Ocultar
Tiroides

Historia en Breve -

  • Si padece hipotiroidismo, significa que su tiroides es muy lenta o hipoactiva, por lo que produce menos de la cantidad adecuada de la hormona tiroidea.
  • Desafortunadamente, la solución de la medicina convencional para el hipotiroidismo es siempre la misma: recetar Synthroid (levotiroxina), una hormona tiroidea sintética, la cual ocupa el cuarto lugar de los medicamentos más recetados en Estados Unidos
  • El medicamento Synthroid (levotroxina sódica) para la tiroides está, como insinúa su nombre, muy lejos de ser natural. No es bioequivalente a la hormona tiroxina natural, en cambio, es una sustancia sintética parecida a las hormonas y con propiedades muy diferentes
  • Se explican los 3 factores principales que ocasionan la hipoactividad de la tiroides
 

¿Los Medicamentos Sintéticos Están Empeorando Su Tiroides?

Agosto 18, 2015 | 79,995 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Si padece hipotiroidismo, significa que su tiroides es muy lenta o hipoactiva, por lo que produce menos de la cantidad adecuada de la hormona tiroidea. El estimado más reciente sugiere que 20 millones de personas en Estados Unidos padecen hipotiroidismo, aunque los números reales podrían ser mayores. Algunos expertos afirman que entre el 10 y el 40 por ciento de las personas en Estados Unidos tienen una función tiroidea subóptima, la que generalmente no se diagnostica ni se trata.

Desafortunadamente, la solución de la medicina convencional para el hipotiroidismo es siempre la misma: recetar Synthroid (levotiroxina), una hormona tiroidea sintética, la cual ocupa el cuarto lugar de los medicamentos más recetados en Estados Unidos.

El medicamento pretende ser idéntico a la tiroxina (T4) – la hormona que produce la glándula tiroides, pero si vemos las propiedades estructurales y funcionales de cada substancia en las imágenes siguientes de GreenMedInfo, podemos ver que en realidad son bastante diferentes.

synthroid

Fuente de la imagen: GreenMedInfo

Por qué el Synthroid No Es Un Tratamiento Óptimo Para el Hipotiroidismo

Si su glándula tiroides no produce suficiente hormona T4, una opción lógica parecería reemplazarla con una alternativa hecha por el hombre. Sin embargo, hay varias razones por las cuales ésta debería ser seriamente la última opción, y no la primera opción de tratamiento.

Para empezar, el Synthroid sintético no es idéntico a la hormona tiroidea natural, en lo que respecta al cuerpo. Según afirma GreenMedInfo:

“Las grandes diferencias en la estructura química y molecular de [Synthroid y Thyroxine] reflejarán simultáneamente diferencias funcionales y del comportamiento. No se puede “engañar” a ninguna célula del cuerpo humano para que consideren que son bioequivalentes, incluso si la industria médica convencional reitera infinitamente las afirmaciones de los fabricantes que indican que el cuerpo las considera idénticas a la hormona natural.

… SI la industria farmacéutica creara un medicamento tiroideo verdaderamente IDENTICO a la hormona natural que quiere reemplazar, no sería capaz de reclamar un producto privado, patentable y, por lo tanto, rentable, es decir, que no hay ninguna recompensa si se reproduce exactamente el gran trabajo de... la naturaleza”.

En algunos casos, el Synthroid podría empeorar la condición, ya que la T4 sintética podría competir contra la T4 natural por los receptores celulares.

Además, el tratamiento farmacéutico convencional, como el Synthroid, sólo reemplaza la T4, y deja que el cuerpo la convierta en T3 (triiodotironina, la forma activa de la hormona). La mayoría de las personas no pueden convertir efectivamente la T4 de una preparación sintética tiroidea en T3, lo cual podría explicar por qué las investigaciones han mostrado que a menudo es más efectiva una combinación de T4 con T3, en lugar de la T4 sola.

La conversión a T3 puede verse obstaculizada por deficiencias nutricionales, como una baja cantidad de selenio, ácidos grasos omega-3 inadecuados, una baja cantidad de zinc, y por la sustancias químicas del ambiente o el estrés.

Así que, frecuentemente, tomar la T4 sola podría sólo brindar una mejora parcial.

El Synthroid también es un medicamento notablemente difícil de recetar y de mantener dentro del rango de las dosis óptimas. Si se toma demasiado poco no mejorará el hipotiroidismo…si se toma en exceso, se está en peligro de una variedad de efectos secundarios graves, como fracturas de huesos,1 daños a la fertilidad, ritmo cardiaco irregular, debilidad muscular, falta de sueño, vómitos, y, como dice la página web de Synthroid, “otras situaciones médicas inusuales".2

Si la suplementación es necesaria, el mejor acercamiento es una terapia que combine la T4 y la T3. Los productos tiroideos naturales, como Armour thyroid, son una combinación de T4, T3 y T2 hecha con tiroides porcina disecada o seca. Se le ha dado una mala reputación a Armour thyroid a lo largo de los años, ya que los médicos la perciben como inestable y poco fiable, en cuanto a la dosis. Sin embargo, se le han realizado muchos cambios al producto, por lo que ahora es una opción segura y efectiva para tratar el hipotiroidismo.

