Ocultar
Acetaminofen Paracetamol

Historia en Breve -

  • De acuerdo con una nueva investigación, el acetaminofén (Tylenol) es ineficaz para tratar el dolor de espalda y solo tienen un efecto pequeño e ineficaz en los pacientes con osteoartritis
  • El uso de acetaminofén aumenta el riesgo de tener un resultado anormal en las pruebas de función hepática en casi cuatro veces
  • Las recomendaciones generalizadas para tratar los pacientes con dolor de espalda y osteoartritis con acetaminofén necesitan ser reconsideradas.
 

Los Límites del Tylenol para Aliviar el Dolor

Abril 16, 2015 | 11,301 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

El dolor de espalda y de cuello (dolor espinal), junto con la osteoartritis de la cadera y la rodilla, son las principales causas de discapacidad en todo el mundo. Se estima que más de un 9 por ciento de la población mundial sufre de dolores de columna, mientras que otro 4 por ciento tiene osteoartritis.1

Los médicos suelen recomendar medicamentos como tratamientos para tal dolor, como el acetaminofén (Tylenol) que es la primera línea de analgésicos que normalmente se recomienda. Sin embargo, dicha recomendación no está exenta de controversia.

Debería haber un uso responsable y adecuado de los analgésicos para tratar el dolor debilitante, pero también son peligros significativos cuando estos medicamentos son recetados y utilizados en exceso.

Por ejemplo, la investigación ha demostrado, que el paracetamol sólo puede ser ligeramente eficaz en comparación con un placebo, mientras que las dosis regulares de hasta 4,000 miligramos al día del medicamento-- que podrían ser necesarios para los óptimos beneficios terapéuticos-- podrían representar un riesgo de efectos secundarios graves.2

Ahora el uso de Tylenol para aliviar el dolor está siendo cuestionado nuevamente después de que una revisión sistemática de ensayos aleatorios encontrara que no es mejor que un placebo.3

El Tylenol Que es Ineficaz para Tratar el Dolor de Espalda, Cuadruplica el Riesgo de Daño Hepático

Una nueva revisión de 13 estudios encontró que las recomendaciones generalizadas para tratar a los pacientes con dolor de espalda y osteoartritis con acetaminofén deben ser reconsideradas. El estudio encontró "evidencia de alta calidad" de que el acetaminofén es ineficaz para tratar el dolor de espalda baja y sólo tuvo un pequeño efecto en los pacientes con osteoartritis.

Ese pequeño efecto "probablemente no es significativo para los médicos o los pacientes," según los investigadores. Además, el uso del acetaminofén aumenta el riesgo de tener un resultado anormal en las pruebas de función hepática en casi cuatro veces.4 Según los investigadores:

"Encontramos que el paracetamol (acetaminofén) es ineficaz tanto en los resultados de dolor y discapacidad causado por el dolor de espalda baja en el plazo corto e inmediato y en los resultados tanto del dolor y discapacidad provocada por la osteoartritis, no resultó ser clínicamente superior que un placebo.

...Por lo tanto, nuestros resultados, proporcionan un argumento para reconsiderar la aprobación de paracetamol en las directrices de la práctica clínica para el dolor de espalda y la cadera o la osteoartritis en la rodilla.”

El Acetaminofén Puede Ser Mortal

Dado el hecho de que el acetaminofén es uno de los medicamentos más utilizados en el mundo, es posible que se sorprenda al saber que tomar sólo un poco rutinariamente, o tomarlo en combinación con alcohol, puede tener riesgos significativos para la salud.

La sobredosis por acetaminofén es la causa principal de las llamadas a los Centros de Control de Envenenamiento en todo el territorio estadounidense—más de 100,000 casos por año—y el envenenamiento por acetaminofén es responsable de casi la mitad de todos los casos de insuficiencia hepática aguda en los Estados Unidos.5

La sobredosis por acetaminofén también es responsable de más de 150 muertes cada año en los Estados Unidos.6 Un problema importante es que mientras que el acetaminofén es considerado seguro cuando se toma según lo recomendado, el margen entre una dosis segura y una potencialmente letal es muy mínimo.

