Nuevos Descubrimientos Pueden Revelar la Conexión entre la Deficiencia en Vitamina D y el Autismo

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 14, 2016 | 50,605 vistas

Historia en Breve

  • La vitamina D es convertida en una hormona esteroidea que regula más de 1 000 diferentes procesos psicológicos, y controla aproximadamente entre el 5 y 10 % del genoma humano
  • La vitamina D regula a un gen responsable de la conversión del triptófano en serotonina. La serotonina es fundamental durante el desarrollo del cerebro del feto. Cuando hay una deficiencia de vitamina D, también hay deficiencia de serotonina, lo cual puede producir defectos neurológicos
  • La deficiencia de Vitamina D incrementa las respuestas auto inmunológicas de la madre, al impedir que el triptófano sea metabolizado (por una segunda vía) en quinurenina, la cual crea células T reguladoras que luchan contra el sistema inmunológico

Por el Dr. Mercola

Cuando estuve en la escuela de medicina, hace más de 32 años, la frecuencia del autismo era 1 en 10 000. Hoy en día, la frecuencia ha ascendido a no menos de 1 en 50, de acuerdo a las estadísticas de los Centros de Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés).1

Las proyecciones de parte de expertos acreditados sugieren que dentro de 10 a 20 años, la MITAD de todos los niños tendrán algún tipo de trastorno autista.

Si bien existe un fuerte componente de mayor conciencia, lo que significa que más niños están siendo diagnosticados, esto todavía no puede explicar el incremento exponencial en la frecuencia del autismo.

¿Cómo puede una cultura continuar prosperando si cada dos niños tiene un cerebro disfuncional? No puede. Es una receta para una crisis social. Claramente, es necesario hacer algo para reducir esta tendencia aplastante.

Sin embargo, ¿qué puede hacer un padre para reducir el riesgo en sus hijos?

La Dra. Rhonda Patrick, Bióloga científica, ha publicado dos artículos2,3 que reflexionan en algunas intervenciones de estilo de vida muy emocionantes, sencillas, pero poderosas, que podrían tener una profunda influencia, no solo en el autismo, sino en una variedad de trastornos de desarrollo en la infancia.

Hemos escuchado antes, acerca de la influencia de la vitamina D en el autismo, pero solo desde un punto de vista superficial. En sus estudios, Patrick ha escavado profundamente, para llegar a una hipótesis realmente brillante.

La Vitamina D Es un Importante Regulador Genético

Para entender por qué la vitamina D juega un papel tan importante en la función cerebral (y disfunción), es importante entender que es en realidad la vitamina D. A pesar de ser denominada una "vitamina", la vitamina D en realidad es convertida en una hormona esteroidea (otras hormonas esteroideas incluyen a los estrógenos y testosterona).

Como hormona esteroidea, regula más de 1 000 procesos psicológicos diferentes, y controla alrededor del 5 % del genoma humano. El Dr. Michael Holick, quien es un líder en la investigación de vitamina D, considera que incluso puede controlar el doble de la cantidad de los genes.

Cuando tiene suficiente vitamina D en su cuerpo, se une a los receptores de vitamina D localizados alrededor de su cuerpo, de este modo actúa como una llave que abre la puerta proverbial.

El complejo receptor de vitamina D puede viajar muy profundamente en el ADN, donde reconoce una secuencia de código revelador que le indican al complejo receptor de vitamina D, ya sea, encender (activar), apagar (desactivar) el gen.

Nueva evidencia sugiere que aquellas pequeñas secuencias reveladoras, se encuentran presentes en tanto como el 10 % de todos los genes, pero de acuerdo con Patrick, no se ha probado empíricamente que la vitamina D tenga la habilidad de activar o desactivar todos esos genes.

No obstante, reconoce que es bastante probable que esto pueda ser el caso, lo cual da a la vitamina D una influencia verdaderamente profunda.

El Autismo Se Ha Elevado Junto con la Deficiencia de la Vitamina D

Aunque el autismo probablemente no sea causado por un solo factor, vale la pena señalar que dado que la frecuencia del autismo se ha aumentado, así también le ha pasado a la deficiencia de vitamina D.

