Por Qué las Recomendaciones Convencionales para las Personas con Alto Riesgo de Enfermedades Cardiacas Generalmente Empeoran la Condición

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Agosto 02, 2015 | 88,142 vistas

Historia en Breve

  • Los triglicérios son producidos principalmente por un exceso de carbohidratos, particularmente de glucosa y fructuosa. Si tiene altos niveles de triglicéridos, lo ideal sería reemplazar los carbohidratos por grasas saludables y vegetales
  • El colesterol HDL bajo está relacionado con altos niveles de azúcar en la sangre; el remedio es exactamente el mismo que en el punto anterior
  • Muchos estudios farmacéuticos reportan una reducción relativa del riesgo, en lugar de una reducción total; esta es una aberración estadística engañosa, que es muy confusa, ya que exagera gravemente la aparente efectividad del medicamento

Por el Dr. Mercola

Una de cada cuatro personas mayores de 40 años, en Estados Unidos, actualmente toma estatinas bajo la ilusión de que reducirán su riesgo de padecer enfermedades cardiacas.

El Dr. David Diamond, quien es un neurocientífico con un doctorado en biología, profesor de Psicología, Farmacología Molecular y Fisiología en la Universidad del Sur de Florida y científico de Investigación en el Hospital de Tampa VA, terminó investigando la alimentación y las estatinas como resultado sus propias cuestiones de salud, y sus conclusiones son muy diferentes de la situación actual en la medicina.

Por Qué Se Recomienda Erróneamente una Alimentación Baja en Grasa a Aquellas Personas con un Alto Riesgo de Padecer Enfermedades Cardiacas

Hace quince años, al solicitar un seguro de vida, el Dr. Diamond descubrió que tenía un alto riesgo de padecer una enfermedad cardiaca. Esto lo sorprendió, ya que había estado bien de salud, a pesar de haber subido cerca de 20 libras en el transcurso de 15 años y su familia no tenía un historial de enfermedades cardiacas.

"'Cuando revisé los resultados del examen de sangre, vi por qué me habían catalogado como en un alto riesgo', dice. "Se recomienda que los triglicéridos estén por debajo de 150, e incluso preferiblemente debajo de 100. Mis triglicéridos de 750 eran estratosféricos.

Mi lipoproteína de alta densidad (HDL), llamado el 'buen colesterol' que debería estar por arriba de 40 o 50, estaba entre 20 y 25.

Esa combinación de triglicéridos extremadamente altos y un muy bajo HDL me puso en un riesgo 15 veces mayor de padecer un ataque cardiaco en comparación con las personas con un índice de lípidos óptimo.

Creí que este era en verdad un examen de sangre anómalo. Pensé en hacer más ejercicio - he hecho ejercicio durante toda mi vida - y he seguido la alimentación recomendada por la American Heart Association (AHA), así que reduje mi consumo de grasa.

En seis meses, pensé, todo estaría de vuelta a la normalidad. Pero después de seis meses, los números eran los mismos".

Él admite su completa ignorancia sobre nutrición. Lo único que "sabía" era que las grasas saturadas son malas para la salud, ya que ocasionan enfermedades cardiacas y que el colesterol tapa las arterias – ambos datos son incorrectos.

Después de hacer ejercicio y seguir la alimentación recomendada baja en grasas durante cinco años, sus triglicéridos seguían en el rango de 700-800 y su HDL continúo siendo de entre 20-25. Para empeorar, subió otras cinco libras.

"Quizá el peor momento para mí fue cuando el doctor me pidió que tomara asiento y dijo 'Okay, el momento ha llegado. Haz hecho tu mejor esfuerzo, pero la alimentación y el ejercicio simplemente no han funcionado. Es momento de comenzar con los medicamentos'. Me recomendó tomar aceite de pescado, niacina y una estatina".

¿Qué Hace Que los Triglicéridos Se Eleven?

Antes de someterse a los medicamentos, el Dr. Diamond decidió investigar un poco sobre los triglicéridos. Su doctor lo había diagnosticado con hipertrigliceridemia familiar, un trastorno genético, pero el Dr. Diamond quiso leer un poco las publicaciones médicas, sólo para asegurarse de que había hecho todo lo que podía antes de comenzar a tomar medicamentos.

