La Deficiencia de Vitamina D Aumenta Significativamente Su Riesgo de Cáncer y Todas las Causas de Mortalidad

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 22, 2014 | 29,619 vistas

Historia en Breve

  • Los niveles séricos de vitamina D elevados entre la población general podría prevenir las enfermedades crónicas que cobran casi un millón de vidas en todo el mundo cada año
  • La vitamina D puede reducir significativamente el riesgo de una variedad de cánceres, incluyendo de vejiga, colorrectal y cáncer de mama
  • Parece haber una relación causal entre los niveles de vitamina D y la muerte; esta relación es más fuerte cuando se trata de muerte por cáncer

Por el Dr. Mercola

Hay muchas razones para ser consciente de la vitamina D. Un menor riesgo de cáncer es quizás uno de los más notables, pero la evidencia convincente también sugiere que al optimizar su vitamina D puede reducir el riesgo de muerte por cualquier causa.

Los investigadores también han señalado que al aumentar los niveles de vitamina D3 en la población general podría prevenir las enfermedades crónicas que cobran más de un millón de vidas en todo el mundo cada año.

A pesar de su nombre, la vitamina D, técnicamente, no es una vitamina. En realidad es una hormona esteroide que se obtiene principalmente a través de la exposición al sol o de suplementos, y se cree que su capacidad para influir en la expresión genética produce muchos de sus beneficios de amplio alcance para la salud.

Áreas de Salud que se Benefician por la Vitamina D

Se pueden escribir muchos libros acerca de los beneficios de la vitamina D, mucho más de lo que podríamos hablar aquí, pero para resumir en grandes rasgos, optimizar sus niveles de vitamina D puede protegerlo contra:

Enfermedad cardiovascular. La vitamina D es muy importante para reducir la hipertensión, enfermedad cardíaca aterosclerótica, ataques cardíacos y embolias.

De acuerdo con el antiguo investigador de la vitamina D, Dr. Michael Holick, la investigación ha demostrado que la deficiencia de vitamina D puede aumentar su riesgo de ataque cardiaco en un 50 por ciento. Si tiene un ataque cardiaco y es deficiente de vitamina D, el riesgo de morir de un ataque cardiaco es más de 100 por ciento.
Enfermedades autoinmunes. La vitamina D es un potente modulador inmunológico, que es muy importante para la prevención de enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple1 (MS) y la enfermedad inflamatoria intestinal.
Enfermedad pulmonar. En las personas que son deficientes, los suplementos de vitamina D podrían reducir los síntomas de los brotes de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (COPD) en más del 40 por ciento.2 Otras investigaciones3 sugieren que la vitamina D también podría protegerlo contra algunos de los efectos adversos del tabaquismo.
Infecciones, incluyendo la gripe. La vitamina D también combate las infecciones, incluyendo los resfriados y la gripe, ya que regula la expresión de los genes que influyen en el sistema inmunológico para atacar y destruir las bacterias y los virus.

Yo creo que es mucho más prudente, más seguro, menos costoso, y lo más importante, mucho más eficaz, optimizar sus niveles de vitamina D que vacunarse contra la gripe.
Reparación del ADN y procesos metabólicos. Uno de los estudios del Dr. Holick mostró que los voluntarios sanos que toman 2,000 UI de vitamina D por día durante unos meses regularon 291 genes diferentes que controlan hasta 80 diferentes procesos metabólicos.

Esto incluyó: mejor reparación del ADN; que tiene un efecto benéfico sobre la auto oxidación (oxidación que se produce en presencia del oxígeno y/o radiación UV, que tiene implicaciones para el envejecimiento y el cáncer); estimulación del sistema inmunológico; y muchos otros procesos biológicos.
Salud del cerebro (depresión,4, 5 demencia, y Alzheimer). Los receptores de la vitamina D aparecen en una amplia variedad del tejido cerebral, y los receptores de vitamina D activados aumentan el crecimiento de los nervios en el cerebro. La vitamina D es importante para la función cerebral óptima, salud mental, y para la prevención de trastornos degenerativos del cerebro, incluyendo la enfermedad de Alzheimer.

De acuerdo con un estudio reciente6, 7 las personas mayores con niveles bajos de vitamina D pueden duplicar su riesgo de demencia y Alzheimer. Otro estudio8, 9, 10 encontró que las personas con el consumo promedio más elevado de vitamina D tenían un riesgo del 77 por ciento menor de la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores creen que los niveles óptimos de vitamina D pueden aumentar la cantidad de importantes sustancias químicas en el cerebro y proteger las células del cerebro al aumentar la eficacia de las células gliales al recuperar la salud de las neuronas dañadas.