“Existe una correlación entre el aumento en la frecuencia del autismo y el aumento en la deficiencia de vitamina D, en gran medida como una consecuencia de personas que utilizan protectores solares, y que permanecen más en ambientes cerrados. La radiación UVB, es muy importante para elaborar la vitamina D en la piel", señala Patrick.

"Lo que mi investigación identificó cuando estaba en el Hospital para niños del Instituto de Investigación de Oakland (CHORI, por sus siglas en inglés) con el Dr. Bruce Ames, es que uno de los genes que regula la vitamina D, codifica una enzima llamada triptófano hidroxilasa (TPH, por sus siglas en inglés).

El TPH es responsable de convertir al triptófano (que obtiene de la proteína que come) en serotonina.

La mayoría de las personas asocian la serotonina con ser un neurotransmisor cerebral que regula su estado de ánimo. Es importante para sentirse bien. Pero en realidad hace mucho más en el cerebro durante el desarrollo cerebral, y además a través del resto del cuerpo".

El Intestino Versus la Serotonina Cerebral

Tiene dos diferentes genes de triptófano hidroxilasa en su cuerpo --uno en su cerebro, y otro en su intestino.

El que se encuentra en su cerebro elabora la serotonina cerebral, y el que está en su intestino convierte al triptófano en serotonina intestinal, y, contrario a la opinión popular, el último NO PUEDE atravesar la barrera hematoencefálica para llegar a su cerebro.

Este es un punto importante, debido a que mientras muchos entienden que la mayor parte (alrededor del 90 %) de la serotonina en su cuerpo se elabora en el intestino y no el cerebro, la idea ha sido que la serotonina intestinal influirá automáticamente en la función cerebral.

Debido a que es incapaz de cruzar la barrera hematoencefálica, este no es el caso. Los dos sistemas de serotonina son completamente separados. No obstante, su serotonina intestinal cumple una importante función, porque juega un papel muy importante en la coagulación sanguínea. Por otro lado, también puede ocasionar problemas, al estimular la inflamación.

Como lo explicó Patrick:

"La serotonina elaborada en el intestino es absorbida por sus plaquetas. Las plaquetas no pueden hacer su propia serotonina, por lo que necesitan obtenerla de serotonina que se elabora en el intestino.

Esto juega un rol muy importante en ocasionar que las plaquetas se unan, lo cual es importante cuando se lesiona. Si se corta tendría coagulación... para formar un coágulo, para que de esta manera no tenga una hemorragia. La serotonina juega un rol importante en asegurarse de que las plaquetas cumplan con su función.

Necesita hacer serotonina en su intestino. Pero por otro lado, es una espada de doble filo, porque demasiada serotonina en el intestino en realidad ocasiona inflamación intestinal. La razón por la que lo hace es porque también activa las células inmunológicas en su intestino llamadas células T, lo que causa que proliferen.

Pueden empezar a disparar citoquinas pro-inflamatorias... Se ha demostrado que si se se detiene la producción de serotonina en el intestino de un ratón, eso elimina completamente la inflamación intestinal. Esto tiene muy buenos resultados".

La Vitamina D Mantiene Bajo Control a la Serotonina Intestinal

Lo que descubrió Patrick es que, en el intestino, se desactiva la vitamina D, o disminuye la actividad de los genes responsables de hacer las enzimas que convierten en triptófano en serotonina. De esta manera, la vitamina D ayuda a combatir la inflamación en su intestino causada por niveles excesivos de serotonina.

En el cerebro, el gen triptófano hidroxilasa tiene una secuencia que causa una reacción opuesta. Aquí la vitamina D activa el gen, ¡incrementando así la producción de serotonina! No es necesario decir, que cuando hay suficiente cantidad de vitamina D, dos cosas suceden simultáneamente:

  • La inflamación intestinal se reduce, cortesía de desactivar el gen asociado con la producción de serotonina
  • Los niveles de serotonina en el cerebro son incrementados por la activación del gen, y en el cerebro, la serotonina juega un rol muy importante en el estado de ánimo, control del impulso, la planificación a largo plazo, ansiedad, memoria, y muchas otras funciones cognitivas y comportamientos, incluyendo la entrada selectiva sensorial --la habilidad de filtrar estímulos externos o sin importancia

Desde la publicación del primer artículo de Patrick4 en el 2014, un grupo independiente de la Universidad de Arizona ha validado bioquímicamente sus resultados, al confirmar que la vitamina D activa el gen triptófano hidroxilasa 2 (TPH2) en una variedad de células neuronales.

