Las Ciruelas Pasa Podrían Ayudar a Disminuir el Riesgo de Cáncer de Colon

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Octubre 15, 2015 | 18,996 vistas

Historia en Breve

  • Las ratas que fueron alimentadas con ciruelas pasas o ciruelas secas tuvieron un aumento significativo en la cantidad de bacterias intestinales llamadas Bacteroidetes y Firmicutes
  • Las ratas que seguían una alimentación con ciruelas pasas también tuvieron menor cantidad de criptas aberrantes, las cuales son signos de lesiones precancerígenas que podrían ser un indicador del desarrollo futuro del cáncer de colon
  • Consumir principalmente alimentos enteros, como ciruelas pasas, podría ayudar a reducir su riesgo de padecer cáncer de colon

Por el Dr. Mercola

El cáncer colorrectal, que involucra tanto el cáncer de colon como el de recto, es el tercer cáncer más comúnmente diagnosticado en Estados Unidos (sin contar los cánceres de la piel). En 2015, se estima que habrá más de 93,000 casos nuevos de cáncer de colon (y cerca de 40,000 casos de cáncer rectal) diagnosticados.1

Como con la mayoría de los cánceres, se cree que la alimentación juega un papel en el riesgo del cáncer de colon. Por ejemplo, se sabe que una dieta alta en carnes procesadas (como hot dogs y ciertos fiambres) aumenta el riesgo, mientras que una alimentación alta en productos enteros, como vegetales y fruta, lo disminuye.

Nuevas investigaciones realizadas por los investigadores de Texas A&M, presentadas en la conferencia Experimental Biology de 2015 en Boston, MA, incluso encontraron que consumir ciruelas pasas regularmente podría jugar un papel en reducir el riesgo del cáncer de colon.

En caso de que se lo esté preguntando, las ciruelas secas también son conocidas como ciruelas pasas. De acuerdo con el California Dried Plum Board (el 99 por ciento del suministro de ciruelas pasas de Estados Unidos es cultivado en California), su público meta (mujeres entre los 25 y los 54 años) respondieron más favorablemente con el nombre "ciruelas pasas" en vez de "ciruelas secas", así que se cambió. Sin embargo, en otros lados del mundo, la mayoría de las personas las llaman ciruelas pasas.2

Otro dato interesante es que mientras que todas las ciruelas pasas son ciruelas, no todas las ciruelas pueden convertirse en las primeras. La variedad de ciruelas utilizadas para hacer las ciruelas pasas tienen un contenido de azúcar muy alto, lo que, de acuerdo con el California Dried Plum Board, permite que "se sequen sin fermentarse, mientras que aún conservan el hueso".3

Las Ciruelas Pasas Podrían Disminuir su Riego de Cáncer de Colon al Desarrollar su Bacteria Intestinal

Las ciruelas pasas son ricas en potasio, fibra y fitoquímicos, como los antioxidantes, todo lo cual podría ayudar a disminuir su riesgo de padecer enfermedades crónicas. Sin embargo, es la influencia de las ciruelas pasas sobre las bacterias del colon lo que podría ser más sorpresivo.

En un estudio realizado con animales, los investigadores alimentaron algunas ratas, ya sea con una dieta que contenía ciruelas pasas o una dieta control (que era la misma que la primera pero sin ciruelas). Aquellas ratas que fueron alimentadas con ciruelas pasas tuvieron un aumento significativo en la cantidad de bacterias intestinales conocidas como Bacteroidetes y Firmicutes.

Las ratas que seguían una alimentación con ciruelas pasas también tuvieron menor cantidad de criptas aberrantes, las cuales son signos de lesiones precancerígenas que podrían ser un indicador del desarrollo futuro de cáncer. La autora de estudio, la Dra. Nancy Turner explicó:4

"Gracias a este estudio pudimos concluir que las ciruelas pasas, realmente parecen promover la retención del microbiota benéfica y el metabolismo microbiano a través del colon, lo que fue relacionado con una menor incidencia de lesiones pre-cancerígenas."

