Ocultar
Alimentos Cancer

Historia en Breve -

  • Las células pancreáticas cancerígenas usan la fructosa para dividirse y proliferar, según un estudio que desafía la idea de que todos los azúcares son iguales
  • Las células tumorales que fueron alimentadas con glucosa y fructosa usaron a cada una de forma diferente. Esto podría explicar por qué otros estudios han relacionado previamente el consumo de fructosa con el cáncer pancreático, uno de los tipos de cáncer más mortales
 

¿Se Encuentra el Alimento Favorito del Cáncer En Todo lo Que Come?

Noviembre 23, 2015 | 138,695 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

¿Son todos los azúcares iguales, en términos de los efectos que producen en la salud?

Tarde o temprano, la ciencia dejará el debate de una vez por todas. Ya se ha demostrado concluyentemente que la fructosa, consumida más comúnmente como jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), es MUCHO más peligrosa para la salud que el azúcar regular, pero la industria del maíz todavía niega vehementemente esas afirmaciones.

A través de campañas publicitarias exitosas, la industria ha logrado tomarle el pelo durante bastante tiempo, aunque eventualmente, incluso ellos tendrán que rendirse a las evidencias científicas…

Hasta entonces, la propaganda computarizada, como la página de internet de Corn Refiners Association, SweetSurprise.com, seguirán diciéndole que "las investigaciones confirman que el jarabe de maíz de alta fructosa es seguro y no es diferente de otros endulzantes comunes, como el azúcar de mesa y la miel.

Los tres endulzantes son iguales en términos de nutrición", y que "a pesar de que los azúcares se metabolizan con diferentes vías, no hay grandes consecuencias, ya que el cuerpo ve la misma mezcla en los azúcares de los endulzantes calóricos, sin importar su fuente".

Pero, ¿no tienen grandes consecuencias estas diferencias metabólicas?

¡Está muy lejos de ser así!

La Fructosa Aumenta la Velocidad del Crecimiento del Cáncer

Las investigaciones que se acaban de publicar en la revista Cancer Research muestran que la forma en la que los diferentes azúcares se metabolizan (a través de diferentes vías metabólicas) es una GRAN consecuencia, cuando se trata de alimentar al cáncer y hacer que prolifere.

De acuerdo con los autores:

"De manera importante, el metabolismo de la fructosa y la glucosa son bastante diferentes… Estos descubrimientos muestran que las células del cáncer pueden fácilmente metabolizar la fructosa para aumentar la proliferación".

En este caso, las células cancerígenas utilizadas eran cáncer de páncreas, el cual generalmente se considera la forma más mortal y universalmente veloz del cáncer.

El estudio confirma el viejo adagio que dice que el azúcar alimenta al cáncer, porque encontró que las células tumorales en verdad se desarrollan con el azúcar (glucosa). Sin embargo, las células usaron la fructosa para la división celular, lo que aumentó la velocidad del crecimiento y distribuyó el cáncer.

Si esta diferencia no es una gran consecuencia, entonces no sé qué podría serlo.

Ya sea que simplemente esté interesado en prevenir el cáncer, o tiene cáncer y desea vivir más tiempo, puede ignorar estos hechos y escuchar la propaganda de la industria bajo su propio riesgo.

¿Cómo Alimenta el Azúcar al Cáncer?

Uno de los componentes más cruciales de un programa de recuperación del cáncer es controlar el azúcar en su sangre y sus niveles de insulina a través de la alimentación, el ejercicio y el alivio del estrés emocional. Estos factores también son fundamentales para prevenir el cáncer en primer lugar.

Podría sorprenderle, pero la teoría de que el azúcar alimenta al cáncer se originó a aproximadamente hace 80 años. Lo que es todavía más impactante es que la mayoría de los programas contra el cáncer AUN no tratan adecuadamente la alimentación ni la necesidad de evitar los azúcares.

En 1931, se le otorgó el Premio Nobel al Dr. Otto Warburg, investigador alemán, quien descubrió que las células de cáncer tienen un metabolismo de la energía fundamentalmente diferente al de las células saludables.