La vitamina D también puede ejercer algunos de sus efectos benéficos en el cerebro a través de sus propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras.
Cáncer. La vitamina D tiene un número de efectos anticancerígenos específicos, incluyendo: promover la muerte de células cancerosas, conocido como apoptosis e inhibir la angiogénesis (crecimiento de vasos sanguíneos que alimentan un tumor).

Hay más de 800 referencias en la literatura médica que muestran la eficacia de la vitamina D contra el cáncer. Un reciente meta-análisis11 llegó a la conclusión de que la vitamina D ayuda a proteger contra el cáncer de vejiga. En total, tener un alto nivel sérico de 25-hidroxivitamina D se relacionó con un riesgo relativamente menor de cáncer de vejiga.

Del mismo modo, un estudio en 2007 publicado en American Journal of Preventive Medicine12 llegó a la conclusión de que un nivel de vitamina D de más de 33 ng/ml se relacionó con un riesgo del 50 por menor de cáncer colorrectal.

Vitamina D para el Cáncer de Mama

El cáncer de mama es la segunda causa principal de muerte por cáncer entre las mujeres en Estados Unidos,13 y cobra la vida de cerca de 40,000 mujeres cada año. Aunque sin duda hay muchos factores que contribuyen, Carole Baggerly, fundadora de GrassrootsHealth, cree que hasta un 90 por ciento del cáncer de mama ordinario de hecho puede estar relacionado con (o claramente exacerbado por) la deficiencia de vitamina D.

También puede hacer una gran diferencia en la recuperación del cáncer. Más recientemente, un meta-análisis de cinco estudios publicado en la edición de marzo 2014 de la revista Anticancer Research14 encontró que las pacientes diagnosticadas con cáncer de mama que tenían niveles más altos de vitamina D tenían el doble de probabilidades de sobrevivir en comparación con las mujeres con niveles bajos.15, 16, 17

El análisis incluyó a más de 4,500 pacientes con cáncer de mama durante un período de nueve años. El grupo con niveles elevados de suero tenía un nivel de vitamina D promedio de 30 nanogramos por mililitro (ng/ml), que en realidad no es un nivel óptimamente normal como 50 ng/ml.

Las mujeres en el grupo con niveles bajos de suero promediaron 17 ng/ml, que es el nivel promedio de vitamina D encontrado en pacientes con cáncer de mama.18 Los investigadores le sugieren a los médicos hacer parte de la atención del cáncer de mama el monitoreo y optimización de vitamina D y recomiendan que las pacientes con cáncer de mama deben restaurar sus niveles de vitamina D a un rango normal de 30-80 ng/ml.

Según los resultados destacados, se necesitan al menos 30 ng/ml de suero de 25-hidroxivitamina D (25 (OH) D) para prevenir que el cáncer se propague. Dicho esto, otras investigaciones sugieren que los niveles tan altos como 80 ng/ml podrían ser más benéficos.

Los Niveles Bajos de Vitamina D Podrían Ser un Factor de Riesgo Independiente de la Muerte

Un cuerpo de investigación robusto y con rápido crecimiento muestra claramente que la vitamina D es esencial para la buena salud y la prevención de enfermedades, en parte debido a que influye en un 10 por ciento de todos sus genes.

Más recientemente, los investigadores utilizaron una técnica llamada “aleatorización mendeliana” para evaluar el impacto de la deficiencia de vitamina D en la salud y la mortalidad general y los resultados fueron convincentes. Según lo que informó el New York Times:19

"Para el estudio,20 publicado en BMJ, los investigadores utilizaron datos de los registros de salud del gobierno danés de 95,766 personas. Todos fueron evaluados por una variante genética que reduce sus niveles de vitamina D, y 35,334 personas también se les midieron sus niveles séricos de vitamina D… Al estudiar dos grandes poblaciones, en la que una tiene una variante genética de niveles bajos de vitamina D y la otra no, los investigadores fueron capaces casi de eliminar el impacto de los factores de confusión, debido a que otras enfermedades, hábitos y comportamientos que pueden estar contribuyendo a la mala salud. Estos rasgos serán uniformemente distribuidos en las poblaciones estudiadas, dejando únicamente la diferencia genética entre ellos.

