Cómo el Poder de Su Mente Puede Influir en Su Sanación y Recuperación

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 05, 2015 | 23,381 vistas

Historia en Breve

  • El efecto placebo es la mejora que se nota cuando un paciente recibe una terapia inefectiva e inerte pero se le dice que es una poderosa terapia de sanación y así lo cree
  • Los pacientes con Parkinson que pensaron que estaban tomando un costoso medicamento exhibieron mayores mejoras en el movimiento, en comparación con los pacientes a quienes se les dijo que estaban tomando un medicamento barato- a pesar de que ambos grupos recibieron placebo

Por el Dr. Mercola

Por definición, un placebo es una sustancia inerte e inocua que no tiene ningún efecto en su cuerpo. Por lo tanto, los placebos, como las pastillas de azúcar, son utilizados como controles para medir los efectos de los tratamientos médicos modernos.

Sin embargo, el efecto placebo, en el que el paciente cree que él o ella están tomando un medicamento real y por consecuencia se siente mejor, a pesar de no estar recibiendo un tratamiento “activo” en absoluto, se ha vuelto un fenómeno bien reconocido.

Un gran número de estudios han revelado que los placebos pueden funcionar tan bien como los medicamentos. Las cirugías “simuladas” han demostrado producir resultados que son iguales a los de la cirugía real.

De hecho, cada vez más investigaciones sugieren que este “poder de la mente” o poder de la creencia, puede ser una fuerza muy sanadora. Los estudios sobre los efectos del placebo también demuestran que muchos tratamientos convencionales “funcionan” por el efecto placebo y poco más.

La idea de que “la percepción lo es todo” ciertamente parece ser cierto con respecto a los tratamientos médicos y esto incluye percepciones sobre calidad y precio. Muchas veces, mientras más costoso sea el medicamento más efectivo se cree que es- incluso si no hay evidencia que respalde esta creencia.

El costo simplemente está relacionado con la calidad en general. Un estudio reciente resalta esta intrigante relación entre la percepción de la calidad en base al costo, la creencia de alivio y la recuperación medible.

Pacientes con Parkinson Mejoran al Creer Estar Recibiendo un Tratamiento de Costosos Medicamentos

Un estudio1, 2 doble ciego aleatorizado, pequeño, ya que sólo involucró a una docena de pacientes diagnosticados con Parkinson, pero los resultados sugieren que el simple hecho de creer que están recibiendo un costoso medicamento puede producir efectos benéficos, incluyendo cambios biológicos reales.

Como lo informó MedicineNet.com:3

“En promedio, los pacientes tuvieron mayores mejoras a corto plazo en síntomas como temblores y rigidez muscular cuando les dijeron que estaban recibiendo el más costoso de dos medicamentos. En realidad, ambos “medicamentos” no eran más que una solución salina administrada por inyección.

Pero a los pacientes del estudio se les dijo que uno de los medicamentos era un novedoso medicamento con un precio de $1,500 dólares por dosis, mientras que el otro era un medicamento de $100 dólares- aunque, los investigadores les aseguraron que se esperaba que ambos medicamentos tuvieran efectos similares.”

Los pacientes que creyeron recibir el medicamento más costoso no sólo tuvieron mayores mejoras en el movimiento, sino que las resonancias magnéticas también revelaron diferencias en la actividad cerebral entre los dos grupos de placebo. Los pacientes que creyeron estar recibiendo el novedoso y costoso medicamento, tuvieron una actividad cerebral más parecida al de los pacientes que realmente estaban recibiendo un medicamente para tratar el Parkinson.

El neurólogo Peter LeWitt señaló que:4, 5 “Incluso una condición con signos y síntomas medidos objetivamente pueden mejorar gracias al efecto placebo,” con esto podemos ver que este fenómeno no es exclusivo de los pacientes de Parkinson.

El efecto placebo ha sido observado en una gran variedad de tratamientos, incluyendo tratamientos para la depresión, dolor de cabeza y desgarre meniscal degenerativo, por mencionar algunos.