Tomar únicamente el 25 por ciento más de la dosis diaria recomendada--el equivalente a sólo dos pastillas adicionales por día-- puede causar daños en el hígado después de sólo un par de semanas de uso diario.7

Cuando se toma una sola vez, un poco menos de cuatro veces la dosis máxima diaria puede ser letal. Investigaciones previas han demostrado que tomar un poco más de la dosis recomendada en el transcurso de varios días o semanas (referido como "sobredosis escalonada") puede ser más riesgoso que una sobredosis.8

En 2009, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), finalmente agregó una advertencia a los medicamentos que contienen acetaminofén alertando a los consumidores sobre su potencial por causar daño hepático--una medida recomendada por un panel de expertos en 1977.

Luego, en 2013, la agencia advirtió que el acetaminofén puede causar tres reacciones cutáneas graves, dos de ellas por lo general requieren hospitalización y pueden ser fatales. El año pasado, la FDA emitió una declaración invitando a los médicos y otros profesionales de la salud a dejar de recetar y dispensar productos con receta de medicamentos combinados que contienen más de 325 miligramos (mg) de acetaminofén por pastilla, cápsula o en otra unidad de dosificación.9

Uno de los problemas de recurrir a los medicamentos para tratar el dolor, especialmente para el dolor crónico, es que los efectos secundarios a veces pueden ser peores que la condición que intenta tratar. Incluso, esto a menudo es el caso con los supuestamente "medicamentos seguros" como el acetaminofén. Su riesgo de lesiones hepáticas graves y/o muerte relacionada con paracetamol aumenta si:

  • Toma regularmente más de una concentración de (325 mg) acetaminofén cuando se combina con un analgésico narcótico como la codeína o hidrocodona
  • Toma más de la dosis recetada de un producto que contiene acetaminofén en un período de 24 horas
  • Toma más de un producto que contiene acetaminofén al mismo tiempo. Asegúrese de leer la lista de ingredientes en cualquier otro medicamento sin receta (OTC) o medicamento recetado que toma en combinación.
  • Bebe alcohol mientras esté tomando un producto de acetaminofén. Las investigaciones sugieren que el acetaminofén aumenta significativamente el riesgo de disfunción renal si se toma junto con alcohol--incluso si la cantidad de alcohol es poquita.10 Se descubrió que la combinación de alcohol con acetaminofén puede aumentar el riesgo de daño renal en un 123 por ciento, en comparación con tomar cualquiera de ellos individualmente. Además de los alcohólicos, los adultos jóvenes están en riesgo, ya que son más propensos a consumir ambos.11

Una Investigación Previa También Encontró Que el Acetaminofén No Funciona para el Dolor de Espalda

La investigación publicada en 2014 también encontró que tomar acetaminofén para el dolor de espalda no es más eficaz que tomar un placebo.12 Según lo informado por la revista Fortune:13

"Un estudio realizado en cientos de clínicas en Sydney, Australia, rastreó a 1,652 individuos con dolor de espalda baja durante cuatro semanas. A ellos se les dio paracetamol (la manera como es conocido el acetaminofén en el extranjero), o un placebo.

Al final, los investigadores encontraron que casi no hubo diferencia en el número de días necesarios para recuperarse entre los dos grupos; el tiempo medio de recuperación fue de 17 días en el grupo que tomó paracetamol y 17 días en el grupo que paracetamol a medida que era necesario y 16 días en el grupo que tomó un placebo."

Según el autor principal, el Dr. Christopher Williams, "Los resultados sugieren que necesitamos reconsiderar la recomendación universal de facilitar paracetamol [acetaminofén] como tratamiento de primera línea para el dolor de espalda...”

Por desgracia, el dolor de espalda también es una de las principales causas de la adicción a los opiáceos, que en la actualidad cobra la vida de 17,000 personas en Estados Unidos cada año. Los opiáceos recetados también se han convertido en los actuales "medicamentos de entrada" al consumo de drogas ilícitas. Es importante entender que los medicamentos con receta, como la hidrocodona y la oxicodona son derivados de los opiáceos—al igual que la heroína.

