiales se basa en la idea de que los sustitutos del azúcar o azucares bajos en calorías lo ayudaran a perder peso. Por desgracia, esto simplemente no es cierto. Las investigaciones han demostrado en repetidas ocasiones que los alimentos y bebidas artificialmente endulzados tienden a estimular el apetito, aumentan el deseo de carbohidratos, y estimulan el almacenamiento de grasa y aumento de peso.

Parte del problema es que los endulzantes artificiales engañar a su cuerpo haciéndolo pensar que va a recibir azúcar (calorías), y cuando el azúcar no llega, el cuerpo envía una señal pidiendo más, lo que resulta en antojos de carbohidratos. Esta conexión entre el sabor dulce y el aumento del hambre se puede encontrar en la literatura médica que data por lo menos dos décadas atrás.

Los endulzantes artificiales también producen una variedad de disfunciones metabólicas9 que promueven el aumento de peso. Una revisión en el 2010 en Yale Journal of Biology and Medicine10 es de especial relevancia, ya que ofrece un gran resumen histórico de los endulzantes artificiales y la evidencia epidemiológica y experimental que muestra que los endulzantes artificiales tienden a promover el aumento de peso. También ilustra que a medida que aumentó el uso de endulzantes artificiales, también aumentaron las tasas de obesidad. Según el autor de la reseña:

"Intuitivamente, las personas eligen endulzantes artificiales sin calorías en lugar de azúcar para perder o mantener su peso... Pero, ¿En realidad le ayudan a perder de peso los endulzantes artificiales? Sorprendentemente, los datos epidemiológicos sugieren lo contrario. Varios estudios de cohorte prospectivos a gran escala encontraron una correlación positiva entre el uso de endulzantes artificiales y el aumento de peso.”

Otro estudio, citado en un artículo reciente demócrata y Crónica,11 "encontró que los bebedores frecuentes de refrescos de dieta tenían aumentos circunferencia de la cintura que eran 500 por ciento mayor que los no bebedores de refrescos de dieta."

#5: Marketing Agresivo e Inteligente de los Alimentos Chatarra

Por último, pero no menos importante, está el tema de la comercialización de alimentos chatarra, que es especialmente perjudicial cuando está dirigido a niños. Los niños están siendo literalmente engañados y manipulados, afectando su potencial para la salud por las empresas de alimentos chatarra en busca de ganancias. Realmente no hay nada "accidental" en el aumento de las tasas de obesidad infantil cuando se toma en cuenta la comercialización engañosa... la mercadotecnia en los niños en realidad se ha convertido en una ciencia en toda la regla. Por ejemplo, "el NAG factor" ha sido estudiado hasta el punto de que los vendedores pueden saber sobre qué tipo de berrinches son más eficientes para lograr que los padres cedan a las demandas de sus hijos.

Las vías de comercialización también han crecido de manera exponencial en los últimos 30 años, gracias a la rápida evolución de los avances tecnológicos. El Marketing ya no se limita a los anuncios de televisión y revistas. Los niños ahora están expuestos a la comercialización a través de la concesión de licencias de marca, colocación de productos, escuelas, marketing inteligente, marketing viral, DVDs, juegos e Internet. Según un informe en el 2013 del Instituto de Medicina (IOM),12 niños de 2-11 años ahora ven un promedio de más de 10 anuncios de comida en la televisión por día. Y casi todos (98 por ciento) de estos son productos altamente procesados, con grasas dañadas, azúcar y/o sodio. La mayoría (79 por ciento) son bajos en fibra.13

Lo que estamos viendo es un aumento de 360 grados en la "comercialización virtual,” diseñada para convertir a los niños en consumidores leales de toda la vida, y cuando se trata de los alimentos procesados, los niños están siendo engañados haciéndolos creer que los alimentos chatarra los harán saludables y felices. Sin embargo, la verdad, es diametralmente opuesta a este tipo de propaganda...

El Relator Especial de las Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, Olivier De Schutter14 advirtió recientemente que "la obesidad es una mayor amenaza para la salud global que el tabaco." La American Society of Clinical Oncology15 (ASCO) también emitió recientemente una declaración de posición sobre la obesidad y el cáncer, en donde ellos también afirman que "la obesidad está superando rápidamente al tabaco como la principal causa prevenible de cáncer."

Durante la cumbre anual de la Organización Mundial de la Salud de este año, De Schutter solicitó a las naciones unir fuerzas para crear regulaciones más estrictas sobre los alimentos poco saludables, diciendo: "Así como los países se pusieron de acuerdo para regular los riesgos del tabaco, un convenio inteligente sobre dietas adecuadas tiene que ser creado."

