Aceite de Kril: El Alimento Asiático Sorprendentemente Poderoso que Proporciona Beneficios de Salud Más Que el Aceite de Pescado

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Julio 18, 2015 | 28,506 vistas

Historia en Breve

  • Krill, o Okiami, como lo llaman los japoneses, ha sido una preciada fuente alimentaria en muchos países de Asia desde el siglo 19, o incluso antes
  • El krill beneficia su salud al ofrecer dos de los nutrientes más importantes que conocemos: el aceite omega-3 de origen animal, EPA y DHA, y un potente antioxidante carotenoide marino llamado astaxantina
  • Según un estudio, el aceite de kril tiene efectos similares al aceite de pescado sobre los lípidos séricos, estrés oxidativo e inflamación--pero a diferencia del aceite de pescado, funciona incluso con dosis más bajas de EPA y DHA
  • EPA y DHA proporcionan una variedad de beneficios para la salud, incluyendo para el corazón, los ojos y las enfermedades causadas por la inflamación. Sin embargo, en el aceite de pescado estas grasas omega-3 se encuentran en forma de triglicéridos, mientras que en el aceite de krill se encuentran en forma de fosfolípidos

Por el Dr. Mercola

¡Más buenas noticias sobre el kril!

Según un estudio,1 el aceite de kril tiene efectos similares al aceite de pescado sobre los lípidos séricos, estrés oxidativo e inflamación--pero a diferencia del aceite de pescado, funciona incluso con dosis más bajas de EPA y DHA.

EPA y DHA proporcionan una variedad de beneficios para la salud, incluyendo para el corazón, los ojos y las enfermedades causadas por la inflamación. Sin embargo, en el aceite de pescado estas grasas omega-3 se encuentran en forma de triglicéridos, mientras que en el aceite de krill se encuentran en forma de fosfolípidos.

Según el estudio:

"Un total de 113 participantes fueron asignados al azar en tres grupos. Treinta y seis recibieron 6 cápsulas de 3 g de aceite de kril al día, con 543 mg de EHA y DHA; 40 recibieron 3 cápsulas de aceite de pescado de 1.8 g al día, con 864 mg de EPA y DHA... Los otros 37 no recibieron suplementación...Hubo un aumento significativo en plasma EPA, DHA y DPA en ambos los grupos que tomaron aceite de kril y de pescado... y no se observaron diferencias entre el grupo que tomo  aceite de pescado y aceite de krill. La dosis de EPA + DHA en el kril fueron de 62.8%  que en el aceite de pescado”

Este estudio apoya lo que he estado diciendo desde hace algún tiempo; que el kril en realidad es superior al aceite de pescado cuando se trata de optimizar los perfiles de colesterol.

Este estudio demostró que una dosis de kril que proporciona un 1/3 menos de DHA y EPA tuvo una influencia mucho más profunda en la relación de HDL y triglicéridos a colesterol, que son dos  factores predictivos más potentes y bien establecidos de la enfermedad cardiaca. De hecho, la primera publicación que hice sobre esta relación fue hace más de 15 años.

Esto probablemente se debe a la estructura fosfolípido liposomal del kril, que permite una mejor absorción en comparación con el aceite de pescado, y la astaxantina que está presente en kril.

Historia del Aceite de Krill

Krill, o Okiami, como lo llaman los japoneses, ha sido una preciada fuente alimentaria en muchos países de Asia desde el siglo 19, o incluso antes. Así como las tantas prácticas de salud, como la acupuntura y el natto, los asiáticos sabían cosas mucho antes que la mayoría de los occidentales.

El krill beneficia su salud al ofrecer dos de los nutrientes más importantes que conocemos: el aceite omega-3 de origen animal, EPA y DHA, y un potente antioxidante carotenoide marino llamado astaxantina.

Los beneficios de las grasas omega-3 realmente son de amplio espectro, desde la salud mental y conductal a cualquier edad, hasta prevenir la muerte prematura en una serie de enfermedades. Los beneficios probados de los omega-3 incluyen:

  • Enfermedad coronaria y derrame cerebral
  • Deficiencia de ácidos grasos esenciales en la infancia (desarrollo de la retina y el cerebro)
  • Función cerebral general, incluyendo la memoria y la enfermedad de Parkinson
  • TDAH
  • Trastornos autoinmunes (por ejemplo, lupus y nefropatía)
  • Osteoporosis
  • Enfermedad de Crohn
  • Cánceres de mama, colon y próstata
  • Hipertensión leve
  • Artritis reumatoide

Una de las principales ventajas del aceite de krill a diferencia del aceite de pescado es su potencia superior, lo que se demuestra claramente en este estudio. Los investigadores simplemente les dieron a los participantes 62.8 por ciento de EPA/DHA de aceite de krill que al grupo de aceite de pescado, sin embargo, ambos grupos mostraron niveles sanguíneos similares, lo que  significa que el krill fue más potente.

