Cientos de Científicos Emiten Advertencias Sobre Peligros Químicos de los Utensilios De Cocina Antiadherentes y Artículos Repelentes de Agua

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Junio 03, 2015 | 56,513 vistas

Historia en Breve

  • Las sustancias poliinsaturadas y perfluoroalquiladas (PFAS, por sus siglas en inglés) utilizadas para crear superficies antiadherentes, resistentes a las manchas y repelentes de agua son tóxicas y altamente persistentes, tanto en su cuerpo como en el medio ambiente
  • Cuando se calienta, los utensilios antiadherentes liberan ácido perfluorooctanoico (PFOA, por sus siglas en inglés), relacionado con la enfermedad de la tiroides, infertilidad, problemas reproductivos y de desarrollo
  • La Declaración de Madrid, firmada por más de 200 científicos de 40 países, presenta el consenso científico sobre los efectos nocivos de los productos químicos PFAS, tanto los antiguos como los nuevos

Por el Dr. Mercola

Los utensilios de cocina antiadherente y para hornear se han vuelto muy populares debido a su conveniencia. Los alimentos se deslizan cómodamente, lo que reduce la cantidad de grasa necesaria para limpiar la sartén.

Lo mismo ocurre con las manchas y repelentes al agua de la ropa, alfombras y telas y muchos otros productos tratados que han surgido en las últimas seis décadas.

Pero podría haber un precio alto que pagar por este servicio, ya que las sustancias poli y perfluoroalquiladas (PFAS) utilizadas para crear estas superficies son tóxicas y altamente persistentes, tanto en su cuerpo como en el medio ambiente.

Como podría ver por los nombres, PFAS son productos químicos fluorados. En realidad son los átomos de flúor los que proporcionan ese sello resbaladizo. La primera vez que tomé conciencia de los peligros de los recubrimientos antiadherentes impregnados con fluoruro fue en 2001.

Entonces, revisé las recomendaciones de mis utensilios y muchos de los problemas de salud que había advertido desde entonces fueron confirmados recientemente por cientos de científicos internacionales.

Probablemente Tiene PFAS En Su Hogar - Y En Su Cuerpo

Cuando se calientan, los utensilios de cocina antiadherente se convierten en una fuente de ácido perfluorooctanoico (PFOA por sus siglas en inglés), una cadena larga de químicos perfluorados vinculados a una serie de problemas de salud, incluyendo la enfermedad de la tiroides, infertilidad en las mujeres y daño de órganos y problemas reproductivos y de desarrollo en animales de laboratorio.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) también ha descartado los compuestos perfluorados (PFC por sus siglas en inglés) como "probables carcinógenos". A pesar de eso, estos productos químicos todavía se utilizan en una amplia gama de productos para el hogar.

Además de utensilios de cocina antiadherente, PFC se utilizan para crear revestimientos resistentes al calor y antiadherentes en:

También se encuentran en los productos químicos retardantes de llama (y por lo tanto en los artículos tratados con retardantes de llama). PFC también se liberan en el medio ambiente a través de las emisiones de las fábricas y durante incendios en el hogar cuando los artículos tratados se queman.

De acuerdo con el Cuarto Informe Nacional de los CDC sobre la exposición humana a sustancias químicas ambientales,1 publicado en 2009, se detectaron 12 PFC diferentes en las personas en Estados Unidos, incluyendo PFOA. De acuerdo a la Agencia para Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades (ATSDR, por sus siglas en inglés):2

"Una vez en su cuerpo, los perfluoroalquilos tienden a permanecer sin cambios durante largos períodos de tiempo. Los perfluoroalquilos más utilizados (PFOA y PFOS) permanecen en el cuerpo durante muchos años. Se tarda aproximadamente cuatro años para que el nivel en el cuerpo disminuya, incluso si no se consume más."

