¿Qué Tipo de Aceite le Ayudará a Absorber Mejor los Nutrientes?

Aceite de Coco

Historia en Breve -

  • Un nuevo estudio con animales comparó los efectos de la alimentación con aceite de coco (una grasa saturada) en comparación con el aceite de cártamo (una grasa poliinstaturada) en la absorción de los carotenoides de los jitomates; el aceite de coco mejoró la captación de los carotenoides del jitomate a un mayor grado que el aceite de cártamo
  • El beneficio podría deberse a los ácidos grasos de cadena media (MCT) del aceite de coco, los cuales se digieren fácilmente y se han relacionado a algunos beneficios para la salud, como la pérdida de peso
  • Una alimentación saludable, que integre grasas saludables, como el aceite de coco, alimentos vegetales, para las enzimas, y alimentos fermentados, para las bacterias benéficas, funcionará de forma sinérgica para ayudarle a absorber la mayor cantidad de nutrientes de los alimentos que consume

Por el Dr. Mercola

Probablemente sepa que para absorber todos los nutrientes solubles en grasa y extremadamente saludables de sus alimentos (por ejemplo, compuestos como la luteína, el betacaroteno y la vitamina E) debe consumirlos con un poco de grasa.

Así que quizá siempre añada aceite de oliva a sus ensaladas o consuma sus vegetales con mantequilla, para absorber esos nutrientes valiosos.

Esta es una estrategia inteligente, aunque, ¿sabía que no todos los aceites son iguales en cuanto a la absorción de los nutrientes? Algunos funcionan mejor que otros y pueden mejorar la cantidad de nutrientes que su cuerpo recibe de los alimentos que consume.

El Aceite de Coco es el Mejor para Estimular la Absorción de los Nutrientes

Un nuevo estudio con animales comparó los efectos de la alimentación con aceite de coco (una grasa saturada) con el aceite de cártamo (una grasa poliinsaturada) en cuanto a la absorción de los carotenoides de los jitomates.

El aceite de coco mejoró la absorción del tejido de los carotenoides del jitomate a un mayor grado que el aceite de cártamo, un beneficio que según sugirieron los investigadores, podría deberse a los ácidos grasos de cadena media (MCT) del aceite de coco:1

"Estos resultados podrían deberse a la gran cantidad de ácidos grasos de cadena media del aceite de coco, los cuales podrían haber causado un cambio en el flujo del colesterol para favorecer la deposición carotenoides en el tejido extrahepático".

El aceite de coco es la fuente natural más rica en MCT saludables. En contraste, los aceites vegetales o de semillas más comunes están constituidos por ácidos grasos de cadena larga (LCT). Hay varias razones por las que estos ácidos grasos de cadena larga no son tan saludables para usted como los MCT en el aceite de coco.

¿Por Qué Elegir un Aceite Como el de Coco?

Además de su capacidad para permitir potencialmente que usted absorba más antioxidantes y otros nutrientes de sus alimentos, los MCT son más chicos que los LCT, lo que significa que permean fácilmente las membranas de las células y no necesitan lipoproteínas o enzimas especiales para que el cuerpo los utilice de forma efectiva. Además:

  • Los MCT son fáciles de digerir, por lo que ocasionan que el sistema digestivo se esfuerce menos. Esto es especialmente importante para aquellos de ustedes que padecen problemas digestivos o metabólicos.
  • Los MCT se envían directamente al hígado, donde se convierten inmediatamente en energía, en vez de que se almacenen como grasa.
  • Los MCT en el aceite de coco pueden ayudar a estimular el metabolismo corporal, por lo que provocan la pérdida de peso.

Existen numerosos estudios que muestran que los MCT promueven la pérdida de peso, entre los cuales se encuentra uno que demuestra que las ratas alimentadas con LCT almacenaron grasa corporal, mientras que aquellas alimentadas con MCT redujeron su grasa corporal y mejoraron su sensibilidad a la insulina y su tolerancia a la glucosa.2  

Incluso, otro estudio encontró que los hombres con sobrepeso que consumieron una alimentación rica en MCT perdieron más tejido graso que aquellos que llevaban una alimentación alta en LCT, presuntamente debido al mayor gasto de energía y oxidación de la grasa ocasionado por el consumo de MCT. Los investigadores concluyeron:3

"Por consiguiente, podemos considerar a los MCT como agentes que ayudan en la prevención de la obesidad o que potencialmente estimulan la pérdida de peso".

El aceite de coco se gana todavía más "puntos" debido a que es rico en ácido láurico, el cual se convierte en monolaurina en el cuerpo - un compuesto que también se encuentra en la leche materna y que fortalece la inmunidad.

El ácido caprílico, otro ácido graso del coco que se encuentra en menores cantidades, es otro componente antimicrobiano. Además, es importante usar el aceite de coco como su aceite principal para cocinar debido a que es el único que es lo suficientemente estable como para resistir el daño inducido por el calor.

Cuando elija un aceite de coco, asegúrese de escoger uno orgánico sin refinar ni blanquear, que no haya sido procesado con calor ni con sustancias químicas y que no contenga ingredientes transgénicos. Por otro lado, en el caso de los aceites vegetales ricos en LCT:

  • Es difícil para el cuerpo descomponer los LCT: deben estar empacados con lipoproteínas o proteínas transportadoras y requieren enzimas especiales para su digestión.
  • Los LCT ocasionan que el páncreas, el hígado y el sistema digestivo completo hagan más esfuerzo.
  • Los LCT se guardan principalmente como grasa en el cuerpo.
  • Los LCT, al oxidarse, pueden lastimar las arterias y depositarse en ellas, lo que contribuye a la inflamación de los vasos sanguíneos y al almacenamiento de la placa.

