Ocultar
Grasa Bajo la Piel

Historia en Breve -

  • La grasa debajo de su piel podría servir como una importante barrera para combatir los microbios que causan infección
  • La grasa de la piel produce altos niveles de un péptido antimicrobiano (AMP)
  • Los AMP son utilizados por la respuesta inmune innata de su cuerpo para matar a los patógenos invasores, incluyendo bacterias, virus, hongos y otros patógenos
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

La Grasa Debajo de su Piel Podría Protegerlo Contra las Infecciones

Enero 24, 2015 | 9,769 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Cuando usted se corta o araña la piel, ¿Qué es lo que impide que las bacterias lo enfermen? Las células del sistema inmunológico especializadas, llamadas neutrófilos y monocitos llegan finalmente a la escena, devorando a los patógenos.

Mientras tanto, para evitar que los microbios que causan enfermedades se multipliquen descontroladamente, otros tipos de células en la zona de la herida, incluyendo las células cebadas y leucocitos, proporcionan una respuesta más inmediata contra los invasores.

Sin embargo, resulta que esta no es la única línea de defensa de su cuerpo. Las células de grasa cutánea de su cuerpo, o adipocitos—las que están justo debajo de la piel--pueden ser los primeros en responder contra posibles invasores.

La Grasa de la Piel Podría Protegerlo de las Infecciones

Se sabe que la grasa debajo de la piel ayuda a insular su cuerpo, protegiéndolo de las temperaturas extremas. También ayuda a que la capa dermis de la piel se una a los músculos y a los huesos, el último de estos también sirve como amortiguador en el caso de una caída.1

Pero las células de grasa no solo controlan la temperatura de su cuerpo y actúan como un almacén de energía... también combaten las infecciones, según un nuevo estudio2 por Richard Gallo, MD, PhD, profesor y jefe de dermatología de la Universidad de Medicina en San Diego California, investigador principal del estudio, dijo:3

"Se pensaba que una vez que se rompía la barrera de la piel, las células circulantes (blancas) de la sangre, como los neutrófilos y macrófagos tenían toda la responsabilidad de protegernos de desarrollar septicemia," dijo Gallo, investigador principal del estudio.

"Pero toma tiempo en contratar a estas células (a la zona de la herida). Ahora demostramos que las células madre de la grasa son responsables de protegernos. Eso fue totalmente inesperado. No se sabía que los adipocitos podrían producir antimicrobianos y mucho menos que ellos tienen la capacidad de producir la misma cantidad que un neutrófilo."

Las Células de Grasa Producen Péptidos Antimicrobianos que Combaten los Gérmenes

Investigaciones anteriores por Gallo y sus colegas encontraron que los bacterias patógenas Staphylococcus aureus se podían encontrar en las capas de grasa de la piel,4 pero no estaban seguros si desempeñaban un papel en la infección.

El estudio actual reveló que las capas de grasa en la piel de ratones engruesaron después de haber tenido exposición a la bacteria S. aureus. Los ratones que no pudieron crear nuevas células de grasa fueron más propensos a la infección. Y, según el estudio:5

"Las distintas células de grasa secretaron un péptido de pequeña molécula llamado catelicidina, específicamente en respuesta a la infección."

En otras palabras, las células de grasa producen altos niveles de un péptido antimicrobiano (AMP) llamado péptidos antimicrobianos catelicidina o CAMP. Los AMP son utilizados por la respuesta inmune innata de su cuerpo para matar a los patógenos invasores, incluyendo las bacterias, virus, hongos y otros patógenos.6

Pruebas posteriores mostraron que las células de grasas de los humanos también produjeron CAMP, lo que sugiere que los hallazgos en los animales se podrían también aplicar en los humanos-- y su grasa podría servir como una importante barrera para combatir los gérmenes que causan la infección.

Demasiados CAMP es Pro-Inflamatorio

Los péptidos antimicrobianos destruyen las paredes celulares de las bacterias, hongos y virus, haciéndolos muy útiles para combatir las infecciones. Su piel también produce AMPs,7 y al tenerlos en su capa de grasa parece ofrecer otra capa de protección para prevenir que los microbios establezcan una infección.

Sin embargo, lo que vale la pena señalar acerca de la catelicidina, es que tiene propiedades antimicrobianas y pro-inflamatorias. Demasiados CAMPs está relacionado con enfermedad autoinmunes e inflamatorias y el estudio destacado descubrió que los ratones obesos tenían más CAMP en su sangre que los de peso normal.

Según Gallo:8

"...En los seres humanos es cada vez más claro que la presencia de AMP puede ser una espada de doble filo, sobre todo para CAMP. Muy pocos CAMPs y las personas experimentaran infecciones frecuentes.

...El mejor ejemplo es el eccema atópico (un tipo de trastorno recurrente de la piel con picazón). Estos pacientes pueden experimentar frecuentes Estafilococo e infecciones virales. Pero demasiado CAMP también es malo. La evidencia sugiere que el exceso de CAMP puede provocar enfermedades inflamatorias autoinmunes y otras como el lupus, psoriasis y rosácea.”

