La Dieta Baja en Carbohidratos y Alta en Grasa Engaña a Su Cuerpo Haciéndolo Perder Peso - Rápido…

Dieta

Historia en Breve -

  • Investigadores de la Escuela de Medicina de la “Universidad de Johns Hopkings” muestran que la dieta baja en carbohidratos y alta en grasa promueve más rápido la pérdida de peso que la dieta baja en grasa. Las personas que llevaron una alimentación baja en carbohidratos perdieron 10 libras en 45 días, mientras que los que llevaron una alimentación baja en grasa necesitaron 70 días para perder la misma cantidad de peso
  • Las claves para una exitosa pérdida de peso y prevención de enfermedades relacionadas con la diabetes y enfermedades cardiacas son: severa restricción de carbohidratos refinados desde azúcar hasta granos, junto con un mayor consumo de grasas saturadas

Por el Dr. Mercola

Por qué engordamos y qué hacer al respecto es un tema permanente en Uprising Radio en entrevistas con investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkings y su Instituto del Corazón. En sus últimos estudios, los investigadores analizaron la ciencia y las décadas de las tasas de obesidad y encontraron que algunos viejos paradigmas sobre la causa del aumento de peso podrían estar distorsionados.

También descubrieron que las personas que quieren bajar de peso pueden tener más opciones en la forma de hacerlo, de lo que pensaban.

"Las personas con sobrepeso y obesos parecen tener opciones al momento de elegir un programa de pérdida de peso, incluyendo una dieta baja en carbohidratos, incluso si esto significa comer más grasa", dice el investigador principal del estudio, profesor de medicina y director de la clínica e investigación de fisiología del ejercicio, Kerry Stewart, Ed.D.

La Dieta Baja en Carbohidratos, Alta en Grasas Demostró Ser Exitosa para Bajar de Peso

El consejos convencional se ha centrado en las dietas bajas en grasa para la pérdida de peso y prevención de las enfermedades cardiacas, pero una y otra vez, los investigadores ahora están confirmando que los carbohidratos refinados de azúcares y granos son los principales culpables detrás de las tasas elevadas de obesidad, junto con las enfermedades relacionadas, como la diabetes, enfermedades del corazón y cáncer.

Los datos históricos también muestran claramente que cuando las culturas indígenas abandonaron su alimentación tradicional para una alimentación estilo occidental alta en azúcar y harina, inevitablemente comenzaron a sufrir estos problemas de salud, a pesar de que habían sido prácticamente inexistentes en su cultura.

Simplemente tiene que abordar la cuestión de los carbohidratos en su alimentación con el fin de controlar exitosamente el peso y mejorar su salud...

En un reciente estudio, los investigadores del Instituto del Corazón de la Escuela de Medicina de la Universidad de John Hopkings confirmaron esta teoría, cuando compararon los efectos de dos dietas en la salud vascular; una baja en grasa, la otra baja en carbohidratos. El estudio en cuestión fue presentado en la reunión de este año del Colegio Americano de Medicina del Deporte en Denver.

En el estudio participaron un total de 46 hombres y mujeres que pesaban en promedio 218 libras. El programa de pérdida de peso a largo de seis meses consistía en ejercicio moderado aeróbico y entrenamiento de fuerza y una de dos dietas, ya sea:

  • Dieta baja en carbohidratos, alta en grasas: Menos del 30 por ciento de las calorías de los carbohidratos (pastas, panes y frutas azucaradas) y hasta el 40 por ciento de grasas (carne, productos lácteos y frutos secos)
  • Dieta baja en grasas, dieta alta en carbohidratos: Menos del 30 por ciento de las calorías de la grasa y el 55 por ciento de los carbohidratos

El grupo bajo en carbohidratos en promedio perdió 10 libras en 45 días, mientras que al grupo bajo en grasa  le tomo 70 días para perder la misma cantidad de peso. En cuanto a la salud vascular, el grupo bajo en carbohidratos pero alto en grasas no mostró cambios vasculares perjudiciales, lo cual es la principal razón por la que muchas personas le tienen miedo a las dietas altas en grasa.

Según Stewart:

"Nuestro estudio debería ayudar a calmar las preocupaciones de que muchas personas que necesitan perder peso han elegido una dieta baja en carbohidratos en lugar de una baja en grasas, y proporcionar garantía de que ambas dietas son eficaces para la pérdida de peso y que el enfoque bajo en carbohidratos al parecer no posee ningún riesgo inmediato a la salud vascular. Más personas deberían considerar una dieta baja en carbohidratos como una buena opción”.

Stewart también cree que el énfasis en las dietas bajas en grasa probablemente ha contribuido a la epidemia de obesidad, al promover el consumo excesivo de azúcares y granos. No podría estar más de acuerdo. La sencilla razón de esto es que los granos y azúcares aumentan los niveles de insulina, lo que causa resistencia a la insulina y finalmente, aumento de peso, diabetes y enfermedades cardiacas.

Dos Claves para Frenar la Descontrolada Obesidad...

