Rayos del Sol---Beneficiosos para su Cuerpo

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Enero 31, 2016 | 62,337 vistas

Historia en Breve

  • Los rayos del sol crean la vitamina D en su piel; también producen beta-endorfinas, que son las que lo hacen sentir mejor, y el óxido nítrico, que puede ayudar a bajar la presión arterial, y una serie de otras sustancias químicas que promueven la salud
  • Si usted vive al norte de Atlanta, Georgia, su piel no puede producir vitamina D entre los meses de noviembre a febrero. Incluso en latitudes del sur, únicamente produce del 10 a 20 % de cantidad que produce en el verano.
  • Obtener una "dosis mínima de eritema", es decir, cuando su piel se pone de color ligeramente oscura 24 horas después de la exposición, es el equivalente de tomar entre 15 000 y 20 000 unidades de vitamina D por vía oral

Por el Dr. Mercola

Todos nos sentimos mejor cuando estamos expuestos a los rayos del sol, pero ¿sabe por qué? Dr. Michael F. Holick, un experto líder en la vitamina D con una impresionante lista de credenciales, es la persona adecuada para explicar el poder curativo de los rayos del sol.

Sus credenciales académicas incluyen jefe de Endocrinología, Diabetes y Nutrición del Hospital de la ciudad de Boston y del Centro Medico de la Universidad de Boston de 1987 hasta 2000.

Actualmente funge como Drector de Bone Health Care Clinic, y Profesor de Medicina, Fisiología, Biofísica y en el Centro Medico de la Universidad de Boston. También es Director de Helioterapia, Luz y del Laboratorio de Investigación de la Piel en la Universidad de Boston.

Mientras se registraba en la Universidad de Wisconsin, trabajó con el Dr. Héctor DeLuca sobre la vitamina D, y terminó obteniendo su M.S al identificar la 25-hidroxivitamina D3 por ser la principal forma circulante de la vitamina D en la sangre humana.

Esta es la forma que debe medir para determinar su estado de vitamina D.

Para su Ph.D., identificó la forma biológicamente activa de la vitamina D como 25-hidroxivitamina D3. Siendo un investigador postdoctoral participó en la primera síntesis química de 25-hidroxivitamina D3 que se utiliza para tratar a los pacientes con enfermedad ósea e insuficiencia renal.

Más tarde, se interesó en interpretar cómo se hace la piel crea vitamina D. Así que él desarrolló métodos para determinar cómo los factores tales como la hora del día, la estación, la latitud, la pigmentación de la piel y la obesidad influyen en este proceso cutáneo.

"También me di cuenta de que la piel tenía receptores de vitamina D", dice. "Lo que esto significa es que la forma activa de la vitamina D estaba teniendo un efecto en la piel, y yo quería saber la razón. Resulta que la forma activa la vitamina D inhibe el crecimiento de células cutáneas y se convierte en una forma muy importante.

Entonces me di cuenta de que tal vez podría utilizarla para tratar una enfermedad cutánea hiperproliferativa muy común: psoriasis. Básicamente introduje el concepto, a mediados de la década de los 80, cuando aplique tópicamente la vitamina D activa para tratar la psoriasis...

También he realizado muchos otros estudios enfocados en descubrir cómo la vitamina D es absorbida en el cuerpo y su impacto en su salud”.

Rayos del Sol para la Salud

Cuando está expuesto a los rayos de sol, toda la energía del sol llega a su piel. Durante los últimos 40 años, los dermatólogos han promulgado la idea de que nunca debe estar expuesto a los rayos del sol, ya que puede dañar la piel y causar cáncer de piel.

Lo que no se dan cuenta es que cuando está expuesto a los rayos del sol, muchos importantes procesos biológicos se producen en la piel. Esto es distinto de tomar vitamina D por vía oral

Mientras que tomar un suplemento vitamina D por vía oral mejorará su estado de vitamina D, estará renunciando a los beneficios que le ofrecen los rayos del sol más allá de la producción de vitamina D.

