El Estrés No Solo Se Queda en Su Cabeza

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 12, 2015 | 121,952 vistas

Historia en Breve

  • El término “estrés psicológico” es confuso, porque ningún estrés es exclusivamente psicológico… no solo está en su cerebro
  • El estrés crónico interfiere con su sistema inmunológico, provoca cambios epigenético y desencadena la inflamación sistémica que puede causar numerosas enfermedades crónicas

Por el Dr. Mercola

La ansiedad sobre un proyecto en el trabajo... una riña conyugal... problemas financieros... problemas de salud... y la lista de posibles factores de estrés es interminable, pero independientemente de donde se origine su estrés, probablemente empieza en su cabeza.

Un indicio de preocupación eventualmente se convertirá en una avalancha de ansiedad. Podría mantenerlo despierto durante la noche, su mente podría confundise con "qué pasaría si" y cuál sería el peor de los casos. Peor aún, si el problema está en curso, su estado estresado puede convertirse en su nueva normalidad—más hormonas de estrés, inflamación y todo.

Si bien es benéfico mientras esté en peligro inminente, ese estado de estrés agudo--que hace más probable su sobrevivencia en el caso de un ataque--es perjudicial a largo plazo.

Los pensamientos en su cabeza son sólo el principio o, tal vez más acertadamente, son las ruedas que establecen el mecanismo dañino conocido como estrés crónico en movimiento--y, una vez que empieza a girar, es muy fácil perder el control. Como se informó en Science News:1

"La investigación sobre el estrés aumentó fuerza con un golpe maestro de la ciencia de la salud llamado Estudio Whitehall, en el que investigadores británicos mostraron que los trabajadores estresados ​​estaban experimentando efectos enfermizos.

Desde entonces los científicos han descrito como un cerebro estresado desencadena la liberación de la hormona desenfrenada, lo que conduce a la inmunidad desequilibrada y al desgaste físico a largo plazo por el uso. Esos efectos cobran un precio muy alto a la ansiedad y otros problemas psicológicos que las personas estresadas enfrentan día tras día.”

Estrés: No Sólo Esta En su Cabeza

¿Ya escucho el dicho "cuando no llueve, truena"? Esta es una buena descripción del estrés crónico en su cuerpo, ya que hace que prácticamente todo sea más difícil. El términos estrés psicológico, de hecho, es engañoso, porque ningún estrés es exclusivamente psicológico... no solo está en su cerebro.

Digamos que pierde su trabajo o está luchando un trastorno de estrés postraumático (PTSD por sus siglas en inglés) debido a los abusos que sufrió cuando era niño. El exceso de hormonas del estrés se libera, como el cortisol, epinefrina y norepinefrina. Su respuesta al estrés se desequilibra; no se apaga.

Como consecuencia, su sistema inmunológico sufre, y rápidamente empiezan a presentarse cambios epigenéticos. El estrés está provocando inflamación sistémica de bajo grado, y de repente su presión arterial aumenta, su problema de asma empeora y se sigue enfermando de resfriados.

Esa cortada en la pierna no parece sanar y su piel es un desastre. Tiene problemas para dormir y, en un nivel emocional, se siente como si estuviera a punto del cansancio.

El estrés es muy parecido a una bola de nieve rodando por una montaña, gana terreno, aumenta su velocidad y sigue subiendo hasta que explota. Ese accidente, por desgracia, a menudo afecta su salud.

El Estrés Aumenta el Riesgo de un Ataque Cardiaco Hasta en 21 Veces

Los agentes de policía claramente enfrentan una tensión amplificada en el trabajo, y los investigadores descubrieron que son 21 veces más propensos a morir de un ataque cardiaco durante un altercado que durante las actividades rutinarias.2 Esto no es del todo sorprendente hasta que lo compara con el riesgo de ataque cardiaco durante el entrenamiento físico, que únicamente aumenta siete veces.

La diferencia en el esfuerzo físico entre las dos circunstancias probablemente no representan el aumento del riesgo... es el nivel de estrés que está experimentando lo que aumenta el riesgo de un ataque cardíaco.

