La Teoría Metabólica del Cáncer y la Clave para la Prevención y Recuperación

Celula de Cancer

Historia en Breve -

  • Mientras que la medicina convencional tiene poco que ofrecer, fuera de la estrategia convencional “cortar, envenenar, quemar”, hay nueva evidencia que sugiere que la cetosis nutricional podría tratar y prevenir la mayoría de los cánceres
  • Al contrario de la enseñanza convencional, los defectos de la genética nuclear no causan el cáncer. Primero sucede el daño mitocondrial, el cual detona las mutaciones de la genética nuclear
  • La disfunción mitocondrial se encuentra en el núcleo de prácticamente todas las enfermedades y una de las razones por las que la cetosis nutricional funciona tan bien es porque estimula la función de las mitocondrias y disminuye efectivamente la inflamación

Por el Dr. Mercola

Cada día, cerca de 1 600 personas mueren de cáncer en Estados Unidos. Es número aumenta hasta 10 veces, hasta 21 000, si se incluye la población global.

Mientras que la medicina convencional tiene poco que ofrecer, fuera de la estrategia "cortar, envenenar, quemar", hay nueva evidencia que sugiere que la cetosis nutricional podría tratar y prevenir la mayoría de estos cánceres.

Travis Christofferson es el autor de un libro fenomenal llamado "Tripping Over the Truth: The Return of the Metabolic Theory of Cancer Illuminates a New and Hopeful Path to a Cure".

Yo leí 150 libros el año pasado y este fue uno de los mejores. En mi opinión, es una lectura necesaria para cualquier persona que tenga cáncer o conozca a alguien que lo padezca. Este libro me ha inspirado a revisar apasionadamente las publicaciones médicas acerca del metabolismo mitocondrial de un libro que será publicado el año entrante.

El Regreso de la Teoría Metabólica del Cáncer

En este articulo, Travis – quien tiene un certificado de pregrado en premedicina y una maestría en Ciencia e Ingeniería de Materiales—revisa algunos detalles cubiertos en su libro.

"Estaba tomando una clase sobre teoría del cáncer y me topé con este libro del Dr. Thomas N. Seyfried, llamado 'Cancer as a Metabolic Disease' (El cáncer como una enfermedad metabólica)", dice Travis.

"Simplemente, era un libro escrito de forma increíble…

Presentaba un argumento elegante para el origen no genético del cáncer; el origen metabólico del cáncer.

Esto me dejó tan estupefacto y atónito, así como el hecho de que muchas personas no lo supieran, que recopilé una lista enorme de preguntas y volé a Boston a ver a Tom... Él respondió todas mis preguntas, lo que sirvió realmente para aumentar mi interés".

A su regreso, Travis se sumergió en la información del proyecto Atlas del genoma del cáncer, que comenzó en 2006. Era el proyecto gubernamental más grande que se hubiera concebido para ordenar los genomas de las células cancerosas. Involucró 10 000 veces la cantidad de secuencias genéticas realizadas por el Proyecto del Genoma Humano.

El objetivo fue descubrir las mutaciones que se encuentran en las células cancerosas. Una vez que Travis comenzó a observar toda esta información, se dio cuenta de que había mucha confusión, incluso entre los científicos de más alto nivel, acerca de lo que realmente mostraban esos datos. No concordaba con sus expectativas originales.

Travis pensó que era realmente necesario contar la historia completa, y fue así como surgió su libro "Tripping Over the Truth" (El tropiezo con la verdad).

El Efecto Warburg

El libro de Travis resalta el trabajo revolucionador del Dr. Otto Warburg y de aquellos que siguieron sus pasos.

La mayoría de los estudiantes de salud natural están familiarizados con el nombre del Dr. Warburg, ya que en 1931 ganó el Premio Nobel de medicina por descubrir que las células cancerosas metabolizan la energía de forma diferente, en comparación con las células saludables.

Pero no saben que era amigo personal de los físicos alemanes Albert Einstein y Max Planck, y que en 1944 obtuvo un segundo Premio Nobel, pero Hitler evitó que fuera a Estocolmo a recibirlo. La mayoría de los expertos lo consideran el bioquímico más grande del siglo XX.

