Remedios Naturales para la Tos y el Dolor de Garganta

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Diciembre 24, 2015 | 61,981 vistas

Historia en Breve

  • La tos y el dolor de garganta generalmente son síntomas relacionados con el resfriado común (pero en algunos casos podrían ser causados por infecciones bacterianas)
  • Los remedios naturales como el peróxido de hidrógeno, la vitamina C y el vinagre de sidra de manzana pueden ayudarlo a aliviar los síntomas del resfriado
  • Otros remedios naturales eficaces incluyen las gárgaras de agua con sal, el ajo crudo, la plata coloidal y las hierbas

Por el Dr. Mercola

Millones de personas sufren de dolor de garganta y tos cada año. En los Estados Unidos, el dolor de garganta generalmente es el primer signo de que le dará un resfriado, especialmente si justo después de presentar dolor de garganta aparece la secreción nasal y tos.

En la mayoría de los casos no necesita acudir a su médico para tratar el dolor de garganta, de hecho menos de una de cada 10 personas lo hace. Aun así, el dolor de garganta es la segunda infección aguda más común vista entre los médicos de cabecera.1

En el 85 al 95 por ciento de los casos, el dolor de garganta en adultos es causado por virus.

Sólo aproximadamente el 10 por ciento son causados por bacterias, incluyendo el grupo A β-hemolytic streptococcus, aunque las alergias, el reflujo ácido e incluso el clima seco también pueden causar un dolor de garganta. Si siente que está por sufrir de dolor de garganta, puede hacer algo para evitarlo.

Existen muchos remedios naturales que no sólo pueden atenuar sus efectos sino que también ayudan con la curación. Como beneficio adicional, muchos de estos remedios funcionan para tratar tanto la tos como el dolor de garganta porque abordan la causa principal que es la infección viral.2

11 Remedios para el Dolor de Garganta y la Tos

1. Peróxido de Hidrógeno

A la primera señal de resfriado, que general es el dolor de garganta, vierta una tapa de peróxido de hidrogeno al 3 por ciento en cada oído. Esto funciona muy bien para curar infecciones respiratorias, como gripe y resfriado.

Probablemente escuche un burbujeo, lo que es completamente normal y posiblemente sienta una ligera sensación de escozor. Espere hasta que el burbujeo y el escozor desaparezcan (generalmente tarda de 5 a 10 minutos), después drene utilizando un pañuelo de papel y repita este procedimiento con el otro oído.

2. Vitamina C

La vitamina C es muy bien conocida por sus beneficios para las enfermedades infecciosas. Una investigación publicada en la Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas, encontró que la suplementación regular con vitamina C tuvo un "efecto modesto pero consistente en la reducción de la duración de los síntomas del resfriado común".3

Los kiwis son excepcionalmente ricos en vitamina C, junto con vitamina E, ácido fólico, polifenoles y carotenoides. La investigación publicada en British Journal of Nutrition encontró que una alimentación rica en kiwis redujo la duración y severidad de los síntomas de las infecciones del tracto respiratorio superior en individuos de edad avanzada.4

Otros alimentos ricos en vitamina C incluyen frutas cítricas, pimiento rojo, brócoli, col de Bruselas, calabaza, papaya, camote y tomate.

3. Vinagre de Sidra de Manzana

Las propiedades antibacterianas en el vinagre de sidra de manzana podrían ser útiles para los dolores de garganta. Haga gárgaras con una mezcla de aproximadamente un tercio de taza de vinagre de sidra de manzana mezclado con agua tibia, según sea necesario.

4. Ajo crudo y Aceite de Orégano

El ajo está lleno de compuestos antimicrobianos que fortalecen el sistema inmunológico que podrían combatir los virus. Tome uno o dos dientes de ajo y mastíquelos, deje que el jugo se vaya a la parte posterior de la garganta y después tráguelo. Puede hacer lo mismo con el aceite de orégano.

5. Limones

Puede utilizar los limones de muchas formas diferentes para calmar el dolor de garganta. Pruebe cortando un limón a la mitad, espolvoree sal natural y pimienta negra sobre la superficie y chúpelo. También puede hacer una "limonada" potente utilizando jugo fresco de limón, agua, stevia y pimienta de cayena (esto también ayudará a promover la desintoxicación).