También más ataques cardíacos y otros eventos cardiovasculares se producen los lunes que cualquier otro día de la semana.3 Este fenómeno de "lunes cardiaco" ha sido reconocido desde hace mucho tiempo y desde hace tiempo se cree que está relacionado con el estrés laboral.

Durante momentos de mucho estrés, su cuerpo libera hormonas como la noradrenalina, que los investigadores creen que pueden causar dispersión de biopelículas bacterianas de las paredes de las arterias.4 Esta dispersión se puede causar repetidamente que los depósitos de placa se rompan, iniciando así un ataque al corazón.

El estrés también contribuye a la enfermedad cardíaca en otras maneras. Además de la norepinefrina, su cuerpo también libera otras hormonas del estrés que preparan a su cuerpo para luchar o huir. Una de esas hormonas del estrés es el cortisol.

Cuando el estrés se vuelve crónico, su sistema inmunológico se hace cada vez más sensible al cortisol, y dado que la inflamación está regulada en gran parte por esta hormona, esta disminución de sensibilidad aumenta la respuesta inflamatoria y permite que la inflamación se salga de control.5 La inflamación crónica no solo es una característica de las enfermedades cardiacas, sino de muchas enfermedades crónicas.

El Estrés Esta Relacionado con la Diabetes y una Docena de Otras Consecuencias Serias

Las personas que crecen en condiciones socioeconómicas pobres tienen mayores niveles de marcadores inflamatorios, incluyendo la interleucina-6 (IL-6) y la proteína C-reactiva (PCR). También son dos veces más propensos a desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta, un riesgo que los investigadores dicen que se debe principalmente a los niveles elevados de inflamación.6

Las personas que sufrieron abuso infantil también tienden a tener niveles más altos de inflamación crónica, al igual que aquellos que actúan como cuidadores de seres queridos. Como se informó en Science News:7

"Los científicos están ahora cavando más profundo, enfocándose en los cambios de la actividad de los genes que generan la inflamación y el receptor apagado. Por ejemplo, el estrés infantil podría incrustarse en las células inmunes llamadas macrófagos a través de cambios epigenéticos--alteraciones que afectan a los niveles de actividad de los genes sin modificar el ADN subyacente.

El psicólogo Gregory Miller, de la Universidad Northwestern en Evanston, Illinois., Sugiere que estos cambios pueden otorgar macrófagos con tendencias pro-inflamatorias que luego promueven enfermedades crónicas.”

El estrés prolongado también puede dañar las células del cerebro y hacer que usted pierda la capacidad de recordar cosas. Las células cerebrales de ratas estresadas son dramáticamente más pequeñas, especialmente en el área de su hipocampo, que es la base del aprendizaje y la memoria.

El estrés altera su sistema neuroendocrino e inmunológico y parece desencadenar un proceso degenerativo en el cerebro que puede resultar en la enfermedad de Alzheimer. El aumento de peso inducido por el estrés también es real y por lo general implica un aumento de la grasa alrededor del vientre, que es la grasa más peligrosa que su cuerpo puede acumular y aumenta el riesgo cardiovascular.

El estrés altera la forma en que la grasa es depositada a causa de las hormonas específicas y otras sustancias químicas que su cuerpo produce cuando está estresado. El estrés claramente afecta a casi todo su cuerpo, pero de acuerdo con el neurobiólogo Robert Sapolsky en el documental, Estrés: Retrato de un Asesino, los siguientes son los problemas de salud más comunes que son causados ​​por o empeorados por el estrés:

Enfermedades cardiovasculares Hipertensión Depresión
Ansiedad Disfunción sexual Infertilidad y ciclos irregulares
Resfriados frecuentes Cambios en el apetito Dificultad para concentrarse
Pérdida de la memoria Cambios en el apetito Problemas digestivos y disbiosis

El Estrés Puede Causar Trastornos Estomacales

Los problemas digestivos se encuentran en la lista anterior del Dr. Sapolsky, lo cual tiene sentido porque la respuesta al estrés provoca una serie de eventos perjudiciales en el intestino, incluyendo:

  • Menor absorción de nutrientes
  • Menor oxigenación de su intestino
  • Menos de cuatro veces flujo sanguíneo al sistema digestivo, lo que crea un metabolismo lento
  • Menor producción enzimática en el intestino--Hasta 20 mil veces

