La Reivindicación del Colesterol; Cómo le Ayuda a Nuestra Salud

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 14, 2014 | 62,622 vistas

Historia en Breve

  • Quizá usted no lo sepa, pero el Dr. Fred Kummerow, quien aún vive a la edad de casi 100 años, fue el primer científico en documentar la toxicidad de las grasas trans
  • Durante los últimos 60 años, sus investigaciones han demostrado repetidamente que el colesterol alto y la formación de la placa que causa la enfermedad cardiaca NO están relacionados
  • El trabajo del Dr. Kummerow demuestra que no es el colesterol el que causa la enfermedad cardiaca, sino que los culpables son las grasas trans y el colesterol oxidado
  • El 95 por ciento de los alimentos que consumen las personas en Estados Unidos son procesados, y es en los alimentos procesados en donde encontramos todas las grasas trans
  • Las grasas trans evitan la síntesis de la prostaciclina, la cual es necesaria para que la sangre fluya continuamente. Cuando el cuerpo no produce prostaciclina, se forman coágulos de sangre, y usted puede tener una muerte repentina
  • Para proteger la salud cardiaca, también hay que hacer algo sobre la resistencia a la insulina y a la leptina, la cual es resultado de una alimentación muy alta en azúcares y granos

Por el Dr. Mercola

La cardiopatía o enfermedad cardiaca es una de las principales causas de muerte, y frecuentemente se culpa al colesterol por ello. ¿Pero es justificado?

Durante los últimos 60 años, las investigaciones han demostrado repetidamente que el colesterol alto y la formación de la placa que causa la cardiopatía NO están relacionados. A pesar de esto, ha persistido el mito acerca de las grasas saturadas y el colesterol.

Después de hacer investigaciones sobre la ciencia de los lípidos, el colesterol, la cardiopatía y la nutrición durante más de ocho décadas, el Dr. Fred Kummerow, ahora de casi 100 años de edad, tiene algo que decir acerca del tema. De hecho, él fue el primer investigador en identificar cuál grasa es la que realmente causa la obstrucción de las arterias, por lo que convencionalmente se culpa a la grasa saturada.

Desde finales de la década de los 70, también estudió el desequilibrio de nutrientes, causante de la obesidad, en la alimentación de las personas en Estados Unidos. Su nuevo libro El Colesterol No Es El Culpable (Cholesterol Is Not the Culprit) se enfoca en la química básica de los alimentos, en cómo trabaja el cuerpo, y en dónde entran los alimentos en esta ecuación.

El trabajo del Dr. Kummerow demuestra que el colesterol no es la causa de la cardiopatía (por lo que es bastante seguro consumir huevo, por ejemplo), sino que las culpables son las grasas trans. Él fue el primero en crear esta relación, y el primero en publicar un artículo científico al respecto, varias décadas atrás, en el año 1957.

“Ese fue el primer artículo que demostró que los ácidos grasos trans, que se encuentran en las grasas hidrogenadas, causaban cardiopatía,” dice.

Por qué la FDA Tomó Acción Finalmente en Contra de las Grasas Trans

El consumo de las grasas trans, que por décadas fueron promovidas como una alternativa más saludable a la grasa saturada animal, aumentó radicalmente a mediados de los años 50.

Y de acuerdo con el Dr. Kummerow, la tasa de muertes repentinas por cardiopatía ha incrementado fielmente al mismo tiempo que el consumo de grasas trans. Afortunadamente, la ciencia que demuestra que las grasas trans son mucho MÁS dañinas que las grasas saturadas finalmente comienza a recibir el reconocimiento que merece.

No es sorprendente que, considerando su larga historia en este campo, el Dr. Kummerow haya representado un papel fundamental en lograr que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) finalmente haya abordado este peligro para la salud. En el 2009, el Dr. Kummerow presentó una petición ciudadana a la FDA para que se prohibieran las grasas sintéticas trans. En la petición indicó que:

“Las grasas trans llevan a una reducción de prostaciclina, la cual es necesaria para evitar que se formen coágulos en las arterias. Un coágulo en cualquiera de las arterias coronarias puede llevar a una muerte repentina.”