"Bueno, el primer ensayo que leí indicaba que los triglicéridos eran producidos principalmente por el exceso de carbohidratos, particularmente glucosa y fructuosa', dice. 'Y en cuanto a los niveles de HDL, se ve una relación entre los niveles bajos de HDL y las personas con altos niveles de azúcar en la sangre.

Había una obvia conexión entre la grasa de la alimentación con los triglicéridos y el HDL. Estaba estupefacto. Esta fue la primera de las muchas epifanías que he tenido al estudiar el colesterol, la alimentación y las enfermedades cardiacas.

Supuse que lo que tenía que evitar no era la grasa; ¡debía evitar los carbohidratos! Incluso hablé con mi doctor sobre esto.

Y, por supuesto, me dijo, 'Bueno, hará que esta mala situación empeore, ya que si comienza una alimentación tipo Atkins, incrementará la posibilidad de padecer una enfermedad cardiaca'.

Aun así, gracias a unos cuantos estudios que leí primero – y que ahora son unos pocos miles de estudios—aprendí sobre la conexión entre el consumo de carbohidratos, los altos niveles de azúcar en la sangre y los triglicéridos".

Reducir el Consumo de Carbohidratos Es la CLAVE para Reducir los Triglicéridos

Contrariamente a lo que le recomendó este doctor, el Dr. Diamond redujo dramáticamente su consumo de carbohidratos no vegetales y se alimentó con toda la grasa saturada que deseó. ¿Y, qué sucedió?

Después de haberse mantenido obstinadamente cerca de los 800 durante cinco años, sus triglicéridos se precipitaron a 150 – sin ningún medicamento en lo absoluto – y su HDL se duplicó, de 25 a 50.

Ciertamente, he tratado a muchos pacientes con triglicéridos altos, entre ellos a algunos con niveles de entre hasta 1,500-2,000 y he visto cómo se precipitan en tan poco tiempo como cinco días, al eliminar su consumo de carbohidratos e incrementar las grasas saludables.

Así que la muy buena noticia acerca de los triglicéridos altos es que pueden revertirse rápidamente al cambiar su alimentación.

"'Esto tuvo un profundo efecto en mí', dice el Dr. Diamond. 'Estaba indignado, en verdad, y este sentimiento de indignación aumentó dentro de mí. Sentía ciertamente que había sido engañado; que nos tenemos que preocupar de los carbohidratos, no de la grasa en particular.

Me di cuenta de que la satanización de la grasa saturada y el colesterol me había llevado por el mal camino. Para clarificar, las grasas buenas son las grasas naturales. Cuando se habla de grasas saturadas naturales, se trata de grasas de alta calidad.

Las grasas parcialmente hidrogenadas – especialmente los aceites antinaturales, como el aceite de maíz y de soya, que se oxidan extremadamente al calentarse son muy dañinas.

No es que yo consuma grasa imprudentemente. Evito tales grasas vegetales artificiales y me quedo con aquellas que son de muy alta calidad, como el aguacate y el aceite de oliva. Cocino con aceite de coco'".

Esta experiencia lo motivó a desarrollar un curso para la Universidad llamado "Ética Médica", en el cual enseña a los alumnos cómo evaluar la ciencia de la nutrición y las enfermedades cardiacas.

En el 2011, el Dr. Diamond también dio una conferencia titulada: "How Bad Science and Big Business Created the Obesity Epidemic" (Como la Ciencia y las Grandes Corporaciones Crearon la Epidemia de Obesidad), la cual está disponible en línea.

La Decodificación de la Verdad Sobre el Colesterol Alimenticio

Antes de reeducarse a sí mismo, el Dr. Diamond creía firmemente que el colesterol alimenticio tapa las arterias y causa ataques cardiacos. Era parte de su educación médica, pero, como descubrió, todo era incorrecto.

El hígado, en su mayoría, controla el nivel de colesterol en la sangre. Y mientras que las personas con enfermedades cardiacas tienen colesterol que tapa sus arterias, no es el consumo de colesterol lo que ocasiona que se acumule ahí.

