Ocultar
Cereal

Historia en Breve -

  • La enorme compañía de alimentos Kellogg ha anunciado que dejará de utilizar colores y sabores artificiales en su cereal y bocadillos para finales de 2018
  • Su oponente General Mills anunció que eliminará gradualmente los ingredientes artificiales de sus productos de cereal para el año 2017
  • Incluso si se eliminan los sabores y colores artificiales, la mayoría de los cereales siguen siendo una combinación dañina altamente procesada de azúcares y granos
 

Kellogg Eliminará los Ingredientes Artificiales del Cereal y los Snacks

Agosto 19, 2015 | 15,030 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Kellogg, el productor más grande del mundo de cereal para el desayuno, anunció que dejará de utilizar colores y sabores artificiales en su cereal y bocadillos para finales de 2018. Actualmente, cerca del 25 por ciento de sus cereales en América del Norte aún contienen colores artificiales, mientras que cerca de la mitad todavía contienen sabores artificiales.

La compañía gigante del cereal ha visto que las ventas disminuyen conforme las personas en Estados Unidos buscan alimentos más naturales y sin una lista interminable de ingredientes sintéticos en la etiqueta. Las ganancias de la compañía en el segundo cuarto de 2015 disminuyeron un 2.2 por ciento en la sección de alimentos para el desayuno, en conjunto con una disminución de un 2 por ciento en la sección de snacks.1

El anuncio le pisa los talones a la noticia de su oponente General Mills, quien anunció que eliminará gradualmente los ingredientes artificiales en sus productos de cereal para 2017.

Los Ingredientes Artificiales No Tienen Lugar en el Desayuno

Las enormes compañías de alimentos intentan generar la imagen de que están cuidando su salud al eliminar los ingredientes cuestionables, pero la verdad es que sólo lo hicieron después de que el mercado lo demandó.

Una encuesta realizada por General Mills encontró que casi la mitad de los hogares en Estados Unidos intentan evitar consumir saborizantes y colorantes artificiales...y la compañía quiere que sus productos se mantengan siempre en esos hogares. Lauren Pradhan, directora de General Mills dijo para Washington Post:2

“Queremos asegurarnos de que el cereal sea relevante para las familias de hoy…así estaremos en las mesas del desayuno durante los siguientes cien años…Si estos ingredientes evitan que disfruten el cereal en la mañana, tenemos que eliminarlos”.

Sin embargo, en realidad estos ingredientes no tenían por qué estar en su desayuno en primer lugar. A partir de julio de 2010, la mayoría de los alimentos en Estados Unidos que contenían colorantes artificiales portaban etiquetas de advertencia que decían “podría tener un efecto desfavorable en la actividad y atención de los niños”.

Esto motivaba a que muchos fabricantes de alimentos eliminaran voluntariamente los colorantes de sus productos. Esta es la razón de que si consume una barra de cereal Nutri-Grain de fresa en Estados Unidos, contendrá colores artificiales, incluso Rojo 40, el cual ha demostrado acelerar la aparición de tumores en el sistema inmunológico de ratones, así como desencadenar la hiperactividad en los niños.

Pero esa misma barra Nutri-Grain en el Reino Unido sólo contiene colorantes naturales. De hecho, las marcas Wal-Mart, Kraft, Coca-Cola y Mars en el Reino Unido han eliminado los colores artificiales, benzoato de sodio y aspartame de sus productos como resultado de la presión del consumidor y las recomendaciones del gobierno - desde 2011.

Sin embargo, en Estados Unidos la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aún permite que estos ingredientes tóxicos formen parte de innumerables alimentos populares, incluso en aquellos anunciados especialmente para los niños. Para finales de marzo de 2011, la FDA mantuvo una sesión para hablar sobre la ciencia detrás de los colorantes artificiales y la hiperactividad. 

Decidieron que no eran necesarias las etiquetas de advertencia en los alimentos de Estados Unidos que contuvieran colores artificiales, ya que no se había establecido una relación causal en la población general (aunque sí aceptaron que los colorantes de los alimentos pueden ocasionar problemas de comportamiento en algunos niños).

Sin embargo, en 2007, un estudio diseñado cuidadosamente, distribuido al azar, de doble ciego y controlado con placebos publicado en la revista The Lancet concluyó que los colorantes de alimentos comunes y el conservador benzoato de sodio ocasionan que algunos niños se vuelvan considerablemente más hiperactivos y fáciles de distraer.3

En 1994, los investigadores también encontraron que el 73 por ciento de los niños con ADHD respondieron favorablemente a una alimentación en la que se eliminaban varios productos, entre ellos los colores artificiales.4

No Se Ha Analizado la Seguridad de los Aditivos de los Alimentos

Más de 10,000 aditivos están permitidos en los alimentos, si se toman en cuenta tanto aquellos que se añaden directamente a los alimentos, como aquellos que vienen en el empaque (y que pueden migrar hacia el producto).