Los científicos encontraron que al tener los genes asociados con los niveles bajos de vitamina D durante toda la vida aumenta el riesgo de muerte por cáncer por más del 40 por ciento y el riesgo de muerte por cualquier causa por más de un 30 por ciento. No encontraron ningún efecto en la muerte por la enfermedad cardiovascular. “Este estudio muestra que pudiese haber una relación causal" entre los niveles de vitamina D y la muerte,” dijo el autor principal Dr. Shoaib Afzal del Hospital Universitario de Copenhague. Sin embargo, agregó, "No podemos recomendar la compra de suplementos. Todavía necesitamos ensayos aleatorios para eso.” [El énfasis es mío]

Contrario a la sugerencia del Dr. Afzal de mantenerse alejado de los suplementos, otro informe reciente sugiere que los niños deben recibir gratuitamente suplementos de vitamina D para abordar "una oculta epidemia de deficiencia" que está impulsando las estadísticas de las enfermedades. El informe21 que fue emitido por British National Institute for Health and Care Excellence (NICE). NICE también motiva a los supermercados abastecerse de suplementos de vitamina D de bajo costo y promoverlos a los grupos de alto riesgo, como las mujeres embarazadas, adultos mayores y personas con tez más oscura.

La Exposición al Sol Es la Manera Ideal para Optimizar sus Reservas de Vitamina D

Creo firmemente que la exposición al sol, de manera segura, es la mejor manera de optimizar su nivel de vitamina D. De hecho, yo personalmente no he tomado un suplemento de vitamina D durante más de cinco años, pero mis niveles están en el rango de los 70 ng/ml. En caso de que no le sea posible obtener suficiente luz solar, entonces una cama de bronceado equipada con balasto electrónico (para evitar potencialmente dañinos campos EMF) sería su mejor opción.

Si sus circunstancias no le permiten acceder al sol o una cama de bronceado, entonces lo ideal sería que tomara un suplemento de vitamina D. En este caso, asegúrese de tomar vitamina D3—no vitamina D2 sintética y tomar vitamina K2 y magnesio en combinación. La vitamina D es soluble en grasa, por lo que tomar algún tipo de grasa saludable también le ayudará a optimizar la absorción. La vitamina A, zinc, boro son otros cofactores importantes que interactúan con la vitamina D.

Hay un número de razones importantes para estas recomendaciones. Para empezar, la función biológica de la vitamina K2 es ayudar a mover el calcio en las áreas apropiadas de su cuerpo y sin cantidades suficientes, el calcio se acumula en áreas tales como las arterias y los tejidos blandos. Esto puede originar la calcificación, lo que podría conducir al endurecimiento de las arterias--un efecto secundario que anteriormente se pensaba que era causado por la toxicidad de vitamina D. Ahora sabemos que la calcificación inapropiada en realidad es causada por la falta de vitamina K2 y no por demasiada vitamina D.

El magnesio también es importante, tanto para la función apropiada del calcio como para la actividad de la vitamina D, ya que convierte la vitamina D en su forma activa. El magnesio también activa la actividad enzimática que ayuda a su cuerpo a utilizar la vitamina D. De hecho, todas las enzimas que metabolizan la vitamina D requieren magnesio para funcionar. Al igual que con la vitamina D y el K2, la deficiencia de magnesio22 también es muy común y si tiene deficiencia de magnesio y toma suplementos de calcio, podría agravar la situación. Las fuentes alimentarias de magnesio incluyen vegetales marinos, como las algas, dulce y nori. Los vegetales también pueden ser una buena fuente. En cuanto a los suplementos, el citrato de magnesio y treonato magnesio son unos de los mejores.

¿Cuánta Vitamina D Es Necesaria para la Prevenir del Cáncer de Mama?

En 2011, un equipo de investigadores dirigido por el Dr. Cedric F. Garland encontró que un nivel de vitamina D de 50 ng/ml se relacionó con un riesgo 50 por ciento menor de desarrollar cáncer de mama.23, 24 En aquel tiempo, descubrieron que con el fin de lograr los niveles protectores, tiene que tomar mucho más vitamina D suplementaria de lo que se pensaba.

