Como Dejar de Ser “Delgado-Con-Grasa” o “Skinny-Fat”

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 15, 2015 | 8,910 vistas

Historia en Breve

  • Ser físicamente delgado no significa estar sano. A veces enmascaramos la realidad de nuestra salud viéndonos flacas o flacos. Un cambio de dieta sirve para optimizar nuestra salud independientemente de nuestro peso

Por Joe Carpenter

Era el típico tipo: comiendo hamburguesas, carne en casi cada comida, desayunando cereal con leche y consumiendo muchos alimentos procesados. Básicamente, estaba consumiendo la dieta estadounidense estándar.

No me di cuenta de cómo la comida afectaba a la forma en que mi cuerpo se sentía, qué tan rápido me recuperaba después de hacer ejercicio y cómo experimentaba mi vida.

Me descubrí delgado y gordo al mismo tiempo – físicamente, era delgado, pero tenía energía baja y un nivel de colesterol cerca de 300. No era impresionante. A mediados de mis años 40, era un buen candidato para una enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2.

Una noche, me encontré con un par de documentales en Netflix, Forks Over Knives (Tenedores antes que Cuchillos) y Fat, Sick and Nearly Dead (Gordo, Enfermo y Casi Muerto). Me quedé fascinado con la información y las historias que escuché.

Casi inmediatamente, comencé a implementar lo que había aprendido de ver estos filmes y de los libros que estaba leyendo. El proceso de transición a una dieta con base en plantas me tomó alrededor de seis meses. Me deshice de la comida que me enfermaba y aprendí a comprar alimentos naturales, lo cual no fue fácil al principio pero definitivamente valió la pena.

Ahora tan sólo un año después, estoy más en forma de lo que alguna vez me vi. Corro por lo menos 100 millas al mes y juego tenis competitivo de dos a tres veces por semana (y mis tiempos de correr y recuperación son los mejores que he visto). Pero mi mayor victoria podría ser haber bajado mi nivel de colesterol sin tomar ningún medicamento de prescripción.

5 Pasos Clave Para Hacer La Transición A Una Dieta Saludable

  1. Compré Un Extractor de Jugo y Comencé A Hacer Mis Propios Jugos En Casa
  2. No hice una limpieza o desintoxicación; simplemente comencé a hacer y beber jugos frescos cada mañana. Esto le dio a mi cuerpo los micronutrientes (vitaminas, minerales y antioxidantes) que faltaban amargamente en mi anterior dieta.
    Me concentré principalmente en vegetales verdes y con hojas (kale, acelga, col verde, pepino, apio, betabel, zanahoria) y añadía manzana y limón a la mezcla. Me di cuenta de un aumento increíble en los niveles de energía provenientes de hacer jugos después de la primera semana más o menos.

  3. Reduje Considerablemente la Cantidad de Carne y Alimentos Procesados Que Estaba Comiendo
  4. En lugar de comer carne, comencé a comer más ensaladas con frijoles, nueces y semillas por las proteínas. Eliminé los alimentos procesados como cereales, papitas o cualquier otra cosa que tenía en la casa y venía en una caja o lata y no era un alimento fresco.

  5. Eliminé los Lácteos
  6. Después de unos cuantos meses de tomar jugos y comer mejor, decidí eliminar todos los productos lácteos. Una vez que me di cuenta de que los lácteos son altos en colesterol y grasas saturadas, fue una decisión muy fácil.

    Como resultado mi piel se volvió más limpia, mi cuerpo se sintió aún mejor por la reducción de inflamación y no he tenido ni un dolor de estómago desde que lo dejé. Sin importar lo mucho que me gustaba el queso, me encanta sentirme mejor aún más.

    Nota del Dr. Mercola: Yo no aconsejo eliminar los lácteos sino eliminar los lácteos procesados y consumir lácteos crudos de alta calidad provenientes de animales alimentados con pastura.

  7. Compré Unos Cuantos Libros de Cocina y Comencé A Cocinar Más En Casa
  8. Una vez que memoricé unas recetas, se volvió más fácil controlar lo que estaba comiendo y cocinar se volvió muy divertido.

  9. Me Volví Bastante Consciente de lo Diseñado Que Está El Cuerpo Para Sentirse Bien
  10. Cuando reduce los alimentos inflamatorios y ácidos como la carne y lácteos, y los reemplaza con alimentos anti-inflamatorios y alcalinos (como vegetales de hojas verdes y crucíferos), es increíble lo mejor que se siente su cuerpo.

    Mi espalda y articulaciones se sienten mejor, dolores y malestares menores se han ido. Honestamente no puedo recordar un momento en mi vida en el cual mi cuerpo se sintiera tan bien – y tengo 48 años.

    ¡Las buena noticia es que cualquiera lo puede hacer! Todo comienza con elevar su consciencia. Vea los documentales que mencioné y comience a incrementar su conocimiento sobre la comida y nutrición. Desde aquí, comience a implementar lo que aprendió con el tiempo.

    No se juzgue o apresure tanto. Concéntrese en hacer de esto un viaje disfrutable a la salud y bienestar. ¡Le prometo que valdrá la pena!

Sobre el Autor

Joe Carpenter es el fundador de FoodSwell.com, un sitio web que proporciona información e inspiración sobre los alimentos y la nutrición basada en vegetales. Joe es un defensor apasionado de bienestar y se ha comprometido a "crecer la ola de conciencia de los alimentos" para ayudar a la gente a entender el impacto que tiene la comida en la salud, el medio ambiente y el bienestar animal.

*Para artículos relacionados y más información, por favor visite la página de Via Organica.