Ocultar
Niveles Bajos de Humedad

Historia en Breve -

  • Durante los meses de invierno, los calentadores y las bajas temperaturas pueden causar aire seco con poca humedad, lo que causa piel seca, irritación de los senos nasales y garganta, además de picazón en los ojos
  • La exposición a la baja humedad puede secar e inflamar la membrana mucosa que recubre el tracto respiratorio, lo que aumenta su riesgo de resfriados, gripe y otras infecciones
  • Cuando los niveles de humedad son bajos, los virus de la gripe sobreviven más tiempo, y se propagan con mayor facilidad
  • Un higrómetro, que puede encontrar en cualquier ferretería, puede medir la cantidad de humedad en el aire de su casa para que pueda ajustar adecuadamente
 

Cómo los Niveles Bajos de Humedad Afectan Su Salud

Enero 23, 2016 | 6,903 vistas
| Available in English Available in English

Por el Dr. Mercola

La humedad, o la cantidad de vapor de agua en el aire, es una importante variable en la salud que es fácil ignorar... pero muy fácil de remediar. La humedad ideal es generalmente descrita como entre 40 y 60 % aunque algunos expertos creen que debería ser de alrededor de 35 a 45 %.

Cuando la humedad es más alta que esto, algo común en el verano, se puede causar la formación de moho, ácaros del polvo y hongos, por lo que es especialmente peligroso para las personas con asma y alergias. La baja humedad es igualmente peligrosa, sin embargo, e incluso puede causar complicaciones graves en su salud.

Baja Humedad: Tenga Cuidado con Este Común Peligro Invernal

Durante los meses de invierno, los calentadores y las bajas temperaturas pueden causar aire seco con poca humedad. Este aire seco puede causar sequedad en la piel, irritación de los senos paranasales y garganta, además de picazón en los ojos.

Con el tiempo, la exposición a la humedad baja puede secar e inflamar la membrana mucosa que recubre el tracto respiratorio. Cuando esta barrera natural ya no está funcionando correctamente, aumenta el riesgo de resfriados, gripe y otras infecciones. Además, en la baja humedad ciertos virus pueden ser capaces de sobrevivir por más tiempo, lo que aumenta aún más el riesgo de contraer una infección.

Por ejemplo, un estudio encontró que los virus de la gripe sobreviven más tiempo, y se propagan más fácilmente, cuando los niveles de humedad son bajos.1 La congestión nasal también puede estar relacionada a la temperatura y humedad del aire inhalado--quizás más que cualquier otra variable, de acuerdo con un estudio.2

Los autores del estudio sugieren que la interacción entre la temperatura y la humedad influyen con el “enfriamiento nasal” a medida que el aire se mueve a través de la cavidad nasal. Este enfriamiento nasal es detectado por "sensores" que se encuentran dentro de la nariz, que estimulan la sensación del flujo de aire que pasa fácilmente o que esta obstruido, y el aire más frío es el resultado de una sensación de menor obstrucción.

Mientras que la alta humedad puede provocar congestión nasal, el aire muy seco (es decir, baja humedad) también es conocida por aumentar la sensación de congestión, ya que al secar las membranas de los senos puede irritarlas aún más. Así que dependiendo de sus circunstancias de cada persona, si el aire en su hogar es excesivamente seco, entonces aumentar la humedad podría ayudar.

La Baja Humedad También Podría Dañar Sus Ojos y la Piel

Si padece de ojos secos e irritados, la baja humedad podría ser un factor, ya que se sabe que aumenta la evaporación de las lágrimas. Esto puede perturbar el equilibrio necesario de una superficie ocular saludable y cómoda.3

La baja humedad en combinación con las temperaturas más frías también tiende a causar estragos en su pie. Muchas personas sufren de piel seca, escamosa, escozor durante los meses de invierno, incluso sin tener un problema cutáneo diagnosticable, como eczema.

