Ocultar
Derrame Cerebral

Historia en Breve -

  • El derrame cerebral es la causa número uno de incapacidad a largo plazo y la cuarta causa de muerte en Estados Unidos. Afortunadamente, hasta el 80 por ciento de los derrames cerebrales se pueden prevenir
  • Factores de estilo de vida, como la alimentación, el ejercicio, índice de masa corporal, niveles de azúcar en la sangre, presión arterial y fumar pueden tener una relevancia directa en su riesgo personal
  • Reducir su presión sanguínea sistólica 20 milímetros (sin importar de qué tan alta está actualmente su presión sanguínea) disminuye su riesgo de sufrir un derrame cerebral en un 50 por ciento. No fumar o dejar de fumar equivale a un 40 por ciento menos riesgo
  • De acuerdo con investigaciones recientes, por cada siete gramos más de fibra que consuma a diario, su riesgo de sufrir un derrame disminuye en un siete por ciento
  • También hay evidencias convincentes que muestran que su estado de vitamina D, grounding, estrés y uso de estatinas y de la terapia de reemplazo hormonal o píldoras anticonceptivas representan un papel en el riesgo de derrame
Artículo Anterior Siguiente Artículo
 

¿Está Utilizando Estas Estrategias Simples para Disminuir Su Riesgo de Sufrir un Derrame Cerebral?

Noviembre 29, 2015 | 23,184 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

De acuerdo con la Asociación Nacional de Apoplejía, 1 el derrame cerebral es la causa número uno de incapacidad a largo plazo y la cuarta causa de muerte en Estados Unidos. El tipo más común de derrame se conoce como "ataque isquémico", el cual es ocasionado por una obstrucción en un vaso sanguíneo que suministra sangre al cerebro. Una vez que ha padecido un derrame, si lo sobrevive, el daño puede ser completamente devastador.

Afortunadamente, hasta el 80 por ciento de los derrames cerebrales se pueden prevenir. De acuerdo con los investigadores,2 factores de estilo de vida, como la alimentación, el ejercicio, índice de masa corporal, niveles de azúcar en la sangre, presión arterial y fumar pueden tener una relevancia directa en su riesgo personal.

También hay evidencias convincentes que muestran que su estado de vitamina D, grounding, estrés y uso de estatinas y terapia de reemplazo hormonal o píldoras anticonceptivas representan un papel en el riesgo de derrame.

Incluso Pequeños Cambios en sus Hábitos Pueden Hacer una Gran Diferencia

Daniel Lackland, profesor de neurociencia en la Universidad de Medicina de Carolina del Sur y portavoz de la Asociación Americana del Corazón, ha desarrollado una escala de factores de estilo de vida que tienen relevancia en el riesgo de sufrir un derrame cerebral, llamada la escala3 "De los Siete Puntos Simples" (Life´s Simple Seven), en la cual encontramos:

La excelente noticia es que incluso los cambios más mínimos pueden reducir su riesgo de sufrir un derrame cerebral. Como reportó el artículo mencionado de NPR:4

"[Los] científicos escudriñaron un estudio grande que monitoreó a 30,239 personas para ver qué tanta mejoría se necesitaba para prevenir un derrame cerebral… La buena noticia es que no se necesita mucho para marcar la diferencia.

Cada factor de riesgo de sufrir un derrame cerebral se calificó de 0 a 2; el 0 significaba horrible, el 1, más o menos, y el 2, espectacular. Incluso una mejora de un punto en la calificación total de los siete factores redujo significativamente el riesgo de sufrir un derrame.

Cada mejora de un punto en la escala de 14 puntos equivalió a un 8 por ciento menos riesgo. 'Lo genial de este descubrimiento es que cualquier cosa marca la diferencia… Si hace un cambio pequeño, mejora', dice Lackland. 'Si hace un cambio más grande, mejora aún más'.