La FDA debe responder a ese tipo de peticiones en 180 días, pero casi 4 años después, aún no había respondido. Así que, el año pasado el Dr. Kummerow presentó una demanda legal contra la agencia.1 Es interesante que, no pasó mucho tiempo antes de que la FDA anunciara que estaba considerando en eliminar los aceites parcialmente hidrogenados, la principal fuente de grasas trans, de la lista de ingredientes “generalmente reconocidos como seguros” (GRAS).

La agencia le dio un total de 120 días a la industria para hacer un comentario acerca de la propuesta. La FDA notó que hay 30,000 productos en la alimentación estadounidense que contienen grasas trans. ¡Esto le indica qué tan predominantes son estas grasas peligrosas!

Básicamente, si usted consume alimentos procesados, muy probablemente está consumiendo grasas trans. Muchos productos que dicen “cero grasas trans” simplemente tienen cantidades por porción tan ridículamente pequeñas que las grasas trans entran en los límites permitidos.

Grasas Trans 101

Estructuralmente, las grasas trans son ácidos grasos sintéticos. Catorce de ellos se producen durante el proceso de hidrogenación. (No están presentes en las grasas animales ni en las vegetales). Como explica el Dr. Kummerow, las grasas trans evitan la síntesis de la prostaciclina,2 la cual es necesaria para que la sangre fluya continuamente.

Cuando las arterias no pueden producir prostaciclina, se forman coágulos de sangre y usted puede tener una muerte repentina. El evitar las grasas trans es, entonces, imperativo para la salud cardiovascular. El ácido vaccénico, que se encuentra en la leche de vaca, a pesar de ser una grasa trans natural, tiene una composición completamente diferente y no causa los efectos adversos a la salud asociados con los aceites hidrogenados.

Lo que hace la diferencia es la materia de la química compleja,” dice el Dr. Kummerow. “La Administración de Medicamentos y Alimentos ha confundido esos dos ácidos grasos durante años. Uno no causa problemas, el otro sí.”

Las Grasas Trans y el Colesterol Oxidado Son los Responsables de la Cardiopatía

El Dr. Kummerow publicó3 recientemente un ensayo que muestra que hay dos lípidos (grasas) en nuestra alimentación que son responsables de la formación de la cardiopatía. El primero es la grasa trans que se encuentra en el aceite parcialmente hidrogenado.

El otro es el colesterol oxidado, que se forma cuando se calienta el colesterol. La fuente principal del primero son los alimentos fritos. La yema de huevo en polvo es otro ejemplo de un alimento donde el calor ha dañado la grasa al punto de haber creado un colesterol oxidado perjudicial. El colesterol oxidado (de nuevo, no el colesterol alimenticio por sí mismo) causa el aumento de la formación de tromboxano, un factor que hace que coagule la sangre.

Tenemos la prostaciclina que mantiene a la sangre fluyendo, y al tromboxano que hace que se coagule. Se tiene que ser muy cuidadoso con la proporción, la cantidad de cada una en la sangre. Esta es la simple explicación [de lo que causa la cardiopatía],” dice el Dr. Kummerow. “325,000 personas murieron repentinamente en el 2011... y seguiremos viendo que la gente muere súbitamente [a menos que se eliminen las grasas trans completamente de nuestra alimentación].

Mostré en el 1958 que si alimentaba a una rata con grasas trans y luego le cambiaba la alimentación, en un mes las grasas trans... se eliminaban metabólicamente. No hay más grasas trans en el cuerpo. Si la FDA decidiera hoy que no debe haber más grasas trans en los alimentos, el próximo mes, las personas que han estado consumiendo estas grasas habrán eliminado toda la grasa trans de su cuerpo. Habría sido metabolizada. Habría, el próximo año y el año después, menos muertes repentinas.”

La Forma Más Fácil de Proteger el Corazón es Evitar los Alimentos Procesados

El hecho de que el cuerpo puede eliminar las grasas trans más o menos en un mes es alentador. La trágica realidad es, por supuesto, que el 95 por ciento de los alimentos que la mayoría de las personas en Estados Unidos consumen están procesados, y es en los alimentos procesados donde están todas las grasas trans. El mensaje clave aquí es que usted no tiene que esperar a que la FDA cree una norma acerca de la grasa trans. Usted puede evitar las grasas trans al eliminar de su alimentación todos los productos procesados, entre los cuales se encuentran también los alimentos de restaurant. Si usted puede eliminarlos de su alimentación, y reemplazarlos con vegetales frescos y locales, grasas saludables, y proteína animal en las cantidades apropiadas, será mucho menos probable que termine con una cardiopatía.