El Dr. Warburg descubrió que en presencia del oxígeno, las células cancerosas producen demasiado ácido láctico. Esto es conocido como el Efecto Warburg. Una célula puede producir energía de dos formas: aeróbica, en la mitocondria, o anaeróbica, en el citoplasma, lo que genera ácido láctico – un subproducto tóxico.

La primera es mucho más eficiente, al ser capaz de generar 32 veces más adenosín trifosfato (ATP) que la generación anaeróbica de energía. El Dr. Warburg concluyó que la causa principal del cáncer era la reversión de la generación de energía aeróbica a la fermentación anaeróbica.

Hasta el día de su muerte, en 1970, dijo que esa era la causa principal del cáncer. Uno de los objetivos de su vida había sido descubrir la cura. Tristemente, muchas personas, como yo, creen que lo logró, pero la ciencia convencional nunca aceptó sus teorías, a pesar de su historial académico.

La Teoría Somática del Cáncer

Sin embargo, pese a haber ganado un Premio Nobel, la medicina convencional no reconoció sus ideas sobre el cáncer, las cuales fueron rechazadas y ridiculizadas. La revolución de la genética, que ocurrió cuando Watson y Crick descubrieron el ADN, saboteó su caso aún más. Desde ese punto en adelante, puso toda la atención en la genética.

"En 1976 Harold Varmus y Michael Bishop ganaron el Premio Nobel por descubrir oncogenes virales en el ADN de las células del cáncer… Hubo una teoría viral que competía contra esto, que los virus podían causar cáncer, pero nadie sabía cómo.

Estos chicos encontraron que el gen viral que se insertaba en el gen era solo una copia del que ya teníamos, pero deformado.

Así que, ahora, esta teoría somática había ganado fuerza, la teoría de que el cáncer era solo una versión deformada de los puntos de control de la división celular normal; en otras palabras, mutaciones…

Pero, entonces llegamos al año 2006 y al proyecto del Atlas del Genoma del Cáncer, el cual fue... para descubrir todas las mutaciones que se pensaba que causaban el cáncer. Este iba a ser el esfuerzo final para [terminar con] el cáncer.

Sabríamos todos los detalles y aspectos acerca de cómo funcionaba. Pero, una vez que comenzó la estructuración y apareció esta información... fue mucho más aleatorio de lo que las personas habían sospechado.

Si tiene 10 personas en la habitación con, digamos, cáncer de páncreas y ordena cada uno de sus tumores, lo que encontrará es que hay un par de genes mutados de forma común, pero, no habrá un patrón distinto entre un paciente y otro. Es muy azaroso.

Incluso encontrará algunos casos con una sola mutación impulsora. Eso no se puede explicar a través de un origen genético del cáncer, a través de una teoría de mutación somática. Incluso encontrará tumores sin ninguna mutación".

La evidencia ha mostrado claramente que estaba en juego algo más que la sola mutación genética y este hecho no quedó oculto para los mejores científicos del campo. Como afirmó Travis, tuvieron que reformar su teoría genética para que encajara. La teoría se llama "materia oscura".

Hay algo más que impulsa el cáncer y que no conocemos. Asombrosamente, muchos de estos científicos nunca habían oído sobre el trabajo de Seyfried o del Dr. Warburg, quienes habían recopilado evidencia convincente que mostraba un origen completamente diferente del cáncer, a saber, el daño mitocondrial seguido por una respuesta epigenética.

Para Causar un Impacto en las Estadísticas del Cáncer, Debemos Enfocarnos en su Metabolismo

Si está falleciendo a causa del cáncer, hay algo que está seriamente mal, ya que el tratamiento es radicalmente simple y el libro de Travis explica este proceso de forma clara y cuidadosa. Incluso James Watson, quien, en 1954, obtuvo el Premio Nobel por descubrir la estructura del ADN, ha cambiado su enfoque a la raíz metabólica del cáncer.

Watson estaba concentrado en la terapia dirigida y la teoría de mutación somática del cáncer, e intentaba trabajar con los derivados proteínicos de las mutaciones en el ADN. Pero, todos los medicamentos desarrollados con base en esta teoría habían sido muy decepcionantes, a pesar de la idea de que este era el camino hacia la cura.