Las arterias tapadas son causa de la inflamación de la pared de la arteria y el cuerpo intenta protegerse a sí mismo al almacenar ahí el colesterol.  La pregunta es, ¿qué ocasiona la inflamación de la pared arterial? Los factores alimentarios clave que promueven la inflamación crónica son: el azúcar, grasas trans y el colesterol oxidado, el cual, repito, es el que se obtiene al calentar los aceites vegetales parcialmente hidrogenados.

Por otra parte, el aceite de coco es una excelente grasa saturada saludable para cocinar, ya que se oxida mucho menos que otros aceites al ser expuesto al calor intenso. Tiende a no provocar inflamación, por el contrario, el aceite de coco tiene una poderosa actividad antiinflamatoria.

Como nota adicional, un punto innovador acerca del aceite de coco que muchas personas desconocen es que, para aquellas personas, como yo, que padecen de una condición genética llamada beta-talasemia – o colesterol bajo crónico, lo cual puede ser bastante dañino – el aceite de coco puede ser utilizado, en lugar de los medicamentos, para elevar el colesterol.

La medicina convencional insiste en que el colesterol alto es malo para la salud, pero el colesterol excesivamente bajo puede tener consecuencias muy graves, como un riesgo elevado a padecer demencia, depresión y agresión. El colesterol bajo también puede disminuir su expectativa de vida.

"En las personas mayores, de más de 60 años, el colesterol alto está relacionado con una mejor salud y mayor longevidad. Esto sorprende completamente a las personas. Pero las personas de 65 años con un colesterol total de 300 vivirán más tiempo que aquellas con el colesterol por debajo de los 200", dice el Dr. Diamond.

Curiosamente, las investigaciones han demostrado que el consumo de aceite vegetal en realidad disminuye los niveles de colesterol. Así que si se les da aceite de maíz a las personas que padecen de enfermedades cardiacas, podríamos esperar que tengan mayor longevidad y mejor salud. Pero eso NO es lo que sucede.

Una prueba1 publicada en 1965 analizó esta hipótesis al darles dos cucharadas de aceite de maíz al día a hombres diagnosticados con enfermedades cardiacas. Luego, se compararon sus exámenes de salud con los de hombres con enfermedades cardiacas, que no habían consumido aceite de maíz.

"Después de tres años, los resultados eran completamente claros. Los hombres que consumieron aceite de maíz tuvieron menos colesterol y el doble de ataques al corazón y fallecimientos debido a las enfermedades cardiacas en comparación con un grupo que consumió prácticamente lo que quiso.

Para mí, esto debería de haber terminado con cualquier creencia acerca de que disminuir el colesterol es bueno para usted y el ensayo decía explícitamente que las personas con enfermedades cardiacas no deberían consumir aceite de maíz; es dañino. Sin embargo, la Asociación Americana del Corazón aun recomienda el aceite de maíz a las personas. ¿Por qué? Dos razones: Disminuye el colesterol y 2) la industria del aceite de maíz es un patrocinador de la Asociación Americana del Corazón".

Los Doctores Están Mal Informados Sobre Nutrición Por una Razón

Cuando el Dr. Diamond da sus conferencias acerca del colesterol a los médicos, a menudo quedan estupefactos por lo que escuchan. Desafortunadamente, su "ignorancia educada" no es un accidente. Si estudia detenidamente, encontrará que la ignorancia de la profesión médica acerca del colesterol fue cuidadosamente diseñada.

Comenzó hace alrededor de un siglo con el Flexner Report, financiado por las fundaciones Carnegie y Rockefeller, quienes quisieron que se extirpara la ciencia nutricional del plan de estudios de la escuela médica.

Su empeño tuvo éxito y, por los últimos cien años, la mayoría de los médicos han sido, y aun son, ignorantes acerca de la nutrición. La razón para esto, si no se ha dado cuenta aun, es que si supieran cómo sanar a través de los alimentos, ¿para qué recetarían medicamentos?