Desafortunadamente, muchos de estos aditivos han sido relacionados a problemas de salud, mientras que otros han recibido el status "Generalmente Reconocidos como Seguros" (GRAS, por sus siglas en inglés) sin un análisis o aprobación previa a su venta. Según reportó el Environmental Working Group (EWG):5

“Este sistema tiene sentido en cuanto a los aditivos benignos, como la pimienta y la albahaca, pero hay un enorme hueco que permite que los aditivos de seguridad cuestionable sean nombrados como GRAS. Los fabricantes pueden decidir si estos compuestos son seguros sin la vigilancia de la Administración de Alimentos y Medicamentos [FDA] – y en algunos casos reciben el status GRAS sin siquiera notificar a la FDA".

Entonces, cuando ve el término "sabores artificiales" en la etiqueta, no hay forma de saber qué significa en realidad. Podría significar que contiene un aditivo artificial - o una mezcla de cientos de ellos. Por ejemplo, el sabor artificial a fresa podría contener cerca de 50 compuestos químicos.6

Algunos saborizantes artificiales ocasionan serios problemas de salud. Los fosfatos se encuentran en más de 20,000 productos, como comida rápida, productos horneados y carnes procesadas. Se utilizan para reducir el ácido, mejorar la retención de humedad, aumentar el sabor y para facilitar el efecto de la levadura. Los fosfatos han sido relacionados a graves condiciones de salud, como las enfermedades cardiacas.

La European Food Safety Authority actualmente está reevaluando los fosfatos en los alimentos, pero no se esperan los resultados del estudio sino hasta finales de 2018. Mona Calvo, experta del Centro de Seguridad de los Alimentos y Nutrición Aplicada de la FDA, dijo para Medicine Net:7

“Cada vez hay más evidencia que muestra que el alto consumo de [fósforo, de donde provienen los fosfatos] y el desequilibrio en el consumo de otros nutrientes,  puede poner a las personas en riesgo de padecer enfermedades cardiacas, pérdida ósea, enfermedades cardiovasculares y otras condiciones crónicas de salud".

El punto es que apenas comenzamos a descubrir los riesgos a la salud relacionados con el consumo regular de un alto número de aditivos alimenticios. Y, mientras que definitivamente es un paso positivo el hecho de que las enormes compañías de alimentos eliminen algunos de los peores infractores - como los colorantes y saborizantes artificiales -de sus productos, aún permanecen muchos otros. Además, los alimentos “nuevos y mejorados” están muy lejos de ser saludables…

El Cereal del Desayuno No Es Saludable, Incluso Sin Colorantes Ni Saborizantes Artificiales

Eliminemos los sabores y colores artificiales, y ¿qué nos queda al consumir un tazón de cereal de Kellogg o General Mills? En su mayoría, azúcar, granos y una pizca de vitaminas fortificadas.

Así que, a pesar de que los colores del cereal Trix de General Mills pronto serán a base de cúrcuma, moras azules, rábanos y fresas en vez de Rojo No. 40 y Amarillo No. 6… está muy lejos de ser saludable. Michele Simon, abogada de la salud pública y presidenta de Eat Drink Politics, una consultoría de la industria de alimentos, dijo para Washington Post:8

“Estas empresas están desesperadas por hacer que los padres sigan comprando estos alimentos, que son muy dañinos… y ahora que pueden promocionar ‘sin colorantes artificiales’ como si eso los hiciera un alimento saludable…

Estos cereales dirigidos a los niños siguen siendo procesados en exceso, prácticamente no tienen ningún valor nutricional y están fortificados con vitaminas, porque no contienen nutrientes reales debido al procesamiento… Si en realidad quisieran ser más saludables, deberían dejar de bombardear a los niños con mensajes que los incitan a comer los dulces de estas cajas".

Incluso los esfuerzos para reducir los azúcares de tales alimentos no son más que trucos de mercadotecnia.  Por ejemplo, General Mills redujo el azúcar de sus cereales Cookie Crisp y Lucky Charms, de 12 gramos a 10 gramos por porción… pero siguen siendo productos altos en azúcar y nada más. Simon continúa:9

“Lo que buscan es suavizar las cosas, al hacer todo lo que pueden pero sin cambiar el modelo de su negocio, y así hacen parecer que están cambiando…

[Y esto se debe a que las mejoras reales a favor de la salud] "como no dirigir su publicidad a los niños o a los padres, quienes probablemente no deberían alimentar a sus hijos con dulces en el desayuno...causaría una gran disminución en las ventas".

En un reporte del Grupo de Trabajo Ambiental  (EWG), incluso se reveló que muchos cereales populares para niños contienen mucha más azúcar que los pastelitos y galletas.

Por ejemplo, una taza de Kellogg Honey Smacks, que en peso es casi 56 por ciento de azúcar, tiene más azúcar que un Twinkie, mientras que la porción de una taza de otros 44 cereales para niños analizados contuvo más azúcar que tres galletas Chips Ahoy!10

Además de ser la causa principal de la obesidad, diabetes, enfermedades cardiacas y un gran número de otras enfermedades crónicas, el consumo excesivo de azúcares refinadas, como granos, puede alterar el equilibrio del tracto digestivo, lo que puede ocasionar daños en el recubrimiento del intestino y generar permeabilidad intestinal.

