Ocultar
Comida Procesada

Historia en Breve -

  • Reemplazar una alimentación a base de productos procesados por una que se enfoque en alimentos entero podría parecer una idea radical, pero es una necesidad si valora su salud
  • Es bien sabido que los cambios alimenticios pueden desencadenar cambios epigenéticos en el ADN que pueden transmitirse a las generaciones futuras
  • Los alimentos procesados suelen tener poco valor nutricional y son químicamente alterados para aumentar el atractivo de su paladar, por lo que pueden apagar las señales de su cuerpo que de lo contrario le indicarían que es momento de dejar de comer y probar algo diferente
  • Recuerde, alguien, usted, un familiar, su cónyuge o un empleado tiene que pasar algún tiempo en la cocina. Este es el "secreto" para hacerse más saludable, perder peso y realmente disfrutar de su comida
 

Como Deshacerse de los Alimentos Procesados en 7 Pasos

Septiembre 24, 2015 | 16,992 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Si ha visto o escuchado mi conferencia en vivo sabrá que a menudo digo que alguien tiene que pasar tiempo de calidad en la cocina para preparar platillos de alta calidad para su salud.

Si depende de alimentos baratos y procesados ​​simplemente está cambiando la comodidad y ahorrando dinero a corto plazo por las miserias de salud a largo plazo.

Reemplazar una alimentación a base de productos procesados por una que se enfoque en alimentos entero podría parecer una idea radical, pero es una necesidad si valora su salud.

Y cuando pone en perspectiva la historia de los alimentos, en realidad son los alimentos procesados ​​los que son "radicales" y "nuevos". Las personas han evolucionado con vegetales,  carnes, huevos, frutas y otros alimentos enteros durante siglos, mientras que los alimentos procesados ​​recientemente fueron inventados.

Es fácil olvidar que los alimentos procesados, envasados ​​y los restaurantes de comida rápida de hoy en día en realidad son un cambio radical en cuanto a la historia de la producción de alimentos. El negocio de los alimentos congelados no comenzó hasta mediados de la década de 1920 cuando el General Seafoods Company se instaló y comenzó a vender filetes de pescado congelados, y los restaurantes de comida rápida no los empezaron a utilizar hasta después de la Segunda Guerra Mundial.

Las comidas pre-empacadas y congeladas (Tv dinner) apenas llegaron por la década de 1950... Antes de eso simplemente era comida casera o nada de comida en absoluto.

Los Efectos Generacionales de una Alimentación con Comida Procesada

Es bien sabido que los cambios alimenticios pueden desencadenar cambios epigenéticos en el ADN que pueden transmitirse a las generaciones futuras. Por ejemplo, las ratas embarazadas alimentadas con una dieta rica en grasas tenían hijas y nietas con mayor riesgo de cáncer de mama.

Podría ser que ahora estamos empezando a ver este tipo de efectos generacionales presentándose en los humanos, causado por la inclinación de nuestros abuelos y padres a los alimentos procesados.

Si ese es el caso, entonces incluso hay más razones para hacer cambios drásticos, y pronto, porque las tendencias de la enfermedad que ahora estamos experimentando empeoraran a medida que gran parte de los alimentos procesados ​​consumidos hoy en día ni siquiera son a base de alimentos.

Entonces, ¿Quién sabe qué tipo de mutaciones genéticas y disfunciones estamos creando para nuestras generaciones futuras cuando la mayoría de nuestra alimentación consiste en alimentos altamente procesados ​​y artificiales. Como es el caso, el 90 por ciento de los alimentos que las personas compran cada año son alimentos son procesados.

Es una perspectiva aterradora, por decir lo menos, especialmente si se considera que las prácticas de White Castle y Big Mac eran mucho más saludables que los alimentos desnaturalizados, cargados con grasas trans y llenos de azúcar que se sirven hoy en día.

Con casi 7 de cada 10 personas tienen sobrepeso y 1 de cada 4 es afectada por la diabetes o pre-diabetes, la alimentación americana estándar, (SAD por sus siglas en inglés) claramente es tiene una extrema necesidad de un cabio radical. Los medicamentos no solucionaran estas pésimas estadísticas de salud. Sólo lo hará un regreso a los hábitos alimenticios saludables.

Cuatro Principales Delincuentes en los Alimentos Procesados

Desde su llegada, los alimentos procesados ​​realmente se han apoderado de las comidas americanas porque son relativamente baratos, saben bien y hacen que la preparación de la cena sea un proceso rápido. Ya no tiene que lidiar con la limpieza o con cortar los vegetales. Simplemente tienen que sacar del congelador las cajas de comida preparada y meterlas al  microondas y ya está listo.

Pero recuerde que si piensa que está ahorrando algo, ya sea tiempo o dinero, por utilizar alimentos procesados, más adelante,  terminara pagando con creces, cuando su salud empiece a fallar--y es muy probable, si consume por mucho tiempo alimentos procesados.