Un estudio de 2005, reveló de manera similar que las ciruelas pasas "alteraban favorablemente…los factores de riesgo de cáncer de colon" en las ratas, posiblemente debido a su alto contenido de fibra alimenticia y polifenoles.5

Hay Muchas Razones Para Comer Ciruelas Pasas…Con Moderación

Las ciruelas pasas quizá sean mejor conocidas por su papel como auxiliar digestivo (como por tener un efecto ligeramente laxante). Son útiles para esto, no sólo porque contienen fibra soluble e insoluble, sino también por su alto contenido de sorbitol.

Se dice que el sorbitol, un azúcar que no se puede fermentar, a menudo descrito como un prebiótico, actúa como un "buen medio de producción de los deseados microorganismos intestinales"6 y ha sido sugerido como la razón por la que las ciruelas pasas tienen un efecto laxante...7

Además, a pesar de ser altas en azúcar, las ciruelas pasas no ocasionan un aumento rápido de la concentración de azúcar en la sangre, posiblemente debido a su alto contenido de fibra y sorbitol.8 Un análisis publicado en 2011 en Critical Reviews in Food Science and Nutrition citó a las ciruelas pasas como la "personificación de los alimentos funcionales" y continuó:9

"Las ciruelas pasas contienen aproximadamente 6.1 g de fibra alimenticia por cada 100g, mientras que el jugo de ciruelas pasas está desprovisto de fibra, debido a la filtración previa a hervir…

Las ciruelas pasas contienen grandes cantidades de compuestos fenólicos (184 mg/100 g), principalmente como ácido neoclorogénico y clorogénico, lo que podría ayudar a su acción laxante y retrasar la absorción de la glucosa.

Los compuestos fenólicos en las ciruelas pasas han demostrado inhibir la oxidación in vitro de LDL humano y por lo tanto podrían funcionar como sustancias preventivas contra las enfermedades crónicas, como el cáncer y las enfermedades cardiacas.

Además, el alto contenido de potasio en las ciruelas pasas (745 mg/100 g) podría ser benéfico para la salud cardiovascular.

Las ciruelas pasas son una fuente importante de boro, lo cual se sugiere que juega un papel en la prevención de la osteoporosis. Una porción de ciruelas pasas (100 g) satisface el requerimiento diario de boro (2 to 3 mg)".

Las Ciruelas Pasas Podrían Ser Benéficas para la Obesidad, Diabetes, Enfermedades Cardiacas y Más

De nuevo en 2013, la investigación publicada en Critical Reviews in Food Science and Nutrition promocionó el papel benéfico de las ciruelas pasas en la salud. Esta investigación involucró la alusión del papel potencial de las ciruelas pasas para reducir, no sólo el cáncer de colon, sino también otras enfermedades crónicas que acosan actualmente al mundo desarrollado:10

"Las ciruelas pasas contienen cantidades significativas de sorbitol, ácido químico, ácidos clorogénicos, vitamina K1, boro, cobre y potasio. La acción sinérgica de estos y otros compuestos, que también se encuentran en las ciruelas pasas en cantidades menos sobresalientes, podrían tener efectos benéficos para la salud cuando se consumen regularmente.

Comer un tentempié de ciruelas pasas podría aumentar la saciedad y reducir el consumo subsecuente de alimentos, lo que ayudaría a controlar la obesidad, diabetes y las enfermedades cardiovasculares relacionadas. A pesar de su sabor dulce, las ciruelas pasas no ocasionan un gran aumento postprandial en la glucosa e insulina de la sangre.

Los efectos directos en el tracto gastrointestinal son la prevención del estreñimiento y probablemente del cáncer de colon. Los compuestos fenólicos característicos y sus metabolitos también podrían actuar con sustancias antibacteriales, tanto en el tracto gastrointestinal, como en el urinario.

Los efectos saludables indirectos en el recambio óseo son respaldados por numerosos estudios de laboratorio realizados con animales y cultivos celulares".

