La Investigación Indica que los Retardantes de Llamas Causan Más Daño que Beneficio

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Mayo 20, 2015 | 17,446 vistas

Historia en Breve

  • Las sustancias químicas retardantes de llamas se han relaciona con los problemas serios de salud, incluyendo infertilidad, defectos de nacimiento, retraso del neurodesarrollo, menor Coeficiente Intelectual, problemas de comportamiento, daño hormonal y cáncer
  • Los bomberos están advirtiendo en contra los peligros de utilizar las sustancias retardantes de llamas en los productos para el hogar de uso diario, señalando que en realidad no funcionan como se indica
  • Una coalición de médicos, consumidores y grupos de trabajadores sobre la seguridad han creado una petición solicitándole a Consumer Product Safety Commission prohibir todos los halógenos orgánicos, el más comúnmente utilizado es el retardante de llamas

Por el Dr. Mercola

Los artículos para el hogar tales como cojines del sofá, alfombras, colchones y productos electrónicos pueden ser una fuente de exposición a los productos químicos tóxicos retardantes de llamas en su vida día a día.

Muchas de estas sustancias se han relacionado con los riesgos de salud graves, como infertilidad, defectos de nacimiento, retraso del desarrollo neurológico,1 reducción del coeficiente intelectual y problemas de conducta en niños, trastornos hormonales,2 y cáncer.

De hecho, los productos químicos retardantes de llamas se han identificado como uno de los 17 grupos químicos de "alta prioridad" que se deben evitar para reducir el cáncer de mama.3,4 De acuerdo con pruebas recientes, estas sustancias químicas también están envenenando a las mascotas y la vida silvestre.

Sin embargo, a pesar de sus riesgos para la salud de amplio impacto, siguen siendo utilizados, aparentemente porque salvan vidas en caso de incendio. Pero ¿valdrá la pena este costo acumulado en la humanidad y la salud ambiental?

Cada vez son más los investigadores que dicen que no, no vale la pena. Incluso los bomberos se están oponiendo contra los productos químicos retardantes de llamas presentes en lo productos de uso cotidiano y señalan que ni siquiera funcionan como se indica.5

Las pruebas muestran que no sólo no funcionan, sino que en realidad liberan gases tóxicos cuando se queman--toxinas que son más propensas a matarlo que el propio fuego.

¿Quiénes Son los Responsables de Cuidar Su Salud?

En 1973, el gobierno de Estados Unidos solicito que todas las prendas para dormir de los niños fueran resistentes al fuego. El Bromado Tris fue la sustancia química de elección-- hasta 1977, cuando los investigadores descubrieron que Tris podría aumentar el riesgo de cáncer. Posteriormente, el uso de Tris se prohibió en las pijamas, pero eso no puso fin a su proliferación.

Otra versión de la sustancia química, Tris clorado, comenzó a ser utilizado en muebles, junto con un gran número de otros productos químicos retardantes de la llama, la mayoría si no todos, tienen un perfil de seguridad cuestionable. Como se indica en el artículo destacado:6

"La puerta de enlace de este desarrollo fue un reglamento en California en 1975 conocido como el Technical Bulletin 117. La espuma de tapicería es altamente inflamable. La regulación de California solicitaba que tenían que resistir una pequeña llama--de un encendedor de cigarrillos, por ejemplo, o una vela - durante 12 segundos.

Para pasar la prueba, los fabricantes de muebles trataban la espuma desnuda con grandes cantidades de químicos retardantes. Dado a la magnitud del mercado de California, la regla de llamas de 12-segundos se hizo efectiva a nivel nacional.

Los investigadores posteriormente concluyeron que el problema con este mandato, fue que no reflejaba la vida real. ¿Quién pone un cerillo directamente en la espuma dentro de un cojín del sofá?

Lo primero que atrae al fuego es la tela que cubre la espuma. Y cuando esa tela está en llamas, las llamas son lo suficientemente intensa como para superar a los retardantes que cubren la espuma. Ningún beneficio para disuadir el fuego."

Por otra parte, los productos químicos no permanecen unidos de forma inerte dentro de la espuma o tapicería. Se escapan en forma de polvo, llegando a todos los lugares, a la boca de los bebés, la leche materna hasta al suministro de agua.