Desde entonces se volvió claro que este no era el caso. Simplemente, hay demasiada diversidad aleatoria en los genes. También está el fenómeno de heterogeneidad intrínseca, que es la diferencia en las mutaciones de célula en célula, dentro del mismo tumor.

James Watson notó esto y, según se afirma, dijo: "[S]i algún día lograremos curar el cáncer, está claro que, para progresar de forma verdadera, tenemos que retroceder a los días de Otto Warburg y enfocarnos en el metabolismo, ". Así que, incluso este experto en genética ha cambiado abruptamente su idea sobre cómo deberíamos acercarnos al cáncer de forma terapéutica.

"Cuando observa al cáncer de forma metabólica, cambia por completo el paradigma de la terapia. Pasa de este paradigma enfocado a dirigirse repentinamente al metabolismo", dice Travis. "Intenta restaurar la función mitocondrial. Intenta aumentar la cantidad de mitocondrias.

Probablemente puede rescatar algunas de las células que están en el tumor y desviarlas para que vivan dentro del conjunto del organismo multicelular. Regresarán a ser normales. Puede hacer que algunas sobrepasen este punto crítico.

Puede eliminarlas a través de estas terapias diferentes de forma metabólica. Es un momento interesante. Está cambiando terapéuticamente el paradigma del cáncer y nuestro entendimiento acerca de él".

¿Por Qué las Células de Cáncer Regresan a la Generación Anaeróbica de Energía?

Entonces, ¿exactamente por qué las células cancerosas regresan a la generación anaeróbica de energía después de la generación aeróbica? El Dr. Pete Pedersen de la Universidad Johns Hopkins llevó la teoría del Dr. Warburg al siguiente nivel, al determinar de forma morfológica que hay un número radicalmente reducido de mitocondrias en las células del cáncer.

Generalmente hay varios cientos a varios miles de ellas en cada célula, y componen entre un tercio y el 50 % del volumen interior de éstas. Éstas generan el ATP, la energía, de sus células. Si tiene una reducción radical de mitocondrias y las que quedan son disfuncionales en su mayoría, si es que funcionan, entonces tendrá un problema.

Estas células cancerígenas no tienen más opción que regresar a su metabolismo primitivo e ineficiente. Las mitocondrias saludables envían estas señales epigenéticas entre ellas y el núcleo. Esta comunicación epigenética de la mitocondria es la responsable de iniciar un porcentaje significativo del daño genético que ha sido identificado en el proyecto de estructuración del ADN. Como afirmó Travis:

"Hay daño mitocondrial, eso es irrefutable. Observamos las células cancerosas y su número se ha reducido enormemente. Cuando se aísla la mitocondria, se observa que está hecha un desastre de forma morfológica. Hay problemas proteínicos, lipídicos y todo tipo de anormalidades estructurales.

Siempre ha existido este debate: ¿Por qué la célula del cáncer realiza el Efecto Warburg? ¿Por qué se regresa a la generación anaeróbica de energía? Nadie realmente unió esto a la terrible estructura de la mitocondria. No tuvieron los instrumentos para ver la mitocondria, y ahora los tenemos nosotros.

Tom Seyfried hizo un gran trabajo al unir estas situaciones. Esta relación entre las mitocondrias y el núcleo es muy importante en la biología… La constante comunicación entre dos rutas y la salud mitocondrial se correlaciona con la salud del organismo entero.

La teoría dominante del envejecimiento explica que usted madura porque su mitocondria lo hace. Reciben el impacto del metabolismo.Cuando genera energía, produce radicales libres. Están bajo estrés constante.

Son golpeadas y aporreadas, y al observar los antioxidantes dentro de la mitocondria, hay un descenso de cerca del 50 % con la edad, con edad avanzada."

La Función Mitocondrial Determina el Crecimiento y la Represión del Cáncer

Para aclararlo aún más, las células del cáncer queman glucosa, un combustible inherentemente "sucio", ya que genera muchas más especies reactivas al oxígeno (ERO) que la grasa y las cetonas. Pero, para quemar cetonas, la célula debe estar saludable y normal.