A pesar de estos impresionantes beneficios, es importante comer ciruelas pasas con moderación, debido a su alto contenido de fructosa. Una ciruela pasa mediana contiene 1.2 gramos de fructosa. Si es resistente a la insulina o a la leptina (tiene sobrepeso, diabetes, hipertensión o colesterol alto), entonces sería especialmente recomendable que limite su consumo de fruta.

Como regla general, le recomiendo limitar su consumo de fructosa a máximo 15 gramos al día, de TODAS las fuentes, incluso de la fruta entera.

Si no es resistente a la insulina/leptina (tiene peso normal y no padece diabetes, hipertensión ni colesterol alto) le sugiero que limite su consumo de fructosa a 25 gramos al día (o menos) de todas las fuentes.

En cuanto a las sustancias conservadoras y sulfatadas, que son un problema si consume muchos tipos de fruta seca, no son un factor de preocupación al consumir la mayoría de las ciruelas pasas.

De acuerdo con la California Dried Plum Board, sólo se utiliza sorbato de potasio, que es considerado un conservador natural, en el procesamiento de las ciruelas pasas. Y, debido a que ya son de color oscuro, no hay necesidad de usar sustancias sulfatadas (que generalmente se utilizan para evitar el oscurecimiento).11

Consuma Alimentos Reales para Prevenir el Cáncer de Colon

Los alimentos que consume pueden jugar un papel principal en su riesgo de desarrollar cáncer, entre los cuales está el cáncer de colon. Como mencioné, las carnes procesadas – aquellas que se conservan por estar ahumadas, curadas, salteadas o gracias a los conservadores químicos añadidos - son conocidas por ser un gran factor de riesgo.

Entre estas encontramos el tocino, jamón, pastrami, salami, pepperoni, algunas salchichas y hamburguesas (si han sido conservadas con sal o aditivos químicos) y otras. Los nitratos que se añaden a estas carnes como conservadores, colorantes y saborizantes son particularmente problemáticos.

Los nitratos que se encuentran en las carnes procesadas a menudo se convierten en nitrosaminas, que claramente están relacionadas con un mayor riesgo de desarrollar ciertos cánceres. Por otro lado, los alimentos reales, como los que se describen en mi plan nutricional, podrían ayudarle a disminuir el riesgo de cáncer.

Por ejemplo, los vegetales contienen una gran variedad de antioxidantes y otros compuestos que combaten las enfermedades que son muy difíciles de conseguir en cualquier otro lugar - como el magnesio. Los resultados de un metaanálisis indicaron que por cada aumento de 100 miligramos en el consumo de magnesio, el riesgo de desarrollar un tumor colorrectal disminuye 13 por ciento, mientras que el riesgo de cáncer colorrectal disminuyó 12 por ciento12

Los investigadores notaron que los efectos anticancerígenos del magnesio podrían estar relacionados con su capacidad de reducir la resistencia a la insulina, lo que podría afectar positivamente el desarrollo de los tumores. Afirmaron:

"El consumo de alimentos ricos en magnesio podría ser la nueva vía que hay que explorar en busca de estrategias para la prevención del cáncer".

Los vegetales de hojas verdes, como la espinaca y la acelga son excelentes fuentes de magnesio, así como algunos frijoles, frutos secos y semillas, como las almendras y las semillas de calabaza, girasol y sésamo. Los aguacates también son una buena fuente de éste. Además del magnesio, las sustancias químicas de las plantas, llamadas fitoquímicos pueden reducir la inflamación y eliminar los cancerígenos, mientras que otras regulan el índice de reproducción celular, eliminan las células viejas y mantienen el ADN.

Los vegetales también son una de las mejores formas de fibra alimenticia. Estudios han demostrado repetidamente que las personas con mayor consumo de vegetales tienen niveles bajos de cáncer.

