Ocultar
Alzheimer

Historia en Breve -

  • Los signos preclínicos de la enfermedad de Alzheimer pueden ser evidentes en las pruebas cognitivas tan temprano como a los 20 años antes de que la enfermedad se establezca, lo que permite una intervención mucha más temprana
  • Los análisis de sangre que miden las proteínas del cerebro (proteínas lisosomales) pueden ayudar a predecir el Alzheimer hasta 10 años antes de que aparezca la enfermedad
  • Otro panel biomarcador podría predecir la enfermedad en un plazo de dos a tres años con una precisión de más del 90 por ciento; los escaneos PET y pruebas de retina también ofrecen esperanza a la detección temprana
 

Logros en la Detección y Evaluación de Riesgo del Alzheimer

Julio 9, 2015 | 175,226 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La investigación reciente sobre el Alzheimer1 sugiere que los signos preclínicos de la enfermedad de Alzheimer podrían ser evidentes tan temprano como 20 años antes de que se establezca la enfermedad, lo que permite una intervención mucho temprana.

En el momento en que su memoria comienza a deteriorarse notablemente, alrededor del 40-50 por ciento de las células del cerebro ya fueron dañadas o destruidas.

La detección temprana es la más importante, considerando que las estimaciones sugieren que el  diagnósticos de Alzheimer podría triplicarse para el 2050, llegando a casi 14 millones en los Estados Unidos,2 y 115 millones en todo el mundo.3

Como lo reportó la revista Time:4

"Durante 18 años, Kumar Rajan, profesor asociado de medicina interna en el Rush University Medical Center, y sus colegas siguieron a 2,125 personas mayores con una edad promedio de 73 y sin demencia.

Cada tres años, los investigadores les dieron a los voluntarios pruebas de habilidades mentales y con el tiempo compararon estos resultados.

Cuando analizaron al grupo que recibió el diagnóstico de Alzheimer, encontraron que estas personas mostraron puntuaciones más bajas en sus pruebas a lo largo del periodo de estudio.

De hecho, sus puntuaciones constantemente disminuyeron con cada prueba. Por cada unidad que las puntuaciones bajaron sobre las pruebas cognitivas, el riesgo de Alzheimer se incrementó en 85 por ciento”.

Prueba Auto-Administrada Podría Predecir su Riesgo de Demencia

Investigaciones anteriores encontraron correlaciones similares, lo que ocasionó el desarrollo de la prueba de Examinación Gerocognitiva  Auto-Administrada  (SAGE por sus siglas en inglés). Es una prueba de 15 minutos que se realiza en casa desarrollado por Douglas Scharre, M.D., de la División de Neurología Cognitiva en el Centro Médico Wexner de la Universidad Estatal de Ohio.

Puede descargar la prueba SAGE en el sitio de internet de la universidad.

Según el Dr. Scharre, esta sencilla prueba se correlaciona muy bien a las pruebas cognitivas más amplias y es una excelente manera de obtener una evaluación temprana de su función cognitiva. Si se toma en intervalos con el tiempo, también podría servir como una alerta temprana, en caso de que sus puntuaciones empezaran a declinar.

Los escáneres cerebrales y diversos biomarcadores también algún día podrían usarse para detectar el deterioro asociado a la enfermedad de Alzheimer.

Las Proteínas Sanguíneas y Otros Biomarcadores Podrían Permitirse para el Diagnostico Temprano de Alzheimer

De acuerdo con investigaciones recientes,5,6 mucho antes de que se desarrollen los signos claros de la enfermedad de Alzheimer, las proteínas del cerebro llamadas proteínas lisosomales podrían detectarse en la sangre de un paciente.

Las proteínas lisosomales ayudan a eliminar el material de las células nerviosas dañadas y las elevaciones de estas proteínas parece ser predictivas del Alzheimer hasta 10 años antes de que se desarrolle la enfermedad. De acuerdo con el autor principal, el Dr. Edward Goetzl:

"Estas proteínas son partículas nerviosas muy pequeñas derivadas de las células sanguíneas llamadas exosomas. Los niveles anormales de las proteínas pueden ser útiles [señales] que podrían ayudar a estudiar los primeros tratamientos para limitar o revertir el daño a las células cerebrales e incluso prevenir el desarrollo de la enfermedad en su totalidad.

Los resultados también nos muestran que hay grandes anormalidades en la manera en que estas proteínas funcionan en las células cerebrales, lo que podría proporcionar un nuevo objetivo para los tratamientos”.

