10 Antibióticos Naturales Que Nuestros Ancestros Usaron en Lugar de Pastillas

Antibioticos Naturales

Historia en Breve -

  • Desde tiempos ancestrales se usaron medicamentos.
  • Preventivamente prueba estos remedios al alcance de todos, ¡algunos posiblemente ya los estés utilizando sin saberlo!

Por Healthy Holistic Living

Durante las últimas décadas, el uso excesivo de antibióticos ha llegado a su punto máximo. El resultado son bacterias y "súper-bichos" resistentes a los medicamentos que evolucionan antes de que los científicos puedan descubrir cómo luchar contra ellos. Un futuro donde las bacterias estén en la parte más alta de la cadena alimenticia no es tan alocado.

Mucho antes de que existieran antibióticos farmacéuticos – desarrollados en los años de 1940, había alimentos y hierbas que ayudaban a proteger contra infecciones y enfermedades diariamente. Muchos de estos defensores naturales siguen siendo usados por curadores holísticos alrededor del mundo.

Nuestros ancestros también tenían una solución para curar, usando antibióticos naturales y sería bueno que recordáramos cuáles son estos antibióticos y posiblemente pensar en usarlos en caso de alguna enfermedad.

Antibióticos Naturales Que Nuestros Ancestros Usaban En Lugar de Pastillas

Orégano y el Aceite de Orégano

Probablemente ha utilizado orégano como saborizante en sus platillos italianos favoritos sin darse cuenta de los beneficios a la salud que contiene. Más allá de sus propiedades antibacterianas, el orégano puede ayudar con la digestión y ayudar en la pérdida de peso.

Se ha descubierto que un aceite que se encuentra en el orégano, el Carvacrol, lucha contra las bacterias que pueden llevar a una infección. Se ha descubierto que el aceite de orégano trata infecciones digestivas, y hasta una infección por hongos en particular. Es más que sólo un saborizante de alimentos.

Vinagre de Sidra de Manzana

Los grandes beneficios provenientes de dosis diarias de vinagre de sidra de manzana (VM) incluyen propiedades antibióticas y antisépticas, alcalizando de manera natural a su sistema y pueden ayudarle en todo desde controlar su peso hasta bajar su colesterol y su riesgo de padecer cáncer.

Un astringente libre de químicos, el vinagre de sidra de manzana puede ser usado de manera tópica para desinfectar y prevenir infecciones.

Miel

Los romanos antiguos usaban miel en el campo de batalla para tratar heridas y prevenir infecciones.

Las civilizaciones alrededor del mundo continúan considerando a la miel como uno de los mejores antibióticos, anti-microbiales, anti-inflamatorios y antisépticos naturales conocidos por el hombre después de miles de años.

Se ha comprobado que la miel Manuka de Nueva Zelanda tiene los niveles de antioxidantes más altos y poderes curativos.

Una enzima que se encuentra en la miel suelta peróxido de hidrógeno. Este proceso ayuda a tu cuerpo a luchar contra las infecciones y previene el crecimiento de las bacterias. Un calmante para el sistema digestivo, la miel remueve a las toxinas de la sangre y ayuda a tu hígado a operar con más eficiencia.

Un gran impulso para el sistema inmune, ¡considera combinar la miel con canela para reforzar a tus células blancas! La miel cruda y orgánica es la mejor opción dado que la mayoría de los métodos de pasteurización matan los efectos de los antioxidantes.

Cúrcuma

Esta especie no sólo es rica en color y sabor, sino que también protege a su cuerpo contra daños. La cúrcuma puede ser consumida y aplicada externamente, haciéndola una gran opción para luchar contra las bacterias. Para un beneficio extra, para combinar a dos sustancias que luchan contra bacterias, puedes mezclar a la cúrcuma con miel y crear una pasta para aplicar en áreas infectadas en tu piel.

Puede proteger su cuerpo contra infecciones y enfermedades bacterianas al aprovecharte de estos remedios seguros y naturales que están disponibles en una cocina promedio. Protege a tu cuerpo sin usar drogas de prescripción al usar miel, orégano, ajo, equinácea y cúrcuma.

Ajo

Lleno de sabor y maravilloso en tostadas de mantequilla, esta planta también tiene muchas cualidades muy poderosas. El ajo puede luchar contra infecciones tan simples como el resfriado común, alejando a los gérmenes antes de que tengan la oportunidad de desorganizar a tu vida. Usando la alicina que contiene, el ajo protege contra hongos, parásitos, bacterias y más. Si estás buscando una manera simple para vivir más sano, añade ajo a tu dieta.

Extracto de Semilla de Toronja

El Periódico de Medicina Alternativa y Complementaria publicó un estudio que descubrió que el extracto de semilla de toronja (GSE, por sus siglas en inglés) es efectivo contra más de 800 formas de virus y bacterias, más de cien tipos de hongos y muchos parásitos.

Alto en muchos antioxidantes, el GSE impulsa la inmunidad, alcaliza al cuerpo naturalmente y ayuda a la digestión al mejorar a tu flora intestinal benéfica.

Equinácea

Puede que no tengas mucha experiencia con este producto, pero es una hierba segura que se encuentra en muchas cocinas. El consumo de esta hierba ha demostrado que reduce la cantidad de resfriados con las que una persona lidia en su vida y puede acortar aquellos que sí se tienen que sufrir. Esta hierba es una gran elección cuando se toma como una medida preventiva.

Col

Hay compuestos de sulfuro dentro de la col – que forma parte de la familia de crucíferos que incluye al brócoli y kale – que han probado ser efectivos para luchar contra el cáncer. De lo que mucha gente no se da cuenta es la cantidad de vitamina C que se encuentra en la col. Una taza da un 75% de lo que necesitas diariamente.

Antibacteriana de manera natural, comer col cruda rebanada en su ensalada, como una guarnición en forma de ensalada de col o beber jugo fresco de col (con miel para endulzar), ¡es una excelente manera de mejorar tu digestión, prevenir enfermedades y hasta manejar tu peso!

Aceite de Coco Extra Virgen

No se puede decir suficiente de los beneficios del aceite de coco. Tiene propiedades anti-hongos y anti-microbios que suceden de manera natural y está cargado con antioxidantes que no puedes encontrar en ningún otro lugar en la naturaleza.

Úsalo para impulsar a tu sistema inmune, equilibrar la tiroides, niveles de colesterol y azúcar en la sangre y hasta mejorar la función cerebral. Es seguro usarlo de manera interna y externa, el aceite de coco es uno de los regalos más versátiles y únicos de la Madre Naturaleza.

Mezcla una cucharada en su café matutino para añadir energía y aclarar tu cabeza todo el día.

Alimentos Fermentados

Col, pepinillos hechos en casa, kéfir y yogurts pro-bióticos, todos estos mejoran tu flora intestinal, nos protegen del cáncer y mantienen a nuestro cuerpo en forma para luchar contra las infecciones.

*Para artículos relacionados y más información, por favor visite la página de 
Via Organica.

Publique su comentario