Entonces, ¿Por qué son ​tan malos los alimentos procesados? Los alimentos procesados ​​suelen tener poco valor nutricional y son químicamente alterados para aumentar el atractivo de su paladar, por lo que pueden apagar las señales de su cuerpo que de lo contrario le indicarían que es momento de dejar de comer y probar algo diferente. También están cargados de aditivos que son perjudiciales en sí.

Entre ellos:

  1. Fructosa
  2. Como la mayoría de ustedes saben, alrededor de 35 años la tecnología para producir este endulzante se hizo disponible en el mercado. Esto redujo radicalmente el precio del azúcar y ahora se ha convertido en la principal fuente de calorías en los Estados Unidos.

    La mayoría de los alimentos procesados ​​contienen jarabe de maíz de alta fructosa o alguna variante del mismo. El consumo de fructosa suprime la sensación de saciedad en varias maneras, lo que eventualmente tendrá consecuencias graves en su peso y salud general.

    La fructosa disminuye su sensación de saciedad, ya que no estimula el aumento de leptina que es uno de los reguladores de almacenamiento de hambre y grasa más potentes en su cuerpo. La fructosa también reduce la cantidad de leptina al atravesar la berrera hematoencefálica al aumentar los triglicéridos.

    La resistencia a la leptina, a su vez, probablemente es uno de los factores subyacentes más importantes de la enfermedad humana. Por ejemplo, desempeña un papel significativo, si no es que primordial en el desarrollo de enfermedades cardiacas, obesidad, diabetes, osteoporosis, enfermedades autoinmunes, trastornos reproductivos y tal vez la tasa de envejecimiento en sí.

    Además, mientras que la glucosa suprime la grelina (también conocida como "la hormona del hambre", la cual le pide dejar de comer), una vez más, la fructosa no lo hace.

    La fructosa también aumenta los niveles de insulina, lo que interfiere con la comunicación entre la leptina y el hipotálamo, por lo que sus señales de placer no se apagan. Su cerebro sigue sintiendo hambre y le indica que coma más.

    Por el bien de su salud, le aconsejo firmemente que mantenga su consumo de fructosa por debajo de los 25 gramos por día, pero esto es prácticamente imposible si come una gran cantidad de alimentos procesados.

  3. Ingredientes Transgénicos (Genéticamente Modificados)
  4. Alrededor del 75 por ciento de los alimentos procesados ​​contienen ingredientes transgénicos, que cada vez están mas relacionados con los graves problemas de salud.

    Apenas el año pasado la Academia Americana de Medicina Ambiental (AAEM) revisó la investigación disponible y publicó un memorándum recomendándoles a todos los doctores recetar dietas libres de transgénicos a todos los pacientes, ya que de acuerdo con estudio de alimentación animal, causalmente están vinculados a:

    • Infertilidad
    • Problemas del sistema inmunológico
    • Problemas gastrointestinales
    • Daño en los órganos
    • Regulación desequilibrada del colesterol e insulina
    • Envejecimiento acelerado

    Uno de los primeros pasos para evitar los ingredientes transgénicos es reducir el consumo de alimentos procesados ​​de su alimentación.

  5. MSG
  6. El glutamato monosódico (MSG), un potenciador del sabor, es agregado a miles de alimentos procesados ​​y alimentos en restaurantes.

    El MSG es uno de los peores aditivos alimenticios en el mercado y se utiliza en sopas enlatadas, galletas, carnes, aderezos para ensaladas, comidas congeladas y mucho más. Se encuentra en su supermercado y restaurantes locales, en la cafetería de la escuela de su hijo y, sorprendentemente, incluso en los alimentos para bebés y fórmula infantil.

    El MSG es tan popular porque en realidad mejora el sabor de los alimentos, haciendo que las carnes procesadas y comidas congeladas tenga un sabor más fresco y mejor olor, que los aderezos para ensaladas sean más sabrosos y los alimentos enlatados con menos sabor metálico.

    Sin embargo, también es una excitotoxina, lo que significa que estimula excesivamente sus células hasta el punto de daño o muerte, causando daño cerebral en diversos grados—e incluso podría potencialmente desencadenar o empeorar los problemas de aprendizaje, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Parkinson,  enfermedad de Lou Gehrig y más.

  7. Aditivos alimenticios
  8. Más de 3,000 aditivos alimentarios—conservadores, aromatizantes, colores y otros ingredientes—son agregados a los alimentos en los Estados Unidos. Si bien el uso de cada una de estas es legal, independientemente que sean o no seguros para el consumo a largo plazo--por sí mismos o en combinación - es una historia completamente diferente.

