Receta de Salmón Cubierto con Ajonjolí, Col Rizada y Coco

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 11, 2015 | 9,857 vistas

Historia en Breve

  • Si va preparar pescado para la comida o cena, le recomiendo utilizar salmón silvestre de Alaska- ya que es el único tipo de pescado que yo, personalmente consumo de forma regular como una fuente ideal de grasas saludables
  • De acuerdo con una investigación publicada en The Annals of Internal Medicine, consumir pescado graso una o dos veces a la semana podría ayudar a aumentar su esperanza de vida gracias a que es rico en grasas omega-3
  • Para aumentar el contenido nutricional del salmón, sírvalo acompañado de súperalimentos como el coco y col rizada o kale - aquí una deliciosa receta que puede probar

Por el Dr. Mercola

Una investigación publicada en The Annals of Internal Medicine sugiere que consumir pescado graso una o dos veces a la semana podría ayudar a aumentar su esperanza de vida, principalmente debido a sus altos niveles en grasas omega-3.1 Por su puesto que tiene que considerar que la mayoría del pescado vendido hoy en día tiene problemas de contaminación, pero creo que si toma las decisiones correctas, los beneficios pueden superar los riesgos.

Así que si usted está planeando preparar pescado para la comida o cena, le recomiendo utilizar salmón silvestre de Alaska. Este es el único tipo de pescado que yo personalmente consumo de forma regular y con el único que me siento cómodo de recomendar como una fuente ideal de grasas saludables.

Para aumentar el contenido nutricional del salmón, ¿por qué no servirlo acompañado de súperalimentos como el coco y col rizada o kale? Aquí una receta llena de sabor y bondades nutricionales.

Para la Col Rizada o Kale

Ingredientes:

3 cucharadas de aceite de coco

2 cucharadas de jengibre fresco picado

1 manojo de col rizada picada puede sustituirla por espinacas

1½ taza de leche de coco

Sal y pimienta al gusto

Preparación:

  1. Caliente el aceite en una sartén grande. Añada el jengibre y saltee a fuego medio durante 5 minutos.
  2. Añada la col rizada, saltee y revuelva constantemente durante 5 minutos.
  3. Añada la leche de coco y sazone con sal y pimienta. Espere a que comience a hervir. Cubra, baje y cocine a fuego lento hasta que la col rizada esté tierna.

Para el Salmón

Ingredientes:

6 filetes de salmón silvestre de Alaska

4 cucharadas de mantequilla cruda

4 cucharadas de aceite de coco

4 cucharadas de jengibre picado

1 taza de semillas de ajonjolí

Sal y pimiento recién molido al gusto

Preparación:

  1. Precaliente el horno a  475°F.
  2. En una cacerola pequeña, derrita la mantequilla y el aceite con el jengibre.
  3. Utilice la preparación de mantequilla, aceite y jengibre para cubrir el salmón. Pase el salmón por las semillas de ajonjolí hasta que quede cubierto. Coloque el salmón en una cacerola con aceite y refrigere durante unos 15 minutos.
  4. Coloque el salmón en el horno y déjelo allí hasta que las semillas de ajonjolí estén color café, cerca de unos 3 minutos. Sazone al gusto con sal y pimienta.

Esta receta rinde 6 porciones.

(Fuente: Recetas Saludables para Su Tipo Nutricional)

Consejos para Cocinar Salmón Cubierto con Ajonjolí, Col Rizada y Coco

Le recomiendo comprar únicamente salmón silvestre de Alaska, que es el mejor salmón que hay, tanto en términos de nutrición como de potencial contaminación. Busque que la etiqueta diga "salmón de Alaska" o "salmón rojo," ya que no se permite criar este tipo de salmón. Evite el "salmón del Atlántico," ya que estas variedades por lo general provienen de piscifactorías. Examine la carne del pescado para determinar su calidad- además de la carne roja brillante que está llena de astaxantina, busque finas rayas blancas (marcas de grasa), que indican que el salmón es muy magro.

En el caso de la col rizada o kale, recuerde que existen muchas variedades, que van desde la col rizada hasta la col dinosaurio. Las variedades con hojas más pequeñas por lo general son más tiernas y tienen un sabor más suave que las variedades con hojas largas. Asegúrese de buscar hojas de color intenso y con tallos resistentes. Evite las que tienen hojas color café o amarillo y que están agujeradas.

También le aconsejo elegir una col rizada orgánica o mejor aún, una cultivada por usted mismo. Guarde su col rizada fresca en el refrigerador, sin lavarla y en una bolsa de plástico. Asegúrese de consumirla o cocinarla lo más pronto posible, porque mientras más tiempo pase guardada, más amargo será su sabor.

Información Nutrimental del Salmón Cubierto con Ajonjolí, Col Rizada y Coco
Calorías 568
Grasas Totales 53 g
Carbohidratos 16 g
Proteínas 16 g

¿Por Qué el Salmón Cubierto con Ajonjolí, Col Rizada y Coco Es Bueno para Usted?

La receta anterior contiene tres súperalimentos que pueden tener una gran influencia en su salud, principalmente:

Salmón Silvestre de Alaska

Debido a que el salmón silvestre de Alaska sólo consume lo que está diseñado comer, tienen un perfil nutricional más completo, que incluye micronutrientes, grasas omega-3, EPA, DHA, vitaminas, minerales, proteína y antioxidantes.

Un antioxidante en particular que puede obtener al consumir salmón silvestre de Alaska es la astaxantina, que es lo que le da ese color rosado o rojo de frescura. Creo que este carotenoide es uno de los antioxidantes más benéficos que ofrece la naturaleza. Los beneficios de la astaxantina son tantos que ya he escrito varios artículos sobre sus muchas actividades que incluyen la salud ocular y cardíaca, mejora el rendimiento deportivo y protege del daño causado por los rayos UV.

Col Rizada o Kale

La densidad nutricional de la col rizada no tiene comparación con cualquier otro vegetal de hoja verde. Por un lado, contienen nueve aminoácidos esenciales que son necesarios para la formación de proteínas en el cuerpo humano, además otros nueve aminoácidos no esenciales. No es una sorpresa que haya sido nombrada como "la nueva carne de res." Lo que es mejor, los aminoácidos en la col rizada son más fáciles de utilizar por el cuerpo que los de la carne.

La col rizada también está llena de vitaminas A (beta-carotenos) y K, calcio, magnesio y antioxidantes como la luteína y zeaxantina.

Coco (Aceite de Coco y Leche de Coco)

Tanto el aceite de coco como la leche de coco (hechos de jugo exprimido de la pulpa y agua de coco) son altamente valiosos en términos de su contenido de grasa, que son esenciales para:

  • Promover la salud cardíaca
  • Reforzar la salud del sistema inmunológico
  • Promover la pérdida de peso
  • Brindar una fuente inmediata de energía
  • Promover un metabolismo saludable
  • Promover un funcionamiento apropiado de la glándula tiroidea

El cincuenta por ciento de la grasa en el aceite de coco es ácido láurico, un ácido graso de cadena media que es fácil de digerir y absorber y se convierte en energía en lugar de en grasa. El ácido láurico también es convertido por su cuerpo en monolaurina, que tiene propiedades antimicrobianas, antifúngicas y antibacterianas.

Mejor aún, el aceite de coco es ideal para todo tipo de cocción, ya que es lo suficientemente estable como para resistir el daño inducido por el calor.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Annals of Internal Medicine 2 April 2013;158(7):515-525