Un estudio encontró que las personas que consumen siete o más porciones de vegetales y frutas al día, tenían un riesgo 42 por ciento menor de fallecer por cualquier causa, en comparación con aquellas que comen menos de una porción. También disfrutaron un riesgo 31 por ciento menor de padecer enfermedades cardiacas y 25 por ciento menos riesgo de desarrollar cáncer.13

Comer Correctamente Nutre los Microbios Intestinales

Cerca de 100 billones de bacterias, hongos, virus y otros microorganismos componen su microflora corporal y los avances de la ciencia han dejado bastante claro que estos organismos juegan un papel principal en su salud, tanto mental como física. Por ejemplo, el estudio mencionado demostró que una de las formas en las que las ciruelas pasas podrían disminuir su riesgo de desarrollar cáncer de colon es al fomentar el crecimiento de microbios benéficos en su intestino.

Cuando consume demasiados cereales, azúcares y alimentos procesados, estos productos funcionan como "fertilizante" para las levaduras y los microorganismos patogénicos, lo que ocasiona que se multipliquen rápidamente.

Mientras que actualmente el 80 por ciento de los alimentos procesados están hechos de maíz y soya transgénicos, trigo y carne, hace 15,000 años las personas consumían cerca de 150 ingredientes diferentes cada semana, de acuerdo con Tim Spector, profesor de Epidemiología Genética en King's College London y autor de The Diet Myth (El Mito de la Alimentación).14

Spector quería descubrir qué le sucedería al intestino si sólo consumiera comida rápida, especialmente de McDonald´s, durante 10 días seguidos. Su hijo, Tom, se postuló voluntariamente como conejillo de indias y reportó sus síntomas, además de enviar muestras de sus heces a diferentes laboratorios, a lo largo de la prueba de 10 días.

Después de este periodo de comida rápida, cerca del 40 por ciento de sus especies de bacterias se perdieron, cuyo total sumaba cerca de 1,400 tipos diferentes. Conforme continúa subsistiendo a base de comida chatarra, sus microbios intestinales responden a ella y las bacterias "malas" podrían proliferar, lo que aumentaría sus antojos de más alimentos dañinos y permitiría que florezcan enfermedades como el cáncer.

Por ejemplo, los microbios pueden afectar la susceptibilidad al cáncer debido a que modulan el sistema inmunológico y la inflamación. También pueden influenciar la manifestación genética y parecer que tienen la capacidad de alterar la estabilidad de los genes. La Dra. Eva Sirinathsinghji del Institute of Science for Society también afirmó:15

"También se cree que es importante la incapacidad de la barrera intestinal para limitar las interacciones entre la microbiota y el receptor. La separación anatómica entre el receptor y los microbios es una primera línea fundamental de defensa y se mantiene a través de mantener intactos el recubrimiento epitelial y la capa de mucosidad, así como con un sistema sensor que detecte y elimine las bacterias.

Consistentemente, la colitis ulcerosa, una condición que interrumpe la barrera, aumenta el riesgo de los cánceres de colon. Los estudios que han provocado que la falla de la barrera en animales de laboratorio también han demostrado que es más probable que los cancerígenos pasen a través del recubrimiento intestinal perturbado, lo que ocasiona una mayor formación de tumores en los órganos locales y distantes".

Las Bacterias Intestinales Podrían Revelar Cáncer de Colon

Su microbioma incluso podría revelar su riesgo de cáncer de colon, o su presencia. Un total de 90 personas participaron en un estudio publicado en Cancer Prevention Research.16 Treinta de los participantes estaban saludables, 30 tenían pólipos intestinales precancerosos y 30 habían sido diagnosticados con cáncer avanzado de colon o recto. Después de evaluar la composición de la microbioma de cada persona, se volvió evidente que el análisis de la microbioma (con un examen fecal) podría ser una forma viable de escanear en busca de pólipos precancerosos y cáncer colorrectal.

De acuerdo con los descubrimientos, añadir el análisis del microbioma a otros factores de riesgo conocidos de pólipos precancerosos ocasionó una predicción de la condición 4.5 veces mejor. Añadir el análisis de la microbioma a los factores de riesgo en busca de cáncer colorrectal invasivo ocasionó que la capacidad de predecir el cáncer fuera cinco veces mejor.

