Ocultar
Quimicos Toxicos

Historia en Breve -

  • Más de 84,000 sustancias químicas se utilizan en productos para el hogar, cosméticos, alimentos y empaques de alimentos y la gran mayoría de ellas jamás han sido analizadas para su seguridad
  • La industria química tiene una larga historia de poder político e influencia. Las corporaciones químicas también controlan y manipulan las investigaciones financiadas por la ciencia que restan importancia, contradicen o ponen en duda los riesgos de salud
  • El campo científico de toxicología minimiza los riesgos de las sustancias químicas tóxicas al depender de simulaciones farmacocinéticas basadas fisiológicamente que no revelan un efecto de las sustancias químicas en los procesos biológicos
 

La "Bandera Roja" del Cáncer Que Todo El Mundo Parece Ignorar

Diciembre 15, 2015 | 38,904 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

Los Estados Unidos permite que se utilicen más de 84,000 sustancias químicas en los productos para el hogar, cosméticos, alimentos y empaques de alimentos y la gran mayoría de ellas jamás han sido analizadas para su seguridad.

Tan sólo en los alimentos y empaques de alimentos se permite el uso de más de 10,000 aditivos con seguridad cuestionable – ya que la mayoría jamás han sido probados en humanos. Alrededor de 13,000 sustancias químicas son utilizadas en los cosméticos, de las cuales tan sólo el 10 por ciento ha sido evaluado para su seguridad.

De acuerdo con la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de los Estados Unidos, el 85 por ciento de las nuevas aplicaciones químicas no han sido sometidas a ninguna prueba en absoluto.

La evidencia científica sugiere fuertemente que la exposición a las sustancias químicas está contribuyendo con el cáncer, anormalidades reproductivas, pubertad temprana1,2,3 y otra serie de problemas endocrinos, neurológicos y metabólicos.

Cuando Se Combinan las Sustancias Químicas Pueden Intensificar los Efectos de Cada Una de Ellas

Las pocas pruebas que se hacen, generalmente se llevan a cabo en sustancias químicas aisladas y las investigaciones científicas revelan que esté es un gran error que genera un falso sentido de seguridad porque cuando se combinan las sustancias químicas, su toxicidad sinérgica puede aumentar exponencialmente.

Se cree que uno de cada cinco casos de cáncer podría ser causado por la exposición a las sustancias químicas ambientales y de acuerdo con un estudio reciente4 publicado en la revista Carcinogenesis, esto incluye sustancias químicas consideradas como “seguras”.

El análisis encontró que actuando en diversas vías, los órganos y sistemas de órganos, células y tejidos, los efectos acumulativos de las sustancias químicas no cancerígenas pueden actuar en conjunto para producir sinérgicamente actividad carcinogénica, dándole un sentido completamente diferente a las pruebas convencionales para carcinógenos.

El autor principal, el Dr. William Goodson le dijo a Michigan Radio:5

“De lo que nos estamos dando cuenta… es que hay una razón para pensar que no es una sola sustancia química la que recorre todo el camino hasta el cáncer. Una sustancia química puede tomar parte del camino, otra sustancia química toma otra parte del camino y quizá una segunda, tercera o cuarta sustancia química toma el resto del camino”.

Un segundo estudio6 publicado en la misma revista sugiere que la exposición a las sustancias químicas en dosis bajas también podría promover carcinogénesis induciendo la inestabilidad del genoma, es decir aumentando la tendencia del genoma a mutar.

Considerando que son decenas de miles de sustancias químicas a las que estamos expuestos todos los días, simplemente no es posible revisar los efectos potenciales de todas ellas. Aunque algunas superan a otras en términos de lo que ya conocemos.

Los Científicos Advierten: Los Alimentos y Productos para el Hogar Fomentan el Cáncer de Mama

De acuerdo con la investigación publicada en la revista National Institutes of Health, Environmental Health Perspectives,7 usted puede reducir su riesgo de cáncer de mama evitando ciertas sustancias químicas comunes en los productos de uso diario.

Los investigadores evaluaron más de 100 sustancias químicas a las que las mujeres están expuestas de forma regular a través de alimentos, medicamentos, contaminación en el aire y productos de consumo. Después priorizaron las sustancias químicas y las agruparon en base a la exposición, potencial carcinogénico y estructura química.

Esta clasificación dio como resultado 17 grupos de sustancias químicas que fueron marcadas como de “alta prioridad” debido a su capacidad para producir consistentemente tumores mamarios en pruebas con animales.

