Fumar lo Pudre Desde Adentro

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 29, 2015 | 34,891 vistas

Historia en Breve

  • Fumar daña su cuerpo y causa un deterioro lento y constante en un proceso muy parecido a la putrefacción
  • Además de causar enfermedades cardíacas y cáncer, fumar puede dañar sus huesos, ojos, dientes, fertilidad y cerebro
  • Cada vez más investigaciones sugieren que “vapear” (uso de cigarros electrónicos) no es una alternativa segura a fumar

Por el Dr. Mercola

De acuerdo con los últimos datos federales, tan sólo 42 millones de personas en Estados Unidos (o el 18 por ciento de la población adulta) fuma cigarrillos.1 Y hago referencia como “tan sólo” porque este en realidad es el porcentaje más bajo desde que el gobierno estadounidense comenzó a recopilar este tipo de datos en 1965.2

Si usted es fumador, dejar de fumar es esencial para lograr poner su salud por el buen camino. Pero le recomiendo bastante que primero que nada controle su alimentación, ya que las implicaciones de salud causadas por una mala alimentación (incluyendo la obesidad) podrían superar las causadas por fumar.

Y dado a que las personas que dejan de fumar sustituyen los cigarrillos por comida, es sumamente importante que esté comiendo correctamente antes (y mientras) intenta dejar de fumar. Dicho esto, está completamente claro que fumar cigarrillos daña la salud.

Probablemente ya sepa que fumar, está relacionado con enfermedades crónicas como el cáncer, enfermedades cardíacas y derrame cerebral, pero es probable que aún no sepa que su daño tiene un mayor alcance. Sus huesos, músculos, cerebro, dientes, ojos e incluso su fertilidad pueden verse afectadas de forma negativa por fumar.

Nueva Campaña Advierte que los Cigarrillos “Pudren” Su Cuerpo

Si usted vive o ha viajado al Reino Unido, probablemente ya haya visto anuncios publicitarios que muestran cigarrillos con carne humana en descomposición. Son parte de la nueva campaña de Public Health England (PHE) para mostrar “cómo fumar daña el cuerpo y causa un deterioro lento y contante en un proceso similar a la putrefacción.”3

De hecho, fumar uno o dos cigarrillos probablemente no causará un daño muy duradero. Es la exposición contante a las toxinas lo que desencadena los daños en su cuerpo.

Muchas personas no comienzan a sentir los efectos más graves hasta años (y muchos empaques de cigarrillos) más tarde y una vez que comienza a sentir los síntomas, puede estar seguro de que el daño ya está hecho (similar a los efectos de una mala alimentación). El nuevo reporte de PHE detalla las muchas formas en las que los cigarrillos causan una putrefacción lenta y acumulativa en su cuerpo. Probablemente lo sorprendan algunas de ellas:4

Fumar causa daño progresivo en su densidad mineral ósea y en el sistema musculoesquelético. Los hombres fumadores tienen un riesgo 25 por ciento mayor de cualquier tipo de fractura y un riesgo 40 por ciento mayor de fractura de cadera.
Fumar causa recuperación lenta después de una lesión. Fumar causa un aumento del 79 por ciento en el dolor de espalda crónico y un aumento de 114 por ciento en dolor lumbar.
Los fumadores tienen una probabilidad del 3 por ciento mayor de desarrollar deterioro cognitivo en comparación con los no-fumadores Los fumadores tienen una probabilidad 59 por ciento mayor de desarrollar Alzheimer
Fumar aumenta el riesgo de pérdida de dientes y caries. Fumar aumenta su riesgo de degeneración macular en un 78 a 358 por ciento y también aumenta su riesgo de cataratas relacionadas con el envejecimiento

Línea de Tiempo para Dejar de Fumar

A los 20 años de haber dejado de fumar, su cuerpo estará “tan bueno como al principio,” es decir, sus riesgos de enfermedades crónicas serán los mismos que los de las personas no-fumadoras.

Sin embargo, los beneficios de dejar de fumar comienzan en los primeros 20 minutos de haberlo hecho, en el punto en el que su ritmo cardíaco y presión arterial bajan. En las primeras ocho horas, sus niveles de nicotina bajan más del 93 por ciento y a las 12 horas su nivel de oxígeno en la sangre regresa a su estado normal.