Otro estudio,7 publicado el año pasado, identificó un conjunto de 10 biomarcadores del Alzheimer en base a la sangre.

Con el uso de estos biomarcadores, los investigadores afirman poder predecir la enfermedad en un plazo de dos a tres años con una precisión de más del 90 por ciento, concluyendo que: "Este panel de biomarcadores, que refleja la integridad de la membrana celular, puede ser sensible a la neurodegeneración temprana de la enfermedad preclínica de Alzheimer".

Escáneres Cerebrales y Pruebas Oculares También Podrían Revelar el Riesgo Futuro de Alzheimer

Según el Dr. Daniel Kraft, MD,8,9 un médico, inventor, empresario y miembro de la facultad,  entrenado en Standford y Harvard para el programa de Medicina y Medicina Exponencial en la Universidad Singularity:

"Estamos en la cúspide de tener modalidad de imagen para que pueda colectar las placas del cerebro del paciente de 10 o 20 años antes de que empiecen a mostrar signos clínicos de la enfermedad de Alzheimer.

Seremos capaces de darles intervenciones, ya sea juegos de la mente, ejercicio, u otras terapias que se adapten no solo a la medicina personalizada, sino también a esta idea de la medicina de precisión y a la medicina participativa".

Con el uso del PET con un trazador radiactivo, los investigadores han demostrado que pueden detectar la acumulación de placa beta-amiloide en el cerebro, relacionada con la enfermedad de Alzheimer.10 De acuerdo con Murali Doraiswamy, M.D., profesor de psiquiatría y director del programa de trastornos neurocognitivos en la Universidad de Duke:

"Nuestra investigación encontró que los adultos sanos y aquellos con pérdida leve de memoria que tienen un escaneo positivo para estas placas, tienen un ritmo mucho más rápido de disminución de la memoria, lenguaje y razonamiento en tres años."

Curiosamente, los investigadores han encontrado que las placas de beta-amiloide también se acumulan en la retina y esta acumulación se asemeja a la acumulación encontrada en el cerebro. Como lo informó CNN11 el año pasado:

"En cuanto a esta conclusión, el equipo de investigación desarrolló una prueba no invasiva para revisar la retina de las placas beta amiloides reveladoras. Ahora están realizando un ensayo clínico para ver si la prueba podría identificar a los pacientes que están empezando a desarrollar la enfermedad de Alzheimer, pero que aún no muestran síntomas...

Un examen de la vista fiable sería una contribución muy importante ", dice María Carrillo,  Vicepresidenta de Relaciones Médicas y Científicas de la Asociación de Alzheimer. "Las personas tienden a ir al oftalmólogo con más frecuencia a medida que envejecen. Si podría incluir una prueba rápida para ver si la patología neurógena llega al cerebro, sería muy útil."

¿Podría Prevenirse el Alzheimer?

Algunos profesionales médicos han planteado preguntas sobre el impacto psicológico de saber que está desarrollando la enfermedad de Alzheimer, indicando que el tener conocimiento puede ser contraproducente a menos que o hasta que haya un tratamiento eficaz.

De lo que no se dieron cuenta es que si bien no hay cura farmacéutica, usted tiene un significativo grado de control sobre la situación si hace las correcciones alimentarias y de estilo de vida apropiadas. Por lo tanto, una advertencia 20 años antes probablemente podría hacer una gran diferencia, siempre y cuando los pacientes reciban instrucciones precisas sobre alimentación y estilo de vida.

Dos instrucciones clave son:

  • Evitar los alimentos procesados ​​de todo tipo, ya que contienen una serie de ingredientes dañinos para el cerebro, incluyendo el azúcar refinado, fructosa procesada, granos (particularmente el gluten), ingredientes transgénicos y pesticidas como el glifosato (un herbicida que se sospecha que es peor que el DDT y el DDT ya se relacionó con el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer)
  • Optimizar su flora intestinal al evitar alimentos procesados ​​(azúcar, ingredientes transgénicos, pesticidas y varios aditivos alimentarios, todos estos afectan sus bacterias intestinal saludables), antibióticos y productos antibacterianos, agua fluorada y clorada y al comer regularmente alimentos tradicionalmente fermentados y cultivados, junto con un probiótico de alta calidad, en caso de ser necesario

El Dr. David Perlmutter, un neurólogo certificado y miembro de la American College of Nutrition (FACN) ha explorado estos conceptos importantes en sus libros, Grain Brain y Brain Maker: The Power of Gut Microbes to Heal and Protect Your Brain for Life. Ambos son excelentes manuales sobre cómo tomar el control de su salud y prevenir y/o tratar muchas enfermedades que son consideradas "incurables" desde el punto de vista convencional, incluyendo la enfermedad de Alzheimer.