Algunos cambios pueden darle una gran recompensa. El estudio demostró que reducir su presión sanguínea sistólica 20 milímetros (sin importar de qué tan alta está actualmente su presión sanguínea) disminuye su riesgo de sufrir un derrame cerebral en un 50 por ciento. Si la reduce otros 20 mm vuelve a disminuir a la mitad su riesgo personal. No fumar o dejar de fumar equivale a un 40 por ciento menos riesgo.

Tenga Cuidado con las Recomendaciones Alimenticias Erróneas

Primeramente, en cuanto al colesterol y el riesgo de sufrir un derrame, lo que buscamos es un equilibrio. El equilibrio entre estos índices se logra mejor a través de una alimentación saludable, como describo en mi Plan Nutricional y al hacer ejercicio. Vale la pena mencionar, que se ha descubierto que los medicamentos para disminuir el colesterol, conocidos como estatinas, aumentan el riesgo de un derrame cerebral.

El colesterol total prácticamente no le dirá nada acerca de su riesgo de desarrollar enfermedades, a menos de que esté excepcionalmente elevado (más de 330 aproximadamente, lo que sugeriría hipercolesterolemia familiar y es, según mi punto de vista, casi el único momento en el que podría ser apropiado un medicamento para disminuir el colesterol). Dos índices que indican mucho mejor el riesgo de padecer enfermedades cardiacas son:

  1. El índice de colesterol HDL/total: El porcentaje HDL es un factor muy poderoso del riesgo de desarrollar enfermedades cardiacas. Simplemente divida su nivel de HDL entre su colesterol total. Este porcentaje debe estar idealmente por encima del 24 por ciento. Si es menor al 10 por ciento, es un indicador significativo de riesgo de enfermedades cardiacas.
  2. Índice triglicéridos/HDL: Este porcentaje debería ser menor a 2.

Cuando se trata de su alimentación, sería muy recomendable que escudriñe las recomendaciones estándar,5 las cuales involucran disminuir las grasas saturadas y el colesterol alimenticio.

Es importante entender que el colesterol es realmente esencial para la buena salud, ya que realiza funciones esenciales dentro de las membranas celulares y es crítico para la función adecuada del cerebro y la producción de hormonas esteroideas. La vitamina D también se sintetiza a través de un pariente cercano del colesterol: el 7-dehidrocolesterol. De hecho, ahora tenemos evidencia que muestra que la deficiencia de colesterol tiene un impacto dañino en prácticamente cada aspecto de su salud.

Por ejemplo, hay razones para creer que las dietas bajas en grasa o los medicamentos para disminuir el colesterol podrían causar o contribuir al Alzheimer y al comportamiento violento, debido a cambios adversos en la química cerebral.

Además, estudios han demostrado que el colesterol alimenticio tiene poco que ver con el aumento del colesterol en suero. Digamos, aunque las yemas de huevo son relativamente altas en colesterol, numerosos estudios han confirmado que las yemas de huevo prácticamente no tienen nada que ver con el aumento de su colesterol.

Por ejemplo, la investigación publicada en el International Journal of Cardiology mostró que, en los adultos saludables, consumir huevos todos los días no produjo un efecto negativo en la función endotelial (una medida global de riesgo cardiaco); ni aumentó los niveles de colesterol.

Pero es no es todo. Un estudio realizado en 20096 descubrió que las proteínas de los huevos cocidos se convierten en enzimas gastrointestinales, lo que produce péptidos que actúan como inhibidores ACE - medicamentos comunes de venta con receta para disminuir la presión sanguínea, ¡lo que podría disminuir su riesgo de sufrir un derrame cerebral!

La Mayoría de las Grasas Saturadas Son, En Realidad, Buenas Para Usted

Se puede decir lo mismo de las grasas saturadas, las cuales brindan la base para las membranas celulares y una variedad de hormonas y sustancias parecidas a las hormonas en el cuerpo. También actúan como portadoras de vitaminas importantes solubles en grasa, como la A, D, E y K. Las grasas alimenticias también son necesarias para convertir el caroteno en vitamina A, para absorber los minerales y para albergar otros procesos biológicos.

