Ocultar
Problemas de Memoria

Historia en Breve -

  • Su cerebro es un órgano dinámico que se adapta y cambia constantemente, ya sea para bien o para mal, incluso rutinariamente
  • Los problemas de tiroides, depresión, ansiedad, menopausia, falta de sueño, fumar, estrés y ciertos medicamentos pueden afectar la función de la memoria
  • Ejemplos de factores que desempeñan un papel positivo en la función de la memoria incluyen el té verde, la vitamina b12 y el ejercicio
  • Su alimentación, salud intestinal y los niveles de vitamina D influyen significativamente en su memoria
 

11 Increíbles Factores Que Afectan su Memoria

Abril 4, 2015 | 42,114 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

El miedo de perder su mente es un miedo penetrante. Entre las personas en Estados Unidos la noción de perder su capacidad mental provoca dos veces más miedo que perder la capacidad física y el 60 por ciento de los adultos en Estados Unidos dicen que están algo preocupados sobre la pérdida de memoria.1

La buena noticia es que su cerebro es un órgano dinámico, que se adapta y cambia constantemente, ya sea para bien o para mal. Muchas actividades diarias como la carencia de sueño podrían seriamente interferir con su memoria al siguiente día.

Por el otro lado, un estilo de vida saludable ayudara a la salud cerebral e incluso apoyara a su cerebro para que cree nuevas neuronas, un proceso conocido como neurogénesis o neuroplasticidad.

El hipocampo de su cerebro, es decir el centro de su memoria, es especialmente capaz de crear nuevas células y ahora es bien sabido que su hipocampo se regenera durante toda su vida (incluso a los 90 años) siempre y cuando le proporcione las herramientas indicadas para hacerlo.

Muchas de las intervenciones más poderosas para la memoria también son las más simples. Por lo tanto, si desea darle un impulso a su memoria y protegerla contra los cambios negativos, siga leyendo. Los siguientes 11 factores, como lo indica la revista TIME,2 tienen el potencial de afectar su memoria (algunos de manera negativa y otros de manera positiva)

11 Increíbles Factores que Afectan su Memoria

1. Problemas de Tiroides

Aunque la tiroides no desempeña un papel especifico en su cerebro, los problemas de memoria son una característica distintiva de la enfermedad de tiroides. Los niveles bajos o elevados de tiroides (hipertiroidismo e hipotiroidismo) podrían causar una dificultad de memoria y concentración. Si sospecha que tienen problemas de tiroides, por favor lea los protocolos naturales para abordar la disfunción de la tiroides.

2. Menopausia

Los bochornos e insomnio son comunes durante la menopausia y ambos pueden dañar su sueño contribuir a la pérdida de memoria. Esto es algo temporal y mejora cuando los síntomas disminuyen.

3. Falta de Sueño

El proceso del crecimiento del cerebro o neuroplasticidad se cree que es la base de la capacidad de su cerebro para controlar la conducta, incluyendo la memoria y el aprendizaje. Sin embargo, el sueño y la perdida de sueño modifican la expresión de varios generes y productos genéticos que podrían ser importantes para la plasticidad sináptica.

Además, ciertas formas de potenciación a largo plazo, un proceso neuronal involucrado con el establecimiento del aprendizaje y la memoria que puede ser obtenido por el sueño, lo que sugiere que las conexiones sinápticas son fortalecidas mientras duerme.

Entre los adultos, una siesta a medio día ha mostrado aumentar y reparar dramáticamente la capacidad mental.3 La mayoría de los adultos necesitan aproximadamente ocho horas de sueño por noche; si se despierta perezoso o se queda dormido durante el día, probablemente necesita dormir más. Puede encontrar 33 Consejos para Ayudarle a Dormir las Horas Necesarias.

4. Ansiedad

Los niveles elevados de la hormona del estrés cortisol ocasionados por la ansiedad y la depresión hace que las células del cerebro pierdan la sinapsis (lo que conecta las células cerebrales) esto a su vez dificulta la forma en que recupera los recuerdos. Allen Towfigh, MD, director médico de New York Neurology & Sleep Medicine, le dijo a TIME:4

No entendemos el vínculo directo, pero una fuerte evidencia indica que la depresión, ansiedad y la enfermedad bipolar daña el circuito neuronal involucrado en el desarrollo y recuperación de los recuerdos.

La severidad de la perdida de la memoria a menudo refleja la severidad del problema de humor—la depresión severa por lo general equivale a la perdida de la memoria severa.

5. Algunos Medicamentos

Muchos medicamentos interfieren con la función de su memoria. Esto incluyen los medicamentos (Xanax, Valium y Ativan), que afectan la capacidad de su cerebro para trasmitir memorias de corto plazo al almacenamiento a largo plazo.

Otros incluyen antidepresivos tricíclicos, medicamentos con estatinas, beta bloqueadores, analgésicos narcóticos, medicamentos para incontinencia y antiestamínicos (como el Benadryl).