Uno de Cada Cuatro Pacientes con Dolor Crónico Hace Mal Uso de los Opioides, Uno de Cada 10 es Adicto

En un editorial que acompaña al estudio presentado del acetaminofén, Christian Mallen y Elaine Hay de la Universidad de Keele en Inglaterra escribieron que eliminar el acetaminofén de las directrices de tratamiento existentes para el dolor de espalda y artritis podría provocar un aumento en el uso de otros medicamentos poderosos, particularmente narcóticos adictivos.14

Sin embargo, el uso indebido y la adicción de dichos medicamentos ya ha alcanzado niveles epidémicos. Por ejemplo, un nuevo estudio publicado en la revista PAIN, encontró que uno de cada cuatro pacientes con dolor crónico podría estar haciendo mal uso de los analgésicos narcóticos y uno de cada 10 puede desarrollar adicción.15 El Dr. Andrew Kolodny, director médico de Phoenix House, un proveedor de tratamiento de drogas, le dijo Forbes:16

"Algunas personas adictas desarrollan la enfermedad debido al mal uso, pero la gente puede fácilmente hacerse adicta con tan solo tomar pastillas recetadas... Una vez que son adictos, el mal uso (es decir, tomar más pastillas que la cantidad recomendada o triturarlas para inhalarlas) se vuelve más común, pero le repito, tenga en cuenta que los pacientes pueden desarrollar adicción sin uso indebido.”

Los Opioides Suelen Causar Más Mal Que Bien Para el Dolor Crónico

En 2014, la Academia Americana de Neurología actualizo su declaración de posición sobre los opioides, destacando los problemas del uso excesivo. Más de 100,000 personas han muerto, directa o indirectamente, de los opiáceos recetados en los Estados Unidos desde finales de la década de 1990. En el grupo de más alto riesgo (personas entre edades de 35 y 54), las muertes por los opiáceos superaron las muertes por armas de fuego y accidentes automovilísticos.

El dolor es una de las quejas de salud más comunes en los Estados Unidos, pero tristemente un número récord de personas en Estados Unidos, se hicieron adictos a los medicamentos en un intento de vivir sin dolor. Según datos, en 2010 se estaban recetando suficientes analgésicos narcóticos en los Estados Unidos para medicar cada adulto, todo el día, durante un mes.17 Para el 2012, 259 millones de recetas de opioides y otros analgésicos narcóticos, fueron emitidas en los Estados Unidos, lo que equivale a 82.5 recetas por cada 100 personas.18

El informe de la Academia de Neurología señala que si bien este tipo de medicamentos pueden ofrecer alivio a corto plazo para el dolor crónico sin cáncer, como el dolor de espalda, dolores de cabeza, migrañas y fibromialgia, causan más daño que bien a lo largo del tiempo:19

"Mientras que existe evidencia de un alivio significativo del dolor a corto plazo, no hay evidencia sustancial para mantener alejado el dolor o para mejorar la función durante largos períodos de tiempo sin contraer un riesgo grave de sobredosis, dependencia o adicción."

Por ejemplo, la investigación ha demostrado, que más de la mitad de las personas que usan opioides durante tres meses seguirán utilizándolos por cinco años después.20 Mientras tanto, un estudio publicado en New England Journal of Medicine encontró que el uso de opioides a largo plazo en realidad da poco beneficios para aliviar el dolor crónico.21 En algunos casos, incluso podrían empeorar el dolor crónico. Como lo informó TIME:22

"...Los opiáceos puede ser contraproducente en dosis excesivas; de la misma manera que las neuronas se hacen demasiado sensibles al dolor y súper reactivas, los dosis altas de opioides podrían impedir que algunos nervios respondan más intensamente a las señales de dolor, en lugar de ayudar a modular su reacción.”