Por su investigación, el Dr. Perlmutter ha llegado a la conclusión de que la enfermedad de Alzheimer radica principalmente en elecciones en su estilo de vida, y es prevenible—un hecho que muy pocos profesionales de la salud dicen.

"Interactuamos con nuestro genoma cada momento de nuestras vidas y podemos hacerlo muy, muy positivamente", dice el Dr. Perlmutter. "Mantener un bajo nivel de azúcar en la sangre es muy positivo en términos de permitir que los genes expresen menor inflamación, lo que aumentaría la producción de antioxidantes benéficos.

Así que esa es la regla número uno: Puede cambiar su destino genético. Regla número dos: Puede cambiar su destino genético al desarrollar nuevas células cerebrales, específicamente en el hipocampo...

EL centro de la memoria de su cerebro se regenera. Usted está constantemente desarrollando nuevas células cerebrales en sus 50, 60, 80, y 90 años--durante toda su vida--a través de un proceso llamado neurogénesis.

Dicho esto, estas dos ideas se juntan porque puede activar sus genes a través de opciones de estilo de vida que aumentan la neurogénesis y que mejoran la regeneración y expansión de las células del centro de la memoria del cerebro. Esto recientemente fue comprobado por los investigadores. Ellos demostraron que tenemos control de ciertos factores que pueden hacer que eso suceda”.

Cómo Regenerar Neuronas

Las estrategias de estilo de vida que promueven la neurogénesis y regeneración de células cerebrales incluyen las siguientes. Todas estas estrategias se enfocan en una vía genética específica llamada factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), que promueve el crecimiento y conectividad de las células del cerebro, como se muestra en las imágenes por resonancia magnética.

  • Ejercicio. En un estudio de un año de duracion, las personas que incluyeron el ejercicio en realidad estaban regenerando y expandiendo el centro de memoria del cerebro, en uno o dos  por ciento anual, donde normalmente ese centro hubiera disminuido en tamaño
  • Reducir el consumo total de calorías
  • Reducir el consumo de carbohidratos
  • Aumentar el consumo de grasas saludables. El aceite de coco es ideal, ya que contiene 66 por ciento triglicéridos de cadena media (MCT) - una fuente principal de cuerpos cetónicos, que es el combustible preferido para su cerebro. Incluso hay evidencia que sugiere que los cuerpos cetónicos pueden ayudar a restaurar y renovar las neuronas y la función nerviosa en su cerebro, incluso después de haberse presentado el daño.
  • Los niveles terapéuticos de los MCT se han estudiado a 20 gramos por día, lo que equivale a poco más de dos cucharadas. El ayuno intermitente también aumenta la producción de cetonas

  • Aumentar su consumo de grasas omega-3 y reducir el consumo de grasas omega-6 dañadas (piense en aceites vegetales procesados) con el fin de equilibrar su relación de omega-3 y omega-6.
  • Yo prefiero el aceite de kril al aceite de pescado, ya que el aceite de kril también contiene astaxantina, que parece ser particularmente beneficiosa para la salud cerebral. Pertenece a la clase de los carotenoides, y es muy "eficaz" para convertir el daño mediado por los radicales libres en grasa, y su cerebro es 60 o 70 por ciento grasa.

Alzheimer—Una Forma Lenta de la Enfermedad de las Vacas Locas

Bastante investigación también muestra que hay una relación convincente entre un tipo particular de proteína cerebral y las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, Parkinson y la enfermedad de Lou Gehrig. Esta proteína, llamada TDP-43, se comporta como proteínas tóxicas e infecciosas conocidas como priones, que son responsables de la destrucción del cerebro que se produce en las vacas locas12 y la caquexia crónica; dos tipos de encefalopatía espongiforme bovina (BSE por sus siglas en inglés). Como se explica en la revista Scientific American:13

"Los priones son versiones deformadas pero duraderas de proteínas que normalmente están presentes en las células nerviosas que hacen que las proteínas no se multipliquen ni se agrupen, comenzando con una reacción en cadena que finalmente consume regiones enteras del cerebro. En los últimos 15 años, los científicos han descubierto que un proceso de este tipo puede estar en proceso, no sólo en las vacas locas y otras enfermedades exóticas, sino también en las principales enfermedades neurodegenerativas...."