Aunque no hay una increíble variedad de nombres químicos en los grupos PFAS, si un artículo es antiadherente, impermeable o resistente a las manchas, tiene algún tipo de recubrimiento de fluoruro impregnado que proporciona lo resbaladizo y prácticamente podría estar garantizado que será problemático.

Eliminar PFAS Y Reemplazarlo Con Otros Productos De Preocupación Similar

En 2006, la EPA puso en marcha el Programa de Administración PFOA 2010/15,3 y las empresas acordaron reducir voluntariamente el uso de PFOA y sustancias químicas relacionadas en un 95 por ciento para el 2010, con el objetivo de eliminarlas en 2015.

Lamentablemente, fue sólo un programa voluntario y gran parte del daño ya se ha hecho, ya que se ha encontrado que estos productos químicos son extremadamente resistentes a la biodegradación. Algunos productos químicos polifluorados también se descomponen para formar perfluorados.

Para empeorar las cosas, los productos químicos seleccionados para ser eliminados están siendo reemplazados por otro grupo de PFAS que comparten muchos de los mismos problemas que los que están siendo eliminados.4

El más reciente, de cadena corta SPDC se cree que son menos peligrosos, pero los científicos advierten que todavía no sabemos lo suficiente sobre ellos para tomar una determinación sólida sobre su seguridad. Hay señales de advertencia que indican sin duda que sólo estamos cambiando un peligro por otro...

Por ejemplo, un reciente estudio danés5 que observó efectos en la salud de PFAS, incluyendo las versiones más recientes de cadena corta que están reemplazando los anticuados PFAS de cadena larga, encontró que las mujeres con mayores niveles de PFAS en la sangre tenían un riesgo 16 veces mayor de aborto involuntario.

Vemos el mismo problema con los retardantes de llamas, que ha llevado a un grupo de científicos a proponer la prohibición de toda una clase de productos químicos (organohalógenos) en lugar de hacer frente de uno a uno, en un esfuerzo por poner fin a este "juego tóxico de whack-a-mole" llevado a cabo por la industria química.6

En cuanto a los más recientes PFAS de cadena corta que están llegando al mercado, Arlene Blum, una química de la Universidad de California y directora ejecutiva de Green Science Policy Institute dice:7

"Sabemos que estos sustitutos son igual de persistentes. No se descomponen por el tiempo geológico... Es una decisión muy seria para los productos químicos que duran tanto tiempo y ponerlos en los productos de consumo con altos niveles de exposición humana es una cosa preocupante."

Los Utensilios De Cocina Antiadherentes Liberan Gases Tóxicos

En los estudios realizados en sartenes antiadherentes calentados en estufas convencionales, llevadas a cabo por la organización de defensa del consumidor del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG por sus siglas en inglés),8 sólo tomó de dos a cinco minutos de calentamiento para alcanzar temperaturas en las que se producían toxinas peligrosas.

El revestimiento comenzó a descomponerse y liberar toxinas en el aire a 446 grados. Cuando la olla o sartén alcanza los 680 grados, libera al menos seis gases tóxicos, entre ellos dos agentes carcinógenos (PFOA y TFE) y ácido monofluoroacético (MFA por sus siglas en inglés), un agente químico que es mortal para los seres humanos, incluso en dosis bajas.

Según el EWG, los estudios llevados a cabo por los propios científicos de Dupont revelaron que cuando se calienta la sartén antiadherente se descompone en 15 tipos de gases tóxicos y partículas.9 Para obtener una lista y poder revisarlos a todos, por favor vea el informe del EWG del 2003, Canaries in the Kitchen: DuPont has Known for 50 Years,10 que también dice:

"DuPont admite que los gases también podrían enfermar a la gente, una condición conocida como "fiebre de los humos de polímeros." DuPont nunca ha estudiado la incidencia de la fiebre entre los usuarios de los miles de millones de ollas y sartenes antiadherentes vendidos en todo el mundo. La compañía tampoco ha estudiado los efectos a largo plazo de la enfermedad o el grado en que las exposiciones al teflón conducen a enfermedades humanas que erróneamente se cree son la gripe común."