La Academia Americana de Neurología ahora solicita descartar lo límites establecidos en el uso de opioides, especialmente para el dolor sin cáncer. Algunos estados ya cuentan con advertencias, exigiéndoles a los médicos buscar otras opiniones, si una persona toma dosis de opioides diarias de 80 a 120 mg sin recibir beneficio. Aun así, las pastillas no deben ser vistas como el mejor tratamiento para el dolor crónico en el primer lugar, a medida que cambia su estilo de vida, la terapia cognitivo-conductual, y otras estrategias a menudo son más eficaz y mucho más seguras.

La Marihuana Medicinal Ofrece Alivio al Dolor Mientras Disminuye las Muertes Causadas por la Sobredosis de Opioides

En los estados donde la marihuana medicinal es legal, las muertes por sobredosis de opiáceos legales como la morfina, oxicodona y heroína disminuyeron en un promedio del 20 por ciento después de un año, 25 por ciento después de dos años y hasta 33 por ciento en el quinto y sexto año.23 Como lo explicaron los investigadores:24

"Las muertes por sobredosis de analgésicos opiáceos siguen aumentando en los Estados Unidos, motivados por el aumento en la recetas para el dolor crónico. Debido a que el dolor crónico es una indicación importante para el cannabis medicinal, las leyes que permiten el acceso al cannabis medicinal podrían cambiar las muertes por sobredosis relacionadas con los analgésicos opioides en los estados que aprobaron su consumo... Las leyes de marihuana medicinal están asociadas con tasas de mortalidad significativamente menores de sobredosis por opiáceos a nivel estatal.”

Hay una gran cantidad de investigaciones que vinculan la marihuana con el alivio del dolor. En un estudio, sólo tres bocanadas de humo de marihuana al día durante cinco días ayudaron a las personas con dolor crónico en los nervios a aliviar el dolor y dormir mejor.25

Si tiene dolor, sobre todo si es grave, puede ser que este desesperado en encontrar alivio. Los analgésicos de venta libre y recetados tienen su lugar en la medicina, especialmente para el alivio del dolor severo a corto plazo (como después de la cirugía o lesiones graves). En ciertos casos, estos medicamentos pueden proporcionar un beneficio cuando se utilizan con cautela y correctamente con la adecuada supervisión médica.

Sin embargo, también está claro que estos medicamentos son excesivamente recetados, y fácilmente pueden crear adicción y otro uso de medicamentos más ilícitos, así como causar otros efectos secundarios graves. La dependencia de estos medicamentos como primera línea de defensa contra el dolor es una parte importante de este problema. Por lo tanto si está tratando con dolor severo o crónico, mi primera sugerencia sería ver a un especialista en dolor que esté familiarizado con los tratamientos alternativos y las causas subyacentes del dolor. Lo ideal sería que encontrara un profesional capacitado que pueda ayudarle a atacar el dolor desde múltiples ángulos, dándole alivio y curación.

Como se mencionó, el cannabidiol (CBD) en la marihuana es un excelente analgésico y se ha utilizado exitosamente para tratar una variedad de trastornos de dolor. Si el dolor es lo suficientemente grave, que incluso podría considerar mudarse a uno de los muchos estados en donde el cannabis medicinal es legal, ya que puede en realidad podría cambiarle su vida. En los estados donde la marihuana medicinal es legal, como California, puede unirse a un grupo colectivo, que es una entidad jurídica que consiste en un grupo de pacientes que pueden cultivar y compartir entre si medicamentos de cannabis.

Al suscribirse como miembro, usted recibe el derecho de cultivar y compartir sus medicamentos. Sin embargo, yo todavía recomiendo trabajar con un profesional de salud que pueda guiarlo en la dosis y forma de uso más eficaz. Mientras que los críticos de la marihuana medicinal (que, por cierto, son una minoría, ya que el 85-95 por ciento de los estadounidenses están a favor del cannabis medicinal, y 58 a 59 por ciento están a favor de legalizar la marihuana) manifiestan sus riesgos, son mínimos en comparación con los de los opioides. Mientras que algunas personas se hacen adictos, o al menos dependientes de la marihuana, es mucho menos adictiva que los opioides recetados.