Estos beneficios aplican para las personas que dejan de hacerlo por completo- si usted sigue fumando durante este tiempo (incluso si son menores cantidades) los beneficios no serán tan dramáticos. Las ansias que siente en el transcurso podrían no ser tan malas como pensaba.

En la primera semana después de dejar de fumar, la mayoría de los exfumadores tuvieron un promedio de ansiedad por el cigarro sólo tres veces al día (y esta ansiedad por lo general es una señal inducida y no dura más de tres minutos). A los 10 días de haber dejado de fumar, la mayoría de los exfumadores tienen dos o menos episodios de ansiedad al día y a las dos semanas probablemente logran superar su adicción (al menos físicamente).

Cortar el vicio de golpe podría sonar drástico, pero las investigaciones demuestran que de dos tercios a tres cuartos de los exfumadores lo logran sin ayuda.5 Este probablemente sea un enfoque mucho mejor al de recurrir a los cigarrillos electrónicos, ya que estos dispositivos relativamente nuevos tiene riesgos de salud graves por sí solos.

El Uso de Cigarrillos Electrónicos Aumenta los Problemas de Seguridad

Aunque las tasas de tabaquismo están disminuyendo en los Estados Unidos, el uso de cigarrillos electrónicos (e-cigarrette) está en aumento. Se estima que el 30 por ciento de los fumadores y el 8 por ciento de la población en general, los han probado,6 junto con un preocupante número de jóvenes.

Por ejemplo, la encuesta del Instituto Nacional de Abuso de Drogas demostró que casi el 9 por ciento de los estudiantes de octavo grado, 16 por ciento de los estudiantes de décimo grado y 17 por ciento de los estudiantes de doceavo grado han utilizado cigarrillos electrónicos durante el mes previo.7 Entre los jóvenes, el uso actual del cigarrillo electrónico excede el consumo de cigarrillos de tabaco8 y la mayoría de los usuarios (tanto jóvenes como adultos) no saben que esta no es una alternativa “segura.”

La última generación de cigarrillos electrónicos ha sido diseñada para aumentar el suministro de nicotina y contenido de agentes quimiosensoriales (incluyendo saborizantes como chocolate y sandía) que podrían proporcionar señales de recompensa junto con “señalización transmembrana.” El efecto combinado podría aumentar la ansiedad y adicción. Como lo informó Medscape:9

“La primera generación de cigarrillos electrónicos tenía una batería pequeña y formato de aerosol errático, los dispositivos de segunda generación, como el Blu y NJOY, duplicaron el tamaño de la batería y aumentaron la cantidad de deposición de nicotina y los dispositivos de tercera generación como Vuse, utilizaron microchips para controlar el aerosol con el fin de asegurar pequeñas partículas en una fina nube para una disposición pulmonar profunda.”

En una presentación de la 25a junta anual de American Academy of Addiction Psychiatry (AAAP), Gregory N. Connolly, DMD, MPH, de Northeastern University, explicó que los agentes saborizantes en los cigarrillos electrónicos no sólo les da un mejor sabor:10 “Estos no son compuestos benignos que sólo le dan un mejor sabor a las cosas. Si puede modular el suministro de nicotina, aumenta la ansiedad gracias al comportamiento relacionado con la recompensa y el refuerzo.”

Ha habido cierto debate de que los cigarrillos electrónicos son una herramienta útil para dejar de fumar porque son menos peligrosos que los cigarrillos regulares. Sin embargo, esto es discutible, en cuanto a su utilidad para dejar de fumar. Un estudio publicado a finales del 2014 demostró que los fumadores que utilizaban cigarrillos electrónicos todos los días tenían mayores probabilidades de dejar de fumar cigarrillos de tabaco, pero las personas que lo utilizaban de forma intermitente tenían una probabilidad seis veces menor de dejar de fumar cigarrillos de tabaco en el próximo año.11 También hay datos que demuestran que los exfumadores, algunos quienes no habían fumado durante cinco años, estaban recayendo (o reincidiendo) con los cigarrillos electrónicos12- algo bastante riesgoso cuando se analizan los efectos de salud involucrados.