En yuxtaposición a estos últimos resultados se encuentra la investigación previa en la que se encontró que el efecto placebo produjo efectos marcados incluso cuando no hubo engaño involucrado en absoluto.

En una prueba, casi el 60 por ciento de los pacientes que recibieron una pastilla placebo y a quienes se les dijo que estaban recibiendo un placebo, reportaron un alivio adecuado de los síntomas del síndrome del intestino irritable (IBS). Tan sólo el 35 por ciento de los que no recibieron ningún tratamiento en absoluto reportaron un alivio adecuado.

¿Qué Hace Funcionar al Efecto Placebo?

El jurado aún está deliberando sobre los mecanismos exactos que hacen que el efecto placebo sea tan efectivo. Parece que el simple hecho de pasar por el ritual de tratamiento es suficiente para causar una respuesta benéfica…

Independientemente del mecanismo, los estudios sí demuestran que si usted cree estar recibiendo un tratamiento y espera que ese tratamiento funcione, entonces así será. Un artículo publicado en Scientific American6 señaló que:

“Los efectos placebos pueden derivarse no sólo de una creencia consciente en una medicamento sino que de las asociaciones subconscientes entre la recuperación y la experiencia de estar siendo tratado- desde la picada de una aguja hasta la bata del médico.

Tal condicionamiento subliminal puede controlar procesos de cuerpo de los cuales no somos conscientes, como las respuestas inmunológicas y la liberación de hormonas.”

En el caso del Parkinson, los investigadores han sugerido que los pacientes que creen estar recibiendo un medicamento podrían activar sus cerebros para liberar dopamina. Como lo señalo el artículo presentado:7

“El Parkinson se desarrolla cuando las células del cerebro que producen dopamina se vuelven disfuncionales, dando lugar a síntomas como temblores, rigidez muscular y problemas de equilibrio y coordinación. Y también sucede que el cerebro produce más dopamina cuando una persona está anticipada a una recompensa- como el síntoma de alivio de un medicamento.

Para [el autor principal, el Dr. Alberto] Espay, estos nuevos resultados son más evidencia de que “las expectativas” desempeñan un papel muy importante en los resultados del tratamiento. “Si usted espera mucho, entonces es más probable que lo obtenga,” dice él.

Esto también se demostró en otro estudio8 reciente, que encontró que las personas con dolor de espalda que creían que la acupuntura podría ser útil, en realidad recibían más beneficios de esta, en comparación con las personas que no creían en esta terapia.

De acuerdo con la autora del estudio, Felicity Bishop, PhD: “Las personas que comenzaron con bajas expectativas sobre la acupuntura, quienes pensaron que probablemente no les serviría, tuvieron mayores probabilidades de reportar menos beneficios del tratamiento.”

Las Emociones Controlan la Intensidad del Dolor

Como lo informó NPR,9 el dolor es en un sentido “todo está en su cabeza,” ya que su “percepción del dolor es creada por sus circuitos cerebrales que constantemente están filtrando información que proviene de los nervios sensoriales.” La investigación también ha demostrado que sus emociones y/o expectativas pueden influir significativamente en la intensidad percibida del dolor. Como lo señaló NPR:

“El cerebro también determina la emoción a la que le adjudicamos cada experiencia dolorosa, dice David Linden [profesor de neurociencia]. Eso es posible, explica él, porque el cerebro utiliza dos sistemas diferentes para procesar la información del dolor que llega a nuestras terminaciones nerviosas. Un sistema determina la ubicación del dolor, intensidad y características: punzante, dolorosa, ardor, etc.

“Y después,” dice Linden. “hay otro sistema completamente diferente para el aspecto emocional del dolor- la parte que nos hacer decir, “Ouch, esto es terrible.” Linden dice que las emociones positivas- como la sensación de calma o seguridad están relacionadas con otras- pueden minimizar el dolor. Pero las emociones negativas tienden a tener el efecto opuesto. Los torturadores han explotado ese aspecto durante siglos.”