19 Soluciones para Aliviar el Dolor Sin Medicamentos

Le recomiendo firmemente agotar otras opciones antes de recurrir a un analgésico opioide o incluso acetaminofén. Los riesgos para la salud asociados con estos medicamentos son grandes y la adicción a estos opiáceos es una preocupación muy real. Por ejemplo, los ejercicios, como los ejercicios de fortalecimiento, han mostrado disminuir el dolor más que el uso de acetaminofén a corto plazo en la osteoartritis de cadera o rodilla.26 Y como le dijo el Dr. Houman Danesh, director de integrative pain management en Mount Sinai School of Medicine de la ciudad de Nueva York, a WebMD:27

"Este estudio presentado sugiere que otros métodos--como la acupuntura, dejar de fumar, bajar de peso, la actividad física y la ergonomía apropiada en nuestras estaciones de trabajo--pueden desempeñar un papel similar al acetaminofén para tratar el dolor de espalda."

A continuación le presento 19 alternativas libres de medicamentos para tratar el del dolor. Estas opciones ofrecen excelente alivio al dolor sin ninguno de los riesgos de salud que poseen los analgésicos (e incluso los de venta libre).

Esta lista no tiene la intención de representar los únicos enfoques que puede utilizar. Son algunas de las mejores estrategias que yo conozco. Entiendo que hay momentos en que el dolor es tan severo que un medicamento con receta puede ser necesario. Incluso en esos casos, las siguientes opciones podrían ser mejores que el uso de medicamentos e incluso podrían ayudarlo a reducir la dosis. Si tiene dolor que es soportable, por favor primero intente resolverlo, antes de recurrir a los analgésicos recetados de cualquier tipo.

  1. Eliminar o reducir radicalmente los alimentos procesados, granos y azúcares procesados ​​de su alimentación. Evitar granos y azúcares procesados ​​reducirá sus niveles de insulina y leptina y disminuirá la resistencia a la insulina y a la leptina, que es una de las razones más importantes por las que se producen las prostaglandinas inflamatorias. Es por ello que dejar de consumir azúcar y dulces es tan importante para controlar su dolor, y otros tipos de enfermedades crónicas.
  2. Comience a tomar de grasas de omega-3 de origen animal de alta calidad. Mi favorito es el aceite de kril. Las grasas de omega-3 son precursores de los mediadores de la inflamación llamados prostaglandinas. (De hecho, así es como funcionan los analgésicos anti-inflamatorios, manipulan las prostaglandinas.)
  3. Optimice su producción de vitamina D al obtener suficiente luz a través del sol o de una cama de bronceado segura, que funcionará a través de una variedad de diferentes mecanismos para reducir el dolor.
  4. Técnica de Liberación Emocional (EFT) es un enfoque libre de medicamentos para el tratamiento del dolor de todo tipo. EFT es parecido a los principios de la acupuntura, ya que ayuda a equilibrar su sistema de energía sutil. Ayuda a resolver las emociones subyacentes, negativas y a menudo subconscientes que pueden estar exacerbando el dolor físico. Al estimular (golpecitos en el cuerpo) los puntos bien establecidos con las yemas de los dedos, reequilibra el sistema energético, que tiende a desaparecer el dolor.
  5. Terapia K-Laser Class 4 Laser. La terapia K-láser puede ser una excelente opción para muchas condiciones dolorosas, incluyendo lesiones agudas. Al abordar la causa subyacente del dolor, ya no tendrá que depender de los analgésicos. K-láser es un tratamiento de terapia de laser infrarrojo clase 4 que ayuda a reducir el dolor, reduce la inflamación y mejora la cicatrización de los tejidos, tanto de los tejidos duros como los blandos, incluyendo los músculos, ligamentos e incluso huesos.
  6. Las longitudes de onda infrarrojas utilizadas en el K-Laser permiten enfocarse en zonas específicas de su cuerpo y pueden penetrar profundamente en el cuerpo para llegar a zonas como la columna vertebral y la cadera.

