Antidepresivos: Los Medicamentos Más Vendidos que Atacan Su Corazón, Cerebro y Huesos

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Febrero 25, 2016 | 57,607 vistas

Historia en Breve

  • Uno de cada 10 adultos en los Estados Unidos sufre de depresión, y el 11 % de la población de los Estados Unidos mayor de 12 años toma al menos un medicamente antidepresivo
  • El uso de antidepresivos ha sido vinculado a arterias con más volumen, lo que podría contribuir a un riesgo de enfermedades cardiacas y derrames cerebrales. En un estudio, el espesor de las arterias principales del cuello en los hombres que toman antidepresivos fue de alrededor de 5 % más grueso que en aquellos hombres que no usaban los medicamentos
  • En el último año, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una alerta de seguridad en el antidepresivo Celexa, advierte que este puede causar cambios anormales en la actividad eléctrica de su corazón, lo que puede ocasionar que el corazón tenga un ritmo anormal y ataques cardiacos fatales
  • En otro estudio más grande, las mujeres con menopausia que toman antidepresivos tricíclicos e inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (SSRIs, por sus siglas en inglés) fueron 45 % más propensas a sufrir un derrame cerebral fatal que aquellas mujeres que no tomaban un antidepresivo. Su tasa de mortalidad general también fue 32 % más alta
  • Otros serios efectos secundarios de los antidepresivos que se usan a largo plazo, incluyen: suicidio, violencia y tendencias homicidas, diabetes tipo 2, huesos quebradizos, mortinatos, problemas inmunológicos, transición de depresión unipolar a un diagnóstico más severo de enfermedad bipolar, y deterioro cognitivo

Por el Dr. Mercola

Actualmente, la depresión es un problema de salud generalizado. De acuerdo con los datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), uno de cada 10 adultos en los Estados Unidos reportó algún tipo de depresión.1

El 11 % de la población de los Estados Unidos mayor de 12 años de edad toman medicamentos antidepresivos.2

Sin embargo, la creciente evidencia muestra que el enfoque del medicamento no es de utilidad para esta tendencia. Por el contrario, posiblemente la esté alimentando...

En el mejor de los casos, los resultados benéficos de estos antidepresivos son comparables a los placebos, y en el peor de los casos, pueden causar efectos secundarios devastadores, incluyendo tendencias suicidas y homicidas, y causar su deterioración en una enfermedad mental más seria.

Mientras tanto, la investigación ha demostrado que EXISTEN tratamientos eficaces para la depresión.

El problema es, que no hay medicamentos, por lo que no hay forma de obtener beneficios de ellos.

Y esto posiblemente es porque normalmente no se sabe acerca de estas estrategias.

Las enlistare al final de este artículo, y para el momento que haya revisado los muchos efectos secundarios de estos medicamentos, que es el tema principal de este artículo, espero que ya este motivado para darle una oportunidad a las alternativas libres de medicamentos.

Antidepresivos y Enfermedades Cardiacas

El uso de antidepresivos se ha vinculado a arterias con más volumen, lo que podría contribuir a un riesgo de enfermedades cardiacas y derrames cerebrales. Esto se suma  al riesgo alto de tener enfermedades cardiacas que acompañan a la depresión

Los resultados de un estudio de 513 gemelos veteranos, presentado el año pasado en la Junta del Colegio Americano de Cardiología en Nuevo Orleans,3 descubrieron que el uso de antidepresivos resultó en un mayor engrosamiento de la Carótida Íntima-Media (el revestimiento de las arterias principales del cuello que proveen de sangre a su cerebro).

Los investigadores encontraron que el engrosamiento de la íntima-media en los hombres que toman antidepresivos fue alrededor de 5 % más grueso que en aquellos hombres que no usaban los medicamentos.

Esto fue verdad para los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (SSRIs, por sus siglas en inglés) y los antidepresivos que afectan a otros químicos cerebrales, así que mientras los investigadores especularon que los cambios vasculares posiblemente se deban a los cambios en la serotonina, todavía no se ha determinado la causa subyacente.

De acuerdo con Emory University:4

"Es posible que los efectos antidepresivos en los vasos sanguíneos provengan de los cambios en la serotonina, un químico que ayuda a algunas células cerebrales no solo a comunicarse sino también a las funciones cerebrales externas... La mayoría de la serotonina en el cuerpo se encuentra fuera del cerebro, especialmente en los intestinos...

Además, la serotonina es almacenada por las plaquetas, las células que fomentan la coagulación sanguínea, y es liberada cuando se unen a un coágulo. Sin embargo, los efectos de la serotonina en los vasos sanguíneos son complejos y actúan en múltiples formas. Puede, ya sea contraer o relajar los vasos sanguíneos, lo cual depende de si los vasos están dañados o no".

Esta no es la primera vez que ha surgido la cuestión de serios efectos de los antidepresivos relacionados con el corazón.

Por ejemplo, en Agosto del último año, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) emitió una alerta de seguridad del antidepresivo Celexa,5 advierte que este puede causar cambios anormales en la actividad eléctrica de su corazón, lo que puede ocasionar que el corazón tenga un ritmo anormal y ataques cardiacos fatales.

El medicamento Celexa es parte de los del tipo de antidepresivos llamados inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (SSRIs).