6. Fumar

Fumar afecta el suministro de sangre a su cerebro, lo que provoca lapsos de memoria. Estudio también han mostrado que las personas que fuman tienen un declive más rápido de función cerebral que las personas que no fuman, mientras que fumar provoca la acumulación de proteínas anormales en su cerebro que interfieren con el procesamiento y envío de información.5

7. Estrés

Un estudio revelo que los altos niveles de la hormona del estrés pueden acelerar la pérdida de memoria a corto plazo en los adultos mayores.6 Los hallazgos indican que la manera en que su cuerpo responder al estrés podría ser un factor que influye en la manera en que el cerebro envejece con el tiempo. Investigaciones previas han vinculado el estrés crónico con el daño de memoria laboral.7

Mi herramienta favorita para controlar el estrés es la Técnica de Liberación Emocional (EFT). Es una herramienta de la psicología energética que le puede ayudar a reprogramar las reacciones de su cuerpo al estrés cotidiano, reduciendo de esta manera sus probabilidades de desarrollar efectos adversos en su salud.

8. Mayor Carga Infecciosa

Las personas que están expuestas a más gérmenes, como al virus del herpes labial/fuego en los labios (herpes simplex tipo 1) tuvieron puntuaciones 25 menos en las pruebas cognitivas en comparación con menos carga infecciosa."8 Los investigadores concluyeron que las infecciones pasadas pueden ocasionar el mal funcionamiento cognitivo, probablemente debido al daño causado a los vasos sanguíneos.

9. Té Verde

Si desea darle un impulso a su memoria, tome más té verde de alta calidad. En un estudio realizado en 12 voluntario sanos, los que tomaron una bebida que contenía 27.5 gramos de extracto de té verde mostraron una mayor conectividad entre el lóbulo prefrontal y parietal del cerebro en comparación con los que tomaron una bebida de otro tipo de té.9

La mayor actividad se relacionó con un mayor rendimiento en las pruebas de memoria laboral, y los investigadores creen que los resultados sugieren que el té verde podría ser útil para tratar el mal funcionamiento cognitivo, incluyendo la demencia.

10. Ejercicio

El ejercicio hace que su cerebro trabaje a una máxima capacidad al estimular la multiplicación de las células nerviosas, fortaleciendo sus interconexiones y protegiéndolas contra el daño. Durante el ejercicio las células nerviosas liberan proteínas conocidas como factores neurotróficos. Uno en particular, llamado factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF) desencadena otras varias sustancias químicas que promueven la salud neuronal y beneficia directamente sus funciones cognitivas, incluyendo el aprendizaje.

Un estudio en 2010 en los primates publicado en Neuroscience también reveló que el ejercicio regular no solo mejora el flujo sanguíneo en el cerebro, sino también ayudó a que los changos aprendieran nuevas responsabilidades dos veces más rápido que los monos que no hacían ejercicio. Este es un beneficio que los investigadores creen que también podría aplicarse en los humanos.10

En un estudio separado de un año de duración, las personas que se involucraron en el ejercicio en realidad desarrollaron y expandieron el centro de la memoria del cerebro entre 1 y 2 por ciento al año, cuando ese centro normalmente había estado disminuyendo en tamaño. Para obtener los mejores beneficios del ejercicio, le recomiendo un programa completo que incluya ejercicio en intervalos de alta intensidad, entrenamiento de fuerza, estiramiento y ejercicios core junto con movimiento intermitente regular.

11. Vitamina B12

La vitaminas del complejo B incluyen B12 podría disminuir el encogimiento cerebral hasta en siete veces en las regiones del cerebro conocidas específicamente por ser las más afectadas por la enfermedad de Alzheimer. En un estudio los participantes que tomaron dosis altas de ácido fólico y vitaminas B6 y B12 tuvieron niveles sanguíneos de homocisteína que eran más bajos que los vistos en el encogimiento cerebral—hasta en un 90 por ciento. Los investigadores señalaron:11

“Las vitaminas B disminuyen la homocisteína, que provoca directamente un aumento en la atrofia de la materia gris, disminuyendo de esta manera el declive cognitivo. Nuestros resultados muestran que la suplementación con vitamina D puede disminuir la atrofia de regiones específicas del cerebro que son componentes clave del proceso de la enfermedad de alzheimer y que están relacionadas con el declive cognitivo.”

Esto hace un caso interesante para garantizar que su alimentación incluya muchas fuentes saludables de vitamina B, como la carne, huevos, productos lácteos y pescado de pesca silvestre. Los vegetales de hojas verdes, frijoles y chicharos también proporcionan algunas vitaminas B, pero si lleva una alimentación vegetariana o vegana, lo más probable es que su cuerpo tenga una deficiencia de vitamina B. También, a medida que envejece el revestimiento de su estómago se pierde gradualmente su capacidad de producir acido hidroclórico, que libera la vitamina B12 de los alimentos. Si tiene más de 50 años de edad, es común pensar que no está absorbiendo vitamina B12 en niveles óptimos y podría estar en riesgo de deficiencia.

