Donas, Sodas y Otros Alimentos Comunes: Los 5 Peores Alimentos que Puede Comer

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 11, 2015 | 27,366 vistas

Historia en Breve

  • Cinco alimentos que no tienen ningún valor nutricional, pero si muchos ingredientes poco saludables y sustancias tóxicas son las donas, soda, papas a la francesa, papas fritas y pescado frito
  • Estos alimentos contienen una variedad de ingredientes nocivos, incluyendo grasas trans, azúcar (principalmente en forma de jarabe de maíz de alta fructosa extra-dañina), toxinas como la acrilamida, mercurio y productos químicos sintéticos

Por el Dr. Mercola

No hay alimentos "malos," ¿verdad? ¿Sólo los alimentos que debe comer con moderación? Bueno, en realidad, no. Los siguientes alimentos son tan malos para su cuerpo que no hay ninguna razón para comerlos. No sólo tienen cero valor nutricional, sino también le dan a su cuerpo una dosis no saludable de toxinas, lo que debería darle una idea de porque en realidad son difíciles de tragar.

Donas

Las donas son fritas, llenas de azúcar y harina blanca y la mayoría de todas las variedades contienen grasas trans. Las donas compradas de las tiendas son hechas de alrededor del 35 por ciento a 40 por ciento de grasa trans y una dona promedio contiene alrededor de 200 a 300 calorías, principalmente de azúcar y algunos otros nutrientes.

Las grasas trans, que se encuentran principalmente en alimentos horneados y productos horneados fritos, se han hecho famosos en los últimos años, ya que no sólo aumentan el colesterol "malo" LDL, sino también bajan los niveles de colesterol HDL saludable para el corazón. El alto consumo de grasas trans se ha relacionado con la enfermedad coronaria, en donde las placas de grasa se acumulan en las arterias del corazón, lo que a su vez conduciría a un ataque al corazón.

Además, cuando los alimentos se cocinan a temperaturas elevadas, se pueden generar sustancias cancerígenas como la acrilamida.

Es una lástima que las personas en Estados Unidos piensen en donas como un alimento para el desayuno ya que, nutricionalmente hablando, comer una dona es una de las peores maneras de iniciar su día. Arruinara sus niveles de azúcar en la sangre y no proporciona los nutrientes reales, lo que significa que pronto tendrá hambre. Sería mejor que no desayunara o mejor aún que tomará un vaso de proteína de lactosuero.

Soda

Una lata de soda tiene aproximadamente 10 cucharaditas de azúcar (por lo general en forma de jarabe de maíz de alta fructosa), 150 calorías, de 30 a 55 mg de cafeína, y está cargada con colorantes artificiales y sulfitos. No puedo pensar en una buena razón para tomar una soda. Las variedades de dieta incluso son peores, ya que están llenas de endulzantes artificiales dañinos como el aspartame y/o sucralosa.

Los estudios han vinculado la soda con la osteoporosis, obesidad, caries dental y enfermedad cardiaca, sin embargo, se estima que la persona promedio en los Estados Unidos bebe 50 galones de soda al año. Además, es probable que todo ese consumo de azúcar afecte su apetito por alimentos saludables, lo cual prepara su camina para una deficiencia de nutrientes.

Un vaso de 20 onzas de soda de cola contiene el equivalente a 16 cucharaditas de azúcar en forma de jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF). Esto es casi tres veces el máximo consumo de azúcar diario recomendado por la American Heart Association. JMAF contiene típicamente una mezcla de 45 por ciento glucosa y 55 por ciento fructosa (aunque investigaciones recientes han encontrado que muchas sodas de marca en realidad contienen 65 por ciento fructosa).

Una vez ingerido, el páncreas rápidamente empieza a crear insulina en respuesta al azúcar. El aumento de azúcar en la sangre es bastante rápido.

Aquí están los detalles de lo que sucede en su cuerpo cuando toma una lata de soda:

  • A los 20 minutos, sus niveles de azúcar se elevan y el hígado responde estos niveles de insulina elevados y convierte estas grandes cantidades de azúcar en grasa.
  • Dentro de los 40 minutos, la absorción de cafeína se termina; sus pupilas se dilatan, se eleva su presión arterial y su hígado arroja más azúcar en el torrente sanguíneo.
  • Alrededor de 45 minutos, su cuerpo aumenta la producción de dopamina, que estimula los centros de placer del cerebro—por cierto, una respuesta física idéntica a la de la heroína.
  • Después de 60 minutos, disminuyen su nivel de azúcar en la sangre y podría tener la tentación de comer otro snack dulce o bebida.

Los niveles crónicamente elevados de insulina (que definitivamente tendrá si toma regularmente soda) y la resistencia a la insulina posterior es un factor fundamental de la mayoría de las enfermedades crónicas, desde la diabetes hasta el cáncer.