6. Remedios Herbales

Hierbas como el eucalipto, menta, anís, olmo e hinojo (y sus aceites) actúan como supresores de la tos. Tomar un té de hierbas o utilizar aceites esenciales (en un difusor o en compresas calientes, por ejemplo) podría ayudar a aliviar la tos, mientras que la equinácea y la salvia podrían aliviar un dolor de garganta.

Un estudio encontró que un pulverizador con equinácea/salvia funcionó igual de bien para aliviar dolor de garganta en niños que un pulverizador con clorhexidrina/lidocaína.5

7. Raíz de Regaliz

Hacer gárgaras con raíz de regaliz, un remedio tradicional para el dolor de garganta, podría calmar la garganta. Busque la forma de extracto líquido, que ha demostrado dar lugar a una forma menos severa de dolor de garganta después de una operación.6

8. Miel Cruda

La miel cruda tiene propiedades antivirales y antibacterianas y también podría reforzar su sistema inmunológico. También se ha encontrado que alivia los síntomas de la infección del tracto respiratorio superior en niños.7

9. Caldo de Pollo

El caldo de pollo hecho con caldo de huesos casero es excelente para acelerar la curación y recuperación de la enfermedad. Sin duda ya habrá escuchado el viejo dicho que el caldo de pollo cura los resfriados y existe evidencia científica que respalda esta afirmación.8

Por ejemplo, contiene cortisona inmunoestimulante que ayuda a combatir las infecciones. Además de los beneficios antinflamatorios del caldo de huesos, el pollo contiene un aminoácido natural llamado cisteína, que puede diluir el moco en los pulmones para hacerlo menos pegajoso para que pueda expulsarlo más fácilmente.

Tome en cuenta que las sopas y caldos procesados y enlatados no funcionarán tan bien como las versiones caseras hechas con caldo de huesos cocido a fuego lento. Si quiere combatir un resfriado, prepare el caldo caliente y con mucha pimienta.

Las especias desencadenarán una liberación repentina de fluidos acuosos en su boca, garganta y pulmones, lo que ayudará a adelgazar el moco respiratorio para que sea más fácil de expulsar. Los granos de pimienta negra también contienen altas cantidades de piperina, un compuesto con propiedades que reducen la fiebre y alivian el dolor.

10. Gárgaras de Agua con Sal

Una de las formas más simples de calmar el dolor de garganta es hacer gárgaras con sal natural, lo que ayuda a matar las bacterias, aliviar el dolor de garganta y prevenir las infecciones del tracto respiratorio superior.9,10 Pruebe una solución de media cucharadita de sal en media taza de agua tibia.

11. Plata Coloidal

Por último pero no menos importante, la plata coloidal (plata que está suspendida en una pequeña cantidad de líquido) ha sido utilizada durante mucho tiempo como un agente antimicrobiano. Investigadores de la Universidad de Brigham Young analizaron la plata coloidal utilizando cinco patógenos, incluyendo estreptococo y encontraron que funcionaba tan bien como los antibióticos de uso común.

Los investigadores señalaron que la solución de plata "exhibe un espectro igual o mayor que cualquier otro antibiótico analizado" y podría ser "utilizado eficazmente como una alternativa a los antibióticos".11 En este caso, la plata podría ser especialmente útil para los casos de faringitis estreptocócica.

Receta de Tabaco Herbal en Polvo (Si Se Atreve)

Epoch Times recientemente compartió una audaz receta de "tabaco herbal en polvo" creada para ser inhalada, pero también puede aplicarse directamente a sus amígdalas.12 Está hecha para valientes, pero este conjunto de ingrediente puede acabar con la infección:

Receta de Tabaco Herbal en Polvo

Ingredientes:

  • 7 partes de raíz de sello de oro en polvo
  • 7 partes de corteza de arrayán en polvo
  • 1 parte de pimienta de cayena en polvo
  • 1 parte de polvo de ajo

Preparación:

Triture finamente, mezcle bien e inhale.

Si prefiere una opción que pueda tomar en lugar de inhalar, pruebe la receta tónica de Epoch Times. Para mejores resultados, haga buches alrededor de la boca y gárgara con la mezcla antes de tragarla.

Receta Tónica

Ingredientes

  • 1 puñado de dientes de ajo
  • 1 puñado de cebolla picada
  • 1 puñado de jengibre picado
  • 1 puñado de rábano picado
  • ½ puñado de chiles habaneros picados
  • Vinagre de sidra de manzana crudo

Preparación:

  1. Ponga todos los ingredientes en una licuadora, cubra con una o dos pulgadas de vinagre de sidra de manzana crudo y licue.
  2. Consuma la mezcla de inmediato o espere unas dos semanas y utilice como tintura.