Esto se conoce comúnmente como "comezón de invierno", que es causado cuando la piel carece de humedad. Aparte de la picazón, el aire seco agotará la humedad de su piel, lo que aumenta la probabilidad de que se generen más grietas en la superficie de su piel.

Si bien es raro que los agentes infecciosos en su piel causen un problema (normalmente es un problema únicamente cuando transfiere eso a su nariz o boca), la piel agrietada aumentará su riesgo de enfermarse, debido a que proporciona una entrada a los patógenos potencialmente peligrosos a través de la piel agrietada.

Esto es especialmente cierto en el invierno y en ambientes secos donde los niveles de humedad a menudo caen por debajo del 10%. Según un estudio publicado en Environmental Health Perspectives,4 mantener los niveles de humedad adecuados podría ayudar a disminuir las tasas de infecciones respiratorias y alergias:

"La mayoría de los efectos adversos para la salud causados ​​por la humedad relativa disminuirían al mínimo al mantener los niveles dentro del hogar entre 40 y 60%. Esto requeriría humidificación durante el invierno en zonas con climas fríos de invierno.

La humidificación debe utilizar, preferentemente, humidificadores por evaporación o de vapor, ya que los humidificadores con vapor frio pueden propagar aerosoles contaminados con alérgenos”.

¿Aire Seco? Cómo Aumentar la Humedad

Si el aire dentro de su hogar es excesivamente seco, es muy probable que este experimentando piel seca o una picazón en la garganta. También es posible que sus plantas de interior se empiecen a secar, el tapiz de las paredes empezara a despegarse o electricidad estática, que es un resultado directo del aire seco.

Si tiene pisos de madera o muebles de madera, los niveles bajos de humedad pueden provocar la pérdida de humedad y encogimiento, lo que causaría grietas o separaciones en las uniones. Cabe mencionar que, si bien los niveles bajos de humedad son algo más común en el invierno, también puede ocurrir en ambientes áridos secos, o durante el verano debido al uso excesivo del aire acondicionado. Para aumentar la humedad, puede:

  • Utilizar un vaporizador o humidificador
  • Crear un baño de vapor, al bañarse con agua caliente, o llenar el fregadero con agua caliente, y luego colocar una toalla sobre su cabeza mientras se recuesta sobre el lavabo
  • Respirar el vapor de una taza de té caliente
  • Hervir el agua en la estufa o simplemente coloque recipientes con agua alrededor de su casa

Consejos para Humidificar: Tenga Cuidado de No Crear Mucha Humedad en el Aire

Un consejo de prevención, especialmente si decide utilizar un humidificador: debe cerciorarse de que sus niveles de humedad no estén demasiado altos, ya que la alta humedad hará disparar el crecimiento de moho, lo que podría devastar su salud.

Además, el ambiente húmedo y cálido de un humidificador es un campo de cultivo para las bacterias y los hongos, que viajan fuera de la unidad a través de una "niebla tóxica" que posteriormente inhala.

La investigación ha demostrado que la inhalación de niebla sucia de los humidificadores puede causar problemas pulmonares, incluyendo infección, y el uso del humidificador en realidad está relacionado a un riesgo mayor de desarrollar asma en los niños.5 Como se mencionó, demasiada humedad en el aire también aumenta el desarrollo de moho, que es una toxina que no desea estar inhalando diariamente.

Así que si elige utilizar un humidificador, hágalo con moderación y asegúrese que los niveles de humedad no estén muy altos. Un higrómetro, que puede encontrar en cualquier ferretería, puede medir la cantidad de humedad en el aire de su casa para que pueda ajustar apropiadamente el uso humidificador. Algunos humidificadores también tienen un higrómetro incorporado.

Según el Dr. Robert Ivker, DO, el ex presidente de la Asociación Americana de Medicina Holística, dice que el nivel ideal de la humedad relativa para la salud de los senos nasales es entre 35 a 45 %. Este nivel también por lo general se recomienda para evitar daños de moho en su casa.