Un reciente estudio7 encontró que todas las muestras de polvo obtenidas de los hogares en Estados Unidos contenían fosfato de tris (TDCIPP) y fosfato de trifenilo (TPHP). El noventa y uno por ciento de muestras de orina de los residentes también contenía metabolitos de Tris fosfato, y 83 por ciento tenía metabolitos de TPHP.

Esto provoco que se realizaran otras pruebas, las cuales han mostrado que aproximadamente el 90 por ciento de las personas en Estados Unidos tienen productos químicos retardantes de llamas en sus cuerpos y muchas tienen seis o más tipos en su sistema.8

Las madres en Estados Unidos tienen niveles de retardantes de llamas en la leche materna que son aproximadamente dos órdenes de mayor magnitud que en los países europeos en los que no se permiten estas sustancias químicas,9 y se ha encontrado que los niños tienen niveles de retardantes de llamas que son hasta cinco veces más elevados que los de sus madres.10

No hace falta decir que la bioacumulación puede tener consecuencias graves en la salud a lo largo de toda la vida, a pesar de que los problemas de salud no son fácilmente atribuidos a la exposición rutinaria a sustancias químicas. Según Linda S. Birnbaum, directora del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental:11

"Algunos de los efectos que estamos presenciando son los efectos sobre el sistema nervioso en desarrollo. Estamos viendo efectos sobre el sistema reproductivo en desarrollo. En una población de niños que han sido expuestos a los retardantes de llamas, esos niños tienen menor coeficiente intelectual,12,13más dificultades en el aprendizaje."

¿Será Que los Retardantes de Llamas en Realidad Previenen Incendios y Salvan Vidas?

La industria química insiste en que los productos químicos retardantes de llamas salvan vidas al ralentizar el inicio de un fuego, pero ¿dónde está la evidencia real para eso? En 2013, escribí sobre las campañas14 engañosas que provocaron la proliferación de los productos químicos retardantes de llamas.

De acuerdo con la industria química, los muebles retardantes de llamas aumentan el tiempo de escape en 15 veces en el caso de un incendio. Esta afirmación proviene de un estudio que utilizó retardantes de llamas poderosos al estilo de la NASA, que proporcionan 15 segundos adicionales de tiempo de escape.

Pero este no es el mismo tipo de producto químico utilizado en la mayoría de muebles. Las pruebas han demostrado que las sustancias químicas retardantes de llamas más ampliamente utilizadas en realidad no proporcionan ningún beneficio significativo en el caso de un incendio, mientras que sí aumentan la cantidad de productos químicos tóxicos en el humo.

El grupo de presión de la industria, principal responsable de perpetuar el mito de que los productos químicos retardantes de llamas salvan vidas es "Citizens for Fire Safety." Pero lejos de ser un grupo de consumidores, en realidad es una asociación de comercio de los tres fabricantes de productos químicos retardantes de llamas más grandes del mundo y su objetivo es mantener y aumentar la proliferación de los retardantes de llamas en los productos del consumidor.

Los incendios en los hogares han disminuido en un 50 por ciento desde que los productos químicos retardantes de llamas15 fueron introducidos al mercado y los ​​fabricantes de estas sustancias químicas se adelantan en decir que esto se debe al éxito de los productos químicos. Pero incendios en los hogares probablemente disminuyeron por otras razones.

Para empezar, el hábito de fumar ha cambiado mucho y la gente está fumando menos en la cama estos días. Los cigarrillos también han recibido una adición química que los hace auto extinguibles. También los detectores de humo se han convertido en la norma en los hogares modernos.

Juego Toxico con los Retardantes de Llamas

En 2012, California bajo su nivel de resistencia al fuego. Un mueble ya no tiene que soportar una llama abierta, sino más bien un objeto ardiente como un cigarrillo encendido. Esto reduce la cantidad de productos químicos necesarios para cumplir con la norma. Incluso es posible encontrar productos sin retardantes de llamas.

Pero eso no significa que el peligro haya desaparecido, ya que estos productos químicos se las han ingeniado para llegar a un sinnúmero cada vez mayor de productos. La exposición infantil sigue siendo motivo de gran preocupación—ya que las sustancias químicas retardantes de llamas, incluyendo el Tris clorado--se han detectado en el 80 por ciento de los productos analizados para niños,16 incluyendo almohadas para lactancia, portabebés y soportes para dormir.

