La Amarga Verdad Sobre el Azúcar

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 31, 2014 | 30,489 vistas

Historia en Breve

  • Las recomendaciones de una alimentación baja en grasa han causado un aumento dramático en el consumo de azúcar y de hecho es el azúcar, no la grasa, lo que ocasiona la enfermedad cardíaca
  • Según un informe realizado en 2013 sobre el consumo de azúcar, hasta el 40 por ciento de los gastos de salud de los Estados Unidos se emplean en enfermedades directamente relacionadas con el consumo excesivo de azúcar
  • Los ensayos clínicos han demostrado que las personas que consumen jarabe de maíz de alta fructosa tienden a desarrollar factores de mayor riesgo de la enfermedad cardiovascular en tan sólo dos semanas
  • La locura de la alimentación con bajo contenido de grasa ha sido particularmente perjudicial, ya que cuando la industria alimentaria remueve la grasa, la reemplazan con altas cantidades de azúcar para hacer deliciosos los alimentos
  • Como regla general, una alimentación que promueve la salud debe ser alta en grasas saludables y muy, muy baja en azúcar y muchos carbohidratos vegetales, junto con una cantidad moderada de proteínas de alta calidad

Por el Dr. Mercola

El Dr. Robert Lustig, profesor de Pediatría Clínica en la División de Endocrinología en la Universidad de San Francisco California, ha sido parte, durante muchos años del movimiento para educar a las personas sobre los peligros para la salud del azúcar y la fructosa en particular.

Él nos explica la manera en que las recomendaciones de alimentos bajos en grasa han causado un aumento dramático en el consumo de azúcar y de hecho es el azúcar, no la grasa, la que ocasiona la enfermedad cardíaca.

El exceso de azúcar también es un factor principal en un sinnúmero de otras enfermedades crónicas. Este es un tema que él explica detalladamente en su nuevo libro, Fat Chance: Beating the Odds Against Sugar, Processed Food, Obesity, and Disease.

La cantidad excesiva de azúcar "escondida" en los alimentos procesados ​​se ha convertido, literalmente, en el alimento clave que mantiene vivo el negocio del cuidado de enfermedades en Estados Unidos.

De acuerdo con el estudio1 realizado en 2013 por Credit Suisse Research Institute: “Azucar: El Consumo a Niveles Elevados,” hasta el 40 por ciento de los gastos de salud de los Estados Unidos son empleados en enfermedades directamente relacionadas con el consumo excesivo de azúcar.

El Azúcar Disfrazada en Forma de Desayuno, Comida y Cena...

Un problema importante con los alimentos procesados ​​es que cuando observa la etiqueta, no hay manera de saber qué cantidad de azúcar natural hay en el alimento, en comparación con el azúcar que se añadió durante el proceso.

Incluso los alimentos que normalmente se consideran "saludables" pueden contener cantidades preocupantes de azúcar o fructosa añadida, por lo general en forma de jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF).

Los ensayos clínicos han demostrado que los que consumen JMAF tienden a desarrollar factores de riesgo mayores de la enfermedad cardiovascular en tan sólo dos semanas, así que, si tuviera que escoger el peor culpable entre los azúcares, sería la fructosa.

Según el Dr. Lustig, es importante distinguir entre los alimentos a base de azúcar natural y los alimentos con azúcar añadido.

Por ejemplo, él señala que una pequeña porción de yogur natural tiene unos siete gramos de azúcar en forma de lactosa, un azúcar natural que se encuentra en los productos lácteos, que no causa ningún daño importante.

Por el contrario, un yogur con sabor a fruta, contiene aproximadamente 19 gramos de azúcar, 12 gramos de esa cantidad es azúcar añadido. Esto equivale consumir una pequeña taza de yogur natural con un tazón de Zucaritas o Frosted Corn Flakes de Kelloggs.

Según el Dr. Lustig, “renunciamos a la nutrición racional cuando optamos por los alimentos procesados.” La locura de alimentación con bajo contenido de grasa ha sido particularmente perjudicial, ya que cuando la industria alimentaria removió la grasa, tuvieron que agregar mucha azúcar. Sin grasa ni azúcar, los alimentos no tendrían algún sabor y nadie los compraría.

Ahora sabemos que la buena nutrición incluye grasa saludable, y un poco de ella, y que el azúcar es el principal causante de la inflamación crónica y los problemas de salud relacionados, incluyendo la obesidad, la diabetes y las enfermedades del corazón.