El enfoque mental también desempeña un papel importante. Al monitorear las ondas cerebrales y decirle a los participantes que pusieran toda su atención en una parte especifica de su cuerpo, los investigadores han descubierto que usted esencialmente “le dice” a su cerebro que ignore la información sensorial de algunas partes de su cuerpo, por lo tanto bloquea información como el dolor. Este tipo de enfoque también causa un aumento en la actividad cerebral en una región que hace caso omiso de las distracciones. Como lo explicó Stephanie Jones, una profesora asistente de neurociencia:10

“Hay una coordinación entre la parte frontal del cerebro, que es la región de control del cerebro y la parte sensorial del mismo, que es donde se filtra la información del entorno. Eso sugiere que al menos algunas personas pueden enseñar a sus cerebro a filtrar cosas como el dolor crónico, probablemente esto lo logren a través de la meditación.”

Cirugía de Rodilla - Un Engaño Médico de $4 Billones de Dólares

Muchos se apresuran a decir que el efecto placebo es responsable de los beneficios de los tratamientos alternativos y suplementos naturales- la implicación es que el tratamiento realmente no funciona y ningún beneficio está “del todo en su cabeza.”

Pero pocos se detienen a considerar el hecho de que muchos de los beneficios de los medicamentos convencionales y otras intervenciones también se deben al efecto placebo. Sin embargo, los medicamentos tienen un inconveniente, que también podrían causar efectos secundarios muy reales.

Uno de los ejemplos más dramáticos de esto fue un estudio11 sobre la cirugía de rodilla publicado en New England Journal of Medicine en el 2012. Esta prueba doble-ciego, multicéntrica, controlada con placebo definitivamente prueba el poder de la mente en la sanación, también revela que la mayoría de las cirugías de rodilla para la osteoartritis son una absoluta pérdida de dinero.

Los resultados de este estudio muestran que no es la cirugía en sí la responsable de la mejora, sino el efecto placebo. Más precisamente, es la capacidad de su cerebro para producir la sanación cuando usted cree que debería estar sucediendo (como después de someterse a una cirugía de rodilla). De acuerdo con los autores:

“En esta prueba controlada que involucró pacientes con osteoartritis de rodilla, los resultados después del lavado artroscópico o desbridamiento no fueron mejores que los resultados después de un procedimiento placebo.”

Esto fue seguido por otro estudio,12 publicado en el 2013, que también encontró que la cirugía artroscópica de rodilla para los desgarres meniscales degenerativos no tuvo mayor beneficio en comparación con la “cirugía simulada.” Aquí, ellos incluso excluyeron a las personas con artritis de rodilla, ya que de cualquier forma tienden a no beneficiarse tanto de la cirugía de meniscos y los investigadores querían determinar si la cirugía ayuda bajo “circunstancias ideales.” Bien, en la marca posquirúrgica de un año, todos los pacientes, independientemente del tipo de cirugía (real o simulada), reportaron cantidades iguales en la reducción de dolor, lo que llevó a los investigadores a concluir que la cirugía de rodilla real no ofrece mejores resultados que la cirugía simulada (placebo).

Esta es una concesión importante, ya que la cirugía artroscópica en los meniscos es uno de los procedimientos más comunes en los Estados Unidos. De acuerdo con este estudio, se lleva a cabo unas 700,000 veces al año con una suma de $4 billones de dólares. Pero de acuerdo con estos resultados, cualquier cirujano que le diga que esta es “la mejor opción” o “la única” opción para tratar su dolor de rodilla no sabrá que decir cuando le muestre la evidencia de lo contrario… También vale la pena considerar este tipo de resultados cuando esté pensando en qué opción de tratamiento es la mejor para usted. Recuerde que su mente es lo que realmente lo ayuda a curarse y teniendo esto en consideración podrá encontrar una alternativa más segura y menos costosa.