La Obesidad y la Resistencia a la Insulina Podrían Incrementar su Susceptibilidad a la Infección al Alterar la Producción de AMP

Si las células de grasa producen péptidos antimicrobianos, es posible asumir que alguien con más células de grasa podría incluso obtener más protección contra la infección. Sin embargo, lo contrario de hecho es cierto, tanto para la obesidad como para la condición relacionada con la resistencia a la insulina. Ambos pueden alterar la producción de AMP. Dice Gallo:

"La producción de AMP defectuosa debido a los adipocitos maduros puede ocurrir debido a la obesidad o la resistencia a la insulina, causando una mayor susceptibilidad a la infección, pero demasiada catelicidina puede provocar una respuesta inflamatoria poco saludable."

Esto puede ser una de las razones por que la obesidad está relacionada con la inflamación y también es un factor de riesgo establecido en numerosas infecciones, incluyendo infecciones de la piel.9 Todavía hay muchas preguntas sin respuesta sobre el papel que desempeñan las células de grasa en la respuesta inmune y la enfermedad.

Su cuerpo necesita grasa, pero el exceso de grasa, como la obesidad, puede alterar su salud en formas aún desconocidas. Por ahora, el descubrimiento de que la grasa debajo de la piel puede ayudar a prevenir la infección es uno grande. Como dijo Gallo:

"La clave es que ahora ya conocemos esta parte del rompecabezas de la respuesta inmune... estos hallazgos podrían ayudar a los investigadores a entender las relaciones la enfermedad con la obesidad y el desarrollo de nuevas estrategias para optimizar la atención."

Maneras Naturales para Estimular la Función Inmunológica y Evitar Infecciones

¿Qué sucede con los patógenos que superan la cantidad AMPs producidos por las células de grasa (o los que entran al cuerpo a través de su boca, nariz, oídos o los ojos)? Ellos pueden ser fácilmente derrotados por un fuerte sistema inmunológico, la palabra clave es fuerte.

Lo ideal sería que hiciera todo lo posible para construir y fortalecer su sistema inmunológico, que es su integrada defensa contra las enfermedades. Hay muchas maneras de hacer esto, incluyendo las maneras naturales que mencionare a continuación:

  • Optimice sus niveles de vitamina D. Creo firmemente que optimizar sus niveles de vitamina D es la acción más importante y menos costosa que usted puede tomar para ayudar a fortalecer la función inmunológica y protegerse contra esta enfermedad, especialmente durante la temporada de gripe.
  • La vitamina D es un factor importante en la función inmune en general y también es un agente antimicrobiano eficaz cuando está funcionando correctamente, que produce de 200 a 300 diferentes péptidos antimicrobianos en su cuerpo que matan las bacterias, virus y hongos. Lo invito firmemente a que revises sus niveles de vitamina D para asegurar que sus niveles estén bien optimizados entre 50-70 ng ml todo el año.

  • Coma alimentos fermentados: los vegetales fermentados son una excelente manera de suministrar nuevamente bacterias benéficas en su intestino. Como bono adicional, también pueden ser una fuente ideal de vitamina K2, si fermenta sus propios vegetales use un cultivo iniciador adecuado como Kinetic Culture. Esto es importante porque el 80 por ciento de su sistema inmune reside en el intestino, donde la microflora saludable es importante para una respuesta inmune fuerte. También hay una conexión entre ciertos tipos de bacterias patógenas en el intestino y la grasa corporal que produce una respuesta inflamatoria aguda y desencadena el proceso inflamatorio—todas estas son buenas razones para nutrir las variedades benéficas.
  • Evite el azúcar y los granos: El exceso de carbohidratos refinados en forma de azúcar y granos es muy desequilibrante para su flora intestinal. El azúcar es un "fertilizante" para las bacterias patógenas, levaduras y hongos que pueden predisponer su sistema inmunológico a un ataque fácil por los patógenos.
  • Ejercicio: El ejercicio mejora la circulación de las células inmunes en la sangre. El labor de estas células es neutralizar los agentes patógenos a través de su cuerpo. Entre mejor estén circulando estas células, más eficiente estará su sistema inmunológico para identificar y defenderse contra los virus y otros patógenos que de otra manera se aprovecharan de su cuerpo.
  • Maneje su estrés: Cuando los investigadores de la Universidad Carnegie Mellon infectaron a los participantes del estudio con un virus del resfriado común, los que habían reportado estar bajo estrés eran dos veces más propensos a enfermarse.10 El estrés crónico también ejerce una poderosa influencia negativa en su salud epigenética, que prende y apaga la expresión de los genes que influyen directamente en su probabilidad de contraer la enfermedad. El uso de técnicas como la psicología energética, puede corregir el cortocircuito emocional que contribuye a su estrés crónico, lo que ayuda a optimizar su expresión genética. Mi técnica favorita para esto es la Técnica de Liberación Emocional (EFT), pero hay muchas otras, como el yoga, ver revistas y la oración.
  • Utilice impulsores inmunológicos naturales. Algunos de ellos incluyen el aceite de orégano y ajo, los cuales ofrecen una protección eficaz contra una gran variedad de bacterias, virus y protozoos en su cuerpo. Y a diferencia de los antibióticos farmacéuticos, estos no parecen causa resistencia y desarrollo de "súper gérmenes."

Haga clic aquí y sea el primero en comentar sobre este artículo

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.