Además, cuando consume grasas saturadas como parte de su comida, disminuyen la absorción de los alimentos, por lo que se siente satisfecho durante más tiempo.

Sin embargo, es importante entender que no todas las grasas saturadas son iguales. Hay diferencias sutiles que tienen implicaciones profundas para la salud y si evita consumir todos los tipos de grasas saturadas, es probable que su salud sufra. De hecho, hay más de una docena de tipos diferentes de grasas saturadas, pero usted consume principalmente sólo tres: ácido esteárico, ácido palmítico y ácido láurico.

Ya se ha establecido firmemente que el ácido esteárico (que se encuentra en la cocoa y en la grasa animal) no tiene efectos adversos en sus niveles de colesterol y se convierte en el hígado en la grasa monosaturada llamada ácido oleico. Las otros dos, los ácidos palmítico y láurico, sí aumentan el colesterol total.
Sin embargo, ya que aumentan el colesterol "bueno" tanto o más que el colesterol "malo", todavía disminuye su riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Las fuentes de grasas saludables son:

Aguacates Mantequilla hecha con leche orgánica de animales alimentados con pastura Lácteos sin procesar Yemas de huevo orgánico de animales de pastoreo
Coco y aceite de coco Aceites sin calentar de frutos secos orgánicos Frutos secos crudos, como almendras, pecanas y semillas Carne de animales de pastoreo

Las grasas trans, por otro lado, claramente deben evitarse. Son conocidas por promover la inflamación, la cual es el marcador de la mayoría de las enfermedades crónicas, no sólo de los derrames cerebrales y enfermedades cardiacas. Por ejemplo, en un estudio realizado en 2010,7 las mujeres postmenopáusicas que consumían la mayor cantidad diaria de grasas trans tuvieron un 30 por ciento mayor incidencia de ataques cerebrales isquémicos.

Así que, tenga en cuenta que mientras que la mayoría de los periodistas de la salud y los "expertos" agruparán a las grasas saturadas y a las trans, realmente tienen un impacto en la salud marcadamente diferente y la denigración de la grasa saturada, que surgió de una hipótesis sin respaldo científico de mediados de la década de los 50, es un mito que desde entonces ha sido desacreditado firmemente por la ciencia nutricional.

Un Estudio Muestra que la Fibra También Podría Ser Importante para Prevenir los Derrames Cerebrales

Como noticia relacionada,8,9 los investigadores han descubierto que por cada siete gramos más de fibra que consuma a diario, su riesgo de sufrir un derrame disminuye en un siete por ciento...10  Se llegó a esta conclusión con base en la información de ocho estudios observacionales. La fibra es la parte no digerible de las plantas, la cual puede ser soluble o insoluble.

Se encontró que la fibra soluble en agua reduce más el riesgo de un derrame cerebral. La fibra soluble también puede ayudar a impulsar los alimentos, azúcares, colesterol y grasas libremente a través del tracto digestivo y ayuda en la formación de bacterias benéficas en el intestino, lo cual es un aspecto crítico de la salud óptima. Algunas fuentes saludables de fibra soluble son:

  • Semillas de chía
  • Bayas
  • Vegetales, como el brócoli y las coles de Bruselas
  • Vegetales de raíz y tubérculos, como cebollas y camotes
  • Almendras

Mientras que la recomendación convencional pide 25 gramos de fibra al día, yo creo que la mayoría de las personas necesitan más de 32 gramos diarios. La mayoría de las personas en Estados Unidos no se acercan a esta cantidad. De acuerdo con el New York Times:11

"…el promedio actual de consumo de fibra en Estados Unidos es de cerca de 13 gramos al día en las mujeres y 17 en los hombres. Aumentar esta cantidad siete gramos al día los acercaría a los niveles recomendados de 21 a 25 gramos para las mujeres y 30 a 38 para los hombres. 'Un aumento de siete gramos al día es una meta alcanzable', dijo el Dr. Burley. 'Está hablando de...aumentar dos porciones diarias a su consumo de vegetales y frutas'".