  7. Quiropráctica. Muchos estudios han confirmado que la quiropráctica es mucho más segura y menos costosa que los tratamientos médicos alopáticos, especialmente cuando se usa para el dolor de espalda. Los quiroprácticos calificados, la osteopatía y los médicos naturistas son fiables, ya que han recibido una amplia formación en el manejo de trastornos músculo-esqueléticos durante su formación de salud, que dura entre cuatro y seis años. Estos expertos en salud tienen una formación integral para tratar el musculoesquelético.
  8. Acupuntura. La investigación ha descubierto un efecto "claro y sólido" de la acupuntura para el tratamiento de: dolor de espalda, de cuello y de hombro, osteoartritis, y dolores de cabeza.
  9. Fisioterapia y Terapia de Masaje. Ambos han demostrado ser eficaces para condiciones dolorosas, como el cartílago desgarrado y la artritis.
  10. Astaxantina es uno de los antioxidantes solubles en grasa más eficaces. Tiene propiedades anti-inflamatorias muy potentes y en muchos casos funciona mucho más eficaz que los fármacos anti-inflamatorios. Normalmente se requieren dosis más altas o hasta 8 mg o más por día para obtener este beneficio.
  11. Jengibre: Esta hierba tiene actividad antiinflamatoria potente y ofrece un alivio al dolor y las propiedades de sedimentación de estómago-. El jengibre fresco funciona bien al sumergirlo en agua hirviendo como un té o rallado en el jugo de vegetales.
  12. Curcumina: En un estudio de pacientes con artrosis, las personas que tomaron 200 mg de curcumina al día en su plan de tratamiento redujeron el dolor y aumentaron la movilidad. Un estudio anterior también encontró que un extracto de cúrcuma compuesto de curcuminoides bloquea las vías inflamatorias, previniendo efectivamente la sobreproducción de una proteína que desencadena la inflamación y el dolor.28
  13. Boswellia: También conocido como boswellin o "incienso indio," esta hierba contiene ingredientes anti-inflamatorios activos y específicos. Este es uno de mis favoritos ya que he visto buenos resultados en muchos pacientes con artritis reumatoide.
  14. Bromelina: Esta enzima, que se encuentra en la piña, es un anti-inflamatorio natural. Se puede tomar en forma de suplemento, pero comer piña fresca, como la parte central rica en bromelina, también puede ser útil.
  15. Myristoleate cetílico (OCM): Este aceite, que se encuentra en el pescado y mantequilla de vaca, actúa como un "lubricante para las articulaciones" y un anti-inflamatorio. He utilizado esto para aliviar los quistes ganglionares y las molestias leves del síndrome del túnel carpiano que aparece por escribir demasiado en teclados no ergonómicos. Yo utilizo una preparación tópica para esto.
  16. Aceites de onagra, grosella negro y de borraja: Estos contienen el ácido graso gamma-linolénico esencial (GLA), que es útil para tratar el dolor artrítico.
  17. Crema de Cayena: También llamada crema de capsaicina, esta especia proviene de chiles secos. Alivia el dolor al agotar la fuente del cuerpo de la sustancia P, un componente químico de las células nerviosas que transmiten señales de dolor al cerebro.
  18. Cannabis Medicinal. Como se mencionó el cannabis medicinal tienen una larga historia de ser un analgésico natural.29 En la actualidad más de 20 estados en Estados Unidos han legalizado el cannabis para usos médicos. Sus cualidades medicinales se debe a las altas cantidades de cannabidol (CBD) (cerca de 10 al 20 por ciento), terpenos medicinales y flavonoides.
  19. Como se indica en esta publicación pasada, existen variedades de cannabis con bajo contenido de tetrahidrocannabinol (THC)--el componente sicoactivo de la marihuana que lo hace sentir “alucinado”—y alto en CBD. Una publicación en Journal of Pain,30 por la Sociedad Americana del Dolor tiene una larga lista de estudio sobre los efectos del cannabis para aliviar el dolor.

  20. Los métodos como el yoga, Foundation Training, masajes, meditación, masaje, compresas calientes y frías y otras técnicas mente-cuerpo también pueden ser útiles para aliviar el dolor sin medicamentos.
  21. Caminar descalzo. Grounding o caminar descalzo en la tierra, también puede proporcionar un cierto grado de alivio al dolor al combatir la inflamación.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.