¿Por qué el aceite de krill es tan especial?

Su cuerpo absorbe el aceite de krill más rápido y más completo debido a su estructura de fosfolípidos.

Las Armas de Nutrición Masiva del Krill: Fosfolípidos y Colina

A diferencia de los aceites de pescado, el aceite de krill tiene omega-3 en forma de fosfolípidos--liposomas o pequeños paquetes que proporcionan los ácidos grasos directamente en sus células del cuerpo. La evidencia científica hasta la fecha ha demostrado que estos fosfolípidos son los portadores más seguros y eficaces de EPA y DHA.

Por desgracia, los aceites de pescado estándar carecen de este complejo de fosfolípidos. En cambio, contienen ácidos grasos de omega-3 en la forma menos beneficiosa de triglicéridos libres.

Esta relación única entre los fosfolípidos y los ácidos grasos de omega-3 facilita enormemente el que las moléculas de ácidos grasos pasen a la pared intestinal y de allí, directamente a los tejidos que las necesitan desesperadamente, como su cerebro. Esto hace que las grasas en el aceite de krill estén significativamente más biodisponibles que las del aceite de pescado. De hecho, estudios recientes muestran que el aceite de krill se absorbe 10-15 veces más que el aceite de pescado.

Cerca del 80-85 por ciento de aceite de pescado no se absorbe del intestino, lo que causa “eructos” en casi la mitad de los que lo toman, que lo suficientemente desagradable y muchos terminan por no tomarlo.

Cuando consume aceite de pescado, el hígado tiene que adjuntarlo a la fosfatidilcolina con el fin de que sea utilizado por su cuerpo.

Pero el aceite de krill YA contiene fosfatidilcolina.

El aceite de krill ya está en la forma fisiológicamente correcta, por lo que su cuerpo puede absorber y utilizar prácticamente el 100 por ciento.

La fosfatidilcolina se compone parcialmente de colina, que es el precursor del neurotransmisor vital de la acetilcolina, (que envía señales nerviosas al cerebro), y de trimetilglicina, que protege el hígado.

La colina es importante para el desarrollo cerebral, el aprendizaje y la memoria. De hecho, la colina desempeña un papel vital en el desarrollo cerebral tanto en el feto como en la infancia por lo que es especialmente importante si está embarazada o dando pecho.

Pero la superioridad de krill no termina ahí.

El Krill Esta Súper Cargado con Astaxantina—El Antioxidante Más Potente en la Tierra

El aceite de kril contiene uno de los antioxidantes más potentes jamás conocido llamado astaxantina, que le proporciona enormes beneficios para la salud, al igual que el propio aceite. La astaxantina es un antioxidante carotenoide que es exponencialmente más eficaz en eliminar los radicales libres peligrosos en comparación con el beta-caroteno, alfa-tocoferol, licopeno y luteína, que son otros miembros de su familia química. La astaxantina protege las células, órganos y tejidos del daño oxidativo.

Me he sorprendido particularmente con la habilidad de la astaxantina para ayudar a revertir las  quemaduras solares, daño por radiación, formación de cataratas y la degeneración macular, que es la causa más común de ceguera, relacionada con la edad.

Parte de la razón por la que la astaxantina es tan eficaz contra el daño inducido por la radiación es porque es producida por la microalga Haematococcus pluvialis cuando se agota su suministro de agua, lo que la obliga a protegerse de la radiación ultravioleta. El krill se alimenta de las microalgas y la astaxantina se concentra en su aceite.

Las Grasas Omega-3 Son Muy Frágiles y Necesitan Protección

Las grasas omega-3 están cargadas con enlaces dobles altamente perecederos que son particularmente susceptibles al daño oxidativo del calor, presión u oxígeno en el aire. No se necesita mucho para dañar estos dobles enlaces frágiles y cuando se dañan, el aceite se convierte en rancio y biológicamente inútil.

Hoy en día la gran mayoría del aceite de pescado en el mercado en realidad esta rancio incluso antes de que abra la botella, ya que no contiene este antioxidante. Cuando se expone al aire, el aceite de pescado (y el aceite de krill de baja calidad) se oxida en cuestión de minutos, y una vez oxidado, no le beneficiará ni en lo más mínimo—en realidad se agregara a la carga oxidativa de su cuerpo.

La astaxantina no sólo es ideal para eliminar los radicales libres, sino también actúa como un potente conservador natural, por lo que el aceite de krill es 200 veces más estable y resistente a la oxidación—lo que evita la rancidez en DHA y EPA.