Estas incluyen sustancias químicas retardantes de llama, ácido perfluorooctanoico (PFOA) encontrado en los recubrimientos antiadherentes y resistentes a las manchas en alfombras, muebles, ropa, utensilios de cocina y más y estireno que se encuentra en productos de poliestireno, adhesivos y materiales de construcción.

Hice una lista de todas las sustancias químicas en cuestión en un artículo previo, así que para ver la lista completa échele un vistazo a los “Consejos Principales para Reducir el Riesgo de Cáncer de Mama”.

Sustancias Químicas Disruptoras de Hormonas – La Docena Sucia

Muchas sustancias químicas también afectan el sistema endocrino humano, lo que puede tener una gran variedad de efectos de salud, especialmente en bebés y niños pequeños.

Las sustancias químicas (EDC) alteran la función normal de sus hormonas.

El trabajo de una hormona es interactuar con las células de su cuerpo, enviando señales que las instruye para llevar a cabo ciertas tareas, las EDCs interfieren con este proceso de comunicación. Estas sustancias químicas son ampliamente utilizadas no sólo en los productos para el hogar como plásticos, sino que también en cosméticos y productos para el cuidado personal.

En el 2013, el Grupo de Trabajo Ambiental, identificó los 12 disruptores de hormonas más problemáticos. Sorprendentemente, junto con algunos EDCs muy bien conocidos, la revisión también identificó otras que normalmente no son relacionadas con la disrupción hormonal, tales como el plomo, mercurio y arsénico.

La lista de la “docena sucia” del Grupo de Trabajo Ambiental contiene los 12 peores disruptores endocrinos y se encuentran en la siguiente tabla. He escrito mucho sobre estos disruptores en artículos pasados, así que si desea más información sobre alguno en particular, por favor de clic en los enlaces.

Bisfenol-A (BPA) Dioxina Atrazina Ftalatos
Perclorato Retardantes de llama Plomo Mercurio
Arsénico Sustancias químicas perfluoradas (PFCs) Pesticidas organofosforados Éteres de glicol

¿Por Qué Permiten el Uso de Sustancias Químicas Mortales en el Mercado?

La pequeña muestra de sustancias químicas enlistada en la parte de arriba es tan sólo la punta del iceberg. Pero, ¿por qué permiten el uso de todas estas sustancias químicas dañinas en el mercado incluso después de que estudios han probado que son peligrosas para la salud humana?

Un artículo9 muy completo publicado en Independent Science News ayuda a entender un poco sobre este tema tan complejo:

“Algunos argumentos científicos se vuelven tan polarizados que alteran los ánimos… Como la situación actual entre dos grupos de científicos: los investigadores de los efectos de salud y los toxicólogos reguladores.

Ambos grupos estudian los efectos de la exposición a las sustancias químicas en los seres humanos. Ambos grupos han utilizado públicamente términos como “irrelevante”, “arbitrario”, “infundado” y “contrario a todo el entendimiento fisiológico acumulado” para describir el trabajo del otro…

El problema se centra alrededor de la mejor forma de medir los efectos de salud de la exposición a las sustancias químicas. Los toxicólogos regulatorios generalmente se basan en simulaciones de computadora llamadas modelo “farmacocinético basado fisiológicamente” (PBPK). Los investigadores de los efectos de salud… basan sus conclusiones en las observaciones directas de la forma en la que las sustancias químicas realmente afectan a los seres vivientes… El vínculo de ciertas sustancias químicas con estos efectos de salud es real.

En un artículo publicado a principios de este año,10 un grupo de importantes endocrinólogos concluyó con un 99 por ciento de certeza que la exposición a sustancias químicas disruptoras de hormonas causa problemas de salud… Sin embargo, la regulación de sustancias químicas en los Estados Unidos ha procedido a un ritmo glacial. Y las ganancias corporativas son el corazón de esta historia…”

El Modelo Utilizado por los Toxicólogos Regulatorios Resta Importancia a los Riesgos de Salud de las Toxinas

Al igual que la industria farmacéutica, la industria química tiene una larga historia de poder político e influencia y de acuerdo con Valerie Brown y Elizabeth Grossman autora del artículo11 en cuestión, las corporaciones químicas no sólo están incluidos en los procesos políticos, sino que también contralan y manipulan la ciencia. Lo hacen a través de:

  1. Financiación de investigación que resta importancia, contradice o pone en duda los riesgos de salud
  2. Creación de un campo de la ciencia, conocido como toxicología, que minimiza los riesgos de las sustancias químicas tóxicas. La simulación farmacocinética basada fisiológicamente (PBPK) que utilizan los toxicólogos regulatorios puede ser rápido y económico, pero de acuerdo con Linda Birnbaum, directora de National Institute of Environmental Health Sciences y the National Toxicology Program, eso no dice nada sobre el efecto de las sustancias químicas en los procesos biológicos. Para determinar esto, se necesitan estudios observacionales y experimentos de laboratorio.