El equilibrio entre la proporción de omega-3 y de omega-6 es también una clave para la salud cardiaca, ya que estos ácidos grasos ayudan a construir las células de las arterias que crean la prostaciclina que mantiene a la sangre en movimiento fluido. La deficiencia de omega-3 puede causar o contribuir a problemas de salud muy serios, físicos y mentales, y puede ser un factor subyacente significativo de hasta 96,000 muertes prematuras cada año. Para más información sobre el omega-3 y las mejores fuentes de esta grasa, vea este artículo anterior. Además de las grasas omega-3 de origen animal, otras fuentes de grasas saludables que hay que incluir en la alimentación son:

Aguacates Mantequilla hecha de leche orgánica de vacas alimentadas con pastura Lácteos de leche entera Yemas de huevo pasteurizado y orgánico
Coco y aceite de coco Aceites, que no hayan sido calentados, de frutos secos orgánicos Frutos secos crudos, como almendras, nueces, nueces de macadamia y semillas Carne de animales alimentados con pastura

Cómo Evitar la Calcificación Arterial

También necesita la proporción apropiada de calcio, magnesio, sodio y potasio, y todos se encuentran generalmente en abundancia en los alimentos enteros. La siguiente información le dará una idea de cómo entran en juego estos nutrientes: al analizar la composición de las venas, el Dr. Kummerow demostró que las personas que fueron sometidas a un bypass cardiaco tienen generalmente entre 40 y 60 por ciento de algo llamado esfingomielina en las arterias. La esfingomielina es una parte de cinco fosfolípidos que rodean las células arteriales para protegerlas. La cantidad de esfingomielina cambia con el tiempo, y depende altamente en nuestra alimentación. Las grasas oxidadas promueven la creación de esfingomielina.

Cuando la mitad de la arteria era esfingomielina, las sales en la sangre provocaron que tuviera una carga negativa; el calcio en las arterias tiene una carga positiva. Entonces el calcio se adhiere a la pared de la arteria y gradualmente causa que la arteria coronaria se calcifique,” explica.

Es bien conocido que la calcificación está involucrada en [la cardiopatía], al punto de que la sangre ya no puede fluir a través de la arteria coronaria. El corazón no tiene el abastecimiento de sangre que necesita, y comienza a doler. Por supuesto, entonces usted va a un médico, y éste lo salva con una operación de bypass coronario. Hay 300,000 de éstos al año ahora en este país. Así que, es importante mantener a las arterias libres de calcificación. Y usted puede hacer eso al no consumir grasas oxidadas. Eso es lo que lo causa.

Por supuesto, lo otro que mencioné es que si usted no consume grasas trans, no interferirá en el flujo de su sangre. Las grasas trans no tendrán ninguna influencia, pues si usted no las consume no estarán ahí. Esa es la otra causa de la cardiopatía. Si usted no consume grasas trans ni grasa oxidada, no tendrá cardiopatía.”

Consejos Saludables de un Científico de Casi 100 Años de Edad

El Dr. Kummerow fue altamente responsable del descubrimiento de la relación entre la pelagra y la deficiencia de niacina, y el primer investigador en identificar que la grasa trans es uno de los causantes principales de la cardiopatía. Conforme se acerca a los 100 años de edad, aun trabaja; aun hace investigación, y su cerebro está tan agudo como siempre. ¡Al menos él es una evidencia de lo que “el vivir correctamente” puede hacer por usted!

“Puedo decirle lo que pienso: usted tiene que llevar una alimentación sana,” dice. “Usted tiene que hacer ejercicio todos los días. Yo solía ir a nadar a mediodía, llevaba mi almuerzo conmigo y me lo comía en mi laboratorio. Siempre iba a nadar por al menos media hora. También andaba en bicicleta. Iba en bicicleta de mi trabajo a mi casa, la cual estaba a una milla de mi laboratorio, todos los días.”