La mejor forma de optimizar su microbioma es a través de su alimentación. Una buena forma de comenzar es reducir drásticamente los cereales y azúcares y evitar los ingredientes transgénicos, los alimentos procesados y el agua clorada. Para tener un intestino saludable, la alimentación debe ser rica en productos enteros, sin procesar y sin endulzar, además de alimentos fermentados o cultivados tradicionalmente.

Los Mejores Consejos para Prevenir el Cáncer

Creo que prácticamente puede eliminar su riesgo de padecer cáncer y enfermedades crónicas, y mejorar radicalmente sus probabilidades de recuperarse del cáncer si lo padece actualmente, al seguir las siguientes estrategias.

  • Compre alimentos enteros orgánicos y cocine desde cero. Esto reducirá automáticamente su consumo de azúcar. Las evidencias son bastante claras en que si desea evitar el cáncer, o actualmente padece cáncer y resistencia a la insulina, DEBE evitar todas las formas de azúcar, especialmente de fructosa, la cual alimenta las células cancerígenas y promueve su crecimiento.
  • Asegúrese de que su consumo total de fructosa sea menor a 25 gramos al día, o a 15 gramos si padece resistencia a la insulina o tiene síntomas de ésta (diabetes, presión arterial alta, obesidad o enfermedades cardiacas).

    Si compra productos agrícolas orgánicos, también disminuirá su exposición a los pesticidas y a los ingredientes transgénicos y al eliminar los alimentos procesados, automáticamente evitará los endulzantes artificiales, disminuirá el azúcar y evitará las grasas procesadas dañinas. Hablando de grasas, la mayoría de las personas necesitan aumentar su consumo de grasas saludables hasta entre el 50 y el 85 por ciento, para la salud óptima.

    Las fuentes de grasas saludables que hay que añadir a su alimentación son aguacate, mantequilla hecha de leche orgánica sin procesar de animales de pastoreo, coco y aceite de coco, aceites de frutos secos orgánicos sin calentar, frutos secos y semillas sin procesar, yemas de huevo orgánico de animales de pastoreo y carne de animales alimentados con pastura. Para obtener una guía alimenticia más detallada, vea mi Plan Nutricional Optimizado.

  • Opte por carne orgánica proveniente de animales alimentados con pastura para evitar los ingredientes transgénicos, pesticidas, hormonas, antibióticos y otros medicamentos para promover el crecimiento. También debería considerar reducir el consumo de proteína a un gramo por kilogramo de peso corporal, ya que el exceso de proteína (especialmente la proveniente de carne tratada con hormonas y antibióticos) podría promover el crecimiento tumoral.
  • Opte por empaques y contenedores de vidrio para evitar las sustancias químicas disruptores endocrinos.
  • Reconsidere la manera en que prepara y cocina sus alimentos: Le recomiendo comer al menos un tercio de sus alimentos en su estado crudo. Evite freír o carbonizar, mejor hierva, escalfe o cocine al vapor sus alimentos. Considere utilizar ingredientes enteros que combaten el cáncer, así como hierbas, suplementos y especias en su alimentación, tales como el brócoli, la curcumina y el resveratrol.
  • Practique el ayuno intermitente, es una excelente estrategia si padece de resistencia a la insulina/leptina, tiene diabetes, presión arterial alta, enfermedades cardíacas o problemas de peso. El ayuno intermitente mejora su peso y a medida que se restablezca su capacidad para quemar grasa como combustible puede comenzar a comer más alimentos y de forma más frecuente.
  • Normalice su proporción entre las grasas omega-3 y omega-6 consumiendo aceite de kril de alta calidad y reduciendo el consumo de aceites vegetales como el maíz, soya y canola.
  • Optimice su flora intestinal para reducir la inflamación y fortalecer su respuesta inmunológica. Las investigaciones han encontrado un mecanismo dependiente de microbios por medio del cual algunos tipos de cáncer crean una respuesta inflamatoria que alimenta su desarrollo y crecimiento. Ellos sugieren que inhibir las citoquinas inflamatorias podría ralentizar la progresión de cáncer y mejorar la respuesta a la quimioterapia.
  • Añadir alimentos fermentados naturalmente a su alimentación es una forma fácil de prevenir el cáncer o acelerar su recuperación. Siempre puede utilizar suplementos de probióticos de alta calidad, pero los alimentos fermentados son su mejor opción.