Uno de los problemas principales es que el modelo PBPK puede ser “manipulado deliberadamente para producir los resultados deseados” simplemente al excluir o incluir ciertos datos. Como lo señaló Kristin Shrader-Frechette, biólogo especialista en la evaluación de riesgos para la salud humana: “Los modelos pueden ofrecer un medio de evitar las conclusiones derivadas de los experimentos reales”.

De esta forma, los modelos PBPK permiten que la industria química manipule y personalice los resultados a su favor, lo que permite que las sustancias químicas sean consideradas como “seguras” cuando en realidad no lo son.

El artículo en cuestión señala:

“Nuestra investigación rastrea esta red de influencia hasta un grupo de científicos que trabajan para el Departamento de Defensa (DOD) en la década de 1970 y 1980 – los pioneros del modelo PBPK. Rápidamente se vuelve claro que este tipo de modelo podría manipularse para minimizar la apariencia de los riesgos químicos.

La metodología de PBPK ha ido avanzando por al menos dos generaciones de investigadores… que se mueven entre la industria, agencias gubernamentales y grupos de investigación respaldados por la industria, muchas veces con muy poca o nada de transparencia.

El resultado es que las sustancias químicas conocidas como dañinas para la salud humana siguen siendo poco reguladas en los Estados Unidos – muchas veces con resultados mortales… Esta falta de regulación probablemente continuará a menos que el proceso federal de revisión de sustancias químicas se vuelva más transparente y se base en el modelo PBPK…”

La Relación Entre el Gobierno y la Industria Evita la Seguridad

Existen puertas giratorias entre muchas de las industrias más peligrosas y nuestros reguladores federales: incluyendo a la industria química. De acuerdo con el artículo presentado, docenas de investigadores se han movido entre agencias federales como la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y varios grupos de la industria química. Vemos que se juega este mismo juego en la industria de los alimentos, farmacéutica y biotecnología.12,13

Por ejemplo, como lo señaló recientemente Epoch Times: 14

“Los investigadores… muestran que la industria azucarera manipularon exitosamente a Institutos Nacionales de Salud (NIH) para llevar a cabo una investigación sobre caries dental diseñada para proteger los intereses financieros de la industria…

Los documentos del azúcar demuestran que la industria influyó en NIH para que dejará de hablar sobre reducir el consumo de azúcar y en lugar de eso se enfocara en una “cura” para la caries dental que no involucrara el hecho de que los niños deberían consumir menos azúcar”.

La estrategia es la misma que permite a la industria alimentaria evitar hacerse responsable de la epidemia de obesidad.15 La industria apunta hacia la falta de actividad física en lugar de mencionar la cantidad y calidad de los alimentos consumidos por los niños que viven en los Estados Unidos”.

Como resultado de la influencia de la industria azucarera, NIH comenzó a dejar a un lado el azúcar y en su lugar comenzó a desarrollar proyectos de investigación enfocándose en el fluoruro, vacunas contra la caries dental, aditivos de protección y selladores de esmalte - todos los cuales son pequeños parches que no hacen nada para tratar el problema principal, que es el hecho de que las personas consumen mucho azúcar.

La Investigación Financiada por la Industria es Poco Fiable

Recientemente, Coca-Cola Company fue descubierta por crear y financiar al grupo conocido como Global Energy Balance Network (GEBN), que produce investigaciones que contradicen, minimizan y desvían la atención de toda la evidencia que demuestra que la soda y las bebidas azucaradas son la principal causa de obesidad y enfermedades relacionadas con la resistencia a la insulina, como la diabetes.

Siguiendo algunos reportes poco halagadores de los medios de comunicación, la facultad de medicina de la Universidad de Colorado, en donde trabaja como profesor el presidente de GEBN, James Hill, regresó las donaciones que Coca-Cola dio a la Universidad y Rhona Applebaum, directora de ciencia y salud de Coca-Cola desde el 2004, actualmente ha decidido retirarse a los 61 años.