Las vitaminas K2 y D también son elementos importantes. Algunos investigadores, como la Dra. Stephanie Seneff, creen que el optimizar los niveles de vitamina D a través de la exposición regular al sol, en vez de tomar un suplemento oral, puede ser la clave para optimizar la salud cardiaca. Investigaciones recientes publicadas en la revista Menopausia4, 5 también parecen apoyar las teorías de la Dra. Seneff en cuanto al vínculo del colesterol y la vitamina D.

El Dr. Kummerow afirma que una suplementación excesiva de vitamina D, de hecho, promueve la calcificación arterial. Pero es importante distinguir entre la vitamina D creada por el cuerpo en respuesta a la exposición al sol, y la vitamina D que se toma en forma de pastilla. Por ejemplo, mientras que es extremamente difícil el alcanzar niveles excesivos de vitamina D (y que, por lo tanto, cause calcificación arterial) a través de la exposición al sol, la vitamina K2 es importante para evitar tales resultados cuando se consumen grandes cantidades de suplementos de vitamina D.

Yo, personalmente, no he tomado vitamina D oral en más de 4 años. Obtengo toda mi vitamina D de la exposición al sol. El beneficio de esto es que el cuerpo tiene un mecanismo interno de retroalimentación biológica que regula las cantidades de vitamina D que se producen. Esto asegura que usted tendrá la cantidad correcta que el cuerpo necesita.

Ahora, cuando toma vitamina D oral, incrementa su necesidad de vitamina k2. El papel biológico de la vitamina K2 es mover el calcio a las áreas correctas en el cuerpo, como los huesos y dientes. También ayuda a eliminar el calcio de las áreas donde no debería estar, como en las arterias y tejidos suaves. Los síntomas de toxicidad por vitamina D son, de hecho, producidos por una deficiencia de vitamina K2, entre los cuales se encuentra la calcificación inapropiada que puede llevar al endurecimiento de las arterias.

El Azúcar, Otro Impulsor Principal de la Cardiopatía

Aunque no se haya hablado de él en esta entrevista, me gustaría recordarle que el azúcar es otro culpable alimenticio principal en el desarrollo de la cardiopatía. Para proteger la salud cardiaca, hay que hacerse cargo de la resistencia a la insulina y a la leptina, que es el resultado de una alimentación muy alta en azucares y granos. Para revertir la resistencia a la insulina y a la leptina de manera segura y efectiva, y por lo tanto disminuir el riesgo a la cardiopatía, usted necesita:

  1. Evitar el azúcar, la fructosa procesada, y los granos si usted tiene resistencia a la insulina y a la leptina. Esto significa que debe efectivamente evitar los alimentos procesados.
  2. Llevar una alimentación saludable con alimentos enteros, idealmente orgánicos, y reemplazar los carbohidratos de los granos con:
    • Grandes cantidades de vegetales
    • Una cantidad entre baja y moderada de proteína de alta calidad (piense en los animales cuidados de manera orgánica y alimentados con pastura)
    • Toda la grasa saludable de alta calidad que guste (saturada y monosaturada de origen animal y de aceites tropicales). La mayoría de las personas actualmente necesitan entre 50-85 por ciento de grasas en su alimentación para una salud óptima, lo cual está muy lejos del 10 por ciento recomendado en estos días.

Más información

Aunque podemos encontrar docenas de libros sobre el colesterol, El Colesterol no es el Culpable (Cholesterol Is Not the Culprit) fue escrito por la persona que se dio cuenta primero de las causas fundamentales de la cardiopatía, es decir, las grasas trans y el colesterol oxidado de los alimentos fritos (grasas dañadas por el calor). ¡Y lo hizo hace 57 años! Si usted tiene interés en aprender más acerca de los pormenores del colesterol, le recomiendo ampliamente que consiga el libro del Dr. Kummerow. Está disponible en Amazon, y es un libro fácil de leer e informativo.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 World Nutrition Volume 5, Number 3, March 2014 (PDF)
  • 2 Scand Cardiovasc J. 2013 Dec;47(6):377-82
  • 3 Clinical Lipidology Januray 28, 2014 [Epub ahead of print]
  • 4 Menopause March 3, 2014 [Epub ahead of print]
  • 5 Eurekalert March 5, 2014