Las células del cáncer no pueden quemar grasa y esto es el núcleo del tratamiento exitoso contra el cáncer y la razón por la que las dietas cetogénicas parecen ser tan efectivas. Esencialmente matan de hambre al cáncer, mientras que nutren a las células saludables.

"El factor decisivo de esta teoría es que una vez que hay suficiente daño mitocondrial - llamado respuesta retrógrada o señal epigenética al núcleo - una vez que sucede, comienza a observar la inestabilidad genómica. Comienza a ver la acumulación de las mutaciones. Así que el punto crucial de esta teoría es: ¿cuál sucede primero?

El argumento de la teoría metabólica es que este daño mitocondrial aparece primero y, luego, se observan las mutaciones. Las mutaciones parecen [ser] la causa, pero, de hecho son la señal secundaria de la causa verdadera.

Así que puede ver porqué los investigadores cayeron en esta búsqueda inútil, al intentar encontrar qué eran estas mutaciones y porqué eran importantes", dice Travis.

Seyfried hizo un trabajo notable al recopilar evidencia que apoya la teoría metabólica del cáncer. Por ejemplo, desenterró los llamados estudios de transferencia nuclear, la mayoría de los cuales se remontan a la década de los 80.

Eran experimentos muy simples y elegantes, en los que tomaron el núcleo de una célula de cáncer y lo colocaron en una célula normal, a la cual le habían retirado el núcleo. Entonces, las células eran cultivadas en una caja de Petri, después de lo cual se inyectaban a ratones, para ver qué pasaba.

Lo que descubrieron fue que, cuando se toma el núcleo de una célula de cáncer y se coloca en una célula normal, y luego se pone en un ratón, no pasa nada. No se desarrolla ningún cáncer y las células regresan a la normalidad. ¡A pesar de que acaba de insertar células que tienen las mutaciones impulsoras que se afirma que causan el cáncer! ¿Por qué no desarrolla cáncer?

En ese momento, todo lo que pudieron decir fue que algo en el citoplasma suprimía el cáncer. Entonces, se le dio la vuelta al experimento y, cuando se colocó el núcleo de la célula normal en la célula cancerosa, la cual fue inyectada a los ratones, cerca del 98 % de los animales desarrollaron cáncer. Esta es evidencia irrefutable de que algo en el citoplasma no solo suprime el cáncer, sino que también lo impulsa.

"Cuando entrevisté a las personas más importantes en el campo (no diré quiénes son) y les pregunté acerca de estos experimentos de transferencia nuclear, ni siquiera sabían acerca de ellos, en primer lugar. Cuando se los explique, dijeron, 'Bueno, si son verdaderos, voltearán de cabeza la biología del cáncer'. Pero, simplemente no habían sido expuestos a esta información.

Es increíble. [Seyfried] hizo un trabajo increíble al recopilar evidencia que se acumula. Casi es como desarrollar un caso de un asesinato misterioso. Hay tanta evidencia por aquí y allá, y uno conecta los puntos. Los experimentos de transferencia nuclear brindan mucha información convincente.

Cuando se une todo, es imposible negar que esto, si no es el origen del cáncer, tiene que explorarse más a fondo", dice Travis.

Un Tratamiento Novedoso Ofrece una Gran Esperanza para los Pacientes con Cáncer

En la a Universidad de Johns Hopkins, está trabajando con Pedersen una brillante bioquímica coreana, la Dra. Young Ko, quien yo predigo que recibirá un Premio Nobel por su trabajo. Creo que tiene la respuesta a una gran variedad de cánceres metastáticos incurables.

Lo que ambos notaron fue que, cuando las células de cáncer producen ácido láctico en exceso, tienen que producir más poros, llamados fosfatos de transferencia de ácido monocarboxílico, para dejar salir el ácido láctico, o la célula de cáncer moriría de adentro hacia afuera. El ácido láctico es una substancia muy tóxica. Travis relata la cadena de eventos que la llevó a uno de sus descubrimientos más notorios:

"Young está sentada, pensando, 'Bueno, usted sabe, esta es una diferencia funcional entre una célula normal y una cancerosa. ¿Cómo podemos explotar esto?' Pete intentaba hacerlo a través de algún tipo de método furtivo, desde un ángulo de la expresión genética, y no estaba funcionando.