En resumen, al eliminar la grasa y agregar azúcar, la industria de alimentos procesados ​​han creado una mezcla heterogénea diseñada para crear enfermedades... Además de las enormes cantidades de azúcar, los alimentos procesados ​​también están cargados de ingredientes que han sido prohibidos en otros países, como las trans grasas, endulzantes artificiales, ingredientes transgénicos y glifosato.

La Estrategia Secreta del Negocio de las Compañías de SODA—La Soda Aumenta la Sed

Según el Dr. Lustig, hay una conspiración en torno al azúcar en las sodas. Las sodas contienen cafeína, un diurético suave que lo hace orinar más, lo que elimina de esta manera el agua de su cuerpo. También contiene aproximadamente 55 mg de sal, y cuando toma sal y saca el agua, su sed aumenta.

La razón por la que la soda contiene mucha azúcar es debido a que tienen que enmascarar el sabor salado... “Ellas [las compañías de SODAS] saben lo que están haciendo y esto es muy específico,” dice el Dr. Lustig, “porque lo han hecho deliberadamente con el fin de que compre más. Esta es su estrategia de negocio.”

Por desgracia, es una estrategia de negocio que está matando lentamente a muchos clientes... Para colmo de males, también se ha encontrado que el azúcar es ocho veces más adictiva que la cocaína,2 factor que también garantiza que quedara atrapado en los alimentos procesados ​​y bebidas dulces.

Su Cuerpo Solo Puede Procesar una Cantidad Limitada de Azúcar

El principal problema con el azúcar y la fructosa en particular, es el hecho de que el hígado tiene una capacidad muy limitada para metabolizarla. Según el Dr. Lustig, puede metabolizar sin ningún problema alrededor de seis cucharaditas de azúcar por día. Pero la persona promedio en Estados Unidos consume 22 cucharaditas de azúcar al día.

Todo ese exceso de azúcar se metabolizado en grasa corporal y provoca todas las enfermedades metabólicas crónicas que enfrentamos hoy en día, incluyendo pero no limitándose a:

  • Diabetes de tipo 2
  • Enfermedad cardiovascular
  • Hipertensión (presión arterial alta)
  • Demencia
  • Cáncer

De acuerdo con un estudio publicado en JAMA3 a principios de este año, las personas en Estados Unidos consumen, en promedio, alrededor de 350 calorías al día derivada de azúcar añadida. (Esto equivale a aproximadamente 22 cucharaditas de azúcar, como se mencionó anteriormente, esto equivale a 25 por ciento del consumo promedio diario de calorías entre las personas que viven en Estados Unidos.)

En este estudio, las personas que consumieron el 21 por ciento o más de sus calorías diarias en forma de azúcar tenían el DOBLE de probabilidades de morir por una enfermedad cardiaca en comparación con las que consumieron siete por ciento o menos de sus calorías diarias de azúcar añadida.

El riesgo casi se TRIPLICÓ entre las personas que consumieron el 25 por ciento o más de sus calorías diarias de azúcar añadido. Aproximadamente el 10 por ciento de las personas en Estados Unidos consumen azúcares añadidos en este nivel de riesgo triplicado...

Cuatro gramos de azúcar equivalen a una cucharadita, y le recomiendo encarecidamente limitar su consumo diario de fructosa a 25 gramos o menos de todas las fuentes, incluyendo las naturales, como las frutas. Eso equivale a poco más de seis cucharaditas de azúcar al día.

Si usted es parte del 80 por ciento de las personas que tienen resistencia a la insulina o leptina (sobrepeso, diabetes, presión arterial alta o toma un medicamento de estatina), lo mejor sería restringir su consumo total de fructosa a tan sólo 15 gramos por día, hasta que haya normalizado los niveles de insulina y leptina.

Conexión Reconsiderada Entre el Azúcar y el Cáncer

Los hospitales notoriamente ignoran los daños metabólicos asociado con el azúcar y los alimentos procesados. Incluso los hospitales de oncología, alimentan a sus pacientes comidas con alto contenido calórico a pesar de que la ciencia demuestra claramente que el azúcar alimenta el cáncer.

Las células cancerosas necesitan glucosa para prosperar y los carbohidratos se convierten en glucosa en el cuerpo. Con el fin de matar de hambre a las células cancerosas, tiene que eliminar a su principal fuente de alimento, es decir, los azúcares, que incluyen todos los carbohidratos no vegetales. Otto Warburg recibió el Premio Nobel en 1934 por sus investigaciones sobre la fisiología celular del cáncer, que muestra claramente que las células cancerosas requieren más azúcar para prosperar. Desafortunadamente, hoy en día muy pocos oncólogos aprecian o aplican estos conocimientos.