En pocas palabras, el estrés crónico (y otras emociones negativas como la ira, la ansiedad y la tristeza) pueden desencadenar los síntomas y enfermedades crónicas en su intestino. Como los explican los investigadores de Harvard:8

"La psicología se combina con factores físicos para causar dolor y otros síntomas intestinales. Los factores psicosociales influyen en la fisiología real de los intestinos, así como en los síntomas. En otras palabras, el estrés (o depresión u otros factores psicológicos) puede afectar el movimiento y las contracciones del tracto gastrointestinal (GI), causar inflamación, o hacerlo más susceptible a infecciones. Además, las investigaciones sugieren que algunas personas con trastornos gastrointestinales funcionales perciben el dolor con más intensidad que otras personas porque sus cerebros no regulan adecuadamente las señales de dolor en el tracto gastrointestinal. El estrés puede hacer que el dolor existente parezca más doloroso."

Curiosamente, la conexión funciona en ambos sentidos, lo que significa que mientras que el estrés puede causar problemas intestinales, los problemas intestinales también pueden causar daños en sus emociones. Continúan los investigadores de Harvard:

"Esta conexión va en ambos sentidos. Un intestino afectado puede enviar señales al cerebro, al igual que un cerebro dañado puede enviar señales al intestino. Por lo tanto, el estómago de una persona o malestar intestinal puede ser la causa o el producto de la ansiedad, el estrés o depresión. Esto se debe a que el cerebro y el sistema gastrointestinal (GI) están íntimamente conectados--tan íntimamente que deben ser vistos como un sistema.”

El Estrés Cambia la Respuesta Inmunológica y el Comportamiento de las Células

El estrés está implicado en el cáncer, no tanto como una causa de cáncer, sino porque parece alimentar su crecimiento (o interferir con los procesos que de otra manera podrían reducir la velocidad). Por ejemplo, las hormonas del estrés norepinefrina y epinefrina fomentan el crecimiento de los vasos sanguíneos que ayudan a crecer a los tumores de próstata. Mientras tanto, en las mujeres con tumores pélvicos (que estaban esperando los resultados para ver si los tumores eran cancerosos o benignos), las que tenían un buen apoyo social (y, presumiblemente, menos estrés) recibieron un ataque inmunológico a las células dirigidas a las masas, informó Science News.9

También se ha demostrado que el estrés aumenta la probabilidad de propagar el cáncer, o la metástasis, que es una causa principal de muerte por cáncer, en 30 veces.10 El estrés crónico también causa daño a la señalización de cortisol. En el caso de exposición excesiva al cortisol, algunos receptores de las células fueron mutados, incluyendo receptores de las células inmunes. Esta es una razón por qué las personas con estrés tienen el doble de probabilidades de desarrollar un resfriado después de exponerse a un virus del resfriado, en comparación con personas sin estrés.11, 12

Los Factores que Empeoran el Estrés

El Dr. Sapolsky explica que una persona es más vulnerable al estrés si tienen siguientes factores:

  • Siente como que no tiene control
  • No está recibiendo ninguna información predictiva (que tan difícil será el desafío, cuánto tiempo continuara esta situación, etc.)
  • Siente que no tiene salida
  • Interpreta las cosas como si la condición empeorara
  • No tiene un compañero con quien platicar sus penas (por ejemplo, falta de afiliación o apoyo social)

La gente en la parte superior de la pirámide social se siente que tienen un mayor control, ya que son los que toman la iniciativa, también por lo general tienen más conexiones sociales y recursos a su disposición. Esto se traduce en menos estrés, lo que a la larga se traduce en menores tasas de enfermedades. El estrés también está estrechamente relacionado con la experiencia del placer, en relación con la unión de la dopamina a los receptores del placer en el cerebro. Las personas de menor nivel socioeconómico parecen obtener menos placer en sus vidas. Tal vez esa es la razón por la que la terapia de la risa es tan eficaz para aliviar estrés.13