Ella recordó este compuesto con el que había trabajado mientras hacía su doctorado en Washington, llamado 3-bromopiruvato (3bp). Es una pequeña molécula muy interesante que se ve como ácido láctico, pero es muy reactiva.

Y se comenzó a preguntar, '¿Qué tal que suministráramos este medicamento y pudiera entrar por ese poro, por esa abertura, que permite que salga el ácido láctico?' La probó en comparación con otros medicamentos comunes para la quimioterapia, el cisplatino y otros. Hizo la primera prueba y 3bp simplemente los dejó atónitos. Ella pensó, 'esto no puede ser'.

Hizo la prueba cien veces más, porque no podía creer lo que veían sus ojos. Siguió desarrollando este medicamento. Entró a los modelos animales y simplemente pasmó a todos. Derrite los tumores. La información preclínica es increíble.

Pero, entonces, Young quedó atrapada en una pelea interna en la Universidad Johns Hopkins. Comenzó con el vicedecano de investigación. Estaban discutiendo acerca de solicitar subsidios y esto, de cierto modo, recayó en una demanda de varios años que detuvo al 3-bromopiruvato.

Había peleas acerca de las patentes. Así fue como se arruinó, de otra forma ya habría pasado a través de las pruebas clínicas. Todavía está pendiente. Young está trabajando muy duro. Si tiene ofertas para realizar las pruebas clínicas. Solo se trata de realizarlas".

Se Están Haciendo Esfuerzos para Llevar al 3BP a los Centros de Tratamiento Contra el Cáncer

Da la casualidad de que actualmente estoy hablando con Ko para ver si podemos hacer que esta terapia esté disponible para el público. Mi mejor estrategia para hacer que esté ampliamente disponible es que lo acepten los Centros de Tratamiento contra el Cáncer de América (CTCA), quienes lo rechazaron inicialmente.

Voy a ver si los puedo convencer de que esto es algo que necesitan integrar a su programa o al menos ofrecerlo como opción. Ciertamente, el 3-bromopiruvato (3BP) no es una pastilla mágica. Pero es necesario que esté disponible.

Naturalmente, el aspecto fundamental que debe tratarse es el defecto metabólico de las mitocondrias, lo que involucra reducir radicalmente los carbohidratos sin fibra de su alimentación y aumentar las grasas de alta calidad, quizá al 85 % de sus calorías alimenticias, en conjunto con una cantidad moderada de proteína de alta calidad, ya que las proteínas excesivas también pueden desencadenar el desarrollo del cáncer.

Esa es la verdadera solución. Si no hace eso, probablemente no funcionará el 3BP. Sin embargo, creo que si lleva una alimentación cetogénica y añade el 3BP, probablemente pueda revertir prácticamente cualquier cáncer. Esa es mi impresión actual. Podría estar equivocado y lo analizaré conforme sea necesario, pero, todo lo que he visto apunta en esa dirección. Travis está de acuerdo, al decir:

"Absolutamente. Parece que las terapias alimenticias, como la cetosis nutricional, es el fundamento de una estrategia terapéutica, porque tiene un efecto increíble en el cuerpo, donde distingue entre las células cancerosas y las normales.

Cuando cambia del metabolismo de la glucosa al metabolismo de las cetonas, coloca presión energética en las células cancerosas, porque tienen que quemar cetonas en la mitocondria, y no tienen una buena cantidad de ellas.

Son sometidas a esta presión energética y al estrés oxidativo. Mientas que, al mismo tiempo, las células normales obtienen más combustible, se revierte la presión oxidativa y generan más antioxidantes, etc.

Hemos notado que, una vez que las personas están bajo este estado alimenticio, todo se vuelve más efectivo, incluso la quimioterapia y radiación tradicionales.

Al mismo tiempo, aminora los efectos secundarios, porque los tejidos saludables son capaces de resistir la carga tóxica de la quimioterapia tradicional. Pero, lo emocionante es que si añade esta a otras terapias metabólicas, se sobreponen sus mecanismos sinérgicos".

La Función Mitocondrial Es Crítica para la Salud

Actualmente, comenzamos a darnos cuenta de que la disfunción mitocondrial está en el núcleo de todas las enfermedades y el apoyo a la cetosis nutricional está avanzando a grandes zancadas. Durante 80 años, ha sido el tratamiento estándar para los ataques epilépticos infantiles intratables.