Si desea perder exceso de peso o mantener un peso ideal, es necesario:

  1. Restringir severamente los carbohidratos (azúcares, fructosa y granos), y
  2. Aumentar el consumo de grasas saludables

Una de las maneras más fáciles para lograr esto es alejar su alimentación de los alimentos procesados ​​e incluir una a base de alimentos enteros (de preferencia orgánicos). De esta manera, evitara automáticamente las GRANDES cantidades de fructosa, que es una de las cuatro principales fuentes de calorías en los Estados Unidos.

Si desarrolla el hábito de leer las etiquetas, encontrará que el jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF) está en casi todo--incluyendo alimentos que nunca esperaría, como alimentos dietéticos, productos de agua “mejorada” e incluso fórmulas para bebe.

También sería prudente que redujera radicalmente la cantidad de granos refinados en su alimentación, tales como cereales para el desayuno, panes, panecillos, galletas y más, ya que éstos se descomponen rápidamente en azúcar, lo que elevaría los niveles de insulina y causarían resistencia a la insulina.

Es importante recordar que la resistencia a la insulina es el principal factor subyacente de casi todas las enfermedades crónicas conocidas por el hombre, incluyendo las enfermedades cardiacas. Evitar todo tipo de productos hechos a base de cereales también automáticamente ayudará a evitar las grasas trans que dañan la salud, las cuales se encuentran en cantidades elevada en los productos para hornear.

A media que reduce o elimina los carbohidratos refinados de su alimentación, asegúrese de aumentar su consumo de grasas y sí, eso significa grasas saturadas. (Una vez más, evite las grasas trans, como la margarina y aceites vegetales, ya que son las que causan los problemas de salud cardiovascular más comúnmente relacionados con las grasas saturadas.)

Las grasas saturadas no sólo son buenas para usted; son esenciales para la adecuada función celular y hormonal. También proporcionan una fuente concentrada de energía en su alimentación--una fuente de energía que sea más ideal que los carbohidratos—razón por la cual elegí estas dos "claves" específicas en combinación, porque cuando reduce los carbohidratos, por lo general necesita a aumentar su consumo de grasas. Sin embargo, mientras que los granos alimenticios y los azúcares aumentan los niveles de insulina y promueven la resistencia a la insulina, comer grasas no.

Tenga en cuenta que no debe eliminar los carbohidratos de vegetales de su alimentación. Cuando hablando de carbohidratos nocivos, sólo nos estamos refiriendo a los granos y azúcares. Por el contrario, necesita aumentar radicalmente la cantidad de vegetales que come, ya que en volumen, los granos que reemplazara son más densos que los vegetales. Para guiarlo por el camino correcto, revise mi Plan Nutricional, que lo lleva lentamente a través de estos cambios alimenticios.

Cómo la Fructosa Causa Obesidad y Mala Salud

Quiero hacer especial hincapié en la fructosa como fuente de carbohidratos que deben ser estrictamente controlados, porque la fructosa es el peor de todos. Gracias a la excelente labor de los investigadores como el Dr. Robert Lustig y el Dr. Richard Johnson, ahora sabemos que la fructosa:

  • Se metaboliza de manera diferente a la glucosa y la mayoría se convierte directamente en grasa
  • Engaña a su cuerpo haciendolo aumentar de peso al apagar el sistema que controla el apetito. La fructosa no estimula adecuadamente la insulina, que a su vez no suprime la grelina (la "hormona del hambre") y no estimula la leptina (la "hormona de la saciedad"), que en conjunto lo hacen comer más y desarrollar resistencia a la insulina
  • Conduce rápidamente al aumento de peso y obesidad abdominal ("panza cervecera"), disminuye el HDL, aumenta el LDL, eleva los triglicéridos, eleva los niveles de azúcar en la sangre y presión arterial alta, es decir, el clásico síndrome metabólico.
  • Con el tiempo causa resistencia a la insulina, que no sólo es un factor subyacente de la diabetes tipo 2 y enfermedades cardiacas, sino también muchos tipos de cáncer.

Según el Dr. Robert Lustig, la fructosa es:

“Isocalórica pero no isometabólica ".

Esto significa que puede tener la misma cantidad de calorías de fructosa o glucosa, fructosa y proteína, o fructosa y grasa, pero el efecto metabólico será totalmente diferente a pesar de la misma cantidad de calorías. Esto principalmente se debe a que diferentes nutrientes provocan diferentes respuestas hormonales y esas respuestas hormonales determinan, entre otras cosas, la cantidad de grasa que acumula.

Esto también explica razón por la que el conteo de calorías no funciona. Simplemente debe considerar el tipo de nutriente.

Muchas y convincentes evidencias indican que si desea perder exceso de peso y reducir radicalmente (y en muchos casos eliminar) el riesgo de diabetes, enfermedades del corazón y cáncer, entonces sería esencial restringir su consumo de fructosa. De hecho, la fructosa es tan perjudicial para la salud que sus efectos ni siquiera podrían compensarse con el ejercicio, incluso aunque siga mi programa Peak Fitness. Puede anular muchos de los beneficios del ejercicio intenso, incluyendo impedir la producción de la hormona del crecimiento humano (HGH).