Últimamente, los medios de comunicación por fin empezaron a publicar los informes sobre la ciencia de la fructosa, que muestra claramente que es mucho peor que otros azúcares. La fructosa se procesa en el hígado y a diferencia de otros azúcares, la mayor parte se transportó al almacenamiento de grasa. Esta es la razón por la que la fructosa es el culpable principal detrás de la obesidad-- mucho más que otros azúcares.

De acuerdo con el informe de prensa anterior, beber dos botellas de soda al día puede hacerlo aumentar una libra de grasa a la semana. Si bebe habitualmente soda--regular o dieta--eliminarla de su alimentación es una de los perfeccionamientos de salud más simples y más profundos que puede tomar.

Papas a la Francesa (y Casi Todos los Alimentos Fritos Comerciales)

Las papas son bastante malas cuando se consume en su estado crudo, ya que sus azúcares simples se convierten rápidamente en glucosa que eleva los niveles de insulina y pueden devastar su salud. Pero cuando se cocinan en grasas trans a temperaturas altas, se producen todo tipo de cosas interesantes y muy desagradables.

Cualquier cosa que se fríe, incluso los vegetales tiene el problema de grasas trans y la sustancia acrilamida potente que causa cáncer. Los estudios han demostrado que la exposición a la acrilamida aumenta el riesgo de varios tipos de cáncer y la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer considera a la acrilamida un "probable carcinógeno humano."

También se ha relacionado con daños en los nervios y otros efectos neurotóxicos, incluyendo problemas neurológicos en los trabajadores que trabajan con la sustancia. Aunque este producto químico se puede formar en muchos alimentos cuando son calentados a una temperatura superior a 120 grados Celsius (248 grados Fahrenheit), las papas a la francesa y las papas fritas son los mayores culpables.

Los alimentos que se fríen en aceites vegetales como canola, soya, cártamo, maíz y otros aceites de semillas y frutos secos son particularmente problemáticos. Estas grasas poliinsaturadas se echan a perder rápidamente cuando son expuestas al oxígeno y generan grandes cantidades de radicales libres dañinos en el cuerpo. También son muy susceptibles al daño inducido por el calor de la cocción. Lo que comúnmente no se sabe es que estos aceites en realidad pueden causar envejecimiento, coagulación, inflamación, cáncer, y aumento de peso.

Además, en los Estados Unidos, los aceites de canola, soya, maíz y están hechos principalmente de cultivos transgénicos, que vienen acompañados con sus riesgos para la salud.

Es teóricamente posible hacer una versión más "saludable" de papas a la francesa si las cocina en grasa saludable como el aceite de coco virgen. Debido a su alto contenido de grasa saturada, el aceite de coco es extremadamente estable y no se daña por las altas temperaturas de la cocción. Es por esto que el aceite de coco debe ser el único aceite que debe utiliza para cocinar.

Soy aficionado en decirle a mi pacientes que una papa a la francesa es peor para su salud que un cigarrillo, por lo que sería importante que lo considere antes de pedir sus próximas papas.

Papas Fritas

La mayoría de las papas fritas (chips) comerciales, y esto incluye a los chips de maíz, papas fritas, chips de tortilla, las que sean, son altos en grasas trans. Muchas también contienen ingredientes transgénicos. Afortunadamente, algunas empresas han sido afectadas por el reciente bombardeo mediático sobre los peligros de las grasas trans y han comenzado a producir chips sin grasas trans. Sin embargo, las altas temperaturas en las que son fritos pueden crear sustancias cancerígenas como la acrilamida y este riesgo se mantiene aunque elimine la grasa trans.

Los chips "naturales" cada vez son más populares, pero es importante entender que esto significa muy poco en términos de su impacto en la salud. Un chip frito de maíz transgénico todavía causara estragos en su cuerpo, incluso si es baja en grasas trans.

Mariscos Fritos

Esta categoría representa la culminación de los aspectos no saludables de los alimentos. Camarones, almejas, ostras, langostas fritas, y así sucesivamente, cuentan con las preocupaciones mencionadas anteriormente de las grasas trans y la acrilamida, además de un riesgo adicional de mercurio.

Los mariscos están cargados con mercurio tóxico y los crustáceos como los camarones y langostas pueden estar contaminados con parásitos y virus resistentes que incluso no se eliminan con las temperaturas altas. Estas criaturas, son considerados animales carroñeros, consumen alimentos que pueden ser perjudiciales para usted. Los mariscos criados en granjas incluso pueden ser peores que los de pesca silvestre o wild caught, ya que son alimentados con mezclas de antibióticos y otros productos químicos sintéticos.

Comer estos alimentos le da una dosis cuádruple de toxinas--grasas trans, acrilamida, mercurio y posiblemente parásitos o virus--con cada mordida. El único pescado que actualmente como es el salmón de Alaska rojo, que ha mostrado a través de pruebas de laboratorio independiente que está virtualmente libre de niveles dañinos de mercurio y otros contaminantes.