Ahora los científicos están tomando una postura más firme contra los retardantes de llamas como un grupo, señalando que los productos químicos individualmente prolongan el peligro de la salud pública de forma indefinida.17

Para terminar con este juego donde un producto químico peligroso es reemplazado por otro producto químico no probado, una coalición de médicos, consumidores, y grupos de trabajadores sobre la seguridad, han creado una petición,18,19 pidiendo a la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor prohibir todos los halógenos orgánicos, que son los retardantes de llamas más comúnmente utilizados y que se encuentran en artículos infantiles, muebles, colchones y cubiertas de electrónicas. Esta clase de productos químicos incluye:

  • Bifenilos policlorados (PCB), prohibido en 1977 debido a los problemas de salud
  • Éter difenil polibromados (PBDE), eliminado en 2005 cuando se descubrió que era tan peligroso como el PCB por el cual fue sustituido
  • Fosfato de tris (TDCIPP), catalogado como un carcinógeno humano bajo la California’s Proposition 65,20 también se ha relacionado con enfermedades cardiacas, obesidad y cáncer21
  • Trifenilfosfato (TPHP), asociado con los niveles hormonales alterados, concentraciones de esperma reducidas y alteraciones en el sistema endocrino22
  • Firemaster 550, que sustituyó a los PBDE que fueron retirados del mercado,23 desde entonces ha sido relacionado con enfermedades cardiacas, obesidad y cáncer24

Los Bomberos le Proponen la Guerra a los Retardantes de Llamas

En Minnesota, los bomberos también están luchando por la aprobación de un proyecto de ley para eliminar los retardantes de llamas, destacando los riesgos para su propia salud. El proyecto de ley que prohibiría la fabricación y distribución al por mayor de artículos tratados en Minnesota para el 2017.

El año próximo, la venta al por menor de dichos artículos, sin importar donde fueron fabricados, también sería prohibida. Otros seis estados también reportaron considerar prohibiciones similares, y Oregon, Maine y Vermont ya han aprobado leyes similares.

Según el Star Tribune:25

"En un momento cuando el cáncer es responsable de más de la mitad de las muertes de los bomberos en servicio a nivel nacional, el sindicato quiere que Minnesota siga el juego de otros tres estados que han comenzado a eliminar gradualmente ciertos retardantes de llamas al prohibir eventualmente su fabricación y venta en Minnesota."

En un esfuerzo por ponerle fin a la renuencia de los líderes de la Cámara para aprobar la enmienda, los bomberos hacen una demostración, prendiéndole fuego a los muebles,26 para mostrar que los muebles tratados sólo retrasan el fuego por unos segundos, mientras que liberan cantidades exorbitantes de humo, monóxido de carbono y humos que causan cáncer.

Las Mascotas y la Fauna Sufren los Efectos de Salud de los Productos Químicos Retardantes de Llamas

Los seres humanos no son los únicos que sufren por la sobreexposición de productos químicos retardantes de llamas. Una investigación27 Sueca sugiere que el hipertiroidismo en los gatos podría deberse a la exposición de éteres de difenilo polibromados (PBDE). Se analizó la sangre de 37 gatos diagnosticados con hipertiroidismo y 23 con función normal de la tiroides. Los gatos con tiroides extremadamente activa tenían niveles elevados de PBDE, que es ingerido cuando los gatos se lamen a ellos mismos.

Otro estudio encontró niveles altos de productos químicos retardantes de llamas en las aves silvestres, como en los halcones, que fueron traídos al centro de rehabilitación. De acuerdo con un canal de noticias de Vancouver:28

"Los pájaros que se encuentran con los niveles más altos de contaminantes en su sistema estaban en Vancouver, pero Langley tenía un halcón de Cooper con los niveles más altos jamás registrados en 197,000 partes por mil millones de esteres de difenilo polibromados (retardantes de llama). En 13 halcones de Cooper examinados desde Greater Vancouver, el promedio fue de 1,873 partes por billón de PBDE."

Cómo Reducir su Exposición a los Retardantes de Llamas Tóxicos

Una cifra asombrosa de 80,000 productos químicos se utilizan en artículos para el hogar y muebles y la seguridad de algunos de ellos ya ha sido analizada. El listado de artículos a evitar sería casi imposible. La recomendación más amplia es optar por alternativas "verdes" orgánicas sin importar el producto que este siendo considerado--ya sea una pieza de mueble, ropa, juguetes de los niños, producto de limpieza o un producto de cuidado personal.