Las Ramificaciones de la Salud de la Obesidad Pueden Ser Letales

La comida barata provoca gastos elevados de atención de salud. Se estima que las enfermedades relacionadas con la obesidad aumenten los costos nacionales de atención de la salud en 48 mil millones dólares anuales durante las próximas dos décadas.16 Las enfermedades atribuibles a la obesidad17 incluyen, pero no se limitan a las siguientes. Tenga en cuenta que mientras que la obesidad se asocia con el síndrome metabólico y las enfermedades de la siguiente tabla, no es su causa; simplemente un marcador. El vínculo común entre ellos es la disfunción metabólica, y el consumo excesivo de azúcar/fructosa es el principal factor. Así que aunque todavía no tenga signos clínicos de disfunción metabólica, el hecho de que este aumentando peso en exceso es una suficientemente señal.

Diabetes de tipo 2 Cáncer (especialmente de mama, endometrio, colon, vesícula biliar, próstata y riñón18) Enfermedades cardiacas y corazón agrandado Trastornos del sueño (incluyendo apnea del sueño) Embolia pulmonar Hipertensión
Síndrome de ovario poliquístico Enfermedad por reflujo gastroesofágico Hígado graso no alcohólico (NAFLD) Hernia Disfunción eréctil Demencia
Incontinencia urinaria Insuficiencia renal crónica Edema linfático/Linfedema Celulitis Apoplejía/Paro cardiaco Problemas de lípidos
Síndrome de Pickwick Depresión Osteoartritis Gota Enfermedad de la vesícula biliar Asma

Su Peso Refleja Sus Opciones de Estilo de Vida

Como puede ver, un número de factores pueden contribuir a su problema de peso. Simplemente comer menos calorías y hacer más ejercicio por lo general no funciona muy bien, y la razón de ello se debe a que no todas las calorías son iguales. En lugar de enfocarse en las calorías, usted necesita enfocarse en la calidad de los alimentos que consume, y evitar la exposición a sustancias químicas. Muchas personas terminan muy disgustadas al intentar mejorar su alimentación, quejándose de que una vez que empiezan a leer las etiquetas, se dan cuenta de que "nada es seguro para comer." Si este es su caso, probablemente todavía este viendo las etiquetas de los alimentos procesados, tratando de averiguar cuáles son los "buenos" para usted, y ese es el problema.

La lista de ingredientes que debe evitar es casi interminable, y mantener un seguimiento de ellos puede ser muy desafiante. La respuesta es crear una lista de opciones saludables, que es mucho más corta y fácil de recordar. Y, cuando se trata de publicidad, tenga en cuenta que "alimentos reales" no adulterados rara vez o nunca son anunciados, así que si estás viendo un anuncio de un alimento que promete hacer maravillas en su salud, lo más probable es que sea engañoso…

La siguiente lista de tres consejos súper simples, fáciles de recordar no sólo mejorará su nutrición, sino que también lo ayudara a evitar un sinnúmero de exposiciones a sustancias químicas que pueden afectar su peso:

  1. Compre alimentos orgánicos y enteros, y cocine desde cero. En primer lugar, esto reducirá automáticamente su consumo de azúcar, que es la causa fundamental de la resistencia a la insulina y aumento de peso. Si compra productos orgánicos, también disminuirá su exposición a pesticidas e ingredientes transgénicos, y si intenta evitar los alimentos procesados, evitará automáticamente los endulzantes artificiales y grasas procesadas dañinas.
  2. Hablando de las grasas, la mayoría de las personas necesitan más de 50-85 por ciento de grasas saludables en su alimentación para una salud óptima. Las fuentes de grasas saludables que debe agregar su alimentación incluyen aguacates, mantequilla hechas de leche cruda de vacas alimentadas con pastura, productos lácteos orgánicos y sin pasteurizar, cocos y aceite de coco, aceite de frutos secos orgánicos sin calefacción, nueces crudas y semillas, yemas de huevo yemas de huevo de gallinas de pastoreo y carnes de animales alimentados con pastura. Para obtener un asesoramiento alimenticio más detallado, por favor échele un vistazo a mi Plan de Nutrición Optimizado.

  3. Opte por carnes de animales alimentados con pastura orgánica para evitar ingredientes manipulados genéticamente, pesticidas, hormonas, antibióticos y otros medicamentos que estimulan el crecimiento.
  4. Opte por envases y recipientes de vidrio para evitar los productos químicos disruptores endocrinos.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.