Lo que se le enseña a los doctores acerca de nutrición en la escuela de medicina está mal. Y está mal a causa de un diseño creado para generar enfermedades que incrementan las ganancias de las compañías de medicamentos, las cuales son fruto de la industria química que las fundaciones Carnegie y Rockefeller financiaron a inicios del siglo XX. 

La Diferencia Entre un Riesgo Total y un Riesgo Relativo en las Investigaciones Médicas

El Dr. Diamond publicó recientemente un ensayo2,3   en conjunto con el Dr. Uffe Ravnskov. En él, se resalta el uso engañoso del riesgo total contra el riesgo relativo en las investigaciones médicas. Hay una diferencia masiva entre los dos y es fácil confundir a las personas con los riesgos relativos. Específicamente, los doctores Diamond y Ravnskov enfatizaron en que la forma en la que los investigadores de las estatinas han presentado sus datos ha sido engañosa.

"Este riesgo total contra el riesgo relativo inició en un ensayo publicado en la Revista de la Asociación Médica Americana (JAMA) en 1984. Antes de la era de las estatinas, el medicamento colestiramina, un secuestrador del ácido biliar, podía disminuir dramáticamente el colesterol. Los hombres con los mayores niveles de colesterol, alrededor de 290, fueron tratados con colestiramina, sin un grupo de control.

Después de siete años y de haber gastado más de $100 millones, no se tenía casi ninguna incidencia de enfermedades cardiacas y el 95 por ciento de los hombres no tuvieron ningún efecto adverso en lo absoluto. El primer problema fue: ¿es dañino el colesterol alto? La respuesta según este estudio es que no… Pero sucede algo extraño cuando las compañías de medicamentos, u otras personas cuyo objetivo no es meramente científico, apoyan los estudios sobre el colesterol".

Un estudio común acerca de las enfermedades cardiacas dura entre dos y tres años y, en ese tiempo, quizá el dos por ciento de las personas en el grupo de los placebos tendrá un ataque cardiaco. Entonces, la incidencia actual de un ataque cardiaco es dos por ciento. En el grupo que recibe el medicamento que se estudia, quizá el uno por ciento padecerá un ataque cardiaco.

La diferencia entre el grupo del placebo y el grupo con el tratamiento es de uno por ciento – esta es la reducción total del riesgo. La reducción total del riesgo de uno por ciento significa que se necesita tratar a 100 personas para prevenir la incidencia de un ataque cardiaco en sólo una persona.

"En donde las personas comienzan a hacer trampas es en lo que se conoce como riesgo relativo. Cuando las personas publican estos estudios y hablan con los medios, no quieren decir que tienen una reducción del uno por ciento de los ataques cardiacos. Eso no vende bien los medicamentos. Entonces dicen que la diferencia es de los dos ataques cardiacos  [en el grupo del placebo] a un sólo ataque al corazón [en el grupo del tratamiento] y la diferencia es del 50 por ciento.

De haber reducido un ataque al corazón de una persona de entre 100, con la reducción relativa del riesgo se puede decir que se redujeron los ataques al corazón el 50 por ciento. Ese era el punto principal de nuestro ensayo: que esto es engañoso y que confunde a las personas, ya que cuando hablamos con los doctores y con el público, no tienen ninguna idea de que esta ha sido una manipulación de la información, básicamente para amplificar los pequeñísimos efectos de las estatinas', dice el Dr. Diamond.

"Es una aberración estadística. La razón por la que es confuso es porque las personas en realidad no saben que se habla de la incidencia de un evento adverso entre dos grupos, que ha sido expresado como un índice. Las personas asumen que el 50 por ciento significa la mitad de la población total que recibe el tratamiento.

Las personas me han dicho que cuando toman estatinas y que cuando ven números como 30, 40 o 50 por ciento menos, casi se sienten inmunes a padecer un ataque cardiaco. Cuando les explico que básicamente, 'se sienten afortunados por que serán ese uno de entre 100 que tendrá un ataque cardiaco menos', entonces no se sienten tan animados. Cuando comencé a hablar sobre los efectos adversos de tomar estatinas, muchas personas dejaron de tomarlas".