Pero ahora, también encontramos que puede beneficiar una amplia variedad de otras enfermedades, como los trastornos neurodegenerativos, entre los cuales encontramos el Alzheimer y el mal de Parkinson, la obesidad, diabetes, insuficiencia cardiaca, enfermedades cardiacas y artritis, por nombrar algunos.

Una de las razones básicas por las que funciona tan bien es porque disminuye la inflamación casi completamente. Yo mismo lo estoy haciendo. Me acabo de realizar mi examen de proteína C-reactiva de alta sensibilidad (HS-CRP) y estaba a 0.7, que es un nivel saludable. Y, cuando la inflamación desaparece, su cuerpo puede sanarse.

También disminuirá la velocidad del envejecimiento. Tristemente, creo que más del 99 % de la población no recibe los beneficios de esta estrategia simplemente porque no han escuchado sobre ella o no la entienden.

Mi siguiente libro explicará cómo entender todo esto. Hay muchas vidas en juego y las personas morirán de forma prematura si no tienen acceso a esta información. Nunca había estado tan motivado acerca de la prevención del cáncer, es como una fase completamente nueva en mi vida, porque ahora en realidad comienzo a entender cuáles son las respuestas.

Todavía Está en Evaluación la Dieta Cetogénica para los Fisicoculturistas y los Atletas de Fuerza

Mientras que la dieta cetogénica parece ser muy benéfica para la mayoría de las enfermedades, una cosa para la cual podría no ser excelente es para desarrollar músculos realmente grandes. Para eso, comúnmente necesitará más proteínas, la cual generará gluconeogénesis, así es probable que no obtanga los beneficios de la cetosis.

Sin embargo, algunas personas no estarán de acuerdo con esto. El Dr. Dominic D'Agostino, quien enseña Farmacología Molecular y Fisiología en el Colegio de Medicina de la Universidad del Sur de Florida, vive con una dieta cetogénica y está extraordinariamente musculoso y fuerte.

En 2013, lo entrevisté acerca de los beneficios de la cetosis nutricional. Uno de los factores reparadores se debe a que la dieta cetogénica tiene un efecto que ahorra los aminoácidos de cadena ramificada, porque las cetonas tienen una estructura muy similar a aquellos como la valina, leucina e isoleucina.

Estos son, además, tres de los aminoácidos más importantes para desarrollar el músculo. De acuerdo con Travis:

"[D'Agostino] realizó un estudio – no creo que se haya publicado aún; un par de revistas lo están considerando – en el que tomaron algunos atletas con entrenamiento de resistencia y los sometieron a una alimentación occidental normal y a una dieta cetogénica, y los monitorearon durante algún tiempo. No encontraron ninguna disminución en la masa muscular ni en su desempeño.

Lo interesante es que, cuando observa todas esas vías, tiene razón. Parecería que es algo que inhibiría. Pero, tiene este efecto que ahorra las proteínas, porque quema la grasa. Así que ahorra el tejido proteínico. Creo que todavía lo están evaluando. Podría ser que, si desea entrar a un estado anabólico y desarrollar masa muscular, también podría lograrlo con una dieta cetogénica".

Creo que la siguiente fase de la investigación son las propiedades señalizadoras de las moléculas [cetonas]. Porque sabemos que, como combustible, son termodinámicamente increíbles. También son superiores a la glucosa. Se queman de forma más limpia, son más eficientes y hay más energía.

Cuando observa el contenido de ATP de una célula que quema una cetona, el índice de ATP a ADP cambia tremendamente a favor del ATP.

El índice de una menor glutation oxidada cambia en favor de la forma reducida, la cual es la forma antioxidante.

Así que, como combustible, es increíble lo que hace dentro de la célula. Ahora, como molécula señalizadora, lo que le hace a la arquitectura del ADN y a la expresión de los genes, es igual de cautivador. Lo resolveremos lentamente.

Pero ahí es donde está la nueva fase de la investigación, porque compacta todos estos efectos antiinflamatorios.