Idealmente, su alimentación debería contener fibra soluble e insoluble, las cuales se encuentran en:

  • Cáscara de semilla de psilio y semillas de linaza y chía
  • Ejotes
  • Coliflor
  • Frijoles secos
  • Chícharos

Otras Normas para la Prevención de los Derrames Cerebrales

Es importante darse cuenta que la gran mayoría – hasta el 80 por ciento, de acuerdo con la Asociación Nacional de Apoplejía – de los derrames cerebrales pueden prevenirse, así que su estilo de vida representa un gran papel en definir si se volverá parte de la estadística. 

El ejercicio está claramente al principio de la lista en cuanto a las recomendaciones, ya que mantener un programa regular de ejercicio hará mucho para mejorar las señales de su receptor de insulina y leptina.

Yo recomiendo un programa completo que incluya ejercicios de Peak Fitness, en conjunto con un entrenamiento de fuerza muy lento, Estiramientos Activos Aislados y trabajo del torso. Si ya ha padecido un derrame, el ejercicio es también muy importante, ya que las investigaciones muestran que puede mejorar significativamente su recuperación mental y física. 12

Además del ejercicio y de los factores específicos alimenticios, de los cuales se habló anteriormente, otros factores de estilo de vida que pueden tener un impacto directo en su riesgo de sufrir un derrame cerebral son:

  • Carnes procesadas: Ciertos conservadores, como el nitrato de sodio y el nitrito que se encuentran en las carnes ahumadas y procesadas han demostrado dañar sus vasos sanguíneos, lo que podría aumentar su riesgo de sufrir un derrame cerebral. Yo recomiendo evitar todos los tipos de carnes procesadas y que opte, en cambio, por carne orgánica, de animales de pastoreo o alimentados con pastura.
  • Soda de dieta: Las investigaciones presentadas en la Conferencia Internacional de Apoplejía de 2011 de la Asociación Americana de Apoplejía mostraron que tomar tan sólo una soda de dieta al día podría aumentar su riesgo de sufrir un derrame cerebral en un 48 por ciento. Idealmente, póngase como objetivo eliminar todas las sodas de su alimentación, ya que sólo una lata de soda regular contiene casi el doble de la cantidad diaria permitida de fructosa que yo recomiendo para mantener la buena salud y prevenir las enfermedades.
  • Deficiencia de Vitamina D: De acuerdo con las investigaciones presentadas en las Sesiones Científicas Anuales de 201013 de la Asociación Americana del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés), los niveles bajos de vitamina D – el nutriente esencial que se obtiene de la exposición a la luz del sol - dobla el riesgo de un derrame cerebral en las personas caucásicas.
  • Para elevar sus niveles al índice saludable de 50-70 ng/ml, su mejor opción es la exposición adecuada al sol. Si la exposición al sol no es una opción, puede utilizarse una cama de bronceado segura (con balastros electrónicos en vez de magnéticos, para evitar la exposición innecesaria a los campos EMF).

    Como última opción, puede tomar un suplemento de vitamina D3. Las investigaciones sugieren que el adulto promedio necesita tomar 8,000 IU de vitamina D al día para elevar sus niveles a más de 40 ng/ml, lo cual es el mínimo absoluto necesario para prevenir las enfermedades. Si opta por un suplemento, también necesitará asegurarse de tomar suficiente cantidad de vitamina K2, ya que funciona sinérgicamente con la vitamina D y activa la matriz proteína GLA, la cual inhibe la calcificación arterial.