Otras Formas En las Que Se Manipulan y Se Sesgan los Estudios

Al final del día, lo que en verdad importa es cuál es el riesgo a fallecer; el riesgo absoluto. De acuerdo con el Dr. Diamond, es bastante común no ver NINGÚN efecto real en la mortalidad por todas las causas de la disminución del colesterol. Actualmente, algunas personas podrían decir que incluso si las estatinas tan sólo salvan a una persona de entre 100, aun vale la pena tomar el medicamento.

Pero esto también debe ser sopesado con los efectos secundarios, que pueden ser: dolor muscular, daño muscular (incluso daño al músculo del corazón) y la inhibición de la producción de la coenzima Q10.

Esto es increíblemente importante, ya que no sólo aumenta los riesgos a los problemas cardiacos, sino también a la demencia. Las estatinas también aumentan el riesgo a la diabetes, la cual es un factor de riesgo para las enfermedades cardiacas y la muerte por todas las causas. También vale la pena mencionar que los efectos secundarios "conocidos" pueden minimizarse por la forma en la que se diseña el estudio.

También se habla sobre esto en el ensayo de los doctores Diamond y Ravnskov. Una forma en la que se esconden los efectos secundarios es al permitir a los participantes que se salgan del estudio. Obviamente, si las personas tienen efectos secundarios, querrán renunciar y salirse de la prueba.

Pero al excluir a aquellos que se retiran debido a los efectos secundarios y al sólo observar a los sujetos que se quedan en el estudio hasta el final, únicamente vera a las personas a las que les fue razonablemente bien con el medicamento.

"La otra cosa que me parece increíble es que, ahora que vemos la nueva generación de inhibidores de la proproteína convertasa subtilisina kexina tipo 9 (PCSK9), de pronto los investigadores comienzan a hablar acerca de personas que son intolerantes a la estatina.

Dicen que hasta el 20 por ciento de las personas que toman estatinas son intolerantes, debido a todos los efectos secundarios. Por fin comienzan a hablar acerca de los efectos secundarios, porque ahora, ya hay otro medicamento que excede potencialmente a las estatinas".

Otro aspecto de los efectos secundarios sobre los que escribe el Dr. Diamond en su ensayo es que el colesterol bajo está relacionado con aumentar el riesgo de padecer cáncer. Las personas con un nivel de colesterol de 180 o menos tienen un riesgo mucho mayor en comparación con las personas cuyo nivel es de 280. Las pruebas de estatinas generalmente no continúan después de cuatro años, lo cual no es suficiente para detectar si incrementa el cáncer.

Aun así, a pesar de la corta duración de las pruebas de estatinas, se pueden encontrar estudios que muestran un aumento significativo en el cáncer. Por ejemplo, un largo estudio reciente de una década de duración mostró que las mujeres que habían tomado estatinas tenían más del doble del índice de cáncer de mama en comparación con aquellas que no las habían tomado. "Creo que se tienen muy pocas dudas acerca de que el colesterol bajo en general y, en particular aquel que ha sido reducido con estatinas, incrementa el desarrollo del cáncer", dice el Dr. Diamond.

Tenga Cuidado con la Nueva Generación de Medicamentos Para Disminuir el Colesterol

La nueva generación de medicamentos diseñados para disminuir el colesterol son inhibidores PCSK9 y, de acuerdo con el Dr.Diamond, prácticamente está garantizado que causarán daño. Actualmente, todavía no están disponibles a la venta, pero se busca la aprobación de la FDA. Estos medicamentos no funcionan de la misma forma que las estatinas. Una enzima llamada PCSK9 causa una degradación del receptor LDL que se vuelve a unir a los lípidos de baja densidad (LDL).

Si no tiene ese receptor, el colesterol permanece en la sangre. Al bloquear esta enzima, termina con más receptores LDL en la superficie de la célula. El LDL puede desatar al colesterol y llevarlo dentro de la célula. Conforme trae más colesterol a la parte interior de la célula, extraerá el colesterol de la sangre, por lo tanto es muy efectivo para disminuir el colesterol sérico. Ya que el mecanismo de acción es completamente diferente al de las estatinas, no tienen los mismos efectos secundarios, pero esto no significa que benefician a la salud.