Parece que tiene un efecto muy similar a la restricción calórica sostenida. Se está evaluando en los seres humanos, aunque, toda la evidencia apunta a que probablemente no haya un gran aumento en la esperanza de vida, pero, definitivamente un aumento grande en la esperanza de vida.

Como, si estuviera predispuesto a desarrollar diabetes tipo 2 a mediana edad, si estaba en ese estado, es posible que nunca la desarrolle. Si desea vivir bien durante largo tiempo, eso es lo que obtendrá. Ese parece ser el beneficio".

Curiosamente, Tim Ferris, autor de "The 4-Hour Workweek" (La semana laboral de 4 horas), también es un gran devoto de la dieta cetogénica, después de que revirtió su enfermedad de Lyme.1 Lo había debilitado al punto de que estuvo prácticamente incapacitado debido a la enfermedad durante nueve meses.

Prácticamente cualquier infección crónica parece mejorar con este tipo de dieta. También aumentará radicalmente su resistencia a los resfriados y gripes.

Investigaciones Sin Publicar Confirman que el Azúcar Podría Ser el Responsable Directo del Desarrollo del Cáncer

Al investigar su libro, Travis tuvo largas pláticas con Ko acerca del azúcar y su capacidad para promover el cáncer. Su investigación - gran parte de ella sin publicar – muestra que simplemente con darle mucha azúcar a una célula se ocasionará que comience a exhibir todos los fenotipos del cáncer.

Así que, la glucosa por sí misma, al menos dentro del modelo que ella utilizó, puede comenzar a transformar las células hacia el cáncer. Hace esto al aumentar la expresión de una enzima críticamente importante llamada hexokinasa II, la cual, por si misma, es la responsable del Efecto Warburg.

También es altamente responsable de la inmortalización de la célula cancerosa, lo que significa que no permite que la célula cancerosa muera según estaba programado. La hexokinasa II inhibe la apoptosis, o la muerte celular programada, por lo que permite la proliferación de la célula obsetleta, cuando en circunstancias normales habría muerto y estaría fuera del sistema.

Para unir esto con lo que se mencionó anteriormente, la hexokinasa II es la enzima que inhibe el 3-bromopiruvato. Al inhibir la hexokinasa II, se acumula el ácido láctico y envenena la célula cancerosa para que muera desde el interior.

Más Información

Nunca he regalado tanto un libro como el de Travis, "Tripping Over the Truth: The Return of the Metabolic Theory of Cancer Illuminates a New and Hopeful Path to a Cure" y si usted o alguien que conoce tiene cáncer, no puedo enfatizar suficiente la importancia de esta lectura. Obtenga una copia y léalo.

Si termina tan convencido como yo de los méritos de esta teoría, hay varios recursos bastante buenos que puede leer detenidamente para poner estas recomendaciones alimenticias en práctica:

DietaryTherapies.com2

Un recurso de Miriam Kalamian, nutricionista, quien ha trabajado con Seyfried desde el principio y ha aconsejado a muchos pacientes con cáncer acerca de la dieta cetogénica que él recomienda.

"Keto Clarity" y Livin' La Vida Low-Carb3

"Keto Clarity" (Claridad cetogénica) de Jimmy Moore es otro libro excelente que vale la pena leer. Mientras que no entra en las teorías detrás de ella, si le brinda un panorama completo acerca de cómo implementar la dieta cetogénica.

También puede encontrar información en su página Livin' La Vida Low-Carb (Viviendo la vida baja en carbohidratos)

The Charlie Foundation for Ketogenic Therapies4

Un recurso para las personas que buscan ayuda para una amplia variedad de enfermedades, como epilepsia, migrañas, depresión, trastornos neurológicos y cáncer.

Single Cause, Single Cure Foundation (Fundación una sola causa, una sola cura)

Travis comenzó la fundación "Single Cause, Single Cure" en conjunto con Young Ko. Juntos están trabajando para encontrar la mejor forma de traer el 3-bromopiruvato al público.

MetabolicOptimization.com5

También comenzó un blog con Dominic D'Agostino, llamado "Metabolic Optimization" (Optimización metabólica), el cual, con el tiempo, brindará entrevistas con algunos de los científicos involucrados en la investigación cetogénica.

Publique su comentario