  • Estrés. De acuerdo con un estudio realizado en 2008,14 mientras más estresado esté, será mayor su riesgo de sufrir un derrame cerebral. Los investigadores encontraron que por cada punto menos que una persona tuviera en su escala de bienestar, el riesgo de sufrir un derrame cerebral aumentaba 11 por ciento. Lógicamente, la relación entre la angustia psicológica y el derrame cerebral fue más pronunciada cuando el derrame fue fatal.
  • Mi herramienta general favorita para controlar el estrés es EFT (Técnica de Liberación Emocional). Es una herramienta práctica y gratuita para descargar rápidamente y sin dolor la carga emocional y es tan fácil que hasta los niños pueden aprenderla. Otras herramientas comunes para reducir el estrés con un alto índice de éxito son, por ejemplo, orar, meditar, reír y practicar yoga. Para obtener más consejos, vea mi artículo 10 Consejos Simples que le Ayudaran a Desestresarse.

  • Terapia de reemplazo hormonal (TRH) y píldoras anticonceptivas. Si está utilizando un método hormonal anticonceptivo (ya sea una píldora, parche, anillo vaginal o implante), es importante entender que está tomando progesterona y estrógenos sintéticos - algo que ciertamente no es benéfico si desea mantener la salud óptima.
  • Estos anticonceptivos contienen las mismas hormonas sintéticas que se utilizan en la terapia de reemplazo hormonal (TRH), la cual tiene riesgos bien documentados, como un mayor riesgo de coágulos, derrame cerebral, infarto y cáncer de seno.

  • Estatinas. Las estatinas se recetan frecuentemente para reducir el riesgo de enfermedades cardiacas y derrames cerebrales. Sin embargo, las investigaciones muestran que estos medicamentos para disminuir el colesterol aumentan el riesgo de un segundo derrame cerebral, si ya ha sufrido uno.
  • Hay dos razones por las que esto podría suceder: los medicamentos podrían disminuir demasiado su colesterol, al punto de que aumenta el riesgo de sangrado cerebral o podrían afectar los factores de coagulación de la sangre, lo que aumenta el riesgo de sangrado.

    La probabilidad de que no necesite una estatina es de más de 100 a 1. El setenta y cinco por ciento del colesterol se produce en el hígado, el cual es influenciado por sus niveles de insulina. Por lo tanto, si optimiza su nivel de insulina, automáticamente optimizará su colesterol. Para leer un repaso acerca de cómo hacer esto, vea mi artículo reciente Nación de Estatinas: Excelente Información sobre el Colesterol.

  • Grounding. Caminar descalzo, también conocido como "grounding" tiene un poderoso efecto antioxidante que le ayuda a aliviar la inflamación en todo su cuerpo. El cuerpo humano parece estar calibrado finamente para "trabajar" con la tierra, en el sentido de que hay un flujo constante de energía entre nuestro cuerpo y la tierra. Cuando coloca los pies en el suelo, absorbe grandes cantidades de electrones negativos a través de la planta de sus pies.
  • En el mundo actual, es más importante que nunca, y aun así, menos personas que nunca antes se conectan ya con la tierra de esta forma. La alimentación alta en azúcar, fumar, las frecuencias de radio y otros campos electromagnéticos tóxicos, el estrés emocional, el colesterol alto y los altos niveles de ácido úrico son ejemplos de factores que pueden hacer que su sangre sea hipercoagulable, lo que significa que la hace espesa y lenta, lo cual aumenta su riesgo de tener un coágulo sanguíneo o de sufrir un derrame cerebral.

    El grounding ayuda a adelgazar la sangre al mejorar su potencial zeta. Le da a cada glóbulo mayor carga negativa, lo que les ayuda a repelerse entre sí para mantener la sangre delgada y menos propensa a formar coágulos. Esto puede reducir significativamente su riesgo de sufrir un derrame cerebral.

    Las investigaciones han demostrado que se necesitan aproximadamente 80 minutos para que los electrones libres de la tierra lleguen a su torrente sanguíneo y transformen su sangre, así que asegúrese de caminar descalzo sobre el césped o arena mojada regularmente durante 1.5 o 2 horas, si es posible.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.