Por lo tanto, le recomiendo a todas las personas limitar su consumo a un máximo de 25 gramos por día, con un máximo de 15 gramos de frutas enteras. Si ya tiene sobrepeso, diabetes, presión arterial alta o enfermedades cardiacas (o están en alto riesgo de cualquiera de ellos), entonces probablemente será mejor que los disminuya a un total de 10-15 gramos por día, incluyendo el de frutas.

Como puede ver en esta tabla, algunas frutas son muy altas en fructosa, por lo que comerlas indiscriminadamente realmente no lo beneficiaran a lograr su objetivo.

Fruta Tamaño de Porción Gramos de Fructosa
Limas 1 mediana 0
Limones 1 mediano 0.6
Arándanos 1 taza 0.7
Fruta de la pasión 1 mediana 0.9
Ciruela Pasa 1 mediana 1.2
Albaricoque 1 mediano 1.3
Guayaba 2 medianas 2.2
Dátil (Estilo Deglet Noor) 1 mediano 2.6
Melón 1/8 de melón mediano 2.8
Frambuesas 1 taza 3.0
Naranja clementina 1 mediana 3.4
Kiwi 1 mediano 3.4
Zarzamoras 1 taza 3.5
Carambola 1 mediana 3.6
Cerezas, dulces 10 3.8
Fresas 1 taza 3.8
Cerezas, ácidas 1 taza 4.0
Piña 1 rebanada (3.5" x .75") 4.0
Toronja, rosa o roja 1/2 mediana 4.3
Fruta Tamaño de Porción Gramos de Fructosa
Mora de Boysen 1 taza 4.6
Mandarina/tangerina 1 mediana 4.8
Nectarina 1 mediana 5.4
Durazno 1 mediano 5.9
Naranja (navel) 1 mediana 6.1
Papaya 1/2 mediana 6.3
Melón chino 1/8 de melón mediano 6.7
Plátano 1 mediano 7.1
Moras azules 1 taza 7.4
Dátil (Medjool) 1 mediano 7.7
Manzana 1 mediana 9.5
Caqui 1 mediano 10.6
Sandía 1/16 de sandía mediana 11.3
Pera 1 mediana 11.8
Pasas 1/4 taza 12.3
Uvas, sin semillas (verdes o rojas) 1 taza 12.4
Mango 1/2 mediano 16.2
Albaricoque, seco 1 taza 16.4
Higos, secos 1 taza 23.0

Lo Que Tiene que Saber Sobre las Grasas

Como se mencionó anteriormente, cuando elimina los carbohidratos tiene que reemplazar los granos y azúcares con vegetales. Pero también necesitara agregar grasa con el fin de mantener sus niveles de energía. Sin embargo, la calidad de las grasas es muy importante. Consumir demasiada margarina y aceites vegetales es como meterse en problemas ya que este tipo de grasas trans se han relacionado con:

Cáncer: Interfieren con las enzimas que el cuerpo utiliza para combatir el cáncer Menor función inmunológica: Reducen su respuesta inmunológica Obesidad
Diabetes: Interfieren con los receptores de insulina en las membranas celulares     Problemas con la reproducción: Interfieren con las enzimas necesarias para producir las hormonas sexuales Enfermedades Cardiacas: Las grasas trans pueden causar una elevada obstrucción de las arterias

En el otro extremo del espectro están las grasas saturadas, que son:

Combustible preferido para el corazón Agentes antivirales útiles (ácido caprílico) Útil para bajar los niveles de colesterol (palmítico y esteárico)
Portadores de importantes vitaminas solubles en grasa A, D, E y K y necesarios para la conversión de caroteno en vitamina A, absorción mineral y una serie de otros procesos biológicos Efectivos como anti-caries, anti-placa y agentes fúngicos (ácido láurico) Moduladores de la regulación genética y prevención del cáncer (ácido butírico)

Fuentes de grasas saludables que debería agregar a su alimentación incluyen:

Aceitunas y aceite de oliva (para comidas frías)    Cocos y aceite de coco (para todo tipo de cocción y horneado)Mantequilla hecha de leche orgánica de vacas alimentadas con pastura
Frutos secos sin procesar como las almendras o nueces        Yemas de huevo de gallinas orgánicasAguacates
Carnes de animales alimentados con pasturaAceite de palmaAceites de frutos secos orgánicos sin calentar

Otra de grasa saludable que debería tener en mentes es la omega-3 de origen animal. La deficiencia de esta grasa esencial puede causar o contribuir a problemas de salud muy graves, tanto mental como física y podría ser un factor subyacente significativo de hasta 96,000 muertes prematuras cada año. Para obtener más información acerca de las grasas omega-3 y las mejores fuentes de esta grasa, por favor revise este artículo anterior.

+ Fuentes y Referencias
Publique su comentario