Como lo informó The New York Times:16

“Los reportes muestran que la Dra. Applebaum y otros ejecutivos de Coca ayudaron a elegir a los líderes [GEBNs], crear su declaración de misión y diseñar su sitio web… La A.P también publicó una serie de correos electrónicos entre el Dr. Hill de la Universidad de Colorado y ejecutivos de Coca-Cola que revelaron la estrategia inicial de Global Energy Balance Network.

Antes de que se creara GEBN, el Dr. Hill propuso publicar investigaciones que ayudaran a la compañía a defenderse de las críticas de sus productos, que dijeran que la obesidad es causada por la inactividad física”.

Parabenos Relacionados con el Cáncer de Mama Una Vez Más

Volviendo al tema de las sustancias químicas tóxicas, una investigación realizada recientemente en células, financiada por California Breast Cancer Research Program, encontró que los parabenos – una sustancia química que se encuentra comúnmente en los productos para el cuidado personal y productos de belleza – podrían estimular el crecimiento del cáncer de mama incluso a cantidades muy bajas.

Investigaciones previas encontraron ésteres de parabenos en el 99 por ciento de los tejidos de cáncer de mama analizados, lo que sugiere que la exposición a la sustancia química en realidad podría ser un factor de riesgo significativo en el desarrollo de la enfermedad.

La Dra. Philippa Darbre, profesora asociada de oncología en University of Reading en el Reino Unido le dijo a Sydney Morning Herald:17

“Este es el comienzo para construir una visión más amplia de cómo los parabenos podrían actuar en el cuerpo. No es tan simple como investigar una sustancia química actuando aisladamente. Necesitamos un panorama completo de todas las sustancias químicas ambientales detectadas en las mamas y todas las vías a través las cuales actúan en el cuerpo antes de que podamos comenzar a entender qué efectos podrían tener.

Un problema es que las mamas se han convertido en el bote de basura de todas las sustancias químicas ambientales. Es una parte del cuerpo que contiene mucha grasa así que las sustancias químicas solubles en grasa que son absorbidas del ambiente pueden permanecer en los tejidos”.

La Oposición Contra los Retardantes de Llama Aumenta

Las sustancias químicas retardantes de llama son otros de los 17 grupos de sustancias químicas de “alta prioridad” que deberían evitarse para reducir el cáncer de mama.18,19 Estas sustancias químicas también están envenenando a mascotas y a la vida silvestre, esto de acuerdo con pruebas recientes. Sin embargo, a pesar de todos los riesgos de salud, continúan siendo utilizados – aparentemente porque salvan vidas en caso de incendio.

Sin embargo, cada vez más investigaciones demuestran que no sólo no funcionan, sino que también liberan toxinas en el polvo y aire y cuando los productos tratados se incendian, liberan humos tóxicos que podrían tener más probabilidades de matarlo que el incendio en sí.

Incluso los bomberos están comenzando a mostrar su postura en contra del uso de las sustancias químicas retardantes de llamas en los productos de uso cotidiano, señalando que no funcionan como se espera20 y que no vale la pena correr los riesgos que representan cuando se queman.

La Campaña de Texas para el Medio Ambiente está ejerciendo presión sobre los minoristas de muebles, incluyendo Pier 1 Imports, pidiéndoles que dejen de vender muebles tratados con sustancias químicas retardantes de llamas. El 17 de noviembre, más de una docena de personas se reunieron para protestar afuera de las oficinas de Pier 1 Imports.21

También entregaron más de 300 cartas de consumidores, pidiéndole a la compañía que deje de vender muebles tratados con sustancias químicas. De acuerdo con un ejecutivo de Pier 1, el minorista comenzó a eliminar el uso de retardantes de llamas desde hace un año y actualmente está en negociaciones con los proveedores para eliminar el uso de retardantes de llamas de todos sus muebles. Aunque Pier 1 etiqueta el uso de los productos de retardantes de llama, es importante saber que la mayoría de los productos no son etiquetados.

Lo que es peor, las sustancias químicas retardantes de llamas están en todas partes, en electrónicos, talas, cojines, alfombras y una gran variedad de productos para niños, incluyendo los asientos para coche y almohadas de maternidad.