De hecho, un estudio demostró claramente que los pacientes con hipotiroidismo mostraron mayores mejoras en el estado de ánimo y función cerebral3 al ser tratados con Armour thyroid, en vez de Synthroid.

Pero, quizá el mayor problema sea que en muchos casos, la intervención temprana, con cambios de estilo de vida, puede restaurar la función tiroidea al tratar las causas subyacentes de la condición. Siempre es mejor tratar la causa subyacente para devolver la tiroides a la normalidad, en vez de tomar una hormona tiroidea externa -- especialmente si es una versión sintética.

El Synthroid No Trata la Causa Subyacente de los Problemas de Tiroides

Debería tomarse una hormona tiroidea únicamente después de haber descartado otras condiciones que podrían causar la disfunción tiroidea, como fatiga suprarrenal, gluten u otras alergias alimentarias, desequilibrio hormonal, y más.

La tiroides es una pequeña glándula que produce dos hormonas tiroideas principales: T4 y T3. Cerca del 90 por ciento de las hormonas producidas por esta glándula está en su forma T4, que es la forma inactiva. El hígado convierte esta T4 en T3, su forma activa, con la ayuda de una enzima. La tiroides también produce T2, una hormona adicional, la cual hasta ahora es el componente menos comprendido de la función tiroidea y es sujeto de muchos estudios actualmente en desarrollo.

Las hormonas de la tiroides funcionan en un circuito de retroalimentación con el cerebro—particularmente con la pituitaria y el hipotálamo—para regular la liberación de la hormona tiroidea. El hipotálamo produce TRH (hormona liberadora de tirotropina), y la pituitaria produce TSH (hormona que estimula la tiroides). Si todo funciona adecuadamente, podemos estar seguros de que hay las cantidades suficientes de T3 y T4.

Estas dos hormonas – T3 y T4 – son las que controlan el metabolismo de cada célula del cuerpo. Pero su delicado equilibrio puede ser interrumpido por desequilibrios nutricionales, toxinas, alérgenos, infecciones y estrés. Si la T3 es deficiente, ya sea debido a que no se produce la suficiente o que la T4 no se convierte adecuadamente, sufre el sistema entero.

3 Factores Principales que Ocasionan la Hipoactividad de la Tiroides

Desde los alimentos que consume, hasta las sustancias químicas en el ambiente, la tiroides es vulnerable a una variedad de factores externos. Algunos de los más importantes son:

  1. Su Alimentación
  2. La alimentación es increíblemente importante para una función tiroidea óptima. Si sigue mi plan nutricional, su metabolismo será más eficiente, por lo que será más fácil que su tiroides mantenga todo bajo control. Una alimentación saludable también normalizará los niveles de azúcar y lípidos en la sangre y mejorará el sistema inmunológico, así que la tiroides tendrá que superar menos obstáculos.

    Es importante eliminar la comida chatarra, los alimentos procesados, endulzantes artificiales, grasas trans y cualquier ingrediente químico, así como reemplazarlos con alimentos enteros sin procesar, y la mayor cantidad de alimentos orgánicos posible.

    Gluten

    En cuanto a los alimentos específicos, el gluten está entre las causas más comunes de disfunción de la tiroides, ya que frecuentemente desencadena respuestas autoinmunes en muchas personas y pude ser responsable de la tiroiditis de Hashimoto, una condición tiroidea autoinmune común, que a menudo no se reconoce.

    Esta funciona de la siguiente manera: el gluten puede ocasionar que el sistema gastrointestinal funcione defectuosamente, así que los alimentos que consume no se digieren completamente (Síndrome del Intestino Permeable). Estas partículas de comida pueden ser absorbidas en el torrente sanguíneo, donde el cuerpo las identifica erróneamente como antígenos - substancias que no deberían estar ahí. Entonces, el cuerpo produce anticuerpos contra ellas.

    Estos antígenos son similares a las moléculas de la glándula tiroides. Así que el cuerpo ataca accidentalmente a la tiroides. Esto es conocido como una reacción autoinmune o en la que el cuerpo se ataca a sí mismo.

    Soya

    Otro alimento que comúnmente empeora a la tiroides es la soya sin fermentar, ya que es alta en isoflavonas (o goitrógenos), que dañan a la glándula tiroides. Miles de estudios relacionan actualmente los alimentos de soya con la desnutrición, estrés digestivo, debilidad del sistema inmune, disminución cognitiva, trastornos reproductivos, infertilidad y una gran variedad de otros problemas – además de dañar a la tiroides.