Los cereales con azúcar para niños son un arma de doble filo, ya que asaltan su frágil tracto gastrointestinal tanto con azúcar, como con granos. Hágales un gran favor a sus niños y, en su lugar, ofrézcales un desayuno más saludable.

El Efecto Dorito: Como los Sabores Artificiales Los Hacen Perder Su Sabor por los Alimentos Saludables

En su libro El Efecto Dorito, el autor Mark Schatzker explica cómo los sabores artificiales en los alimentos no sólo han logrado que las personas los apetezcan, sino al mismo tiempo nos han programado para creer que ese es el sabor que deberían tener todos los alimentos. El resultado final es que nuestro gusto no aprecia los sabores naturales de los alimentos frescos de manera que una vez en la debería y nuestro cerebro es engañado al pensar que nuestros cuerpos están recibiendo la misma nutrición de "sabor" naranja como lo hacen de la naranja real. Como se informó en Mashable:11

""Las personas en Estados Unidos ahora utilizan 600 millones libras saborizantes cada año ", [Schatzker] dice. "Hemos hecho alimentos blandos altos en calorías emocionantemente deliciosos. Y no podemos dejar de comer. Y para empeorar las cosas, los alimentos enteros, como los tomates, pollos y los pepinos,  cada vez son más suaves. En fin, todo lo que ha estado mal con los alimentos y nuestros hábitos alimenticios puede entenderse a través del sabor”.

El sabor y la nutrición están vinculados. Durante millones de años, los diferentes componentes del sabor de los alimentos le dijeron nuestros cuerpos los nutrientes que contenían y que deseáramos esos alimentos cuando necesitamos sus nutrientes asociados.

Ahora hemos creado alimentos con un sabor delicioso, pero a diferencia de los alimentos en la naturaleza, estos alimentos no están respaldados con nutrientes," Schatzker dice... hemos engañado a nuestros cerebros y cuerpos haciéndolos creer que estas cosas falsas nos dan lo que realmente necesitamos. Schatzker dice, "Ahora que hemos roto esa relación entre el sabor y la nutrición al crear sabores sintéticos, hemos creado alimentos que cuentan una emocionante pero engañosa mentira nutricional”.

La buena noticia es que es posible "readaptar su paladar" simplemente eliminando los alimentos procesados ​​y enfocando su alimentación en ingredientes más frescos, más sabrosos que pueda encontrar. Cuando come de esta manera (échele un vistazo a mi Plan de Nutrición para una guía más detallada), se dará cuenta de que la comida real tiene un sabor delicioso, mientras que los alimentos procesados ​​no son más que imitaciones químicas. Si los antojos son su problema, por favor lea mis consejos sobre cómo eliminar los antojos de comida chatarra.

Una de las estrategias más eficaces para eliminar los antojos de azúcar es el ayuno intermitente, junto con modificaciones en la alimentación le ayudan a restablecer de manera eficaz el metabolismo de su cuerpo para quemar grasa en lugar de azúcar como combustible principal.

Si sus antojos de carbohidratos están vinculados a un desafío emocional, una técnica de acupresión psicológica llamada la Técnica de Liberación Emocional (EFT) puede ayudarle rápidamente a controlar sus antojos emocionales de alimentos. Si actualmente vive únicamente con comida rápida y alimentos procesados, eliminarlos de su alimentación es uno de los cambios más positivos que puede hacer en su vida.

Empecemos con el Desayuno...

Uno de los primeros lugares para comenzar es reemplazar los alimentos procesados ​​por alimentos reales para el desayuno. Elimine los cereales del desayuno—aunque sea  una variedad "saludable"-- y mejor se enfóquese en proteínas, grasas y vegetales, como la proteína de lactosuero que se digiere fácilmente.

Busque proteína de lactosuero de alta calidad hecha de leche de vacas alimentadas con pastura y sin hormonas que sea mínimamente procesado. Esto garantiza que todavía contiene componentes que benefician el sistema inmunológico, incluyendo inmunoglobulinas, albúmina de suero bovino y lactoferinas, además de todos los aminoácidos esenciales y otros nutrientes beneficiosos que normalmente obtiene de una proteína de lactosuero de alta calidad.

Puede mezclarlo con bayas frescas, espinaca, col rizada, psyllium orgánico, semillas de chía o semillas de lino. Los huevos orgánicos de gallinas de pastoreo son otro excelente alimento para el desayuno, siempre y cuando los consuma lo más crudos posible (ya sea crudos, escalfados o hervidos). Evite los huevos revueltos, ya que la cocción destruye muchos de los nutrientes beneficiosos.

Dependiendo de su salud y objetivos de salud, incluso omitir el desayuno podría ser recomendable, pero eso es un tema para otro momento. Por ahora, recuerde que empezar su día con un tazón de cereal—aunque contenga colorantes y saborizantes naturales—es como si empezara su día con alimentos procesados chatarra, cuando lo que su cuerpo realmente anhela es comida sin adulterar.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.