¿Qué Hay En Su Té Verde?

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Abril 18, 2015 | 19,178 vistas

Historia en Breve

  • Un análisis de productos de té verde mostraron que los niveles del antioxidante epigalocatequina-3-gallato (EGCG) en el té verde embotellado van de sólo 4 miligramos (mg) por taza a 47 mg, mientras que el té verde para infusión (en bolsa, suelto o una K-cup) contiene niveles entre 25 mg a 86 mg por porción
  • El té verde preparado con hojas sueltas pareció ser la fuente de antioxidantes, como el EGCG, más potente
  • Este análisis también mostró que el té proveniente de China contiene hasta 2.5 microgramos de plomo por porción, en cambio no se encontró ninguna cantidad medible en las marcas que obtienen sus hojas de Japón
  • Al elegir un té de cualquier tipo, este debe preferiblemente estar certificado como orgánico (para evitar pesticidas) y que haya sido cultivado en un ambiente prístino ya que el té es conocido por acumular fluoruro, metales pesados y otras toxinas de la tierra y del agua

Por el Dr. Mercola

El té verde, apreciado por muchas generaciones en China, Japón e incluso en Gran Bretaña, se ha vuelto muy famoso en Estados Unidos, donde ahora muchas personas lo toman a diario por los beneficios para la salud que se le asocian.

Sin embargo, mientras que el té verde es reconocido como una fuente abundante de epigalocatequina-3-gallato (EGCG), un polifenol-catequina, y otros antioxidantes, no todos los tés verdes son creados de la misma manera.

Si usted toma té verde esperando incrementar sus niveles de antioxidantes, debería saber que algunas marcas contienen muy pocos, mientras que otras contienen cantidades significativas de plomo.

Una Variedad de Té Examinada Que No Contuvo Casi Nada de EGCG

El EGCG es fácilmente uno de los compuestos más famosos del té verde. Como uno de los antioxidantes más poderosos, los beneficios que el EGCG brinda a la salud son: menor riesgo de un ataque al corazón, un derrame cerebral, glaucoma, colesterol alto y más. Varios estudios también han encontrado que el EGCG puede mejorar el desempeño al hacer ejercicio, incrementar la oxidación de la grasa, y puede ayudar a prevenir la obesidad, ya que es conocido por tener un efecto regulatorio en el metabolismo de la grasa.

Si usted toma té verde, probablemente asume que está recibiendo una cantidad saludable de EGCG en cada taza, sin embargo una investigación reciente muestra que esto no es necesariamente así. Un análisis hecho por ConsumerLab.com sobre la intensidad y pureza de más de 20 productos de té verde encontró que los niveles de EGCG en el té verde embotellado pueden variar de sólo 4 miligramos (mg) por taza a 47 mg, mientras que el té verde para infusión (en bolsa, suelto o en K-cup) contiene niveles entre 25 mg a 86 por porción.1

Una variedad, el Té Verde Snapple de dieta embotellado, supuestamente no contiene casi ningún EGCG, mientras que el Honest Tea Té Verde con Miel contiene sólo cerca de 60 por ciento de los 190 mg de catequinas que se afirman en la etiqueta.2 Los azúcares añadidos o los endulzantes artificales también son comunes en las marcas de té embotellado.

Este Tipo de Té Verde Contiene la Mayor Cantidad de Antioxidantes

El té verde preparado con hojas de té sueltas pareció ser el que ofrece la fuente más potente de antioxidantes, como el EGCG. La variedad Teavana contiene 250 mg de catequinas por porción; el té verde en bolsa de marcas como Lipton y Bigelow contiene niveles más bajos, sin embargo representan una alternativa más costeable.

Las diferentes marcas de té también variaron significativamente en la cantidad de cafeina que contienen sus productos. Mientras que algunas contienen virtualmente nada, otras contienen 86 mg por porción, lo que es similar a la cantidad de cafeina que contiene una taza de café regular.

Un suplemento de té verde incluso contiene 130 mg de cafeina en una sóla cápsula, ¡lo que es más de lo que se encuentra en una taza de café! Pero los niveles más altos de antioxidantes es sólo una de las razones por las que quizá usted prefiera el té suelto en vez del té en bolsa...