    Yodo

    Por último, el yodo es un componente clave de la hormona de la tiroides. De hecho, los nombres de las diferentes formas de la hormona de la tiroides reflejan el número de moléculas de yodo unidas a ella – la T4 tiene cuatro moléculas de yodo, y la T3 tiene tres – lo que muestra la importancia del yodo en la bioquímica de la tiroides.

    Si no obtiene suficiente yodo de su alimentación (y la mayoría de las personas no lo obtienen), sin importar qué tan saludable esté la glándula tiroides, no tendrá el material suficiente para producir la suficiente hormona tiroidea.

  3. Estrés
  4. El estrés es uno de los mayores infractores para la tiroides, ya que su función está relacionada íntimamente con la función suprarrenal, la que a su vez se ve muy afectada por la forma en la que manejamos el estrés.

    Muchos de nosotros vivimos bajo estrés crónico, que ocasiona mayores niveles de adrenalina y cortisol, y el cortisol elevado tiene un impacto negativo en la función de la tiroides. Los niveles de la hormona de la tiroides descienden durante el estrés, mientras que, en realidad, se necesitan más hormonas de la tiroides en los momentos estresantes.

    Cuando el estrés se vuelve crónico, la gran cantidad de sustancias químicas del estrés (adrenalina y cortisol), producidas por las glándulas suprarrenales, interfieren con las hormonas de la tiroides y pueden contribuir a la obesidad, presión arterial alta, alto colesterol, inestabilidad del azúcar en la sangre, y más. Una respuesta prolongada al estrés puede ocasionar agotamiento suprarrenal (también conocido como fatiga suprarrenal), el que a menudo va de la mano de la enfermedad tiroidea.

  5. Sustancias Químicas Ambientales
  6. Las hormonas de la tiroides son muy vulnerables a las sustancias químicas del ambiente. Por ejemplo, el cloro, fluoruro y bromo son haluros, como el yodo, lo que significa que compiten por los receptores del yodo. Si está expuesto al bromo en exceso, no podrá mantener todo el yodo que necesita.

    El bromo está presente en muchos objetos de la vida cotidiana - plásticos, pesticidas, tratamientos de jacuzzi, sustancias resistentes al fuego, algunas harinas y productos horneados e incluso en algunas bebidas sin alcohol. Otras sustancias químicas que son particularmente dañinas para la tiroides son:

    • PFOA: las personas con el 25% más alto de concentración de PFOA (más de 5.7ng/ml) fueron dos veces más propensas a padecer enfermedades de la tiroides4 que aquellas personas con una concentración 50% más baja de PFOA (debajo de 4.0ng/ml). El PFOA se encuentra en los utensilios de cocina antiadherentes, ropa y alfombras antimanchas, empaques de alimentos y otros bienes de consumo.
    • Perclorato: es una sustancia química interruptora endócrina que afecta la función de la tiroides y la producción hormonal, al inhibir la absorción de yodo en la glándula tiroides. El perclorato es una sustancia química utilizada para hacer combustible de cohetes, fuegos artificiales, luces de emergencia y explosivos, así como algunos blanqueadores y fertilizantes. También es utilizada ampliamente en las industrias de defensa y pirotecnia, y actualmente ocasiona una gran contaminación de tierra y agua en muchas partes del mundo.
    • Fluoruro: el fluoruro, que se añade a muchos suministros municipales de agua potable en Estados Unidos, es particularmente dañino para la glándula tiroides. No todos los filtros de agua eliminan el fluoruro, así que asegúrese de que el que tenga sí lo haga. Además, se encuentra en la mayoría de las pastas de dientes, por lo que debe asegurarse de que utiliza una pasta dental sin fluoruro.
    • Triclosán: es una sustancia química que ayuda a reducir y a prevenir la contaminación bacterial, generalmente se encuentra en los jabones y geles de ducha antibacteriales, pastas dentales y algunos cosméticos, así como a los muebles, utensilios de cocina, ropa y juguetes.

¿Cómo Saber Si Su Tiroides Es Lenta?

Los análisis de laboratorio no son la herramienta más útil para diagnosticar las enfermedades de la tiroides, ya que la mayoría de los rangos de referencia están mal, particularmente el del examen de TSH. Además, muchos casos son subclínicos, y no aparecen en todos las medidas estándar de laboratorio.

Desafortunadamente, muchos doctores, que podrían ser los más convencionales, no hacen nada más que revisar la información de los análisis de laboratorio para diagnosticar las enfermedades de la tiroides, y generalmente ignoran los signos y síntomas que muestran los pacientes, como piel seca o pérdida de cabello. Es por ello que es tan importante que el practicante de salud que visite, sea experto en reconocer las enfermedades de la tiroides y pueda brindarle opciones de tratamientos naturales.

