Publicidad Engañosa—Lo Que Tiene Que Saber Antes de Comprar Mariscos

Mariscos

Historia en Breve -

  • Más del 90 por ciento de los camarones consumidos en los Estados Unidos son importados de piscifactorías extranjeras que están contaminadas con los mismos problemas que las operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFOs)
  • La acuicultura se promociona como una solución sustentable a la pesca. Pero en realidad, las piscifactorías causan los mismos problemas que resuelven y probablemente están empeorando el asunto
  • Cuando compre camarón, busque productos que estén certificados por Marine Stewardship Council (MSC). Seafood Watch también le puede guiar hacia una dirección más sustentable de opciones de maricos.

Por el Dr. Mercola

Es una triste realidad que hemos convertido un grupo de alimentos saludables tóxicos debido a la contaminación provocada por el hombre.

Con sólo unas pocas excepciones, la mayoría de mariscos está contaminado con contaminantes ambientales como el mercurio y PCB, y los mariscos de piscifactoría suelen ser alimentados con antibióticos y otros medicamentos.

En muchos aspectos, las piscifactorías están contaminadas con los mismos problemas que las operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFOs), que incluyen la aglomeración que promueve enfermedades, dietas no naturales y la contaminación ambiental.

Incluso el camarón, que debido a su pequeño tamaño ha sido considerado una de las formas más seguras de mariscos en términos de contaminación, no se recomienda a menos que pueda verificar que provenga de pesca silvestre y de una fuente limpia y ahí está el problema.

Lo que ve en la etiqueta no siempre es lo que obtiene, ya que muchos productos de camarón están mal etiquetados y completamente engañosos.

El Fraude de los Mariscos Es un Gran Negocio

El año pasado, un informe1,2 por el grupo de conservación de los océanos Oceana reveló que más del 30 por ciento de los productos de camarón que se venden en los Estados Unidos en los supermercados y restaurantes son engañosos. Quince por ciento estaban mal etiquetados en cuanto a su método de producción (criados en granjas o pesca silvestre) o especies.

Las especies de piscifactoría a menudo etiquetados como "camarón del Golfo" y diferentes especies a menudo son mezcladas en una misma bolsa, o de lo contrario mal etiquetados. Una muestra de ensalada de camarones congelados, incluso contenía un tipo de camarón mascota que no es apto para el consumo humano.

Irónicamente, si está buscando camarones capturados en la naturaleza, puede que su mejor opción sea comprar productos etiquetados simplemente como "camarones", ya que dos tercios de dichos paquetes contenían camarones silvestres del Golfo, mientras que más de un tercio de los etiquetados como "camarón del Golfo" en realidad eran de piscifactoría.

Los peces también son engañosos y mal etiquetados y las consecuencias pueden ser más graves que simplemente pagar de más por un producto inferior. En una previa prueba, publicada en 2013, Oceana3 descubrió que el 84 por ciento de las muestras de atún blanco de tiendas de liquidación en Estados Unidos en realidad eran escolar--un pez que puede causar graves problemas digestivos.

Como lo indico The Atlantic,4 el fraude de los mariscos les está costando a los estadounidenses un estimado de $25 billones dólares al año. Pero, ¿por tergiversar los mariscos?

Para empezar, menos de uno por ciento de los mariscos importados es inspeccionado por etiquetado incorrecto, y las empresas de mariscos pueden evitar el pago de los aranceles al darle otro nombre al marisco que están importando.

En un caso, hacer pasar el bagre asiático como pez mero le ahorró a la compañía más de $60 millones en este tipo de tarifas.5 El pez mero también se vende por cerca de cuatro veces la cantidad como el bagre, así que también se gana dinero con la reventa final.

La Falta de Inspección y Supervisión de Mariscos Importados Se Suma al Problema

Hoy en día, la gran mayoría de los camarones (más del 90 por ciento) provienen de granjas industriales de camaroneras frente a las costas de la India, Indonesia, Tailandia, Vietnam y otros países donde las regulaciones de la industria pueden ser menos estrictas que en los Estados Unidos.

Por ejemplo, los Estados Unidos no permite el uso de antibióticos en la cría de camarones, pero muchas otras naciones usan antibióticos en sus operaciones.6 Como se mostró en el video presentado por Consumer Reports,7 es ilegal importar camarones criados con antibióticos a los Estados Unidos.

Los antibióticos pueden ocultar la falta de higiene en las piscinas de camarones y el uso excesivo promueve la resistencia a los antibióticos. Sin embargo, en una prueba reciente, Consumer Reports detectó antibióticos en 11 de 342 muestras de camarón de piscifactorías importado y crudo, y parte del problema se debe a que no se aplican las leyes.

