Ocultar
Receta de Sopa de Pollo

Historia en Breve -

  • La sopa de pollo ha sido utilizada como un remedio para el resfriado común desde por lo menos el siglo 12
  • La sopa de pollo contiene compuestos benéficos que podrían aliviar la inflamación
  • Esta sabrosa versión de sopa de pollo contiene lentejas amarillas, repollo y un toque de vinagre balsámico para el sabor
 

Sopa de Pollo con Lentejas

Enero 25, 2015 | 12,057 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Quizá no hay comida más reconfortante que un plato de sopa de pollo caliente, pero los beneficios no son sólo para su mente. La sopa de pollo ha sido utilizada como un remedio para el resfriado común desde por lo menos el siglo 12.1

Los fluidos que proporciona pueden ayudar a su cuerpo a combatir las infecciones, mientras que el vapor puede ayudar a aliviar la congestión. Pero más allá de esto, la sopa de pollo contiene compuestos beneficiosos que podrían aliviar la inflamación.2

Cuando se enferma de un resfriado, parte de la respuesta inflamatoria del cuerpo es enviar las células blancas a su tracto respiratorio superior para ayudar a defenderse de los invasores. Esto, sin embargo, puede estimular muchos de los síntomas del resfriado común, incluyendo la producción de moco, tos y estornudos.3

Un estudio demostró que la sopa de pollo ayudó a detener la migración de las células, lo que podría ayudar a evitar que algunos síntomas del resfriado se desarrollen. Según el estudio:4

"La sopa de pollo inhibió significativamente la migración de neutrófilos y lo hizo de una manera dependiente de la concentración... la sopa de pollo puede contener un número de sustancias con actividad medicinal benéfica.

Un efecto antiinflamatorio suave podría ser un mecanismo por el cual la sopa podría causar la mitigación de las infecciones sintomáticas del tracto respiratorio superior."

Sopa de pollo: Más Que un Efecto Placebo

Otros estudios que investigan los beneficios de salud de la sopa de pollo también sugieren que tiene algo más que un "efecto placebo." Como se informó en el New York Times,5 un estudio encontró que comer sopa de pollo caliente ayudó a aumentar el movimiento del moco nasal más que beber simplemente agua caliente.6

Una investigación adicional también mostró que la sopa de pollo mejoró la función de los cilios, que son estructuras parecidas a pelos en la nariz que impiden que los patógenos entren en su cuerpo.7 El New York Times informó:8

"Ninguna de las investigaciones es concluyente y no se sabe si los cambios medidos en el laboratorio en realidad tengan un efecto significativo en las personas con síntomas de resfriado. Sin embargo, por lo menos, la sopa de pollo con verduras contiene gran cantidad de nutrientes saludables, aumenta la hidratación y también es muy delicioso."

¿Qué Más Hace que la Sopa de Pollo Sea Tan Saludable?

Más allá de la potente actividad anti-inflamatoria, existen buenas razones para comer sopa de pollo--está cargada de verduras saludables y otros ingredientes nutritivos.

Pollo

El pollo es una excelente fuente de proteínas, vitaminas B, selenio, fósforo y colina. Proporciona todas las vitaminas del complejo B, junto con un número sorprendentemente variado de nutrientes adicionales.

El pollo también contiene un aminoácido natural llamado cisteína, que puede diluir el moco en los pulmones y hacer que sea menos pegajoso para que pueda expulsarlo más fácilmente. Como lo reportó la Fundación George Mateljan:9

"Probablemente el pollo sea mejor conocido por su alto contenido de proteínas, pero es un alimento que realmente proporciona un amplio apoyo nutricional... Incluyendo abundantes cantidades de aminoácidos que contienen azufre como la cisteína y metionina, así como aminoácidos de cadena ramificada (leucina, isoleucina, y valina) que son importantes para el apoyo del músculo esquelético y cardiaco.

Todas las vitaminas B están presentes en la carne de pollo... En términos de minerales, el pollo tiene la mayor concentración de selenio... zinc, cobre, fósforo, magnesio y hierro también son suministrados por este alimento.”

Caldo de Hueso

Lo invito a que haga su propio caldo de hueso en casa para que lo utilice como base en la sopa de pollo. El caldo de hueso contiene minerales valiosos en una forma que su cuerpo puede absorber y utilizar fácilmente el calcio, magnesio, fósforo, silicio, azufre condroitina, glucosamina, y una variedad de oligoelementos.

La gelatina que se encuentra en el caldo de hueso es un coloide hidrófilo. Atrae y retiene los líquidos, incluyendo los jugos digestivos, apoyando así la digestión adecuada. De clic aquí para ver la receta de caldo de huesos de pollo.

Repollo/Col

El repollo, que es parte de la siguiente receta de la sopa de pollo, contiene poderosos antioxidantes como vitaminas A y C y fitonutrientes como tiocianatos, luteína, zeaxantina, isotiocianatos y sulforafano, que estimulan las enzimas desintoxicantes y pueden proteger contra el cáncer de mama, colon y próstata.

La col también contiene una gran cantidad de nutrientes antiinflamatorios que ayudan a mantener la inflamación bajo control. Entre ellos se encuentran las antocianinas, un tipo de polifenol que es particularmente abundante en la col roja, aunque todos los tipos de col contienen polifenoles anti-inflamatorias.

Ajo

Los estudios han demostrado más de 150 efectos benéficos para la salud del ajo, incluyendo su capacidad para reducir su riesgo de enfermedades cardiacas, colesterol alto y presión arterial alta, y varios tipos de cáncer como de cerebro, pulmón y de próstata.

El ajo también tiene propiedades que estimulan el sistema inmunológico y es una triple amenaza contra las infecciones, proporcionando propiedades antibacterianas, antivirales y antimicóticos.

Un Toque Nuevo para la Sopa de Pollo: Sopa de Pollo con Lentejas Amarillas

La siguiente es muy sencilla de preparar y le da un enfoque diferente a la sopa de pollo ordinaria, con la adición de dos variedades de vinagre, repollo y lentejas amarillas.

Sopa de Pollo con Lentejas Amarillas

Ingredientes:

  • 1 Pollo entero certificado orgánico y alimentado con pastura (si tiene tiempo, marínelo durante la noche en jugo de limón)
  • 2 Cucharadas de aceite de oliva
  • 1 Cebolla mediana, picada
  • 1 Lata de tomates picados (o frescos si es posible)
  • 3 Cucharadas de vinagre de sidra de manzana
  • 1 Cucharadas de vinagre balsámico
  • ½ Taza de lentejas amarillas, remojadas durante la noche
  • 4 Tazas de caldo de pollo o caldo de hueso
  • ½ Cabeza de col mediana, picada o ½ libra de espinacas
  • 4 Dientes de ajo picados

Método:

  1. Caliente una olla grande a fuego medio y agregue el aceite de oliva. Coloque el pollo en una olla y dórelo por todos los lados por 5 minutos. Sáquelo y póngalo a un lado.
  2. Coloque la cebolla en la olla y saltee por 4-5 minutos. Agregue los tomates y saltee durante otros 5-10 minutos. Vierta ambos vinagres, las lentejas, el caldo y el pollo. Cocínelo a fuego lento durante 1 hora.
  3. Sáquele el pollo, deshébrelo y regrese los huesos a la olla para que se sigan cocinando.
  4. Agregue la col y cocine durante 15 minutos. Agregue el ajo y espinaca (opcional). Cocine por otros 10 minutos.
  5. Sirva y espolvoree queso parmesano.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.