En mi reciente entrevista con el Dr. John Lowe, reconocido como uno de los expertos más importantes en el tratamiento de las enfermedades de la tiroides con medicina natural, habla acerca de la razón por la que la mayoría de las veces, los análisis de laboratorio convencionales son completamente inútiles para el diagnóstico.

Por ejemplo, con base en tres décadas de trabajo en esta área, y dos estudios rigurosos, el Dr. Lowe ha concluido que los análisis convencionales no se correlacionan con la evaluación mucho más importante de la hormona tiroidea en el cuerpo, el índice basal metabólico (una baja temperatura basal del cuerpo (BBT), menos de 97.6 grados F en promedio durante un mínimo de 3 días, podría ser un signo de hipotiroidismo).

Así que, si los análisis de laboratorio convencionales son poco confiables, ¿cuáles son los signos y síntomas que debemos tener en cuenta? Hay alrededor de 60 síntomas diferentes que indican que hay una enfermedad de la tiroides. La página del Dr. Lowe, www.DrLowe.com, contiene una lista completa de los signos y síntomas. He aquí algunos de los más comunes:

Fatiga Pérdida de cabello
Aumento de peso Sequedad en la piel, cabello, ojos y otras membranas mucosas
Exceso de tensión muscular y en los puntos de gatillo - para que los músculos se relajen completamente, deben estirarse y separarse los filamentos, lo que requiere energía (moléculas ATP) Si la hormona de la tiroides está baja, se reduce la ATP. Retraso en los reflejos profundos del tendón (fase de relajamiento lenta del reflejo de Aquiles) – la hormona de la tiroides controla la transcripción de los genes para la ATPasa de calcio. Cuando se golpea el tendón de Aquiles y el pie baja rápidamente y sube lentamente, es un signo de hipotiroidismo o de resistencia a la hormona de la tiroides. Esto se debe a la falta de moléculas ATP que brinden energía para que los filamentos contractuales se separen y se relajen, por lo que se muestra una fase lenta de relajación en el reflejo de Aquiles.

Consejos Para Optimizar Naturalmente la Función de la Tiroides

Si no se tratan las enfermedades de la tiroides pueden ocasionar enfermedades cardiacas, infertilidad, debilidad de los músculos, osteoporosis y, en casos extremos, coma o muerte - aun así, se estima que la mitad de los casos en Estados Unidos siguen sin ser diagnosticados. Si presenta algunos síntomas, hay una gran posibilidad de que la función de su tiroides necesite mejorar, incluso si los análisis de laboratorio parecen normales.

Afortunadamente, la salud se basa en pocos principios fundamentales, y, a pesar de que tendrá que afrontar algunos aspectos específicos de esta enfermedad en particular, la mayor parte de la terapia será la misma para prácticamente TODAS las enfermedades:

  • Llevar una alimentación nutritiva (una alimentación baja en azúcares, baja en granos, y básicamente orgánica es óptimamente nutritiva e antiinflamatoria)
  • Ejercicio
  • Evitar la soya
  • Evitar todas las fuentes de fluoruro, en el agua y en su pasta dental
  • Normalizar las hormonas
  • Evitar los medicamentos (prácticamente todos los medicamentos ocasionan más desequilibrios, es por ello que hay efectos secundarios y deterioro de la salud) y las toxinas del medio ambiente
  • Abordar el estrés

Esta "receta" no es diferente en el caso de las enfermedades de la tiroides, aunque recomiendo ampliamente visitar a un profesional médico que pueda ajustar estas recomendaciones, y añadir algunas más específicas, a su circunstancia única.

  • Coma suficientes vegetales marinos, como algas, que son ricos en minerales y yodo (hijiki, wakame, arame, dulse, nori y kombu), (asegúrese de que vienen de aguas sin contaminar).
  • Coma nueces de Brasil, que son ricas en selenio.
  • Obtenga suficiente luz solar, para optimizar sus niveles de vitamina D; si vive en un lugar donde la luz solar es limitada, quizá necesite suplementos de vitamina D3.
  • Coma alimentos ricos en vitamina A, como hojas verdes de diente de león, zanahorias, espinacas, col rizada, acelga, col berza y camotes.
  • Asegúrese de consumir suficientes grasas omega-3 de origen animal, como aceite de kril.
  • Utilice aceite orgánico y puro de coco para cocinar - es genial para saltear y sofreír muchas carnes y vegetales diferentes.
  • Filtre su agua para beber y bañarse.
  • Utilice un sauna infrarrojo para ayudarle a su cuerpo a combatir las infecciones y a desintoxicarse de los petroquímicos, metales, PCB, pesticidas y mercurio.
  • Filtre el aire de su hogar y su oficina, ya que esta es una de las formas en las que se obtienen los contaminantes ambientales.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.