Algunas Bolsas de Té Pueden Liberar Componentes Nocivos para la Salud en Su Té

Algunas bolsas de té están hechas con polimeros sintéticos, como el nylon, termoplástico, PVC o polipropileno. Mientras que estos compuestos tienen puntos de fusión altos, la temperatura a la que las moléculas de los polimeros comienzan a romperse es siempre más baja a la del punto de fusión, lo que podría permitir que las bolsas al remojarse en agua hirviendo suelten en su té compuestos desconocidos que podrían ser nocivos para la salud.

Las bolsas de papel de té también podrían ser problemáticas, ya que frecuentemente son tratadas con epiclorhidrina, que se hidroliza en 3-MCPD al contacto con el agua. El 3-MCPD es un cancerígeno asociado al procesado de los alimentos y que se ha relacionado a la infertilidad y a la supresión de la función inmunológica. Yo recomiendo comprar té de los productores que puedan certificar que sus bolsas de té no contienen epiclorhidrina, y evitar las bolsas de té de plástico. De manera alternativa, usted puede elegir las hojas té sueltas.

Por Qué Su Té Debe Ser de Japón y No de China

Las plantas de té verde son conocidas por ser especialmente efectivas para absorber el plomo de la tierra, el cual sube hasta las hojas. Las áreas con una contaminación industrial excesiva, como China (donde se cultiva cerca del 90% del té verde que se produce en el mundo),3 pueden por lo tanto contener cantidades substanciales de plomo.4

De acuerdo con el análisis de ConsumerLab.com, el té de marcas como Lipton y Bigelow contiene hasta 2.5 microgramos de plomo por porción. En cambio, no se encontró ninguna cantidad medible en la marca Teavana, que utiliza hojas de té provenientes de Japón.

Aunque no se cree que el plomo en las hojas de té se filtre muy efectivamente en el té que terminamos bebiendo, si usted consume el té verde Matcha, uno de mis favoritos, es especialmente importante que venga de Japón y no de China. El té Matcha contiene la hoja entera molida, y puede llegar a tener más de 100 veces la cantidad de EGCG que se encuentra en el té verde regular.

Dicho esto, dado que usted está consumiendo la hoja entera, preferirá estar seguro de que proviene de una fuente sin contaminación y de alta calidad. El mejor té verde Matcha viene de Japón y está preparado al vapor, y no tostado o frito en un sartén. Como resultado, el té verde Matcha retiene el mayor valor nutricional posible de la hoja entera, sin aditivos o contaminantes.

Una Advertencia Sobre el Fluoruro en el Té

Tanto el té verde como el té negro son naturalmente altos en fluoruro, incluso al ser cultivados orgánicamente y sin pesticidas. Esto es porque la planta absorbe fácilmente el fluoruro a través de su sistema de raices, aquel que se encuentra de manera natural en la tierra. De acuerdo con Jeff Green, experto en fluoruro, existen reportes de personas que han desarrollado fluorosis esquelética hasta el punto de la incapacidad únicamente por beber grandes cantidades de té helado.5

Si usted vive en un área con agua para beber con fluoruro, como la mayoría de las personas en Estados Unidos, entonces podría estar recibiendo una doble dosis de este si bebe té. Cuando elija un té de cualquier tipo, este debe ser preferiblemente orgánico (para evitar pesticidas) y cultivado en un ambiente prístino ya que, como lo mencioné anteriormente, se sabe que el té acumula fluoruro, metales pesados y otras toxinas provenientes del agua y de la tierra, así que un ambiente de cultivo limpio es esencial para producir un té puro y de alta calidad.

¿Qué Dicen las Investigaciones Sobre Beber Té?