Otros Ejemplos del Efecto de Placebo

Otro excelente ejemplo del efecto placebo es el de los antidepresivos. Una investigación13 publicada en el 2010 sugiere que existe muy poca evidencia de que los antidepresivos beneficien a las personas con depresión de leve a moderada y no funcionan mejor que un placebo. Un meta-análisis14 publicado en PLoS Medicine concluyó que la diferencia entre los antidepresivos y las pastillas de placebo era muy pequeña sin embargo este tipo de medicamentos sigue siendo de los más prescritos en los Estados Unidos.

Considerando la larga lista de efectos secundarios relacionados con los antidepresivos, incluyendo el empeoramiento de la depresión, parece ser razonable concluir que un placebo sería una mucho mejor opción al medicamento real… Un tercer ejemplo de investigaciones revelando el efecto placebo en la medicina moderna es un estudio15 publicado el año pasado. Aquí, los investigadores aprovecharon la naturaleza recurrente de las migrañas para evaluar los efectos del medicamento para la migraña Maxalt (rizatriptan), comparado con un placebo. Entre los resultados estuvieron los siguientes:

  • Los pacientes que recibían Maxalt reportaron mayor alivio cuando se les dijo que estaban recibiendo un medicamento efectivo para el tratamiento de migraña aguda
  • Cuando se cambiaron las pastillas, los pacientes reportaron reducciones de dolor similares de las pastillas de placebo etiquetadas como Maxalt que de las pastillas de Maxalt etiquetadas como placebo
  • Los sujetos reportaron alivio de dolor incluso cuando sabían que la pastilla que estaban recibiendo era un placebo, en comparación con no recibir tratamiento en absoluto

De acuerdo con los autores, el efecto placebo representa más del 50 por ciento del valor terapéutico de este medicamento. Como lo explicó el co-autor Ted Kaptchuk, director del programa en estudios de placebo y encuentro terapéutico en la Facultad de Medicina de Harvard:16

“Este estudio aclara los efectos clínicos del placebo y los medicamentos de una manera única. Muy pocos, de no ser que ningún experimento ha comparado la efectividad de los medicamentos bajo diferentes grados de información en una enfermedad natural y recurrente. Nuestro descubrimiento muestra que los reportes de dolor de los sujetos fueron casi idénticos cuando se les dijo que el medicamento activo era un placebo que cuando se les dijo que un placebo era un medicamento activo, lo que demuestra que el efecto placebo es un socio no reconocido de los medicamentos más potentes. [El énfasis es mío]

Cómo Aprovechar el Efecto Placebo en Su Propia Vida

Podría haber casos en su vida cotidiana en donde puede utilizar su mente para ayudar a sanar su cuerpo o reducir su dependencia a la medicina convencional, incluyendo los medicamentos. Y cuando digo eso, quiero decir que si usted cree firmemente se beneficiará de algo, aumentará radicalmente sus probabilidades de lograrlo. Pero hay una advertencia: podría necesitar resolver cualquier bloqueo emocional que esté en su camino en primer lugar.

Ese bloqueo podría ser la creencia de que el dolor o enfermedad no puede irse. Quizá un padre o un pariente tuvo el mismo problema y jamás se recuperó, por lo que cree que usted “tampoco podrá” recuperarse. Otro bloque podría ser el resentimiento de tener esa enfermedad o dolor o incluso un deseo inconsciente de mantener su dolencia porque esto le da atención extra.

La Técnica de Liberación Emocional (EFT) es una herramienta extremadamente poderosa que puede utilizar para tratar la causa principal de sus conflictos emocionales y dejarla ir, para ayudar abrir su mente al poder del efecto placebo. Muchas veces es posible sentirse mejor sólo porque su mente creer que llego la hora de sentirse mejor o su subconsciente altera los procesos de su cuerpo en respuesta al tratamiento de placebo sin que lo note. Siempre que le sea posible, pruebe primero el placebo. Esta es una nueva forma de pensar acerca de la sanación para la mayoría de las personas, pero puede ser extremadamente potente, especialmente cuando se combina con una perspectiva saludable y estilo de vida que previene enfermedades.