Por desgracia, la gran mayoría de las personas no tienen otra alternativa en los meses de invierno. Pero en la primavera, verano y otoño, es aconsejable aprovechar la exposición sensible a los rayos del sol, utilizando la aplicación "Dminder.info", la cual será explicada en la presentación de PowerPoint del Dr. Holick. "Rayos del Sol para su salud."

Los rayos del sol no solo crean vitamina D en la piel; también producen beta-endorfinas, que lo hacen sentir mejor, y el óxido nítrico, que puede ayudar a bajar la presión arterial, y toda una serie de otras sustancias químicas que no se obtienen al tomar un suplemento de vitamina D.

"Es importante entender que cuando está expuesto a los rayos del sol, también está expuesto a la enorme cantidad de energía que penetra en su cuerpo.

También es importante entender que la atmósfera absorbe la mayor parte de la radiación dañina que el sol libera incluyendo los rayos X, radiación gamma y radiación ultravioleta C (UVC).

Así que, cuando observamos el espectro solar para ver la cantidad de UV que realmente está llegando al planeta Tierra, es una cantidad muy pequeña. Y de toda la energía que viene de los rayos del sol, es una cantidad muy mínima o menos de esa.

1 % es responsable de hacer la vitamina D en la piel, lo que se estima que es alrededor de 1 % de radiación ultravioleta B... "

Diferencia Entre la Radiación UVA y UVB

Hay dos formas de radiación UV que llegan a la superficie de la Tierra: los rayos UVA y los UVB. Los UVB tienen una menor longitud de onda, pero mayor energía que los rayos UVA. Curiosamente, a pesar de que tiene la mayor energía, no penetra más profundamente en la piel a diferencia que los UVA.

La razón de esto se debe a que las proteínas de ADN, ARN y otras sustancias químicas en su epidermis absorben la radiación UVB de manera muy eficiente.

La radiación UVA, por el contrario, no es absorbida tan eficientemente, por lo que penetra más profundamente en su epidermis y puede causar daños en la piel, incluyendo un entrecruzamiento de la matriz de colágeno, lo que aumenta el riesgo de arrugas.

A medida que su piel está expuesta a la luz del sol, los melanocitos en la piel crean melanina, un pigmento en la piel que actúa como un protector solar natural. La exposición a rayos UV también causa un entrecruzamiento en su ADN, pero su piel alberga enzimas que descomponen y separan esos entrecruzamientos de ADN.

Por lo tanto, su piel en realidad está perfectamente diseñada para tratar y curar el daño del ADN producido por la exposición al sol.

"Si nos enfocamos en el espectro solar y vemos que la radiación es responsable de causar ardor y lo que la radiación está causando la producción de vitamina D, de hecho, el eritema [enrojecimiento de la piel] se produce principalmente justo en el nivel más alto donde la vitamina D también está siendo producida.

Alrededor de medio día, el 15 % del enrojecimiento de la piel se produce por la exposición a los rayos UVA, pero el 85 % es por los rayos UVB. Los rayos UVA provocarán quemaduras solares, independiente de la radiación UVB.

La conclusión, por supuesto, y el mensaje que siempre he estado dando es que nunca espere hasta obtener quemaduras solares. Eso es lo más perjudicial para su piel, lo cual aumenta el riesgo de cáncer de piel, así como arrugas”, explica el Dr. Holick.

"¿Podrían los rayos del sol dañar su piel? Yo no creo que haya ninguna duda de que la exposición excesiva, sobre todo en la parte superior de sus manos y de la cara, pueda causar lo que se llama queratosis actínica.

Lo que se conoce como etapa inicial de cáncer de piel. Si está constantemente recibiendo una exposición excesiva a la luz solar, sin duda puede convertirse ya sea en células escamosas basales o escamosas.