    Muchos de ellos, tales como el nitrato de sodio, BHA, BHT, aspartame, Azul 1, 2, y bromato de potasio, se han relacionado a un mayor riesgo de cáncer. Otros son los xenoestrógenos que imitan al estrógeno que se han vinculado a una serie de efectos en la salud humana, incluyendo conteo reducido de espermatozoides en los hombres y un mayor riesgo de cáncer de mama en las mujeres.

    Los estudios también han demostrado que una variedad de comunes colorantes alimenticios y el conservador benzoato de sodio--que se encuentra en muchas soda, jugos de fruta y aderezos para ensaladas—hace que algunos niños se conviertan considerablemente en más hiperactivos y distraídos.

    Mientras tanto, los colorantes alimenticios con números y la letra E (como la tartrazina (E102), Ponceau 4R (E124), amarillo anaranjado (E110), carmoisina (E122), amarillo de quinoleína (E104) y rojo allura AC (E129) causan tanto daño en el cerebro de los niños como el plomo en la gasolina, lo que provoca una reducción significativa en coeficiente intelectual.

    Afortunadamente, cuando evita los alimentos procesados ​​también evitará automáticamente casi cada uno de estos aditivos alimenticios tóxicos.

7 Pasos Para Deshacerse de los Alimentos Procesados

Bruce Weinstein y Mark Scarbrough han abordado este problema en su libro Real Food Has Curves, que es un excelente punto de inicio para "reaprender" los fundamentos de cómo disfrutar y preparar alimentos verdaderos y saludables.

  1. Busque una verdadera satisfacción. Disfrute de sabores únicos, en lugar de grasa, azúcar y sal agregada para enmascarar el sabor metálico de aditivos químicos.
  2. Lea inteligentemente las etiquetas. Puede encontrar comida con ingredientes "reales" en el supermercado lee cuidadosamente as etiquetas.
  3. Disfrute lo que hay en su plato. Dedique tiempo exclusivamente para disfrutar de los placeres del consumo de alimento.
  4. Deshágase de la costumbre del exceso de sal, grasa y azúcar. También puede cocinar con pequeñas cantidades de estos ingredientes con el uso de sustitutos naturales como las especias fuertes.
  5. Tenga paciencia para que su paladar cambie. Perderá gradualmente el gusto por los alimentos excesivamente dulces y salados.
  6. Opte por alimentos de alta calidad. Busque productos que contengan la menor cantidad de ingredientes procesados.
  7. Trátese bien por no saltarse sus comidas. Trate de hacer tres comidas al día en periodos regulares, además de un snack por la tarde.

Regresando a Nuestras Raíces Ancestrales de Alimentos Sin Procesar

He dicho esto desde hace muchos años y vale la pena repetirlo muchas veces más porque es una de las principales soluciones a muchos de los problemas de salud que afectan hoy en día a los humanos—cocine sus alimentos desde cero, como en casa.

Recuerde, alguien, usted, un familiar, su cónyuge o un empleado tiene que pasar algún tiempo en la cocina.

Este es el "secreto" para hacerse más saludable, perder peso y realmente disfrutar de su comida.

Muchas personas tienen la errónea  impresión de que cocinar desde cero es un asunto muy complejo que requiere mucho tiempo y cuesta más de lo que posiblemente podrían solventar. La realidad es que esto simplemente no es verdad.

Una vez que lo entienda, descubrirá que puede preparar una comida saludable desde cero con la misma cantidad de tiempo que le hubiera tomado manejar para recoger la comida rápida. Por supuesto, quedara más satisfechos cuando come su comida hecha en casa, tanto física como mentalmente, a diferencia que si comiera un “Combo #5".

Por último, aprenda a identificar los alimentos "reales", de las mezclas de alimentos con sabores artificiales y cargados de químicos que se encuentran en la mayoría de los supermercados. Independientemente que compre en el supermercado o en la granja, estos son los signos de alimentos de alta calidad y saludables:

  • Cultivados sin el uso de pesticidas ni fertilizantes químicos (alimentos orgánicos encajan en esta categoría, pero también lo hacen algunos alimentos no orgánicos)
  • Sin transgénicos
  • Sin hormonas de crecimiento, antibióticos, u otros fármacos
  • Nada artificial, ni tampoco conservantes
  • Fresco (si tiene que elegir entre los productos orgánicos marchitos o productos convencionales frescos de la zona, esta última es la mejor opción)
  • Que no provenga de granjas industriales
  • Cultivados de acuerdo con las leyes de la naturaleza (es decir animales alimentados de acuerdo a su alimentación nativa, no una mezcla de granos y subproductos de origen animal y tener acceso al aire libre)
  • Cultivados sustentablemente (utilizando cantidades mínimas de agua, protegiendo al suelo del desgaste y convertir los desechos animales en fertilizantes naturales en lugar de contaminantes ambientales)

Si prepara sus comidas usando principalmente alimentos que cumplan con estos ocho criterios, esta haciendo grandes avances (y deliciosos) en la salud de su familia.

[+] Fuentes y Referencias

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.