En términos de utilizar un humidificador, también tendrá que asegurarse de limpiar constantemente, al menos cada tres días utilizando peróxido de hidrógeno para eliminar cualquier capa o depósito de minerales. El agua en el depósito se debe cambiar a diario, y asegúrese de que el área alrededor (mesas, ventanas, alfombras, cortinas, etc.) está seca.

Si tiene un sistema de calefacción de aire central, el mejor humidificador es el que está integrado directamente en el sistema de calefacción y que está conectado al higrostato y a una fuente de agua, para todo el proceso este automatizado y su hogar este uniformemente humidificado.

Una Rápida Advertencia Sobre el Moho

Quiero señalar que los niveles altos de humedad son tan peligrosos, y tal vez más, que los niveles bajos de humedad debido al moho. Además de lugares obvios como los baños y sótanos húmedos, puede haber muchas fuentes de moho ocultas en su hogar.

Particularmente, si ha tenido problemas de plomería o fugas en el techo, el moho puede crecer y liberar esporas de lugares como detrás de los paneles de yeso, debajo de la alfombra o del relleno y en madera.

La gran mayoría de personas que sufren de infecciones respiratorias crónicas no saben que su problema puede estar relacionado a la exposición de moho. Y, por desgracia, sus médicos tampoco lo saben, por lo que el tratamiento apropiado es un tema imposible.

Además de los problemas respiratorios menores o mayores, el moho también puede causar una variedad de otros problemas, como erupciones cutáneas, problemas gastrointestinales, problemas genitourinarios, inmunosupresión y hemorragia.

A menudo, el primer signo de un problema de moho es un olor a "mohoso". Probablemente está familiarizado con el olor a lama—la lama simplemente es una variedad de moho.

También podría notar que las tablas del piso están pandas o torcidas, alfombra descolorida, una nueva mancha de agua en la pared, o manchas negras o blancas—todas esas son indicaciones de que un problema de moho se está desarrollando. Aquí puede encontrar más detalles, incluyendo qué hacer si el moho está presente en su casa.

Consejos para Solucionar los Problemas de Piel Seca en el Invierno

Si la humedad baja está secando su piel, utilice los consejos anteriores para aumentar la humedad. Recuerde, esto es importante no sólo para su piel, sino también para proteger la integridad de las membranas mucosas con el fin de reducir el riesgo de infección.

Sin embargo, cuando se trata de piel seca y escamosa, las grasas de omega-3 de origen animal como el aceite de kril, puede desempeñar un rol muy importante. Además de beber mucha agua ya que esa es una buena de las mejores maneras de hidratar su piel de adentro hacia afuera.

Las grasas omega-3 ayudan a normalizar las grasas de la piel e impiden la deshidratación de las células. Esto mantiene a sus células fuertes y llenas de humedad, lo que podría ayudar a disminuir la apariencia de las líneas finas.

Las grasas de omega-3 también pueden ayudar a calmar la piel irritada, dado a que le ayudan a tener una complexión más clara y más suave gracias a su actividad antiinflamatoria. Así que, como primer paso, si padece de piel seca, asegúrese estar tomando suficientes grasas omega-3. En los meses más secos y fríos del invierno, es posible que necesite aumentar su dosis.

Si su piel es seca en estos momentos, un simple remedio es el aceite de coco puro, que actúa como una maravillosa y natural crema hidratante "anti-envejecimiento" cuando se aplica de manera tópica.

Cuando se absorbe en la piel y los tejidos conectivos, el aceite de coco ayuda a reducir la apariencia de las líneas finas y las arrugas, lo que ayuda a mantener los tejidos conectivos fuertes y flexibles. También ayuda a exfoliar la capa externa de las células muertas de la piel, que resultaría en una piel más suave.

Hidratar su piel, tanto por dentro como por fuera puede hacer un poco más tolerable el problema con los niveles bajos de humedad, lo que le dará mayor comodidad mientras ajusta adecuadamente los niveles de humedad dentro de su casa.

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.