[Sin embargo] estos son cánceres de piel que generalmente son fáciles de detectar y de tratar. El melanoma es el cáncer de piel más letal, [pero] resulta que la mayoría de los melanomas se producen en las zonas menos expuestas al sol. La exposición ocupacional a los rayos del sol en realidad disminuye el riesgo de melanoma”.

¿Cuándo y Dónde Puede Producir Vitamina D en Respuesta a la Exposición al Sol?

La investigación realizada por el equipo del Dr. Holick ha demostrado que si vive al norte de Atlanta, Georgia, no puede producir vitamina D en la piel entre noviembre a febrero. Incluso en Miami, Florida sólo crea entre el 10 a 20 % de la vitamina D que produciría durante el verano.

Un factor que influirá en su capacidad de producir vitamina D en las latitudes del norte es su elevación. A unos 15 000 pies, puede producir cantidades sólidas de vitamina D incluso en el invierno, debido a que los rayos del sol—algo que disminuye en el invierno--tienen menos atmósfera para penetrar en las zonas altas.

 “También nos han dicho que salgamos a correr temprano o por la tarde para crear vitamina D. se dice que es menos perjudicial para su piel.

Pero, resulta que probablemente es un momento menos indicados para estar fuera, porque no haya nada de rayos UVA que nos puedan beneficiar, lo que puede alterar el sistema inmunológico e incluso podría aumentar su riesgo de melanoma. Pero en esencia, no generar nada de vitamina D,” advierte el Dr. Holick.

"La vitamina D se produce en la piel entre las 10 am y hasta las 3 pm por la misma razón que sólo genera vitamina D en la primavera, verano y otoño. En la mañana muy temprano y por la tarde, los rayos del sol están completamente escasos y absorbidos por la capa de ozono. Como resultado de ello, su piel no genera vitamina D”.

¿Cuánta Exposición al Sol Es Necesaria?

Para determinar esto, el Dr. Holick realizó un estudio para ver la cantidad de vitamina D que los adultos producen al usar una cama de bronceado justo el tiempo suficiente para obtener una "dosis mínima de eritema".

Determinaron que esto es equivalente a tomar de 15 000 a 20 000 UI de vitamina D. Como recomendación general, el Dr. Holick sugiere comenzar su exposición a los rayos del sol en la primavera, al salir entre un tercio o la mitad del tiempo que normalmente le tomaría a su piel desarrollar un tono oscuro a la mitad del verano.

La aplicación, Dminder.info, que el Dr. Holick ayudó a desarrollar, proporciona una guía para la exposición ligera al sol.

Así que, por ejemplo, si normalmente se pone rojo después de exponerse durante 30 minutos al sol en el mes de junio y luego empieza a exponer sus brazos, piernas, abdomen y espalda, durante 10 a 15 minutos al día. Después de eso, póngase ropa protectora para evitar la exposición excesiva.

Cada día, aumente la cantidad de minutos con el fin de crear un bronceado. Tenga en cuenta que la pigmentación de su piel influirá en la cantidad de sol que puede tolerar.

El pigmento de la melanina en la piel es un protector solar natural, que absorbe la luz ultravioleta que llega a su piel. Como resultado, reduce notablemente la eficiencia de su piel para producir vitamina D. Como resultado, las personas de piel oscura necesitan más exposición al sol que las personas de piel clara con el fin de producir la misma cantidad de vitamina D.

¿Cuál Es el Nivel Ideal de Vitamina D?

¿En qué nivel quiere que este su sangre? Un estudio realizado en África en guerreros Maasai, que están afuera todos los días, mostró que tenían un nivel en sangre de 25-hidroxivitamina D alrededor de 48 ng/ml. En la actualidad, un nivel de vitamina D (25-hidroxivitamina D) entre 40 y 60 ng/ml se piensa que es ideal para una óptima salud y para la prevención de enfermedades.