Según la investigación publicada en 2011,14 se detecta patología TDP-43 en el 25-50 por ciento de los pacientes de Alzheimer, en particular en aquellos con esclerosis del hipocampo, caracterizada por la pérdida selectiva de neuronas en el hipocampo, que se relaciona con la pérdida de memoria. La investigación presentada en la Conferencia Internacional de la Asociación del Alzheimer en 2014 también reveló que los pacientes de Alzheimer con TDP-43 eran 10 veces más propensos a haber sido mortalmente perjudicados que aquellos sin la patología.15,16

La pregunta es, ¿cómo termina con TDP-43? El denominador común entre las vacas locas17 y la caquexia crónica está obligando a que los herbívoros naturales coman partes animales--una práctica más o menos habitual en los modelos de granjas comerciales—se ha planteado la posibilidad de que los seres humanos pueden infectarse con TDP-43 a través de carnes contaminadas...

Un estudio en 200518 publicado en la revista Medical Hypotheses dice lo siguiente:

"En la opinión de expertos, existe una amplia justificación para considerar una patogénesis similar para la enfermedad de Alzheimer, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y otras encefalopatías espongiformes, tales como la enfermedad de las vacas locas. De hecho, la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob y la enfermedad de Alzheimer a menudo coexisten y en este momento se cree que difieren sólo por los cambios físicos que dependen del tiempo.

Un reciente estudio indica que el 13 por ciento de las víctimas de "Alzheimer” en realidad tienen la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob". [El énfasis es mío]

Los investigadores también señalan que la tuberculosis bovina sirve como vector de la enfermedad de las vacas locas humana (también conocida como la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob). La tuberculosis bovina es una de las amenazas de enfermedades más prevalentes en las CAFO americanas y los investigadores citan datos de USDA donde sugieren que entre el 20-40 por ciento de las vacas lecheras en Estados Unidos están infectadas en un momento dado.

La evidencia es ciertamente sugestiva, y desde mi punto de vista, es una razón más para evitar todas las carnes de animales criados en operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFO). Y recuerde, la carne que se vende en los súpermercados y se sirve en los restaurantes son de animales CAFO al menos que se indique lo contrario como: Alimentada con Pastura u Orgánica.

Estrategias para Prevenir el Alzheimer

Debido a que hay pocos tratamientos para la enfermedad de Alzheimer, y no hay cura disponible, solo le queda una sola solución y esta es evitar que le suceda en primer lugar. La alimentación es parte de un exitoso plan de prevención, y mi Plan de Nutrición optimizado puede ponerlo en el camino indicado en sentido.

Recuerde que cambiar los alimentos procesados por enteros es una parte importante o CLAVE de la ecuación, ya que el azúcar, el maíz y los granos transgénicos ahora están omnipresentes en la mayoría de alimentos procesados ​​que se venden en los Estados Unidos…

En términos de alimentación y otros factores de estilo de vida, las siguientes sugerencias podrían estar entre las más importantes para prevenir el Alzheimer:

  • Coma alimentos reales. Evite los alimentos procesados ya sea en cajas o enlatados. Usted, al alguien de su familia necesita pasar más tiempo en la cocina para preparar sus propios alimentos. Evite comer alimentos de cocinas industriales ya que pueden incluir docenas de miles de químicos en sus alimentos
  • Evite el azúcar y la fructosa refinada. Lo ideal es que mantuviera su consumo total de azúcar y fructosa por debajo de los 25 gramos al día o hasta 15 gramos al día si padece de resistencia a la insulina o trastornos relacionados
  • Evite el gluten y la caseína (principalmente el trigo y productos lácteos pasteurizados, pero no la grasa de los productos lácteos, como la mantequilla). Las investigaciones demuestran que su barrera hematoencefálica, la barrera que elimina las cosas que no pertenecen en el cerebro, se ve afectada de forma negativa por el gluten.
  • El gluten también hace a su intestino más permeable, lo que permite que las proteínas entren en su torrente sanguíneo, lugar al que no pertenecen. Eso sensibiliza su sistema inmunológico y promueve la inflamación y la autoinmunidad, ambos desempeñan un papel muy importante en el desarrollo del Alzheimer.

  • Optimice su flora intestinal comiendo regularmente alimentos fermentados o tomando un suplemento de probióticos de alta calidad y de alta potencia.
  • Aumente el consumo de todas las grasas saludables, incluyendo ácidos grasos omega-3. Grasas saludables que su cerebro necesita para un funcionamiento incluyendo, carnes orgánicas de animales de pastoreo, aceite de coco, olivas y aceite de oliva, aguacate, frutos secos, yemas de huevos orgánicos y mantequilla hecha de leche de vacas alimentadas con pastura.
  • El alto consumo de grasas omega-3 EPA y DHA ayuda a prevenir el daño celular causado por la enfermedad de Alzheimer, por lo tanto ralentiza su progresión, y la reducción de su riesgo de desarrollar el trastorno.