Enlistar todos los productos que debe evitar sería casi imposible. La recomendación más completa es optar por alternativas “ecológicas” sin importar de qué producto se trate – ya sea un mueble, ropa, juguetes para niños, productos de limpieza o productos para el cuidado personal. Es una forma mucho más sencilla, ya que los fabricantes no están obligados a revelar qué sustancias químicas utilizan para hacer que sus productos cumplan con las normas de seguridad, como es el caso de los retardantes de llamas.

Consejos para Ayudarle a Evitar las Sustancias Químicas Toxicas

Consuma alimentos de preferencia que sean cultivados localmente, frescos y orgánicos. Los alimentos procesados ​​y envasados ​​son una fuente común de BPA y ftalatos—lave bien los vegetales especialmente si no son orgánicos. Elija carnes y lácteos de animales criados sustentablemente y con pastura con el fin de reducir su exposición a hormonas, pesticidas y fertilizantes. Evite la leche y otros productos lácteos que contengan la hormona recombinante de crecimiento bovino (rBGH o rBST)
Compre productos embazados en botellas y frascos de vidrio en lugar de plástico o latas. Las cajas de cartón con figura de tabique también pueden ser preferibles al plástico o latas. En lugar de comer pescado convencional o de piscifactoría, que a menudo está altamente contaminado con PCBs y mercurio, tome un suplemento de aceite de kril de alta calidad o coma pescado de rio y cuya pureza haya sido analizada en un laboratorio, como el salmón silvestre de Alaska.
Compre productos que vengan envasados en vidrio en lugar de botellas de plástico o latas, ya que los químicos del plástico (y revestimiento de plástico de las latas) se pueden filtrar a los alimentos; tenga en cuenta que incluso los plásticos libres de BPA comúnmente liberan otras sustancias químicas que dañan el sistema endocrino que son igual de dañinas para usted que el BPA Almacene los alimentos y bebidas en recipientes de vidrio, en lugar de plástico y evite utilizar envoltura de plástico.
Utilice biberones de vidrio para sus bebés. Reemplace sus ollas y sartenes antiadherentes con utensilios de cerámica.
Filtre el agua de tomar y la de ducha. Si solo puede costear uno, filtrar el agua de la bañera podría ser más importante, ya que su piel absorbe más contaminantes. Para eliminar el herbicida Atrazine disruptor endocrino, asegúrese que su filtro cuente con la certificación para eliminarlo. Según el EWG el perclorato puede ser eliminado con el uso de un filtro de osmosis inversa. Busque productos que sean hechos por empresas amigables con el planeta, que protejan los animales, que sean sustentables, cuenten con certificación orgánica y sean libres de transgénicos. Esto se aplica a todo, desde alimentos y productos para el cuidado personal hasta materiales de construcción, alfombras, pinturas, artículos de bebé, muebles, colchones, y más.
Utilice una aspiradora con filtro HEPA para eliminar el polvo contaminante del hogar. Este es una ruta principal de exposición a las sustancias químicas retardantes de llamas Al comprar nuevos productos como muebles, colchones o rellano de alfombra, considere comprar las variedades libres de retardantes de llamas que contienen matearles naturalmente menos inflamables como piel, lana, algodón, seda y Kevlar.
Evite las prendas de vestir, muebles y alfombras resistentes al agua para evitar las sustancias químicas perfluoradas (PFCS) Asegúrese que los juguetes de su bebe sean libres de BPA, como los chupones, mordeduras y cualquier cosa su niño pudiera meterse a la boca—incluso los libros, que comúnmente tienen una capa de plástico. Se recomienda evitar todo tipo de plásticos, especialmente las variedades flexibles.
Utilices productos de limpieza naturales o hágalos los suyos. Evite lo que contienen el 2-butoxietanol (EGBE y metoxidiglicol (DEGME) —dos esteres de glicol que pueden dañar su fertilidad y causar daño al feto. Reemplace la cortina de su bañera por una de tela.
Remplace los productos de higiene femenina (tampones y toallas sanitarias) con alternativas más seguras. Cambie a productos de tocador orgánicos, incluyendo champú, pasta de dientes, desodorantes y cosméticos. La base de datos Skin Deep22 del Grupo del Trabajo Ambiental puede ayudarle a encontrar productos para el cuidado personal que sean libres de ftalatos y otras sustancias químicas potencialmente peligrosas.
Busque productos libres de fragancia; Una fragancia artificial también puede contener cientos-- incluso miles-- de sustancias químicas potencialmente tóxicas. Y por la misma razón, evite los suavizantes de ropa, hojas para la secadora, ambientadores, velas con aromas.  

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.