Los tumores malignos tienden a usar un proceso en el que las células cancerígenas utilizan la glucosa como combustible, el cual genera ácido láctico como subproducto.1 La gran cantidad de ácido láctico producido en esta fermentación de la glucosa, realizada por las células cancerígenas, se transporta después al hígado. Esta conversión de glucosa en ácido láctico genera un pH más bajo y más acídico en los tejidos cancerígenos, así como en la fatiga física general causada por la acumulación de ácido láctico.2,3

Esta es una vía muy ineficiente para el metabolismo de la energía, que extrae sólo cerca del 5 por ciento de la energía disponible en su suministro alimenticio. En términos simplistas, el cáncer "desperdicia" energía, lo que ocasiona que usted se sienta cansado y esté malnutrido y, conforme el círculo vicioso continúa, ocasionará el desgaste corporal que tantos pacientes con cáncer han experimentado.

Además, los carbohidratos de la glucosa y la sacarosa disminuyen significativamente la capacidad de los neutrófilos para hacer su trabajo. Los neutrófilos son un tipo de glóbulo blanco que ayuda a las células a encapsular y destruir a los invasores, como el cáncer.

En pocas palabras, TODAS las formas de azúcar son nocivas para la salud en general y promueven el cáncer, aunque de formas ligeramente diferentes y en medidas diferentes. Sin embargo, la fructosa parece claramente ser una de las más dañinas de todas.

Atemos Cabos: Fructosa-Ácido Úrico-Riesgo de Cáncer y Enfermedades Crónicas

Un dato particularmente interesante que encontré en este estudio reciente es la alusión a la forma en la que el metabolismo de la fructosa ocasiona que aumente la producción del ácido, en conjunto con la proliferación de las células cancerígenas.

En mi primera entrevista con el Dr. Johnson, explicó lo nocivo que es el impacto de la fructosa en el nivel de ácido úrico. Curiosamente, SÓLO la fructosa eleva el ácido úrico como parte de sus vías metabólicas normales y la glucosa NO lo hace.

Y la conexión entre la fructosa, ácido úrico, hipertensión, resistencia a la insulina/diabetes y enfermedades renales es tan clara que puede usarse el nivel de ácido úrico como marcador de la toxicidad por fructosa - lo que significa que si sus niveles son altos, tiene un mayor riesgo de padecer todos los daños a la salud relacionados con el consumo de fructosa y realmente necesita reducir su consumo de fructosa.

Para obtener más información sobre este tema, vea este enlace.

El Dr. Richard Johnson ha escrito uno de los mejores libros en el mercado acerca de los peligros de la fructosa, llamado The Sugar Fix, el cual explica cómo es que la fructosa causa presión arterial alta, enfermedades cardiacas, obesidad, diabetes y enfermedades renales.

Como he mencionado anteriormente, el sí promueve en su libro el uso de endulzantes artificiales, lo que yo no recomiendo. Sin embargo, en mi opinión, su investigación sobre la fructosa es sin igual.

Actualmente es seguro decir que el cáncer, al menos el pancreático, definitivamente también está en la lista de enfermedades que están relacionadas directamente con el consumo excesivo de fructosa.

Entonces, ¿Las Frutas Son Buenas o Malas para Usted?

Esta recomendación ha generado mucha controversia entre muchas personas que consumen fruta regularmente y creen que esta recomendación no aplica para ellas.

Muchas personas que consumen grandes cantidades de fruta no tienen ningún síntoma, de la misma forma en la que las personas con alta presión arterial pueden no presentar síntomas. Sin embargo, la falta de síntomas no es garantía de que no se esté exponiéndose al peligro.

Recuerde que más de tres cuartos de la población tienen resistencia a la insulina.

¿Cómo saber si usted tiene resistencia a la insulina? Si padece cualquiera de las siguientes condiciones es bastante seguro que la tiene:

  • Diabetes
  • Alta presión arterial
  • Sobrepeso
  • Colesterol alto
  • Cáncer

Si tiene resistencia a la insulina es bastante recomendable que limite su consumo total de fructosa de la fruta a menos de 15 gramos al día (vea la tabla siguiente). Si cree que es muy saludable y es la excepción a esta recomendación, entonces puede confirmar fácilmente si esto es cierto al medir su nivel de ácido úrico.

Si su nivel de ácido úrico es mayor a 5.5, entonces tiene un factor de riesgo y debería limitar su consumo de fructosa. Mientras más por encima de 5.5 esté, será mayor el factor de riesgo.

Tenga en cuenta que la fruta también contiene fructosa, aunque un factor que las hace mejores es que las frutas enteras también contienen vitaminas y otros antioxidantes que reducen los efectos dañinos de la fructosa.