"El The Endocrine Society Clinical Practice Guidelines que crea las recomendaciones para los médicos sobre cómo tratar o prevenir la deficiencia de vitamina D [dice que] su nivel debe ser de al menos 30 ng/ml. Cuarenta a 60 ng/ml es un buen rango, y sabemos que 100 ng/ml es perfectamente seguro, dice el "Dr. Holick, añade que: "Se estima que al mejorar el estado de vitamina D en todas las personas podría reducir los costos de atención médica en un 25 %."

¿Cómo la Vitamina D Beneficia la Función Inmunológica?

Es sabido que las personas que viven en latitudes más bajas tienen menor riesgo de desarrollar esclerosis múltiple (EM), una enfermedad autoinmune. También sabemos que si vive al norte de Atlanta, Georgia durante los primeros 10 años de su vida, usted duplica su riesgo de desarrollar EM por el resto de tu vida, no importa donde viva.

La diabetes tipo 1 es otra enfermedad crónica que parece estar estrechamente ligada a la deficiencia de vitamina D. Si vive en el ecuador, tiene una probabilidad 15 veces menor de desarrollar diabetes tipo 1 que si vive en el extremo norte.

Un estudio realizado en 2001 publicado en la revista The Lancet mostró que los niños que recibieron 2 000 IUs de vitamina D por día durante su primer año de vida tenían un riesgo 88 % menor de desarrollar diabetes tipo 1.

La investigación también ha demostrado que las mujeres que tienen el mayor consumo de vitamina D reducen el riesgo de artritis reumatoide en aproximadamente 44%. Y tener un nivel de 25-hidroxivitamina D de 38 nanogramos por mililitro (ng/ml) ha demostrado reducir en un 50% el riesgo de infecciones en el tracto respiratorio superior.

"También sabemos que las células inmunes conocidas como macrófagos activan la vitamina D con el fin de programar a las células inmunes para que ayuden a combatir las infecciones como la tuberculosis... Por lo tanto la vitamina D es muy importante para ayudar a combatir las enfermedades infecciosas."

En los últimos años, los científicos han llegado a reconocer que un gen que se encuentra en su glándula pituitaria llamado gen proopiomelanocortina (POMC) también se encuentra en las células cutáneas. Cuando la piel está expuesta a la radiación UVB, ese gen se activa. El Dr. Holick explica cómo este gen ayuda a modular la inflamación y la función inmunológica:

"El gen POMC... produce la hormona corticotropina (ACTH). Esta hormona le indica a sus glándulas suprarrenales que produzcan cortisol, que puede ayudar a modular el sistema inmunológico.

También tiene otros efectos, incluyendo regular otros tipos de actividad inflamatoria... Así que, actualmente estamos empezando a entender por qué la exposición al sol ayuda a reducir el riesgo de enfermedades autoinmunes”.

La Vitamina D Reduce el Riesgo de Cáncer

La vitamina D se produce en la piel, y luego su hígado la convierte en forma de 25-hidroxivitamina D-- la forma principalmente circulante. Posteriormente, se va a los riñones, donde se convierte en 1,25 dihidroxi vitamina D.

Por allá en los años 1970 y 1980, los investigadores sabían que su intestino, los huesos y los riñones--los órganos que regulan el metabolismo del calcio-- tienen receptores de vitamina D. Estos receptores de vitamina D interactúan con la forma activa, que desbloquea la información genética, la cual aumenta la absorción de calcio en el intestino, ayuda a movilizar el calcio de los huesos, y mantiene el calcio en los riñones.

Entre los años 1980 y 1990, empezaron a darse cuenta de que estas células y tejidos no solo tienen receptores de vitamina D, sino también su colon, próstata, mama, cerebro, corazón y sangre, sólo por nombrar unos pocos. La pregunta obvia fue ¿por qué? Pues resulta que, los receptores de la vitamina D que se encuentran por todo el cuerpo tienen una importante función anticancerígena.