¿Ha Utilizado una Olla Neti?

Utilizar una olla neti (una pequeña olla parecida a una tetera) es una técnica simple de limpiar de forma segura sus senos nasales de los irritantes. Podría ayudar con la congestión nasal y también podría ser útil para aliviar los síntomas del resfriado. La técnica en sí es bastante simple. Para empezar, necesitará:

Sal del Himalaya natural o sal de mar (evite utilizar sal procesada)

Agua esterilizada

Olla neti o pera de goma

Toalla o trapo

Asegúrese de evitar utilizar agua de grifo, ya que podría estar contaminada con el compuesto que come cerebros, amoeba u otros contaminantes. Utilice únicamente agua que esté:

Destilada

Esterilizada

Hervida previamente durante un minuto (en altitudes superiores a 6,500 pies, hierva durante tr

Filtrada utilizando un filtro con un tamaño de poro absoluto de 1 micra o menos

menos

La técnica, descrita a continuación, podría parecer extraña en un principio.13 Sin embargo, una vez aprendida, se dará cuenta rápidamente lo benéfica que puede ser para los problemas de sinusitis.

1. Localice un recipiente útil. La olla neti está especialmente diseñada con una boquilla que se ajusta cómodamente en una fosa nasal. Las alternativas que puede utilizar incluyen la pera de goma, una pequeña olla con regadera, jeringa para pavo o simplemente una taza (aunque esta última ensuciará más)

2. Llene el recipiente con agua salada estéril y tibia. La proporción de la mezcla de agua y sal es 1 cucharadita de sal de mar y 1 pinta (2 tazas) de agua.

3. Para el siguiente paso tenga pañuelos de papel a la mano. Sobre un fregadero, incline la cabeza hacia adelante y coloque la mirada hacia el fregadero. Inserte la boquilla en su fosa nasal. Es importante que respire a través de la boca. Voltee la cabeza hacia la derecha y deje que el agua se mueva en la fosa nasal derecha y salga por la fosa nasal derecha. Normalmente, sentirá que al agua pasa a través de sus senos nasales. Si le sale agua por la boca no se preocupe es normal. Simplemente escupa y ajuste la inclinación de su cabeza.

4. Después de utilizar una taza de agua, repita el procedimiento anterior pero con la otra fosa nasal.

5. Para terminar, expulse cualquier residuo de agua inhalando aire con ambas fosas nasales 15 veces sobre el fregadero. Evite la tentación de tapar una fosa nasal, ya que hacerlo podría forzar que el agua se vaya hacia su trompa de Eustaquio.

6. Cuando termine, enjuague la olla neti (u otro dispositivo) utilizando agua estéril (el mismo tipo de agua que utilizó para llenar la olla) y deje que el aire la seque por completo.

Puede realizar este tipo de irrigación nasal más de cuatro veces al día hasta que sus síntomas mejoren, lo que podría tomar de tres a seis meses, en caso de que se esté enfrentando a una infección sinusal crónica. Sin embargo, generalmente, si sigue las instrucciones cuidadosamente y continúa con la rutina hasta que sus síntomas desaparezcan, es una técnica muy eficaz y segura.

Un Sistema Inmunológico Saludable Disminuirá su Riesgo de Dolor de Garganta y Tos

La clave para prevenir los resfriados, dolor de garganta y la tos—y recuperarse rápidamente—es mantener un fuerte sistema inmunológico. Esto incluye optimizar su alimentación, evitar el azúcar, optimizar su nivel de vitamina D, dormir lo suficiente, hacer ejercicio, manejar su estrés y practicar la técnica apropiada de lavado de manos.

Las instrucciones detalladas que le guiaran en la dirección correcta pueden encontrase en mi Plan de Nutrición que se enfoca en los alimentos reales. Igualmente importante es que si siente lo síntomas de la gripe o la tos, evite los azucares, granos, endulzantes artificiales y alimentos procesados.