Cientos De Científicos Emiten Advertencias Sobre PFAS

Arlene Blum (mencionada anteriormente) también es la autora principal de la Declaración de Madrid11,12 recientemente publicada y firmada por más de 200 científicos de 40 países,13 que presenta el consenso científico sobre los daños de los productos químicos PFAS, antiguos y nuevos. Por ejemplo, la Declaración señala que:

1. A pesar de que algunos de los PFAS de cadena larga están siendo regulados o descontinuados, los reemplazos más comunes son PFAS de cadena corta con estructuras similares o compuestos con segmentos fluorados unidos por enlaces éter.

2. Aunque algunas alternativas fluoradas de cadena corta parecen ser menos bioacumulativas, todavía son tan persistentes en el medio ambiente como las sustancias de cadena larga o tienen productos de degradación persistentes.

Por lo tanto, un cambio a cadena corta y otras alternativas fluoradas podría no reducir las cantidades de PFAS en el medio ambiente. Además, debido a que algunos de los PFAS de cadena corta son menos eficaces, podrían necesitarse cantidades más grandes para proporcionar el mismo rendimiento.

3. Mientras que muchas alternativas fluoradas se están comercializando, poca información sobre sus estructuras químicas, propiedades, usos y perfiles toxicológicos esta disponible públicamente.

4. Aumentar el uso de alternativas fluoradas aumentara los niveles de productos de degradación perfluorados estables en el medio ambiente y posiblemente también en la biota y los seres humanos. Esto incrementaría los riesgos de efectos adversos sobre la salud humana y el medio ambiente.

Un editorial14 que acompaña a la Declaración de Madrid hace eco de la misma advertencia, diciendo:

"Teniendo en cuenta el hecho de que la investigación planteó su preocupación por los PFAS de cadena larga durante muchos años antes de que se tomaran medidas y de que se documentara la contaminación global y la toxicidad en la población general, deben tenerse en cuenta los riesgos potenciales de PFAS de cadena corta al elegir los reemplazos para los compuestos de cadena larga."

De hecho, hace 10 años, la EPA multó a DuPont con $16.5 millones de dólares por retener el valor de la información sobre los riesgos de salud asociados con PFAS. Como se señala en un reciente informe15 del Grupo de Trabajo Ambiental (EWG):

"DuPont había sabido por mucho tiempo que el PFOA causaba cáncer, había envenenado el agua potable en el Mid Ohio River Valley y contaminado la sangre de personas y animales en todo el mundo. Pero nunca le dijo a sus trabajadores, funcionarios y residentes locales, reguladores estatales o EPA."

En ese momento, esa multa fue la más grande que la EPA había enfrentado, pero todavía era demasiado pequeño para tener un efecto disuasorio.

Efectos Documentados de PFAS Sobre La Salud

La Declaración de Madrid enumera muchos de los efectos para la salud documentados asociados con los antiguos PFAS de cadena larga, incluyendo los siguientes:16

Toxicidad hepática

Alteración del metabolismo de lípidos y de los sistemas inmunológico y endocrino

Efectos neuroconductuales adversos

Toxicidad y muerte neonatal

Tumores en múltiples sistemas de órganos

Cáncer testicular y de riñón

Disfunción hepática

Hipotiroidismo

Colesterol alto

Colitis ulcerativa

Menor tamaño y peso al nacer

Obesidad

Disminución de la respuesta inmune a las vacunas

Pocos niveles hormonales y retraso de la pubertad

Cómo Evitar Estos Productos Químicos Peligrosos

La Declaración de Madrid17 recomienda evitar cualquiera y todos los productos que contienen o son fabricados utilizando PFAS, señalando que incluyen productos que son resistentes a las manchas, resistente al agua o antiadherentes. Más consejos útiles se podrían encontrar en la Guía del EWG para evitar los PFCS.18