Los jugos, por otro lado, son casi tan nocivos como la soda, debido a que un vaso de jugo está cargado de fructosa y gran parte de los antioxidantes se han perdido.

Es importante recordar que la fructosa por sí misma no es mala, ya que las frutas ciertamente son benéficas. Pero cuando consume altos niveles de fructosa definitivamente devastará su bioquímica y fisiología. Recuerde que la dosis PROMEDIO de fructosa son 70 gramos al día, lo que excede el límite recomendado en un 300 por ciento.

Así que TENGA CUIDADO con su consumo de fruta. Simplemente DEBE entender que debido a que el JMAF es tan barato, se añade a prácticamente todos los alimentos procesados. Así que incluso si no consumió soda o fruta, es muy fácil exceder los 25 gramos de fructosa oculta en su alimentación, si consume cualquier producto procesado.

Si es defensor de una alimentación cruda, lleva una dieta prístina y hace ejercicio regularmente, entonces podría ser la excepción que podría exceder este límite y mantenerse saludable. Pero, en mi experiencia, esa es ciertamente la excepción y no la regla.

Así que por favor, sume cuidadosamente su fruta según la tabla siguiente para mantener su fructosa total proveniente de la fruta por debajo de los 15 gramos al día.

Fruta Tamaño de la Porción Gramos de Fructosa
Limones 1 mediano0
Limones amarillos 1 mediano0.6
Arándanos 1 taza0.7
Fruta de la pasión 1 mediana0.9
Ciruela pasa 1 mediana1.2
Albaricoque 1 mediano1.3
Guayaba 2 medianas2.2
Dátil (estilo Deglet Noor) 1 mediano2.6
Melón 1/8 de melón mediano2.8
Frambuesas 1 taza3.0
Naranja clementina 1 mediana3.4
Kiwi 1 mediano3.4
Zarzamoras 1 taza3.5
Carambola 1 mediana3.6
Cerezas dulces 103.8
Fresas 1 taza3.8
Cerezas ácidas 1 taza4.0
Piña 1 rebanada (3.5'' x .75'')4.0
Toronja, rosa o roja 1/2 mediana4.3

Limitar el Consumo de Fructosa Es una Parte Fundamental de un Plan de Tratamiento Completo contra el Cáncer

Reducir (o preferiblemente eliminar) la fructosa y otros azúcares añadidos, así como limitar los carbohidratos de grano en su alimentación es a menudo prioridad en mi lista de estrategias para reducir el cáncer y por una buena razón.

Esta estrategia alimenticia también debería ser parte de su plan de tratamiento completo contra el cáncer.

Al reducir severamente su consumo de fructosa y carbohidratos, puede ayudar a prevenir cualquier crecimiento cancerígeno potencial y "matar de hambre" cualquier tumor que tenga actualmente.

También refuerza su función inmunológica general, debido a que el azúcar disminuye la función de su sistema inmunológico casi inmediatamente.

Desafortunadamente, a muy pocos de los pacientes que se someten a un tratamiento convencional contra el cáncer en Estados Unidos se les ofrece algún tipo de terapia nutricional guiada científicamente más allá de la recomendación de "simplemente comer alimentos saludables".

Creo que cualquier paciente con cáncer vería una gran mejora en su resultado si controlara su suplemento del combustible preferido del cáncer, la glucosa y se mantuvieran alejados de la fructosa para reducir significativamente la proliferación de los tumores.

Matar de Hambre al Cáncer – Otra Estrategia Prometedora

Antes de entrar más a detalle en las estrategias de prevención del cáncer, me gustaría recordarle acerca de otro desarrollo reciente en la investigación sobre el cáncer sobre el que escribí recientemente, específicamente 'matar de hambre' al cáncer al consumir alimentos que previenen la angiogénesis.

La angiogénesis (demasiados vasos sanguíneos) es un distintivo del cáncer, ya que el tumor necesita sangre para crecer (así es como se alimenta de la glucosa en su torrente sanguíneo). Pero la angiogénesis parece ser prevenible al consumir alimentos que son inhibidores naturales del crecimiento excesivo de vasos sanguíneos.

Cuando consume regularmente estos alimentos, puede matar de hambre efectivamente a cualquier crecimiento cancerígeno microscópico, lo que previene efectivamente que crezcan más y se vuelvan peligrosos.