Además de actuar como un conservador natural, se ha encontrado que los beneficios de la astaxantina son generalizados, incluyendo:

  • Prevenir y tratar un gran número de enfermedades oculares
  • Apoyar la inmunidad
  • Mejorar la salud cardiovascular
  • Estabilizar el azúcar en la sangre
  • Proteger su cerebro
  • Reducir la inflamación
  • Reducir su riesgo de cáncer
  • Prevenir las quemaduras solares

Y esta lista de cosas positivas está creciendo cada día.

El Krill Está Libre de Contaminantes, Es Ecológico y Es un Fuente Alimentaria Altamente Sustentable

El krill es la biomasa más abundante en la Tierra, lo que representa unos 500 millones de toneladas. A pesar de su creciente popularidad como fuente alimentaria, menos del 2 por ciento es capturada.

Contrariamente a una declaración hecha por la National Geographic que solo dijo una parte de la historia, el consumo humano de aceite de kril no les roba comida a nuestras ballenas. De hecho, la captura de pescado para aceite es más que una carga ambiental y es menos sustentable que la captura de kril, ya que el 90 por ciento de los peces que nadaban en los océanos hace 60 años ha desaparecido debido a la pesca excesiva.

La mayoría de los peces capturados son convertidos en harina de pescado que es utilizada para alimentar a otros peces, especialmente el pescado de piscifactoría.

De hecho, el kril no solo es la biomasa más grande del mundo, sino la captura de krill es uno de los procesos más regulados en el planeta, con el uso de estrictas normas internacionales de límite de captura precautoria que se monitorean periódicamente para asegurar la sustentabilidad.

Además de las preocupaciones ambientales sobre la captura de peces, hoy en día, muchos aceites de pescado en el mercado están contaminados con cantidades relativamente grandes de metales y sustancias químicas tóxicas. Son examinados para detectar rastros de toxinas como mercurio, al menos las marcas de mayor calidad. Sin embargo, hay muchas toxinas que no son analizadas rutinariamente, incluyendo PCB, dioxinas y estroncio radiactivo, por nombrar unos pocos.

El Krill, en especial el krill antártico, no tiene esta contaminación, ya que están en la parte inferior  de la cadena alimenticia de los peces y han tenido poco tiempo de vida para acumular toxinas.

Que Dice la Investigación Sobre las Grasas Omega-3 y Su Corazón

Hay muchos estudios de calidad que muestran que las grasas omega-3 benefician su sistema cardiovascular.

Éstos son sólo algunos ejemplos:

  • Investigadores de la Universidad de Southampton encontraron que las grasas omega-3 detienen la acumulación de depósitos grasos en las arterias.
  • Un estudio italiano2 (GISSI) de 11,324 sobrevivientes de ataques cardíacos, encontró que los pacientes que tomaron aceite de pescado redujeron notablemente el riesgo de otro ataque cardiaco, derrame cerebrovascular o muerte.
  • Investigadores daneses3 concluyeron que la suplementación con aceite de pescado podría ayudar a prevenir arritmias y muerte cardíaca súbita en hombres sanos.
  • Investigadores médicos estadounidenses reportaron que los hombres que consumieron pescado una o más veces a la semana tuvieron un riesgo del 50 por ciento menor de morir por un evento cardiaco4 repentino que los hombres que consumen pescado menos de una vez al mes.

Aunque estos estudios se realizaron con el aceite de pescado y no en el aceite de kril, ya que la ciencia sobre el krill apenas empezó a surgir. Sin embargo, del estudio anterior puede ver que la fuerte evidencia preliminar es que el kril proporciona los mismos EPA y DHA en una forma superior.

Recomendaciones Finales

Muchos médicos en Europa están sustituyendo los medicamentos convencionales por el aceite de krill para apoyar los niveles normales y saludables de lípidos y salud cardiovascular. Tengo la esperanza de que los médicos estadounidenses hagan lo mismo.

Y la gran noticia es que al parecer el aceite de krill funciona a una dosis más baja. Esto se traduce en un importante ahorro para usted, lo que lo hace mucho más económica que el aceite de pescado.

La calidad es parte de la esencia al momento de seleccionar cualquier suplemento y el aceite de krill no es la excepción, así que asegúrese de saber exactamente lo que está comprando.

Complementar su alimentación con una fuente de alta calidad de las grasas omega-3 como el aceite de kril autentico es una manera estupenda y rentable para mejorar enormemente su salud.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 link.springer.com
  • 2 ncbi.nlm.nih.gov
  • 3 ajcn.nutrition.org
  • 4 jama.jamanetwork.com