Antes de la publicación del artículo, simplemente no se sabía esto, y es un descubrimiento significativo que puede ayudar mucho a entender la influencia que tiene la vitamina D en el autismo, ya que la mayoría de los niños autistas no solo tienen una disfunción cerebral, si no también inflamación intestinal.

Su investigación muestra muy claramente cuán importante es tener suficiente vitamina D para prevenir y tratar ambos problemas.

El Papel de la Serotonina Durante el Desarrollo Temprano Cerebral

Durante la fase en que se desarrolla el cerebro en el feto, la serotonina juega un papel importante en la morfogénesis cerebral. Dicho de otro modo, la serotonina es un ingrediente que se requiere para el desarrollo de la forma, estructura y conexión interna cerebral.

Básicamente, la serotonina les comunica a las neuronas donde posicionarse en el cerebro, y en qué tipo de neuronas deben convertirse. Si no tiene suficiente cantidad de serotonina, resultara en una estructura y conexión interna cerebral anormal.

"En los modelos de ratón, se ha demostrado que esto causa que el ratón tenga comportamientos equivalentes al autismo", señala Patrick. "La serotonina juega un papel importante en el desarrollo del cerebro. Lo que es realmente interesante es que el feto en desarrollo depende enteramente de los niveles de vitamina D de la madre.

Los niveles de vitamina D de la madre atraviesan la placenta, y entran en la barrera hematoencefálica, dentro del cerebro del feto, y activa todos esos genes fetales.

Si la madre es deficiente en vitamina D, esto puede tener severas consecuencias en el desarrollo cerebral del feto, porque talvez ese gen que necesita de la vitamina D para activarse, no está siendo activado. Como consecuencia, no se está produciendo suficiente serotonina en el cerebro del infante, lo cual posiblemente podría afectar la forma en que se desarrolla el cerebro…

La vitamina D y los bajos niveles de serotonina han sido vinculados al autismo por muchos investigadores diferentes. Pero ninguna ha puesto los dos juntos como un mecanismo en marcha, ‘Mira, talvez los niveles bajos de vitamina D ocasionan niveles bajos de serotonina en el desarrollo cerebral.

Esto puede ser parte de la razón por la que hay un incremento del autismo, y talvez parte de la manera por la que los niveles bajos de vitamina D causan el autismo’”.

Autoinmunidad Maternal y Autismo

La autoinmunidad maternal también está vinculada con el autismo. Las madres de niños autistas son cuatro veces más propensas a tener auto anticuerpos contra las proteínas cerebrales del feto en su sangre. No es normal tener en la sangre, anticuerpos que estén en contra de las proteínas cerebrales, pero las madres de niños autistas a menudo los tienen.

Los estudios también han mostrado que cuando se ocasiona que hembras de mono preñadas, tengan una respuesta auto inmunológica muy fuerte durante el embarazo, esto causa un desarrollo cerebral anormal en su descendencia. En breve, tener una respuesta auto inmunológica no es beneficiosa para nadie, pero puede ser verdaderamente devastador cuando esto le ocurre a las mujeres embarazadas.

"Para las personas que realmente no entienden que es lo que significa, una respuesta auto inmunológica, significa que su sistema inmunológico esta tan activo que empieza a reconocer a su propio tejido como algo extraño, como una bacteria o un virus, cuando este no es extraño; es su propio órgano, su propio tejido", explica Patrick.

"Sus células autoinmunes, por una variedad de razones diferentes, no pueden reconocer que también empieza a atacar y daña el tejido. En el caso del embarazo, existe un embrión que empieza a crecer como un pequeño feto en desarrollo. Su cuerpo puede reconocerlo como un cuerpo extraño.