Las bacterias también se detectaron en el 60 por ciento de los camarones analizados, incluyendo bacterias que pueden causar infección por estafilococo e intoxicación alimentaria, derivado de la falta de higiene entre los procesadores de alimentos.

¿Por Qué el Camarón de Piscifactoría es una Opción Insostenible y Riesgosa?

La acuicultura se promociona como una solución sostenible a la pesca descontrolada. Pero en realidad, las piscifactorías causan tantos problemas como los que resuelven, e incluso podrían estar empeorando el asunto.

Los animales marinos carnívoros como gambas/langostinos necesitan pescado en su alimentación y las pocas poblaciones de peces en su hábitat natural ha provocado la pesca ilegal; algunos de ellos dentro de las aguas del parque nacional de la costa de Tailandia--una zona que ahora suministra gran parte de la harina de pescado para alimentar a los animales de las piscifactorías industriales, incluyendo camarones y langostinos de piscifactoría.

Llevar la "morralla" a lo largo de la costa del sudeste de Asia para satisfacer la demanda de camarón alimentado está teniendo efectos devastadores en el ecosistema.

Todo tipo de peces tropicales e incluso especies raras de tiburones, esponjas de mar, estrellas de mar y pulpos terminan como alimento para peces en este proceso y capturar peces pequeños, inmaduros reduce las existencias globales de peces, ya que los peces grandes se quedan sin una adecuada fuente de alimento. El resultado final está disminuyendo rápidamente las poblaciones de peces para el consumo humano. En resumen, se está destruyendo todo el equilibrio en la naturaleza.

Las piscifactorías de camarones también están teniendo consecuencias negativas en las personas empobrecidas En Bangladesh, por ejemplo, muchos agricultores indígenas han perdido sus tierras a las granjas camaroneras industriales y tierras de cultivo, lo que antes era tierra fértil, ahora se queda debajo de los estanques de camarón artificiales, propiedad de no residentes.

Los pesticidas ilegales tóxicos también se utilizan rutinariamente para el camarón de piscifactoría en algunas de estas áreas, incluyendo el endosulfán, un insecticida de amplio espectro que está prohibido no sólo en Bangladesh, sino también en otros más de 80 países debido a su toxicidad para el medio ambiente y para los humanos.

Si Elije Inteligentemente, los Beneficios de Mariscos Podrían Superan los Riesgos

Mientras que los mariscos podrían estar contaminados con un número de toxinas diferentes, uno de los más importantes que debe tener cuidado es el mercurio. El pescado es una excelente fuente de grasas importantes, tanto saturadas como ácidos grasos omega-3s-pero los beneficios de comer pescado podrían fácilmente ser anulados al elegir variedades que tienden a estar altamente contaminadas con mercurio.

Así, mientras que la recomendación de comer más pescado sería un consejo sólido en un mundo libre de toxinas, hoy es necesario tener en cuenta el contenido de mercurio ya que los niveles de mercurio pueden variar más de 100 veces de una especie a otra.

Por ejemplo, la investigación8 publicada en 2010, que cuantificó las contribuciones al mercurio total en el suministro de mariscos de Estados Unidos por 51 diferentes variedades de pescados y mariscos, encontró que el atún fue responsable de más de la tercera parte de la exposición total de metilmercurio9 en los Estados Unidos.

Para obtener una lista muy útil que puede imprimir para obtener los puntos de referencia, por favor consulte la guía del Mercury Policy Project10 de los niveles de mercurio en diferentes variedades de pescados y mariscos.

Un reciente artículo en Investigate West11 también abordó esta cuestión, e incluye una serie de gráficos que no solo muestran el contenido de mercurio en diferentes peces diferentes, sino también otros contaminantes como PCB. El atún, pargo y el mero encabezan la lista de peces que contiene la mayor cantidad de mercurio y PCB (los resultados fueron de peces analizados en los mercados del Estado de Washington y el Estrecho de Puget).

Entre los más seguros en términos de contaminación y el más alto en grasas de omega-3, es el salmón de Alaska de pesca silvestre y el salmón rojo. Tampoco pueden ser criados en piscifactoria, y por lo tanto son siempre de pesca silvestre. El riesgo de que el salmón rojo acumule grandes cantidades de mercurio y otras toxinas se reduce debido a su corto ciclo de vida, que sólo es de unos tres años.