A pesar de que aun creo que el agua sola debería ser suficiente en su consumo diario de líquidos, el té de alta calidad tiene un gran número de benefícios que ofrecer a la salud, que varían según el tipo. Además del té Matcha, personalmente también disfruto el té Tulsi (también conocido como albahaca sagrada), que es un adaptógeno herbal poderoso que brinda beneficios terapéuticos importantes. Además, cada vez hay más evidencia de que los polifenoles en el té, como el EGCG y muchos otros, pueden proteger contra el cáncer. Más allá de esto, las propiedades del té conocidas son:

  • Neutralizan los efectos de las grasas y aceites nocivos en el cuerpo
  • Inhiben las bacterias y virus
  • Mejoran la digestión
  • Protegen contra la oxidación del cerebro y del hígado
  • Ayudan a tener encías sanas

El beber té también ha sido relacionado con:

Mejora de la lucidez mental y desaceleración de la degeneración de las células cerebrales Reducción de la presión arterial Protegección contra la diabetes tipo 2
Colesterol bajo en la sangre y trigliceridos bajos Disminución del riesgo al cáncer de seno, colon, pulmón, ovarios y próstata Reducción en el riesgo a un ataque al corazón y a un ataque cerebral

Cómo Preparar una Taza de Té Perfecta con Hojas Sueltas

Elegir un té de alta calidad es extremadamente importante. Como mostró el análisis de ConsumerLab.com, el tipo de té que usted compra puede hacer una gran diferencia en la cantidad de antioxidantes benéficos que contiene, siendo los tés de hoja suelta los que brindan la mayor cantidad de éstos. Preparar el té con hojas sueltas es un arte, pero una vez que encuentre “el punto exacto” probablemente no desee volver a tomar té en bolsa. Aquí hay algunas recomendaciones para preparar la taza de té “perfecta”:

  • Ponga agua a hervir en una olla para té (evite utilizar una olla antiadherente, ya que puede soltar químicos dañinos al ser calentada)
  • Precaliente su tetera o taza para evitar que el agua se enfríe rapidamente después de ser transferida. Simplemente añada una pequeña cantidad de agua hirviendo a la tetera o taza hasta la altura donde se vaya a remojar el té. La cerámica y la porcelana conservan bien el calor. Luego, cubra la tetera o taza con una tapa. Use una cubretetera si tiene una, o cubrala con una toalla. Déjela reposar hasta que esté tibia, luego retire el agua
  • Ponga el té en un infusor, filtro, o coloque las hojas de té en la tetera. Si remoja el té sin un infusor o filtro tendrá más sabor. Comience con una cucharadita colmada por taza, o sigua las instrucciones del empaque. El sabor puede ser fuerte o más ligero al utilizar una mayor o menor cantidad de té
  • Añada el agua hirviendo. Utilice la cantidad de agua adecuada para la cantidad de té. La temperatura ideal del agua varía según el tipo de té que va a preparar:
    • Té blanco o verde (hoja entera): Por debajo del punto de hervor (170-185°F o 76-85°C). Una vez que el agua llegó a hervir, retírela del fuego y déjela enfriar durante 30 segundos para el té blanco y 60 segundos para el té verde antes de verterla en las hojas
    • Oolongs (hoja entera): 185-210°F or 85-98°C
    • Tés negros (hoja entera) y Pu-ehrs: Hervor completo (212°F o 100°)
  • Utilice una cubretetera o cubra con una toalla y déjelo remojar. Siga las instrucciones sobre el preparado de la infusión en el empaque. Si no las tiene, aquí hay algunas recomendaciones generales para preparar la infusión. Pruebelo constantemente, ya que deseará que tenga sabor pero que no esté amargo:
    • Tés Oolong: 4-7 minutos
    • Tés negros: 3-5 minutos
    • Tés verdes: 2-3 minutos
  • Una vez que tenga el sabor adecuado usted debe retirar el filtro o infusor. Si utilizó las hojas sueltas, sirva el té en una taza utilizando un tamiz y sirva el resto en otro recipiente (cubra con un cubreteteras para conservar el calor).

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 ConsumerLab.com May 16, 2013
  • 2 NYTimes.com May 23, 2013
  • 3 Tea Fact Sheet
  • 4 Environ Pollut. 2006 Jan;139(1):125-32.
  • 5  Am J Med. 2005 Jan;118(1):78-82.