En el lado positivo, emociones positivas como la felicidad, la esperanza y el optimismo también cambios rápidos en las células del cuerpo, incluso provocan la liberación de sustancias químicas en el cerebro que los hacen sentirse bien. Si bien es verdad que puede crear felicidad artificialmente (y temporalmente) por ejemplo, través del consumo de medicamento o consumo de alcohol, los mismos niveles elevados de endorfina y dopamina se pueden lograr a través de hábitos saludables como el ejercicio, risas, abrazos, besos, sexo, o la unión con su hijo. Si se está preguntando lo poderoso y eficaz que esto puede ser, un abrazo de 10 segundos al día puede provocar reacciones bioquímicas y fisiológicas en el cuerpo que pueden mejorar significativamente su salud. Según un estudio, esto incluye:14

Menor riesgo de enfermedades cardiacas Menor estrés Combatir el cansancio
Mejorar el sistema inmunológico Combatir las infecciones Aliviar la depresión

EFT Es Ideal para Aliviar el Estrés

Controla regularmente el estrés es crucial para casi todas las personas. Para algunos, esto podría incluir mantenerse alejado de las personas negativas y/o estresantes, o por lo menos no ver las noticias amarillistas que son demasiado molestas, para evitar sentir estrés empática. Por último, lo que se hace para aliviar el estrés es una opción personal, ya que las técnicas para el control del estrés deben ser de su agrado y lo más importante funcionar en usted. Si su entrenamiento de kickboxing lo ayuda a liberar su frustración, entonces hágalo. Si prefiere la meditación, también practíquela.

Incluso llorar de vez en cuando puede ser algo saludables, ya que las lágrimas que se desprenden debido a una respuesta emocional, como la tristeza o la felicidad extrema, contienen una alta concentración de la hormona corticotropina (ACTH) –una sustancia química que está relacionada con el estrés. Una teoría que explica la razón por la que las personas lloran cuando están tristes es que ayuda al cuerpo a liberar un poco de exceso de estas sustancias químicas de estrés, lo que lo hace sentirse más tranquilo y más relajado. Las técnicas de la psicología energética, como la Técnica de Liberación Emocional (EFT) también pueden ser muy eficaces, al ayudarle a reprogramar las reacciones de su cuerpo a los factores estresantes que son inevitables en la vida cotidiana. Esto es importante ya que, en términos generales, un factor estresante se convierte en un problema cuando:

  • Responde a su negatividad
  • Sus sentimientos y emociones no son apropiadas para las circunstancias
  • Su respuesta dura un tiempo excesivamente largo
  • Se siente continuamente abrumado, dominado, o explotado

Al utilizar EFT, simplemente con dar golpecitos con las yemas de los dedos puede permitir la entrada de energía cinética en los meridianos específicos sobre su cabeza y el pecho mientras se enfoca en su problema específico—independientemente si se trata de un evento traumático, una adicción, dolor, etc.--y expresa afirmaciones positivas. Esta combinación de tocar los meridianos de energía y expresar afirmaciones positivas trabaja al despejar el "cortocircuito"--el bloqueo emocional--del sistema bioenergético de su cuerpo, restaurando de esta manera su mente y equilibrio del cuerpo, que es esencial para una salud óptima y para aliviar el estrés crónico.

También es muy importante que entienda que la auto-sanación de problemas graves no se recomienda. Puede ser peligrosa, ya que podría terminar concluyendo falsamente que EFT no funciona cuando nada podría estar más lejos de la verdad. Para tratar problemas graves o complejos, necesita a alguien que o guie a través del proceso, ya que hacer este proceso es un arte maravilloso y por lo general toma años de entrenamiento para desarrollar la habilidad para abordar los problemas significativos arraigados.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 7, 9, 10, 11 Science News February 20, 2015
  • 2 BMJ 2014;349:g6534
  • 3 European Journal of Epidemiology May 2005
  • 4 mBio June 10, 2014: 5(3); e01206-14
  • 5 Nature Medicine June 22, 2014 [Epub ahead of print]
  • 6  Canadian Medical Association Journal 2013
  • 8 Harvard Health Beat March 27, 2012
  • 12 PNAS April 17, 2012, vol. 109 no. 16
  • 13 Altern Ther Health Med November-December 2010
  • 14 Comprehensive Psychology 2012, Volume 1, Issue 1