"Una de las primeras piezas de evidencia científica fue desarrollada por el Dr. Toshio Suda, en 1979. Lo que mostró fue que, si se toma una célula leucémica que tenga un receptor de la vitamina D y la incuba con la forma activa de la vitamina D, esa célula leucémica se convertirá en normal. Se transformará nuevamente en una célula normal.

Esto comenzó a introducir el concepto de que tal vez algunos de los estudios de asociación que sugieren que la exposición a los rayos del solar reduce el riesgo de cáncer podrían estar relacionados con la vitamina D.

De hecho, uno de los primeros estudios de asociación realizados en 1915 demostró que, si trabaja en lugares cerrados y vive en San Diego, tiene un riesgo ocho veces mayor de desarrollar un cáncer mortal y morir de ese cáncer a diferencia que si hubiera trabajado al aire libre.

Un estudio bien ejecutado, realizado en Canadá mostró que... las mujeres que tenían la mejor exposición a los rayos del sol en la adolescencia y edad adulta tenían un riesgo 69 % menor de desarrollar cáncer de mama en sus vidas futuras...

Esto claramente demuestra que la exposición a los rayos del sol o la exposición ligera al sol, a lo largo de su vida, ayuda a reducir el riesgo de cánceres mortales en el futuro. ¿De qué se trata esta asociación? ¿Cómo es posible que la exposición a los rayos del sol y mejorar su estado de vitamina D puedan reducir el riesgo de cáncer?

[Nosotros] trabajamos con el Dr. Gary Schwartz y mostró que las células de próstatas humanas, obtenidas en el momento de la biopsia de próstata, tenían la capacidad de activar la vitamina D.

Entonces empezamos a darnos cuenta de que hay una nueva función principal de la vitamina D que habíamos ignorado, es... si aumenta sus niveles sanguíneos de 25-hidroxivitamina D en un rango saludable de alrededor de 30 ng/ml, esta 25 hidroxivitamina D puede activarse en su próstata, colon, mama y cerebro y esta vitamina D activada tiene la capacidad de regular hasta 2 000 genes en su cuerpo, ya sea directa o indirectamente.

Eso es alrededor de una sexta parte del genoma humano. Estos genes han estado relacionados con el control de más de 80 diferente procesos metabólicos, incluyendo una mejor reparación del ADN, que tiene una actividad antioxidante, regulación de la proliferación y diferenciación celular y mejor función inmunológica".

Un Mecanismo Ingenioso Permite que la Vitamina D Impida el Cáncer Sin Afectar Negativamente el Metabolismo del Calcio

El equipo del Dr. Holick encontró que la vitamina D trabaja localmente a nivel celular, al activar y desactivar alrededor de 290 genes, y esto fue la clave para explicar cómo la vitamina D ayuda a prevenir el cáncer.

Por otra parte, encontraron que en cuanto se activa la vitamina D, digamos en el colon o en una célula cerebral para regular genes con el fin de mejorar la salud de la célula, al mismo tiempo, provoca su propia autodestrucción. Esto es importante porque si la forma activa de la vitamina D entrara en su torrente sanguíneo, podría afectar negativamente al metabolismo del calcio.

"Es algo inteligente por parte de la madre naturaleza”, dice el Dr. Holick, resumiendo nuevamente el proceso de la siguiente manera: "Por lo tanto, usted activa la vitamina D en los riñones para regular el calcio y el metabolismo óseo.

Pero ahora, hemos descubierto que una nuevo e importante componente de la historia de la vitamina D es que se está activando localmente la vitamina D en muchas células de todo el cuerpo, y ellas están teniendo todos estos efectos en sus genes, y luego la célula lo destruye para que nunca entre al torrente sanguíneo y nunca tenga un efecto sobre el metabolismo del calcio...

Así que mi mensaje es claro. Alimente adecuadamente a sus genes y mejore su estado de vitamina D".