Estas es sin duda la ruta más fácil, ya que los fabricantes no están obligados a revelar las sustancias químicas que utilizan para hacer que sus productos cumplan con las normas de seguridad, como los reglamentos de seguridad contra incendios. Por ejemplo, su colchón, puede estar empapado con retardantes de llamas tóxicos, pero dichos productos químicos no son mencionados en ninguna parte de la etiqueta. Dicho esto, a continuación le doy algunos consejos adicionales a considerar que pueden ayudarle a reducir su exposición a los retardantes de llamas:

  • Productos de espuma de poliuretano fabricados antes del 2005, como tapizados de muebles, colchones y almohadas, es probable que contengan PBDE, así que inspecciónelos cuidadosamente y reemplace las cubiertas rasgadas y/o cualquier espuma que parezca estar fuera de lugar. También evite el retapizado de muebles por sí mismo, ya que el proceso de retapizado aumenta el riesgo de exposición.
  • En caso de duda, puede realizarles una prueba a sus cojines de espuma de poliuretano de forma gratuita por medio de los científicos de Superfund Research Center de la Universidad de Duke. Esto es particularmente útil para los artículos que ya tiene dentro de su casa, ya que le ayudará a determinar cuáles son los productos nocivos que necesita reemplazar.

  • El acolchonado de alfombra antiguo es otra fuente importante de PBDE, así que tome precauciones cuando retire la alfombra vieja. Sería prudente que aislara el área de trabajo del resto de su casa para evitar la propagación alrededor de su casa y utilice una aspiradora con filtro HEPA para limpiar.
  • Es probable que en su casa también tenga fuentes más antiguas de PBDE conocidas como Deca, y estos son tan tóxicos que están prohibidos en varios estados. Los PBDEs Deca se pueden encontrar en los productos electrónicos como televisores, teléfonos celulares, electrodomésticos, ventiladores, cartuchos de tóner y más. Es recomendable lavarse las manos después de tener contacto con este tipo de artículos, especialmente antes de comer y por lo menos asegúrese de no dejar que sus bebés se echen a la boca cualquiera de estos productos (como el control remoto o teléfono celular).
  • Busque materiales de construcción orgánicos y "ecológicos," alfombras, artículos de bebé y tapicería, que estén libres de estos productos químicos tóxicos. Los muebles llenos de algodón, lana o poliéster tienden a ser más seguros que la espuma tratada con químicos; algunos productos también afirman que son "libres de retardantes de llamas."
  • Los PBDE a menudo se encuentran en el polvo de la casa, por lo tanto, limpie con una aspiradora con filtro HEPA y/o un trapeador húmedo.
  • Al reemplazar artículos que contengan PBDE alrededor de su casa, seleccione aquellos que contengan materiales naturalmente menos inflamables, como el cuero, lana y algodón. Esto es particularmente importante para los artículos en donde se sienta y duerme durante muchas horas cada día.

Le recomiendo que busque un colchón hecho ya sea de lana 100% orgánica, que es naturalmente resistente a las llamas; algodón 100% algodón o franela; o fibras de Kevlar (Stearns y Foster es una marca que vende este tipo de colchón). Hay una serie de buenas opciones en el mercado.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1, 7 Environmental Health Perspectives November 15, 2012
  • 2 Environ Health Perspect. 2010 May;118(5):699-704.
  • 3 Environ Health Perspect; DOI:10.1289/ehp.1307455
  • 4 Rodale May 14, 2014
  • 5 Star Tribune March 21, 2015
  • 6, 11, 15 New York Times May 3, 2015
  • 8 webMD November 12, 2014
  • 9 University of New Hampshire February 16, 2015
  • 10 Environmental Science & Technology August 4, 2014 E
  • 12 Vancouver Sun May 28, 2014
  • 13 Environ Health Perspect; DOI:10.1289/ehp.1307562
  • 14 Chicago Tribune, Playing with Fire
  • 16 Environ. Sci. Technol., 2011, 45 (12), pp 5323–5331
  • 17, 21, 24 Huffington Post March 31, 2015
  • 18  Earthjustice.org Petition
  • 19 Environmental Health News March 31, 2015
  • 20, 22 Environmental Health Perspectives February 2015 (PDF)
  • 23 The Atlantic September 26, 2014
  • 25 Star Tribune May 4, 2015
  • 26 Star Tribune April 30, 2015
  • 27 Medicinenet.com May 1, 2015
  • 28 Vancouver 24 April 21, 2015