Además de incluir una serie de conocidas marcas de ropa deportiva que usan PFC en sus zapatos y prendas de vestir, la Guía también destaca que Apple admite que la pulsera de su nuevo modelo de Apple Watch Sport se fabrica con PFC. Otras sugerencias que le ayudarán evitar estos productos químicos peligrosos incluyen evitar:

Artículos que han sido pre-tratados con repelentes para manchas y opte por evitar este tipo de tratamientos cuando compre nuevos muebles y alfombras

Ropa repelente al agua y/o manchas. Un ejemplo es cuando un elemento hecho con fibras artificiales se describe como "respirable". Estos son tratados típicamente con politetrafluoroetileno (PTFE, por sus siglas en inglés), un fluoropolímero sintético

Productos tratados con productos químicos retardantes de llama,19 que incluyen una amplia variedad de artículos de bebé, muebles acolchados, colchones y almohadas. En su lugar, opte por materiales naturalmente menos inflamables como el cuero, lana y algodón

Comida rápida y para llevar, ya que las envolturas normalmente son tratadas con PFC

Palomitas de microondas. PFOA podría no sólo estar presente en el revestimiento interior de la bolsa, también podría migrar al aceite desde el envase durante el calentamiento. En su lugar, utilice palomitas "a la antigüita" en la estufa

Utensilios de cocina antiadherente y otros utensilios de cocina tratados. Opciones más saludables incluyen cerámica y utensilios de cocina de hierro fundido esmaltado, ambos de los cuales son duraderos, fáciles de limpiar (incluso los alimentos cocidos más pegados podrían ser eliminados después de remojarlos en agua caliente) y completamente inerte, lo que significa que no liberarán productos químicos nocivos en su hogar. Mientras que algunos le recomendaran usar aluminio, acero inoxidable y utensilios de cobre, yo no lo hago por las siguientes razones:

Se sospecha que el aluminio es un factor fuertemente causal de la enfermedad de Alzheimer y el acero inoxidable tiene aleaciones que contienen níquel, cromo, molibdeno, carbono. Para aquellos con alergias al níquel, esto podría ser una consideración particularmente importante. Tampoco se recomiendan los utensilios de cobre porque la mayoría de las cacerolas de cobre vienen revestidas con otros metales, provocando así las mismas preocupaciones señaladas anteriormente. (Los utensilios de cobre deben ser recubiertos debido a la posibilidad de envenenamiento por cobre.)

Hilo Dental Oral-B y otros productos de cuidado personal que contienen PTFE o "flúor" o "ingredientes perfluorados". EWG tiene una base de datos excelente llamada Skin Deep20 que podría hojear para encontrar opciones más saludables

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 CDC.gov Fourth National Report on Human Exposure to Environmental Chemicals, 2009
  • 2 Agency for Toxic Substances & Disease Registry, Public Health Statement for Perfluoroalkyls
  • 3 EPA.gov, 2010/15 PFOA Stewardship Program
  • 4, 7 Huffington Post May 1, 2015
  • 5 PLoS ONE 10(4): e0123496
  • 6 Huffington Post March 31, 2015
  • 8 Environmental Working Group, May 15, 2003, “Canaries in the Kitchen: Teflon Toxicosis”
  • 9, 10 Environmental Working Group May 15, 2003, “Canaries in the Kitchen: DuPont has Known for 50 Years”
  • 11, 16, 17 Environ Health Perspect 123:A107–A111, Madrid Statement
  • 12 Newser May 1, 2015
  • 13, 14 Environ Health Perspect; DOI:10.1289/ehp.1509944
  • 15 Environmental Working Group May 1, 2015
  • 18 EWG’s Guide to Avoiding PFCS (PDF)
  • 19 Clean Water Action, PFC Fact Sheet
  • 20 EWG Skin Deep Cosmetics Database