Dado que la vitamina B12 es la molécula de vitaminas más grande que se conoce, no se absorbe fácilmente de la mayoría de los suplementos orales. Las inyecciones o un spray sublingual (debajo de la lengua) son mucho mejor, ya que hacen que la molécula B12 sea absorbida directamente en su torrente sanguíneo.

Tres Consejos Adicionales Poco Conocidos para Darle un Impulso a su Memoria

Si en realidad desea mejorar su memoria y función cognitiva, entonces sería importante que conozca estas importantes variables de su salud cerebral.

Vitamina D

Los receptores de vitamina D aumentan el crecimiento de los nervios en su cerebro y los investigadores también han identificados vías metabólicas de la vitamina D en el hipocampo y el cerebelo del cerebro, que son la áreas involucradas en planear, procesar información y la formación de nuevas recuerdos. En las personas mayores, la investigación ha mostrado que los bajos niveles de vitamina D están relacionados con un mal funcionamiento cerebral y los niveles elevados podrían ayudar a que los adultos se mantengan en buenas condiciones. La exposición adecuada al sol es todo lo que se necesita para mantener en buen estado su función cerebral saludable. Si esto no está a su alcance, una cama de bronceado es su segunda alternativa, seguido por un suplemento de vitamina D3.

Ayuno Intermitente

Nuestros antepasados nunca tenían acceso a los alimentos durante las 24 horas del día siete días a la semana, por lo que sus genes estaban optimizados para ayunar y comer. El problema es que la mayoría de nosotros estamos comiendo durante las 24 horas. El ayuno intermitente puede ayudar a que su cuerpo se reajuste por sí mismo y empiece a quemar grasa en lugar de azúcar. Además, le ayuda a reducir su consumo total de calorías, lo que promueve el crecimiento celular del cerebro y conectividad.

Sin embargo, como parte de un estilo de vida saludable, yo prefiere un horario de ayuno intermitente que simplemente requiera limitar su consumo de alimentos a un tiempo estrecho cada día. Al limitar su consumo de alimento a un lapso de 6 a 8 horas, estará ayunando por 16 a 18 horas cada día. Para aprender más, por favor vea mi artículo anterior sobre el Ayuno Intermitente.

Salud Intestinal

Sus intestinos son su “segundo cerebro” su bacteria intestinal transmite información a su cerebro a través del nervio vago, el décimo nervio craneal que conecta el tronco cerebral con el sistema nervioso entérico (sistema nerviosos de tracto gastrointestinal). Hay una estrecha conexión entre la flora intestinal anormal y el desarrollo anormal del cerebro, y así como tiene neuronas en su cerebro, también tiene neuronas en su intestino—incluyendo neuronas que producen neurotransmisores como la serotonina, que también se encuentra en el cerebro y está relacionada con el estado de ánimo.

Así de simple, su salud intestinal puede afectar sus función cerebral, mente y comportamiento, ya que están interconectados e interdependientes en n número de diferentes maneras. Además de evitar el azúcar, una de las mejores maneras de apoyar la salud intestinal es consumiendo bacteria benéfica. Puede utilizar un suplemento probiótico para esto, pero yo soy fan de utilizar vegetales fermentados, ya que pueden proporcionar niveles extraordinariamente de bacteria benéfica. La mayoría de las personas no saben que una porción de chucrut—dos a tres onzas más o menos—obtiene el equivalente de casi 100 capsulas de un suplemento probiótico de alta potencia. Sin duda alguna es la alternativa más barata.

Y Recuerde el Factor Más Importante de Todos… Su Alimentación

Los alimento que come—y que no come—juegan un papel importante en su memoria. Los vegetales frescos son esenciales al igual que las grasas saludables y evitar el azúcar y los carbohidratos de los granos. Puede encontrar información más detallada sobre los nueve alimentos para su capacidad mental aquí. Por ejemplo, el curry, apio, brócoli, coliflor y nueces contienen antioxidantes y otros compuestos que protegen la salud de su cerebro e incluso podrían estimular la producción de nuevas células cerebrales. Aumentar su consumo de grasa de omega-3 de origen animal y reducir su consumo de grasas dañadas de omega-6 (como aceites vegetales) con el fin de equilibrar su relación de grasas omega-6 y omega-3 también es un factor importante.

Yo prefiero aceite de kril a diferencia de aceite de pescado, ya que el aceite de kril contiene antioxidantes que no solo lo protegen a las grasas omega-3 de la oxidación sino también es particularmente útil para apoyar su salud cerebral. El aceite de coco es otra grasa saludable para la función de su cerebro. De acuerdo con un investigación realizado por la Dra. Mary Newport, dos cucharadas de aceite de coco (35 ml o 7 cucharaditas razadas) le suministraran el equivalente de 20 gramos de triglicéridos de cadena media (MCT) que es una indicación de una medida preventiva contra la enfermedad neuro-degenerativa o como tratamiento para los casos relacionados con la edad.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.