Para alcanzar un nivel protector mínimo de 40 ng/ml de vitamina D, los participantes del estudio tenían que tomar de 1,000 UI hasta 8,000 UI de vitamina D3 por día—una cantidad completamente diferente a la recomendada de 600 UI de vitamina D para los adultos. La dosis suplementaria que garantizo que el 97.5 por ciento de las personas en el estudio lograron un suero de 25 (OH) D con al menos 40 ng/mL fue de 9,600 UI al día. Este estudio también concluyó que el consumo de hasta 40,000 UI por día es poco probable que cause toxicidad por vitamina D.

GrassrootsHealth también tiene una tabla útil que muestra la dosis adulta promedio, requerida para alcanzar los niveles de vitamina D saludables, en base a sus medidas iniciales. Sin embargo, es importante señalar, que es prácticamente imposible hacer una recomendación general sobre la cantidad de vitamina D que debe tomar, ya que la cantidad necesaria puede variar considerablemente de una persona a otra. En esencia, sería prudente monitorear regularmente sus niveles y tomar cualquier cantidad de vitamina D3 necesaria para mantener un nivel clínicamente relevante.


Fuentes

Como Pueden Optimizar su Salud las Pruebas de Vitamina D

Un cuerpo robusto y creciente de investigaciones demuestra claramente que la vitamina D es absolutamente fundamental para la buena salud y la prevención de enfermedades. La vitamina D afecta a su ADN a través de receptores de la vitamina D (VDRs), los cuales se unen a sitios específicos del genoma humano. Los científicos han identificado cerca de tres mil genes que son influenciados por los niveles de vitamina D y los receptores de la vitamina D se han encontrado en todo el cuerpo humano.

No es de extrañar, entonces, que no importa la enfermedad o condición que sea investigada, la vitamina D parece jugar un papel crucial. Es por eso que estoy tan entusiasmado con el D*Action Project por GrassrootsHealth. Está mostrando la forma en que usted puede tomar acción hoy en día con la ciencia conocida, con el consentimiento de los expertos sin esperar al letargo institucional. Se ha demostrado que al combinar la ciencia de medición (de los niveles de vitamina D) con la elección personal de tomar  medidas, y el valor de la educación sobre las medidas individuales, uno puede realmente estar a cargo de su propia salud.

Con el fin de difundir este movimiento de salud a más comunidades, el proyecto necesita de su participación. Esta fue una campaña en marcha durante el mes de febrero y se convertirá en un evento anual.

Para participar sólo tiene que comprar D*Action Measurement Kit y seguir las instrucciones de registro incluidas. (Tome en cuenta que el cien por ciento de los ingresos de los kits, van a financiar el proyecto de investigación. No cobro nada como distribuidor de los kits de prueba.)

Como participante, usted está de acuerdo en revisar sus niveles de vitamina D dos veces al año durante un estudio de cinco años y compartir su estado de salud para demostrar el impacto en la salud pública de este nutriente. Hay una tarifa de $65 cada seis meses para patrocinar este proyecto de investigación, que incluye un kit de prueba para ser utilizado en su hogar y los informes electrónicos sobre su progreso en marcha. Usted recibirá un correo electrónico de seguimiento cada seis meses que le recordará que "es momento de realizarse la siguiente prueba.”

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Community Voices December 3, 2014
  • 2 Preventdisease.com December 3, 2014
  • 3 Science Daily July 20, 2012
  • 4 J Nutr Health Aging. 1999;3(1):5-7
  • 5 See Community Voices December 3, 2014
  • 6 Neurology August 6, 2014
  • 7 Healthline News August 6, 2014
  • 8 Journals of Gerontology April 13, 2012 [Epub ahead of print]
  • 9 Preventdisease.com April 24, 2012
  • 10 See Preventdisease.com December 3, 2014
  • 11 Renal and Urology News December 2, 2014
  • 12 American Journal of Preventive Medicine March 2007: 32(3); 210-216
  • 13 Cancer.org, Facts and Figures 2013-2014 (PDF)
  • 14 Anticancer Research March 2014: 34(3); 1163-1166
  • 15 UC San Diego Health System Press Release March 6, 2014
  • 16 Time Magazine March 7, 2014
  • 17 American Live Wire March 7, 2014
  • 18 UC San Diego Health System Press Release March 6, 2014
  • 19 New York Times November 24, 2014
  • 20 BMJ 2014;349:g6330
  • 21 BBC News November 26, 2014
  • 22 Huffington Post October 30, 2014
  • 23 Anticancer Research February 2011: 31(2); 607-611
  • 24 UC San Diego Health System Press Release March 6, 2014