De acuerdo con el Dr. Li, quien dirige actualmente esta investigación, el resveratrol de las uvas rojas, por ejemplo, ha demostrado inhibir la angiogéneis anormal en un 60 por ciento. El ácido elágico que se encuentra en las fresas es incluso más poderoso.

Otros alimentos antiangiogénicos poderosos son:

Té verde Bayas: Fresas, zarzamoras, frambuesas, moras azules Cerezas
Cítricos: naranjas, toronja, limones Col rizada Cúrcuma
Nuez moscada Alcachofas Perejil
Ajo Jitomate Hongos Maitake

Lógicamente, los diferentes alimentos contienen diferentes potencias de compuestos antiangiogénicos. ¡Incluso se ha encontrado que algunos alimentos son más poderosos que los medicamentos antiangiogénicos actuales! Estos son el perejil y el ajo.

Aunque, curiosamente, cuando los investigadores evaluaron la combinación de dos de los tés MENOS poderosos, por ejemplo, descubrieron que esta combinación de té era más potente que cualquier té por sí mismo.

"Hay una sinergia", afirma Li, que podría no sorprender a aquellos de ustedes que sean muy versados en nutrición holística. ¡Es esta sinergia la que hace que los alimentos frescos y enteros sean tan nutritivos potencialmente!

La suma es mucho mejor que las partes individuales y es por esto que es más importante que se concentre en llevar una alimentación a base de alimentos enteros y orgánicos, en vez de obsesionarse con los nutrientes individuales.

Otras Estrategias para la Prevención del Cáncer

Además de evitar la fructosa y otros azúcares añadidos (lo que no sólo significa eliminar la soda y las bebidas endulzadas, sino también los alimentos procesados, ya que la mayoría están cargados con JMAF) e incorporar alimentos más antiangiogénicos en su alimentación, aquí hay varias estrategias adicionales que puede incorporar para prácticamente eliminar su riesgo de desarrollar cáncer:

  1. Normalice sus niveles de vitamina D a través de la exposición apropiada al sol. Esta es una de las estrategias más efectivas y más económicas para prevenir el cáncer, que está disponible para la mayoría de las personas. Idealmente, debería monitorear sus niveles de vitamina D para asegurarse de que están dentro de un índice terapéutico durante todo el año.
  2. Consuma cantidades adecuadas de grasas omega-3 de origen animal.
  3. Haga ejercicio. Una de las razones principales por las que el ejercicio funciona es que disminuye sus niveles de insulina. Controlar sus niveles de insulina es una de las formas más poderosas de reducir su riesgo de cáncer.
  4. Tenga una herramienta para eliminar permanentemente los cortos circuitos neurológicos que pueden activar los genes cancerígenos. Incluso los CDC afirman que el 85 por ciento de las enfermedades son causadas por factores emocionales. Es probable que este factor sea más importante que todos los factores físicos que se han mencionado aquí, así que asegúrese de tratarlos. Mi herramienta favorita particular para este propósito, como podría saber, es la Técnica de Liberación Emocional.
  5. Tan sólo el 25 por ciento de las personas consumen suficientes vegetales, así que, consuma a como dé lugar la mayor cantidad de vegetales con la que se sienta cómodo, preferiblemente frescos y orgánicos.
  6. Idealmente, también debería determinar su tipo nutricional, ya que algunos vegetales son mejores que otros, dependiendo de su tipo. Además, si, por ejemplo, es del tipo nutricional carbohidratos, podría necesitar hasta 300 por ciento más vegetales que una persona del tipo nutricional proteico.

  7. Mantenga un peso corporal ideal.
  8. Duerma lo suficientemente bien.
  9. Reduzca su exposición a las toxinas ambientales como los pesticidas, productos químicos de limpieza, aromatizantes sintéticos y contaminación del aire.
  10. Hierva, cueza o cocine al vapor sus alimentos, en vez de freírlos o asarlos a la parrilla.

[+] Fuentes y Referencias
  • 1 Warburg O. On the origin of cancer cells. Science 1956 Feb;123:309-14.
  • 2 Volk T, et al. pH in human tumor xenografts: effect of intravenous administration of glucose. Br J Cancer 1993 Sep;68(3):492-500
  • 3 Digirolamo M. Diet and cancer: markers, prevention and treatment. New York: Plenum Press; 1994. p 203

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.