Se Han Encontrado Altos Niveles de Toxinas en los Cigarrillos Electrónicos

En el último golpe a la seguridad de los cigarrillos electrónicos, los investigadores del Ministerio de Salud de Japón encontraron sustancias químicas tóxicas incluyendo formaldehído y acetaldehído en el vapor producido por varios tipos de cigarrillos electrónicos. En al menos una marca, se detectó más de 10 veces el nivel de carcinógenos contenidos en un cigarrillo regular.13 Otra investigación ha demostrado que los cigarrillos electrónicos emitían niveles más altos de ciertos metales incluyendo el níquel, zinc y plata en comparación con los cigarrillos de tabaco.14 “Algunos de estos metales son extremadamente tóxicos incluso en cantidades muy bajas,” el investigador principal del estudio señaló,15 añadiendo un comunicado:16

“Las partículas de metal probablemente provienen del cartucho de los dispositivos de cigarrillos electrónicos- lo que deja abierta la posibilidad de que mejores estándares de fabricación para los dispositivos podrían reducir la cantidad de metales en el humo. Es necesario realizar estudios de este tipo para implementar medidas regulatorias efectivas. Los cigarrillos electrónicos son tan nuevos que aún no hay investigaciones disponibles sobre ellos.”

Incluso la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los Estados Unidos ha detectado una mortal sustancia química anticongelante llamada dietilenglicol en los cartuchos de los cigarrillos electrónicos,17 junto con nitrosaminas específicas del tabaco, que están relacionadas con el cáncer. De acuerdo con Nonsmokers' Rights (ANR), además los cigarrillos electrónicos de aerosol contienen al menos 10 sustancias químicas identificadas en la lista de carcinógenos y toxinas reproductivas en la Proposición 65 de California y se encuentran en la siguiente tabla.18

Acetaldehído Benceno
Cadmio Formaldehído
Isopreno Plomo
Níquel Nicotina
N-Nitrosonornicotina Tolueno

Se Han Revelado los Riesgos de Salud de Vapear

A medida que cada vez más fumadores recurren al vapeado (la palabra nueva utilizada para describir el uso del cigarro electrónico), la industria espera alcanzar los $3.5 billones en el 2015 (más del doble de $1.7 billones estimados durante el 2013).19 Sin embargo, podría ser que la nueva generación de cigarrillos electrónicos, que se calientan más para dispensar más sabor y nicotina, podría representar un riesgo aún mayor que los modelos anteriores.

El estudio japonés mencionado anteriormente encontró mayores cantidades de sustancias químicas dañinas que parecen producirse cuando el cable que vaporiza el líquido se sobre-calienta.20 Del mismo modo, los investigadores del Roswell Park Cancer Institute encontraron que un solvente utilizado en el líquido saborizante de los cigarrillos electrónicos se transforma en sustancias químicas causantes de cáncer y los mayores riesgos vienen en los modelos de segunda generación que generan más calor.21

Como lo informó Science News:22

“Dado a que los primeros cigarrillos electrónicos no daban el mismo golpe de nicotina que se obtiene del cigarrillo de tabaco, los ingenieros desarrollaron tecnología de segunda generación que permite a los usuarios aumentar el voltaje de los cigarrillos electrónicos y eso representa más temperatura, para atomizar más nicotina por bocanada. Pero las altas temperaturas también pueden desencadenar una descomposición térmica de los disolventes, produciendo carbonilos (que causan cáncer)… Si los usuarios de los cigarrillos electrónicos de segunda generación maximizan el poder en sus dispositivos mientras utilizan líquidos de vapeo que contienen una mezcla de glicerina y propilenglicol, los niveles de formaldehído pueden alcanzar eso que se encuentra al fumar tabaco…”

Además, un estudio encontró que las personas exhalan menos óxido nítrico después de vapear, lo que sugiere que podría causar inflamación pulmonar.23, 24 Y el líquido del cartucho para los cigarrillos electrónicos contienen nicotina líquida altamente concentrada, la mayoría a niveles entre 1.8 por ciento y el 2.4 por ciento. Estas concentraciones pueden causar enfermedades pero rara vez causan la muerte en niños, pero concentraciones más altas como el 10 por ciento o incluso el 7.2 por ciento, están disponibles en el internet. A estos niveles, una dosis letal para un adulto sería menos de una cucharadita.25 Ya se reportan cada vez más intoxicaciones a causa de los cigarrillos electrónicos.