Las grasas poliinsaturadas, entre los cuales encontramos los aceites vegetales comunes, como el de maíz, soya, cártamo, girasol y canola, son, absolutamente, los peores aceites para cocinar. Estos aceites omega-6 son altamente susceptibles al daño por el calor, debido a sus múltiples uniones de doble carbón.

Si ha estado evitando el aceite de coco por ser una grasa saturada, no debe preocuparse. En realidad, las grasas saturadas son esenciales y bastante buenas para usted.

Las Enzimas: Otra Herramienta para Mejorar la Absorción de Nutrientes

Las enzimas están compuestas por aminoácidos y el cuerpo las secreta para ayudar a catalizar las funciones que normalmente no ocurrirían a las temperaturas fisiológicas. Literalmente hacen magia y son absolutamente vitales para su vida.

Se han identificado más de 3000 enzimas diferentes y algunos expertos creen que podría haber otras 50 000 que faltan por descubrir. Cada enzima tiene una función diferente, como 3000 llaves especializadas hechas a la medida de 3000 diferentes cerraduras.

En esta analogía, las cerraduras son reacciones bioquímicas, que no solo involucran la producción de energía y la absorción del oxígeno, sino que también llevan los nutrientes a las células.

La malabsorción crónica puede ocasionar una variedad de enfermedades. Piénselo, si su cuerpo no tiene las bases nutricionales que necesita, su salud y su capacidad de recuperarse de las enfermedades se verán comprometidas. La deficiencia de enzimas ocasiona mala digestión y mala absorción de nutrientes. Esto genera una variedad de síntomas gastrointestinales, como:

  • Estreñimiento
  • Hinchazón
  • Calambres
  • Flatulencia y eructos
  • Acidez estomacal y reflujo ácido

Desafortunadamente, muchas personas podrían tener deficiencia de enzimas, ya que las dietas altas en alimentos cocinados, procesados y azucarados, en combinación con el uso excesivo de los medicamentos farmacéuticos, como los antibióticos, agotan la capacidad del cuerpo de producirlas.  

Calentar sus alimentos a más de 116 grados F también vuelve inactiva a la mayoría de las enzimas, ya que las destruye. Esta es una de las razones por las cuales es tan importante consumir sus alimentos crudos. Los alimentos crudos son ricos en enzimas y consumirlos disminuye la carga del cuerpo para producir las propias. Mientras más alimentos crudos pueda consumir, mejor.

Un Intestino Saludable Estimula la Absorción Óptima de los Nutrientes

De forma similar a las enzimas, su flora intestinal, los microorganismos que viven en su intestino, afectan su salud continua y dinámicamente. De hecho, estas bacterias benéficas segregan enzimas esenciales por nosotros. Por ejemplo, el Lactobacillus genus de los probióticos obtuvo su nombre porque puede descomponer la lactosa (el azúcar de la leche) en ácido láctico con la enzima lactasa.  

Esto, de hecho, es una razón por la que se inventó el cultivo de alimentos en primer lugar, ya que solo un número limitado de personas con un genotipo europeo específico son capaces de producir la enzima lactasa en la madurez; la mayoría pierden esta capacidad poco después de dejar de beber leche materna.

Las bacterias buenas que consume, ya sea de los alimentos fermentados o en la forma de un suplemento, también evitan el crecimiento de las bacterias que no son tan deseables, pues compiten con ellas por los nutrientes y los sitios de unión en los tejidos de su canal alimenticio. Estas bacterias amigables también ayudan a la digestión y a la absorción de los nutrientes para que sea capaz de obtener más beneficios de los alimentos que consume.

De hecho, sin las bacterias intestinales buenas, su cuerpo no puede absorber ciertos almidones, fibra y azúcares sin digerir. Las bacterias amigables de su tracto digestivo convierten estos carbohidratos en fuentes principales de importante energía.

Estas bacterias también producen una segunda capa de subproductos indispensables de la fermentación, como bacteriocinas (que combaten las infecciones), betaglucanos (con inmunidad modulada) y la serie completa de vitaminas del grupo B, por nombrar solo algunos de los nutrientes que son capaces de producir por nosotros.

A través de este proceso continuo de biotransformación que ocurre en su intestino las 24 horas, los 7 días de la semana, somos de muchas formas ¡una fábrica productora de vitaminas y "medicinas"!

Consumir regularmente vegetales fermentados y otro tipo de alimentos fermentados, como el kéfir, es una de las mejores formas de nutrir su flora intestinal para la absorción óptima de nutrientes.

La línea común que podría haber notado es llevar una alimentación saludable tradicional. Cuando consume los alimentos que su cuerpo está diseñado para comer, alimentos como el aceite de coco y otras fuentes frescas, crudas y mínimamente procesadas de grasa, proteína y carbohidratos saludables, animará naturalmente a su cuerpo a utilizar lo más que pueda de los alimentos saludables que consume.  

Así que, recuerde, cuando necesite añadir un aceite a sus comidas, elegir el aceite de coco por encima de los aceites vegetales poliinsaturados, como el aceite de cártamo, podría ser una forma simple de estimular el consumo de nutrientes de su cuerpo para una salud óptima.

Solo asegúrese de tener la certeza de que obtiene la mejor calidad cuando utiliza aceite de coco, o cualquier otro alimento.

Publique su comentario