Habilidades Neuroprotectoras de la Vitamina D

La vitamina D, también juega un papel importante en la neurotransmisión, y la deficiencia de la vitamina D se ha asociado con varios trastornos cerebrales y neurológicos, incluyendo los siguientes:

  • Disfunción cognitiva y la enfermedad de Alzheimer (En un estudio, aquellos que tuvieron mayor deficiencia de vitamina D, tuvieron un incremento relativo en el riesgo de sufrir deterioro neuro-cognitivo)
  • Incremento en el riesgo de esquizofrenia
  • Enfermedad de Parkinson
  • Derrame cerebral
  • Epilepsia
  • Depresión

Muchos Más Beneficios que la Vitamina D

Existen muchos beneficios para la salud de la exposición a los rayos del sol, además de la producción de la vitamina D. Por ejemplo, los rayos solares son importantes para la regulación de su ritmo cardíaco, y la terapia de luz ha mostrado ser efectiva contra la depresión; en ambos, en el trastorno afectivo estacional (SAD) y en el trastorno depresivo mayor.

La exposición a los rayos del sol, también le hace sentir bien. La razón de esto, es porque los rayos ultravioleta estimulan las células epidérmicas, conocidas como queratinocitos y las convierte en beta-endorfinas.

Un estudio hecho en el Hospital General de Massachusetts demostró que cuando los adultos saludables están expuestos a los rayos ultravioleta de onda larga (UVA) y a los de onda media (UVB), incrementaron los niveles de beta-endorfinas en la sangre, alrededor de un 44 %. Las beta-endorfinas probablemente también entren en el cerebro, y ya que son opioides endógenos, le hacen sentir bien.

La exposición al sol, también tiene varios beneficios cardiovasculares, causan vasodilatación y reducen el riesgo de enfermedad vascular periférica e infarto del miocardio. El estudio Framigham Heart demostró que las personas deficientes en vitamina D, tuvieron un riesgo 50% más alto de sufrir un ataque cardiaco, por lo que se piensa que la vitamina D es muy importante para la salud cardiovascular.

La exposición al sol, también tiene varios beneficios cardiovasculares, más allá de los efectos de la vitamina D. El óxido nítrico que se produce en su piel en respuesta a los rayos del sol, también puede jugar un papel, porque ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y a reducir la presión sanguínea.

El óxido nítrico, también tiene varios otros beneficios en la salud. Por ejemplo, puede:

  • Inducir la producción de la melanina
  • Alterar la función inmunológica
  • Mejorar la cicatrización de las heridas
  • Tener efectos antimicrobianos

Cuando se expone a la luz del sol, sus moléculas de hemoglobina también liberan monóxido de carbono, que en pequeñas cantidades puede causar vasodilatación y reducir la presión sanguínea. El monóxido de carbono, también puede actuar como un neurotransmisor, y tiene efectos benéficos en su sistema nervioso. Puede causar relajación, y tiene una acción antiinflamatoria.

"Existen otros estudios que muestran otros beneficios para la salud... Ahora están empezando a utilizar unos láseres rojos y azules para afectar a los fibroblastos y producir colágeno saludable en su dermis. Se han hecho estudios para mostrar que el efecto de la luz roja e incluso infrarroja, es efectiva para reducir las arrugas y las líneas de expresión, y mejoran la densidad de su colágeno intradérmico.

La luz azul ha demostrado hacer lo mismo. También, estudios han mostrado que mejoran la cicatrización de las heridas. Por lo tanto, existe una variedad de efectos biológicos de la luz en la piel que están por encima y más allá de la vitamina D", el Dr. Holick comenta.

Más Información

Si observa el espectro de la luz del sol que alcanza la superficie de la Tierra, la radiación ultravioleta de onda media (UVB) es la responsable de producir la vitamina D. Mientras que, la radiación ultravioleta de onda larga (UVA) ayuda a modular su sistema inmunológico, y la combinación de ambas (UVA y UVB) mejora la producción de beta-endorfinas en su piel, lo que hace que se sienta bien.