Es como, ‘espera, ¿qué es esto?" No se supone que esto deba estar aquí. ¡Ataca! Elimínalo’. Esto puede ocasionar una respuesta auto inmunológica muy severa.

Pero nuestros cuerpos están maravillosamente diseñados, y tenemos un mecanismo protector que actúa en contra de lo que pasa. Podemos elaborar un tipo de células inmunológicas, llamadas células T reguladoras (Tregs). Las células T reguladoras son muy importantes porque... [Ellas] mantienen controlado a su sistema auto inmunológico, asegurándose de que su sistema inmunológico sepa que es realmente un cuerpo extraño y que es propio...”

Durante el Embarazo, la Deficiencia de la Vitamina D Puede Alimentar la Respuesta Auto Inmunológica

Como se mencionó antes tiene una enzima en su intestino que convierte al triptófano en serotonina. En las mujeres embarazadas, también se encontró la misma enzima en la placenta; por lo que el triptófano, además puede ser convertido en serotonina en la placenta, durante el embarazo.

Asimismo, el triptófano, se metaboliza por un segundo proceso en algo llamado quinurenina, que a su vez forma esas importante células T reguladoras que ayudan a combatir las respuestas auto inmunológicas. Cuando se evita que el triptófano forme quinurenina, el conteo de sus células T reguladoras se desploma y la respuesta auto inmunológica de su cuerpo aumenta.

En estudios en animales, las hembras de ratón preñadas, en las cuales la enzima que produce la quinurenina había sido eliminada, tendrían una respuesta auto inmunológica tan fuerte hacia el feto que terminarían abortándolo.

"Por lo tanto asegúrese de que no todo el triptófano haya sido convertido en serotonina en la placenta", dice Patrick, "porque también se convertirá en este otro proceso; es decir, en células T reguladoras... Ahora, de vuelta a la vitamina D.

Si no tiene suficiente vitamina D, es posible que esté dando paso a más de esta enzima que une al triptófano y puede actuar como disipador, cuando el triptófano es absorbido dentro del proceso al producir la serotonina en la placenta.

Entonces, el triptófano no tiene oportunidad para ser convertido en ese otro proceso que forma la quinurenina y las células T reguladoras. Esto puede tener un efecto negativo, particularmente durante el embarazo, porque no está elaborando suficientes células T reguladoras; y por lo tanto, empieza a tener una respuesta auto inmunológica intensificada".

La vitamina D ha sido conectada a la autoinmunidad a través de una variedad de mecanismos diferentes, y Patrick cree que esto puede ser otro mecanismo por medio del cual la vitamina D puede regular la autoinmunidad. En breve, esto ayuda a suprimir la enzima que vincula tan fuertemente al triptófano, el cual atrapa y evita que se forme la quinurenina y las células T reguladoras. Con suficiente cantidad de vitamina D, el triptófano puede proseguir dentro de ambos procesos, para formar:

  • La serotonina en el intestino y en la placenta
  • La quinurenina y las células T reguladoras, las cuales ayudan a mantener bajo control a las respuestas inmunológicas

Si Está Embarazada, o Tiene un Trastorno Auto Inmunológico, Asegúrese de Optimizar su Vitamina D

Optimizar su vitamina D es de particular importancia durante el embarazo. De hecho, el optimizar los niveles de vitamina D, antes y durante el embarazo, puede ser una de las acciones más importantes que una mujer embarazada puede tomar, para tener un bebé saludable.

"Pienso que existe una simple solución para los médicos obstetras-ginecólogos, los médicos familiares habituales, o para cualquier mujer que desee quedar embarazada o este embarazada, y esto es, 1) tener sus niveles de vitamina D mesurados y 2) suplemento.

Asegúrese de estar obteniendo suficiente vitamina D; lo suficientemente alta para estar segura de que tiene los niveles óptimos, por lo que no tiene deficiencia", dice Patrick.