El último informe sobre el Cáncer Mundial,4 publicado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), predijo que las tasas de cáncer en todo el mundo se elevaran en un 57 por ciento en las próximas dos décadas. Pero el informe también señala que la mitad de todos los cánceres son prevenibles y pueden ser evitados y los médicos actuales actúan adecuadamente. La alimentación (y el ejercicio) está incluidos en la lista de las estrategias conocidas para prevenir el cáncer.

Creo firmemente que reducir el consumo de azúcar y de alimentos procesados ​​es parte del paquete de la respuesta a largo plazo. Incluso en términos de tratamiento, el cáncer ha demostrado responder con la alimentación. Una dieta cetogénica, que es alta en grasa saludable y muy baja en azucares, ha demostrado revertir el cáncer en muchos casos y se está realizando bastante investigación interesante en esta área. Puede ser muy útil para tratar la resistencia a la insulina subyacente. Una vez que haya resuelto la resistencia a la insulina, la dieta cetogénica ya no será necesaria.

Un Nuevo Estudio También Revela que el Azúcar Inicia el Crecimiento del Cáncer

Los oncólogos seguramente tendrán que empezar a enfocarse en la cuestión del azúcar si quieren pretender ejercer la medicina basada en la ciencia. No sólo hay una base científica sólida que afirma que el azúcar alimenta el cáncer existente; según un estudio5 publicado en la revista Journal of Clinical Investigation, en enero, el azúcar también parece iniciar el crecimiento del cáncer. Según lo informado por GreenMedInfo.com,6 este estudio:

"'...Proporcionar evidencia de que aumentar la activación glicolítica en si puede ser un evento oncogénico...' Es decir, la activación del metabolismo de base de azúcar en una célula--impulsada tanto por la presencia de mayores cantidades de glucosa y los receptores elevados de glucosa en la superficie de la membrana celular (es decir, "sobreexpresión de un transportador de glucosa") – provoca la iniciación del cáncer.

Por otra parte, el estudio encontró que "Por el contrario, la reducción forzada del consumo de glucosa por las células de cáncer de mama causó un reversión fenotípica. En otras palabras, al interferir con la disponibilidad de azúcar y absorción en las células hace que las células de cáncer regresen la función de su estructura a la etapa pre-cáncer (fenotipo).”

Consejos para Reducir su Consumo de Azúcar Añadida

Como se mencionó en el video destacado, la forma más fácil de disminuir drásticamente el consumo de azúcar y fructosa es cambiar a una alimentación de alimentos enteros, sin procesar, ya que la mayor parte del azúcar es en forma procesada; no por añadir una cucharadita de azúcar a su té o café. Pero también hay otras maneras de reducir su consumo. Eso incluye:

  • Disminuir la cantidad de azúcar que agregar a sus alimentos y bebidas
  • Utilizar Stevia o Luo Han en lugar de azúcar y/o endulzantes artificiales. Usted puede aprender más sobre los mejores y peores sustitutos del azúcar en mi artículo anterior, "Sustitutos del Azúcar--Lo que es seguro y lo que no
  • Utilizar frutas frescas en lugar de frutas enlatadas o azúcar en las comidas o recetas que requieran un poco de dulzura
  • Agregar especias en lugar de azúcar para darle sabor a sus alimentos

Tome Control de su Salud para Evitar Ser Parte de la Estadística

Una investigación proveniente de algunas de las instituciones más respetadas de Estados Unidos ahora confirma que el azúcar es un principal factor alimentario que impulsa el desarrollo de enfermedades crónicas. Hasta ahora, los estudios científicos han relacionado el consumo excesivo de fructosa a cerca de 78 enfermedades diferentes y problemas de salud,7 incluyendo enfermedades cardíacas y el cáncer.

Con esta información, estará más que preparado en términos de prevención…Como regla general, una alimentación que promueve la salud es alta en grasas saludables y muy, muy baja en azúcar y carbohidratos derivados de vegetales, junto con una cantidad moderada de proteína de alta calidad. Para más detalles, por favor échele una hojeada a mi Plan de Nutrición Optimizado, que también incluye las recomendaciones de ejercicio, comenzando en el nivel de principiante y hasta llegar al nivel avanzado.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Credit-Suisse October 22, 2013
  • 2 Examiner February 25, 2014
  • 3 JAMA Internal Medicine February 3, 2014 [Epub ahead of print]
  • 4 World Cancer Report 2014
  • 5 J Clin Invest. Jan 2, 2014; 124(1): 367–384
  • 6 Greenmedinfo.com August 30, 2014
  • 7 GreenMedInfo.com Fructose