  • Haga ejercicio: El ejercicio reduce sus niveles de insulina, por lo tanto promueve la pérdida de peso y opaca el crecimiento y propagación de células de cáncer. En un estudio de tres meses de duración, se encontró que el ejercicio altera las células inmunológicas en una forma que combate las enfermedades en los sobrevivientes de cáncer que acababan de completar la quimioterapia.
  • Los investigadores y organizaciones del cáncer recomiendan hacer del ejercicio regular una prioridad con el fin de reducir su riesgo de cáncer y ayudar a mejorar los resultados del cáncer.

    Las investigaciones también han encontrado evidencia que sugiere que el ejercicio puede ayudar a activar la apoptosis (muerte celular programada) en las células de cáncer. Lo ideal es que su programa de ejercicios incluya, ejercicios de equilibrio, fuerza, flexibilidad y entrenamiento en intervalos de alta intensidad (HIIT). Para darse una idea de cómo comenzar échele un vistazo a mi Programa Peak Fitness.

  • Optimice su vitamina D: Existe evidencia científica de que se puede reducir el riesgo de cáncer a más de la mitad por medio de la optimización de sus niveles de vitamina D a través de la exposición apropiada al sol. Su nivel sérico debería mantenerse a 50-70 ng/ml, pero si está siendo tratado para el cáncer, entonces lo recomendable es que sea de 80-90 ng/ml para los mayores beneficios. Si está tomando vitamina D oral y tiene cáncer, lo mejor sería monitorear sus niveles de vitamina D en la sangre de forma regular, así como suplementarse con vitamina K2 y magnesio, ya que estos nutrientes trabajan en conjunto.
  • Duerma bien: Asegúrese de tener un sueño reparador todas las noches. La mayoría de nosotros necesitamos 8 horas de sueño para que sea reparador y para lograrlo necesitamos dormir temprano. La falta de sueño puede interferir con su producción de melatonina, que está relacionada con un aumento en el riesgo de resistencia a la insulina y aumento de peso, ambos aumentan su riesgo de cáncer. La melatonina por sí sola es un poderoso antioxidante con conocidas propiedades anticancerígenas, razón por la que dormir bien es tan importante en la prevención del cáncer.
  • Evite las toxinas. Reducir su exposición a las toxinas ambientales como los pesticidas, herbicidas, productos químicos de limpieza, aromatizantes sintéticos y cosméticos tóxicos.
  • Evite la exposición a la radiación: Limite su exposición y protéjase de la radiación producida por los teléfonos celulares, torres, estaciones base y estaciones Wi-Fi, también minimice su exposición a aparatos médicos que emitan radiación incluyendo rayos-X dentales, TC y mamografías.
  • Controle su estrés: El estrés por cualquier causa es uno de los principales contribuidores de las enfermedades. Incluso los CDC afirma que el 85 por ciento de las enfermedades son causadas por factores emocionales. Es probable que el estrés y los problemas emocionales sin resolver sean más importantes que los problemas físicos, así que asegúrese de tratarlos. Mi herramienta favorita para resolver los problemas emocionales es la Técnica de Liberación Emocional (EFT).

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 American Cancer Society, What are the key statistics about colorectal cancer?
  • 2, 3, 6, 11 California Dried Plum Board, FAQs
  • 4 CBS Houston September 29, 2015
  • 5  Nutr Cancer. 2005;53(1):117-25.
  • 7, 8, 9 Crit Rev Food Sci Nutr. 2001 May;41(4):251-86.
  • 10 Crit Rev Food Sci Nutr. 2013;53(12):1277-302.
  • 12 The American Journal of Clinical Nutrition September 2012
  • 13 Journal of Epidemiology and Community Health March 31, 2014
  • 14 Food Navigator May 20, 2015
  • 15 Institute of Science for Society February 26, 2014
  • 16 Cancer Prevention Research August 7, 2014 [Epub ahead of print]