El azúcar en particular es dañina para su sistema inmunológico, el cual se necesita fortalecer no afectar, con el fin de combatir la infección emergente. Los alimentos que pueden ayudar a fortalecer su respuesta inmunológica incluyen los siguientes:

Los alimentos fermentados ayudan a volver a sembrar su intestino con bacterias benéficas (algunos ejemplos incluyen al kéfir crudo, kimchee, miso, encurtidos, chucrut)

El aceite de coco contiene ácido láurico que es convertido en monolaurina por el cuerpo, un monoglicérido con la capacidad de destruir virus recubiertos de lípidos, incluyendo influenza, VIH, herpes y sarampión, así como bacterias gram-negativas

Huevos crudos y orgánicos de gallinas alimentadas de forma natural

El vinagre de manzana tiene propiedades antibacterianas, antfúngicas, antivirales y antinflamatorias. También podría ayudar a reforzar la función inmunológica aumentando la alcalinidad de su cuerpo.

La carne de res orgánica proveniente de animales de pastoreo es rica en vitaminas A y E, ácidos grasos omega-3, beta-carotenos, zinc y CLA. El CLA (ácido linoleico conjugado, un ácido graso), un potenciador inmunológico, es de tres a cinco veces más rico en los animales alimentados con pastura que en los animales alimentados con granos.

El ajo es un agente antibacteriano, antiviral y antifúngico. Un artículo de PreventDisease.com da la receta sobre cómo preparar una sopa de ajo que puede ayudar a destruir la mayoría de los virus y ayudarlo a recuperarse un poco más rápido.

La leche cruda y orgánica proveniente de animales de pastoreo contiene bacterias benéficas y grasas que fortalecen su sistema inmunológico. Lo mejor es evitar los productos lácteos pasteurizados, ya que en realidad podrían promover los problemas respiratorios como resfriados recurrentes, congestión y bronquitis.14

Vegetales orgánicos. Los vegetales de hoja verde oscura como la col rizada, espinaca y acelgas contienen poderosos antioxidantes, flavonoides, carotenoides y vitamina C – todos los cuales ayudan a proteger contra infecciones. Lo ideal es optar por vegetales orgánicos cultivados localmente que estén en temporada y considerar consumir una gran parte de ellos en su forma cruda. Hacerlos en forma de jugos es una excelente manera de incorporar más vegetales en su alimentación.

Remedio Herbales para la Tos, Resfriado y Dolor de Garganta

Zinc: La investigación en el zinc ha demostrado que al ser tomado dentro de un día de los síntomas, podría disminuir el tiempo de la gripe hasta en 24 horas.15 También se descubrió que el zinc es excelente para reducir la severidad de los síntomas.

La dosis sugerida es hasta 50 mg/al día. El zinc no se recomendó en las personas con condiciones de salud subyacentes, como baja función inmunológica, asma o enfermedades crónicas.

Curcumina: el pigmento que le da el color amarillento a la cúrcuma conocido por sus potentes propiedades antinflamatorias.

Extracto de hoja de olivo: Las antiguas culturas egipcias y mediterráneas la utilizaban en una variedad de usos que promueven la salud y es ampliamente conocido como un potenciador atoxico del sistema inmunológico.

Propóleo: Una resina de abeja y uno de los compuestos antimicrobiano de amplio espectro en el mundo; el propóleo también es la fuente más rica de ácido cafeico y apigenina, dos compuestos muy importantes que ayudan en la respuesta inmunológica.

Aceite de Orégano: Entre mayor sea la concentración de carvacrol, más eficaz es. El carvacrol es el agente antimicrobiano más activo en el aceite de orégano.

Hongos Medicinales, Como el Shiitake, resishi y cola de pavo tienen propiedades antinflamatorias, antibacteriales y antivirales.

Un té hecho con una mezcla de flor de saúco, milenrama, eupatorio, tilo, menta y jengibre; bébalo caliente y con frecuencia para combatir un resfriado o gripe. Eso lo hará sudar, lo que es útil para erradicar un virus de su sistema.

La equinacea es uno de los medicamentos herbales más ampliamente utilizados en Europa para combatir los resfriados y las infecciones. Una revisión de más de 700 estudio encontró que utilizar equinacea podría reducir su riesgo de contraer un resfriado hasta en un 58 por ciento.

Extracto de la flor sauco: la flor de sauco rica en vitamina C y una amplia gama de flavonoides valiosos, incluyendo antocianinas y la quercetina, se ha utilizada tradicionalmente como un tónico para optimizar el sistema inmunológico.

También es ampliamente conocido por promover la salud del tracto pulmonar y bronquial.

Baya del sauco: Un estudio sobre el jarabe de saúco redujo la gravedad de los síntomas de la gripe y disminuyo su duración por unos cuatro días.16 El extracto de la baya del saúco también es conocido por inducir la sudoración y ayudar a aliviar la congestión.