  • Reduzca su consumo total de calorías y/o ayune intermitentemente. Las cetonas se movilizan cada vez que reemplaza carbohidratos con aceite de coco y otras fuentes de grasas saludables. El ayuno intermitente es una poderosa herramienta para mejorar la habilidad de que su cuerpo recuerde cómo quemar grasa y reparar la resistencia a la inulina/leptina, que también es un factor principal que contribuye a la enfermedad de Alzheimer. Para obtener más información, por favor consulte este anterior artículo.
  • Mejore sus niveles de magnesio. Existe una emocionante investigación preliminar que sugiere fuertemente una disminución en los síntomas de Alzheimer con tan solo aumentar los niveles de magnesio en el cerebro. Desafortunadamente, la mayoría de los suplementos de magnesio no superan los niveles sanguíneos en el cerebro, pero un nuevo, el treonato magnesio, parece y resulta prometedor para el tratamiento de esta condición y puede ser superior a otras formas.
  • Lleve una alimentación rica en folato. Los vegetales, sin lugar a dudas, son la mejor fuente de folato y debe comer todos los vegetales crudos y frescos. Evite los suplementos de ácido fólico, que es una versión sintética inferior de folato.
  • Haga ejercicio regularmente. Se ha sugerido que el ejercicio puede causar un cambio en la forma en la que se metaboliza la proteína amiloide, por lo tanto, reduce la aparición y progresión de Alzheimer. El ejercicio también aumenta los niveles de la proteína PGC-1 alfa.
  • Las investigaciones también han demostrado que las personas con Alzheimer tienen menos PGC-1 alfa en sus cerebros  y las células que contienen más de la proteína producen menos proteína amiloide tóxica relacionada con el Alzheimer. Yo recomendaría revisar la Técnica Peak Fitness para mis recomendaciones específicas.

  • Optimice sus niveles de vitamina D por medio de la exposición al sol. Tener los niveles adecuados de vitamina D es sumamente importante para el funcionamiento apropiado del sistema inmunológico para combatir la inflamación que está relacionada con el Alzheimer.
  • Evite o elimine el mercurio de su cuerpo: Las amalgamas dentales, que el 50 por ciento de su composición es mercurio, son una de las principales fuentes de toxicidad por metales pesados. Sin embargo, debería estar sano antes de practicarse una extracción. Una vez que haya implementado los cambios alimentarios descritos en mi plan nutricional, puede seguir el protocolo de desintoxicación de mercurio y después encontrar un dentista biológico que le extraiga sus amalgamas.
  • Evite el aluminio de su cuerpo. Fuentes de aluminio incluyen los antitranspirantes, utensilios antiadherentes, coadyuvantes de vacunas, etc. Para obtener recomendación de como desintoxicarse de aluminio, por favor vea mi artículo anterior El Primer Caso Práctico que Muestra la Relación Entre el Alzheimer y la Toxicidad por Aluminio
  • Evite las vacunas para la gripe ya que la mayoría contienen mercurio y aluminio, que son neurotóxicos y agentes inmunotóxicos bien conocidos.
  • Evite los anticolinérgicos y los medicamentos de estatinas. Los medicamentos que bloquean la acetilcolina, un neurotransmisor del sistema nervioso, ha demostrado aumentar el riesgo de demencia. Estos medicamentos incluyen a ciertos analgésicos para dolor nocturno, antihistaminas, pastillas para dormir, ciertos antidepresivos, medicamentos para controlar la incontinencia y ciertos analgésicos narcóticos.
  • Los medicamentos de estatinas son particularmente problemáticos porque suprimen la síntesis de colesterol, agotan su cerebro de coenzima Q10, vitamina K y neurotransmisores, también previenen la entrega adecuada de ácidos grasos esenciales y antioxidantes solubles en grasa a su cerebro inhibiendo la producción de biomoléculas indispensables conocidas como lipoproteína de baja densidad.

  • Desafíe a su mente todos los días. La estimulación mental, especialmente aprender algo nuevo, como aprender a tocar un instrumento o un nuevo idioma, está relacionada con una disminución del riesgo de Alzheimer. Los investigadores sospechan que el desafío mental ayuda a fortalecer el cerebro, haciéndolo menos susceptible a lesiones relacionadas con el Alzheimer.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.