Además, la bioacumulación de toxinas también se reduce por el hecho de que no se alimenta de otros peces ya contaminados. Las dos denominaciones que debe buscar en la etiqueta son: "salmón de Alaska" (o el salmón salvaje de Alaska) y Salmón rojo o “sockeye". El salmón enlatado etiquetado como "salmón de Alaska" es una alternativa menos costosa a los filetes de salmón.

Una pauta general es que en cuanto más cerca este el pez de la parte inferior de la cadena alimenticia, menos acumula contaminación, por lo que otras opciones más seguras son las sardinas, anchoas y arenque. El camarón también es bajo en mercurio, pero como se indicó anteriormente, hay muchos otros problemas con los camarones, especialmente importados y el camarón de piscifactoría que hace que sea menos deseable desde el punto de vista ambiental y saludable.

El atún enlatado, caballa, pez espada, mero, marlín y el pez reloj anaranjado tienen algunos de los niveles más altos de mercurio y lo mejor sería evitarlos, sobre todo mejor si está embarazada o planea un embarazo.

Cómo Evitar Ser Estafado con la Compra de Mariscos

Bajo la ley del etiquetado federal del País de origen, también conocida como COOL (por sus siglas en ingles), los mariscos frescos deben revelar el lugar de la piscifactoría o pesca. Sin embargo, esta regla no se aplica a los alimentos procesados, incluyendo mariscos hervidos, empanizados, o añadido a los alimentos empaquetados. Casi la mitad de todos los camarones que se vende en los Estados Unidos son procesados ​​y, por tanto, no mencionan el país de origen en la etiqueta.

Los restaurantes también están exentos de este requisito de etiquetado. Esto hace que sea prácticamente imposible saber su proveniencia, a menos que este comprando maricos sin procesar--pero incluso podrían ser mal etiquetados... Entonces, ¿cómo puede asegurarse de que en realidad está obteniendo lo que están pagando?

Si va a comprar camarón, opte por camarón que haya sido capturado de manera responsable. Consumer Reports recomienda buscar los productos certificados por el Marine Stewarship Concil (MSC).12 Esta certificación asegura que todos los componentes del proceso de fabricación--desde la manera en que se captura la materia prima hasta la manera en que es fabricado el producto—están bajo el escrutinio de MSC y es revisado de forma independiente para asegurarse de que cumple con los estándares sostenibles.

Por ejemplo, todos mis productos de kril, están certificados por el MSC, lo que permite realizar un seguimiento del lugar exacto donde fue capturado el kril en el Océano Antártico, ya que cada lote de kril es monitoreado cuidadosamente hasta el final, desde la captura hasta la venta. Seafood Watch, que es parte del Acuario de la Bahía de Monterey, también le puede guiar13 en la dirección de las opciones de mariscos más sostenibles. Incluso ofrece una aplicación14 para smartphones de Mariscos Sustentable. Otras etiquetas que indican que el producto es sustentable incluyen:

  • Certificación de Tercero Whole Foods Market Responsably Farmed.
  • FishWise: La etiqueta FishWise identifica la manera en que fue capturado el pescado, de dónde viene y si es sustentable (o amenaza para el medio ambiente).
  • Seafood Safe: La etiqueta Seafood Safe implica realizar pruebas independientes para detectar contaminantes en el pescado, como mercurio y PCB, y las recomendaciones para el consumo con base en los hallazgos.

Si va a comprar camarón de piscifactoría (que no recomiendo), busque certificaciones por: NaturLand, Aquaculture Stewardship Council (ASC), or Whole Foods Market’s Responsibly Farmed. Estos tres grupos certifican que el camarón se sido criado de acuerdo a las directrices de la acuicultura que protegen el medio ambiente y prohíbe el uso de antibióticos. En cuanto a un producto que le brinde lo que dice en la etiqueta, The Atlantic15 sugiere comprar mariscos de un miembro del Better Seafood Bureau.16

Esta organización de comercio reporta los fraudes que encuentra a través de la cadena de suministro de mariscos. También es menos probable que lo engañen si busca mariscos que no sean importados, ya que las piscifactorías nacionales tienden a seguir las normas de etiquetado de mariscos. Muchas zonas del interior se han dedicado a comercializar mariscos frescos de alta calidad capturados diariamente.

Aquí puede hablar con el propietario directamente, que podrá darle detalles fácilmente sobre el origen de los mariscos. Por último, pero no menos importante, siempre que sea posible, compre pescado entero, ya que cuando no está cortado o fileteado es mucho más difícil de falsificar la especie.

Publique su comentario