La EFT Ofrece Alivio para un Gran Número de Problemas de Salud

Esta técnica no invasiva también puede ofrecer un alivio más directo para ciertos problemas. Por ejemplo, la EFT ha demostrado reducir la frecuencia de los dolores de cabeza a la mitad, así como su intensidad. Si lo vemos en términos de energía- el dolor es energía y su mente también es energía- puede ver cómo influye directamente el uno sobre el otro. La EFT en realidad es objeto de investigación y ha sido estudiada en más de 10 países, por más de 60 investigadores, con resultados publicados en más de 20 revistas científicas diferentes.

En el 2012, una revisión crítica publicada en la revista Review of General Psychology17 de la American Psychological Association's (APA) encontró que la EFT “demostró consistentemente su fuerte efecto y otros resultados estadísticamente positivos después de unas cuantas sesiones de tratamiento.” Esto llevo a la EFT un paso adelante para cumplir con los criterios para los tratamientos respaldados por evidencia propuestos por la APA, un importante paso hacia la aceptación de la EFT por la comunidad profesional y un paso que no llevará sus beneficios a un grupo más grande de personas. La revisión encontró beneficios estadísticamente significativos en el uso de la EFT para las siguientes condiciones de salud:

Ansiedad Desempeño atlético Depresión Síntomas físicos y dolor
Fobias Trastorno de estrés postraumático (TEPT) Pérdida de peso Antojo por los alimentos

El Efecto Placebo Es Real y Puede Ser un Poderoso Aliado para la Sanación

Aunque aún se desconocen los mecanismos exactos detrás del efecto placebo, siguen siendo investigados, no cabe la menor duda de que el efecto es real. Y, muy probablemente, el efecto placebo toma muchas formas diferentes, impactando los mecanismos cerebrales y sustancias químicas involucradas en las expectativas, ansiedad y recompensa. En resumen, un placebo realmente cambia su cerebro, en muchas formas diferentes. En el 2011 en la revista Neuropsychopharmacology,18 los investigadores señalaron las siguientes observaciones:

  1. Primero, como el efecto placebo básicamente es un efecto psicosocial, estos datos indican que los diferentes estímulos sociales, como las palabras y rituales del acto terapéutico, podrían cambiar la química y circuitos del cerebro del paciente.
  2. Segundo, los mecanismos que son activados por los placebos son los mismos que los activados por los medicamentos, lo que sugiere una interferencia cognitiva/afectiva con la acción del medicamento.
  3. Tercero, si el funcionamiento prefrontal está deteriorado, las respuestas del placebo se reducen o eliminan por completo, como sucede en la demencia de tipo Alzheimer.

Todo esto es una buena noticia, revela que usted tiene gran parte del poder de sanación en sus manos- un poder que puede ser aprovechado a través de la creencia y expectativas positivas. El efecto placebo también entra en juego en la epigenética, que es otro floreciente campo de estudio. Este nuevo y fascinante campo lo libera de la creencia errónea de que sus genes lo controlan. En realidad, sus genes no son más que instalaciones de almacenamiento y la expresión de sus genes en realidad es controlada por las influencias ambientales- incluyendo sus pensamientos y expectativas.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Neurology January 28, 2015 [Epub ahead of print]
  • 2 Reuters January 28, 2015
  • 3, 4, 7 Medicinenet.com January 28, 2015
  • 5 Neurology January 28, 2015 , Editorial
  • 6 Scientific American February/ March 2009
  • 8 Medicinenet.com February 17, 2015
  • 9, 10 NPR February 18, 2015
  • 11 The New England Journal of Medicine July 11, 2002;347:81-88, 132-133
  • 12 EJM December 26, 2013
  • 13 JAMA. 2010;303(1):47-53
  • 14 PLOS Medicine February 26, 2008
  • 15 Science Translational Medicine January 8, 2014: 6(218):218ra5
  • 16 Science Daily January 8, 2014
  • 17 Review of General Psychology, 16(4), 364-380
  • 18 Neuropsychopharmacology. 2011 Jan;36(1):339-54