¿Existe una Forma Más Segura para Dejar de Fumar?

Si su meta es alcanzar una salud óptima, entonces debe evitar fumar, así como también evitar el uso de cigarrillos electrónicos, al igual que otros productos de tabaco (como el tabaco sin humo, que también ha demostrado aumentar el riesgo de cáncer de boca, aunque no tanto como los cigarrillos26). Dicho eso, mi madre fumó durante toda su vida adulta. Cuando decidió dejar de fumar, utilizó un cigarrillo electrónico recargable en el proceso y le fue útil. Así que lo invito a hacer su propia investigación si está pensando en utilizar cigarrillos electrónicos para ayudarse a dejar de fumar y continuar en su esfuerzo para dejar el vicio por completo.

Sin embargo, creo que el “secreto” para dejar de fumar es recuperar su salud en primer lugar, lo que hará que dejar de fumar sea mucho más fácil. Hacer ejercicio es parte del paquete de este plan, ya que las investigaciones demuestran que las personas que hacen ejercicio de fuerza de forma regular duplican su tasa de éxito en dejar de fumar en comparación con las personas que no hacen ejercicio.27 Comer sanamente es otro aspecto crucial que no puede ser ignorado. En resumen, si quiere dejar de fumar, aquí tres consejos básicos para comenzar:

  1. Lea mi plan nutricional integral para descubrir como comer correctamente.
  2. Desarrolle un régimen de ejercicios completo. Es su aliado para combatir enfermedades y dejar de fumar. El entrenamiento de fuerza es parte importante, pero también recuerde incorporar ejercicios en intervalos de alta intensidad como el Peak Fitness, ejercicios de fortalecimiento y estiramiento.
  3. Encuentre una manera para eliminar las emociones. Muchas personas utilizan el ejercicio, la meditación o técnicas de relajación para esto y todas ellas son muy buenas. También recomiendo incorporar la Técnica de Liberación Emocional (EFT), ya que esto puede ayudar a quitar los bloques emocionales de su sistema (algunos de los cuales ni siquiera sabe que están allí), es decir, restaurar el equilibrio de su mente y cuerpo, así como ayudar a romper su adicción y evitar la ansiedad.

Una vez que haga de forma regular estas tres cosas, puede comenzar a pensar en dejar de fumar y de hecho en este punto muchos están listos para intentar hacerlo “de golpe.”

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 US CDC Fact Sheet, Adult Cigarette Smoking in the US
  • 2 Chicago Tribune December 30, 2014
  • 3 Public Health England December 29, 2014
  • 4 See Public Health England December 29, 2014
  • 5 PLoS Med 7(2): e1000216
  • 6 Medscape December 22, 2014
  • 7 Medscape December 16, 2014
  • 8 National Institute on Drug Abuse December 16, 2014
  • 9 See Medscape December 22, 2014
  • 10 See Medscape December 22, 2014
  • 11 Nicotine & Tobacco Research October 9, 2014
  • 12 See Medscape December 22, 2014
  • 13 Daily Mail November 27, 2014
  • 14 Journal of Environmental Science, Processes and Impacts September 2, 2014
  • 15 MedicineNet September 3, 2014
  • 16 Daily News September 1, 2014
  • 17 US FDA May 4, 2009
  • 18 ANR Electronic Cigarettes and Secondhand Aerosol
  • 19 CNBC January 5, 2015
  • 20 See Daily Mail November 27, 2014
  • 21 Nicotine & Tobacco Research May 15, 2014
  • 22 Science News June 28, 2014
  • 23 See Nicotine & Tobacco Research May 15, 2014
  • 24 Toxicology and Applied Pharmacology July 2014, Volume 278, Issue 1, Pages 9-15
  • 25 New York Times March 23, 2014
  • 26 New York Times November 29, 2014
  • 27 Nicotine and Tobacco Research, 2011, 13(8), 756-760