Exponer la piel desnuda al sol, también produce óxido nítrico y monóxido de carbono, que causa la relajación vascular y mejora la cicatrización de heridas, y ayuda a combatir las infecciones, entre otros procesos biológicos. La longitud de onda azul de los rayos del sol, es particularmente importante para regular el ritmo circadiano y suprimir los niveles de melatonina; ayuda a mejorar su estado de ánimo, y reduce los síntomas de depresión.

"En mi opinión, no existe desventaja en aumentar el estatus de su vitamina D y obtener exposición inteligente al sol", dice el Dr. Holick. "No creo que necesite ser un genio para saber que necesita recomendaciones de suplemento de vitamina D y exposición inteligente al sol. No es una hipótesis".

En el 2004, el Dr. Holick escribió su primer libro para el público en general, "The UV Advantage", en el que trata muchos de los beneficios para la salud de la exposición al sol, incluidos en esta entrevista. En el 2010, continuó con su segundo libro, "The Vitamin D Solution: A 3-Step Strategy to Cure Our Most Common Health Problems". Este libro se enfoca en las estrategias que ayudan a prevenir y tratar la deficiencia en vitamina D.

"La pregunta obvia es, ¿puede obtener suficiente vitamina D de su alimentación? Espero haberle convencido de que no puede obtener suficiente vitamina D solamente de su alimentación... Yo la obtengo de todas mis fuentes, aproximadamente 4 000 unidades por día. Mi nivel sanguíneo es en promedio alrededor de 55 a 60 ng/ml...

Las Endocrine Society Clinical Practice Guidelines, recomiendan 400 a 1,000 IUs por día para los niños durante su primer año de vida. Para los niños de 1 a 18 años de edad, ellos deben obtener 600 a 1,000 IUs. Mi preferencia para los adolescentes [es la misma dosis que] adultos; al menos 1,500 a 2,000 unidades por día. No puede obtenerlas a través de fuentes alimenticias.

Así que, ¿Cuál sería la mejor fuente? Por supuesto, es la exposición inteligente al sol... [pero] todo influye en esto, la hora del día, temporada del año, latitud, y grado de pigmentación de la piel.

Así que desarrollamos una aplicación, DMinder.info. Esto le indicará, en cualquier parte del planeta, cualquier momento del año y para cualquier tipo de piel, si puede producir vitamina D, y cuanta vitamina D está produciendo.

También, le avisará cuando retirarse del sol, para que no tenga quemaduras solares y no dañe su piel significativamente".

Recuerde, el mejor momento para exponerse al sol y optimizar sus niveles de vitamina D (25-hidroxivitamina D) es entre las 10 am y las 3 pm, del mes de marzo hasta octubre. Si vive al norte de Atlanta, Georgia, no estará produciendo vitamina D entre los meses de noviembre a febrero, e incluso en las latitudes meridionales, estará produciendo solo del 10 al 20 % de lo que genera en el verano.

Durante los meses de invierno, sus alternativas son utilizar una cama de bronceado o tomar suplementos vitamina D3 via oral. Si opta por un suplemento, recuerde que también necesita incrementar su consumo de calcio. No hay necesidad de tener su nivel sanguíneo de 25-hidroxivitamina D determinada, si está obteniendo exposición al sol adecuada y el suplemento de vitamina D, como lo he recomendado.

Sin embargo, si tiene sobrepeso, o tiene un trastorno de mala absorción de grasas, o ha tenido una cirugía de bypass gástrico, le recomiendo ampliamente que se haga el análisis de vitamina D, al menos una o dos veces al año; es decir, durante el invierno y verano, para asegurarse que escogió la estrategia que le está proveyendo de suficiente vitamina D.

Lo ideal sería que sus niveles estén entre 40 y 60 ng/ml, todo el año.