"Básicamente, se tiene un medicamento que es una 'cura' relativa en esta etapa, en lo que respecta al mecanismo. Pero, las personas terminarán con todas estas células completamente llenas de colesterol y, eso es bastante antinatural', dice el Dr. Diamond. 'El PCSK9 es un hermoso sistema equilibrado. Se trae el LDL dentro de la célula, se desintegra el receptor LDL y todo está equilibrado. Este medicamento lo va a desequilibrar.

Va a interferir en el funcionamiento de las células, ya que están cargadas de colesterol que no debería estar ahí. Finalmente, es muy probable que esto contribuya a toda clase de disfunciones… No se supone que las células cerebrales estén llenas de colesterol. Lo necesitan, pero deben ser capaces de desarrollar nuevas células cerebrales  y nuevas conexiones, no deben tener esas células llenas de colesterol".

Nunca Es Demasiado Tarde Para Tomar el Control de Su Salud

El veinticinco por ciento – una de cada cuatro – de las personas en Estados Unidos de más de 40 años actualmente toman una estatina. Si está leyendo este artículo y no toma ninguna estatina, lo felicito. Pero está casi garantizado que alguien que usted conoce la toma. Mi consigna es "tome el control de su salud" y la historia del Dr. Diamond demuestra qué tan importante es este concepto. Incluso los doctores deben hacer su propia investigación cuando se trata de su propia salud. Nadie es inmune al consejo benévolo pero desinformado de sus doctores.

"No le doy consultas médicas a nadie; no soy un médico', dice el Dr. Diamond. 'Les doy información a las personas. Y dejo muy en claro que las personas necesitan tomar su propia salud en sus propias manos… El problema que tenemos es que si su doctor le dice que tiene que tomar una estatina, es casi como si esto hubiera sido grabado en piedra. Las personas se resisten a cambiar su parecer.

Pero, cuando van a mi conferencia - y doy conferencias de todo el día; hablo sobre el cerebro, nutrición y enfermedades cardiacas - una vez que la han escuchado dejan de tomar su estatina, porque revisamos toda la información. Les brindo la perspectiva histórica, así como la perspectiva mecánica.

Pero soy muy reacio a hablar con las personas, porque causa demasiados conflictos. Porque, después de hablar conmigo, vuelven con su doctor y él les dice, 'Bueno, ¿y en qué escuela médica estudio?' Es la respuesta típica. '¿En quién va a confiar? Yo soy su doctor'. Saber en quién confiar es un problema serio para las personas".

Ciertamente, muchas personas enfrentan verdaderos dilemas cuando se trata de su salud, ya que no están seguros de quién les está dando la información correcta. Yo le instaría a que observe su situación y se pregunte a sí mismo, "¿lo que estoy haciendo está funcionando?" Si, como el Dr. Diamond, por años usted ha seguido una alimentación baja en grasa y ha hecho ejercicio y no ve ninguna mejora, es probable que no sea lo correcto. La pregunta entonces es, ¿está dispuesto a probar una ruta diferente?

Desde mi perspectiva, simplemente no cabe duda que las recomendaciones alimentarias convencionales son responsables de muchas de las actuales epidemias de salud, como la obesidad, diabetes, enfermedades cardiacas y cáncer. En esencia, las recomendaciones son contrarias a la verdad. La mayoría de los doctores recomiendan una alimentación baja en grasas y alta en carbohidratos y alimentos y bebidas endulzadas artificialmente para perder peso y proteger el corazón.

En realidad, esta es una receta segura para la resistencia a la insulina, diabetes, obesidad y las enfermedades relacionadas. Muchas personas perderían peso y mejorarían su salud al voltear de cabeza la pirámide alimentaria tradicional, como muestra mi Pirámide Alimentaria para una Salud Optimizada, en la cual la mayoría de las calorías se obtiene de las grasas saludables, en conjunto con una moderada cantidad de proteína de alta calidad y muy pocos carbohidratos no vegetales. Los vegetales pueden consumirse sin límites.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Br Med J. 1965 Jun 12; 1(5449): 1531–1533
  • 2 Expert Review of Clinical Pharmacology March 2015:8(2); 201-210
  • 3 Eurekalert February 20, 2015