"Pienso que es una simple solución para evitar posiblemente enfermedades como autismo. Esto también es importante para otras enfermedades –trastorno por déficit de atención con hiperactividad (ADHD, por sus siglas en inglés), esquizofrenia, y una variedad de disfunciones cerebrales diferentes.

Como ya mencioné, la serotonina juega un papel importante en una variedad de comportamientos".

El mecanismo descrito anteriormente, probablemente también juega un rol en la regulación de las respuestas auto inmunológicas en general, al estimular la producción de células T reguladoras. Por consiguiente, es altamente recomendable para cualquiera personas que sufra de algún trastorno auto inmunológico, el optimizar sus niveles de vitamina D. De igual manera, para aquellos con algún tipo de disfunción neurológica.

Mientras que para tener los niveles óptimos de vitamina D, la mayor parte de la investigación ahora sugiere que el rango ideal oscila entre los 40 y 60 nanogramos por mililitro (ng/ml). Definitivamente, estará debajo de 40 --lo sabemos.

El punto óptimo puede ser justo alrededor de 50. La forma ideal para optimizar sus niveles, es al exponer gran parte de su piel desnuda a los rayos del sol. Si no puede tener suficiente exposición al sol, entonces necesitará tomar un suplemento de vitamina D3.

Tenga en cuenta que si opta por un suplemento de vitamina D, también necesitará tomar vitamina K2. El rol biológico de la vitamina K2 es el de ayudar a colocar el calcio en las áreas apropiadas en su cuerpo, tales como sus huesos y dientes. Además ayuda a eliminar el calcio de las áreas donde no debe estar, tal como en sus arterias y en los tejidos suaves.

La deficiencia de vitamina k2 realmente produce los síntomas de toxicidad de la vitamina D, la cual incluye calcificación inadecuada, que puede ocasionar el endurecimiento de sus arterias.

El Polimorfismo Genético Común Predispone a Muchas Personas a Tener Bajos Niveles de Vitamina D

Cabe señalar que una parte bastante significativa de la población tiene un gen de polimorfismo llamado CYP2R1, una aberración genética que evita que el hígado hidroxile la vitamina D3 en la 25-hidroxi vitamina D, la cual es la forma más importante de vitamina D que circula en su cuerpo. En este caso, la cantidad de vitamina D que necesita tomar podría ser extraordinariamente alta.

“Este polimorfismo en el gen... [Significa] que la vitamina D3 no se está convirtiendo en 25-hidroxi vitamina D, muy bien. Y como consecuencia, las personas con este polimorfismo genético, en algunos casos, han tomado muy altas dosis de vitamina D3 oral, para alcanzar los niveles normales de 25-hidroxi vitamina D --niveles que personas como nosotros nunca tomaríamos, debido a que podría inducir a algunos efectos negativos.

Pero no sabría que [tiene este polimorfismo] si nunca ha medido sus niveles de vitamina D. En realidad, sé que algunas personas de mi red de amigos cercanos que tienen este polimorfismo genético, y que tienen que tomar unos bastante altos niveles de vitamina D... No sé cuál es la frecuencia... [pero] para que alguna cosa sea considerada un polimorfismo genético, tiene que ser arriba de 1 % de la población”.

La diferencia entre una mutación y un polimorfismo genético, es que se cree que una mutación ocurre al azar. Por alguna razón, el metabolismo de tu mitocondria no está funcionando adecuadamente, y descargando todo tipo de cosas tóxicas que posiblemente pueden causar una mutación...

Se cree que un polimorfismo genético se debe a cierta razón... Hay una creencia generalizada, al menos dentro de la comunidad científica, que el polimorfismo genético ocurre debido a la alimentación [y] el entorno... Si, por ejemplo, vivimos en una región del mundo en donde la concentración de selenio en la tierra es bastante alta, como en una población, podríamos haber obtenido un polimorfismo genético en el gen que reduce nuestra absorción de selenio, porque no necesitamos tanto".

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 CDC.gov, National Health Statistics Report, Number 65, March 20, 2013 (PDF)
  • 2, 4 FASEB Journal 2014 Jun;28(6):2398-413
  • 3 FASEB Journal 2015 Jun;29(6):2207-22