Las personas con problemas cardiacos subyacentes y bajos niveles de potasio y magnesio en su sangre están particularmente en un riesgo de padecer esto, y el medicamentos ya no debe ser utilizado en dosis más altas de 40 mg por día, dice la FDA.

Mientras que la etiqueta de los medicamentos indica que "ciertos pacientes posiblemente requieran una dosis de 60 mg por día", los estudios han mostrado que no existe un beneficio en el tratamiento contra la depresión si se usan dosis más altas que 40 mg, agregó la FDA.

Los Antidepresivos También Elevan el Riesgo de Tener un Derrame Cerebral y Muerte Cardiaca Repentina

Los antidepresivos más recientes también elevan el riesgo de tener hemorragias y un derrame cerebral, de acuerdo con un reporte reciente en Pulse Today que cita a un estudio muy nuevo publicado en BMJ el 3 de abril:

"Los médicos generales también deben considerar cuidadosamente el riesgo elevado de tener hemorragias y un derrame cerebral con los antidepresivos más recientes antes de prescribirlos, dicen los investigadores de los Estados Unidos.

Su estudio buscó en los archivos de 36 000 pacientes con un diagnóstico de depresión severa que toman inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (SSRIs) como monoterapia, y la frecuencia de las complicaciones de tener hemorragias a lo largo de 19 años.

Los SSRIs fueron categorizados en 'alta', 'moderada' o 'baja' afinidad con el transportador de serotonina y los pacientes con múltiples prescripciones, y se excluyeron aquellos antidepresivos tricíclicos o inhibidores de mono amina oxidasa.

Se observaron más de 600 hemorragias en los 21 000 pacientes del grupo de alta afinidad en comparación con 333 dentro del grupo de los 15 000 pacientes con baja afinidad, y esto se equiparó con una tasa de riesgo de 1.17. El riesgo de un derrame cerebral también se elevó en el grupo de alta afinidad en comparación con el grupo de baja afinidad, con un porcentaje de riesgo de 1.18".

Otro estudio más grande en mujeres que han estado pasando por la menopausia descubrió que aquellas que toman antidepresivos tricíclicos y SSRIs fueron 45 % más propensas a sufrir un derrame cerebral fatal.6

Los resultados provinieron de un análisis que involucró a 136 000 mujeres entre los 50 y 79 años de edad. Se hicieron comparaciones entre las mujeres a las que se les prescribieron antidepresivos desde que fueron registradas en la investigación, y aquellas mujeres que no tuvieron prescripción.

La investigación también descubrió que las tasas de mortalidad general fueron de 32 % más elevadas en las mujeres que usan esos medicamentos.

De acuerdo con una teoría, este trágico efecto puede deberse a la forma en que los medicamentos afectan a la cicatrización de la sangre. Los antipsicóticos son incluso más problemáticos y deben ser utilizados con estricta precaución. Un análisis de la documentación medica del año 2000 al 2007, publicado en el año 2008, en Expert Opinion on Drug Safety,7 descubrió que:

"Los antipsicóticos pueden elevar el riesgo cardiaco, incluso al utilizarlos en dosis bajas, mientras que los antidepresivos lo hacen generalmente a altas dosis o en el contexto de una combinación de medicamentos".

Otro estudio publicado en enero de 2009 en New England Journal of Medicine8 también descubrió que los medicamentos antipsicóticos multiplicaban el riesgo de tener una muerte cardiaca repentina. Se ha descubierto que la mortalidad depende de las dosis, por lo que aquellos que toman altas dosis tuvieron un riesgo más elevado de un episodio cardiaco fatal.

Otros Efectos Secundarios Bien Documentados

Todavía no se comprenden completamente las interacciones de los antidepresivos en su cerebro, hígado, sistema digestivo y otros sistemas, pero sabemos que los efectos secundarios son numerosos, y muchos son bastante serios, como lo pueden avalar los estudios anteriores. A parte de los episodios cardiacos potencialmente fatales, otros serios efectos secundarios incluyen:

  • Pensamientos y sentimientos suicidas y comportamiento violento: El principal efecto secundario que debe preocuparle es que los SSRIs en realidad pueden MULTIPLICAR el riesgo de un suicido.
  • Diabetes: De acuerdo con un estudio, su riesgo para diabetes tipo 2 es de dos a tres veces más elevada si toma antidepresivos. Todos los tipos de antidepresivos, incluyendo los SSRI y los tricíclicos elevan el riesgo de tener diabetes tipo 2.
  • Problemas con su sistema inmunológico: Los SSRIs ocasionan que la serotonina permanezca más tiempo en las uniones de los nervios, lo que ocasiona una interferencia con la señalización de las células inmunológicas y el crecimiento de las células T.
  • Mortinatos: Un estudio canadiense de casi 5 000 madres descubrió que las mujeres que toman SSRIs fueron dos veces más propensas a tener un mortinato, y casi el doble de ser propensas a tener un bebé prematuro o con bajo peso; otro estudio demostró un incremento del 40 % en el riesgo de tener defectos de nacimiento, tales como paladar hundido.
  • Huesos quebradizos: Un estudio demostró que las mujeres que toman antidepresivos tienen un riesgo de 39 % más elevado de tener una fractura en la columna y un riesgo alto de 20 % de tener cualquier otra fractura.

Esto es debido a que la serotonina también está involucrada en la psicología del hueso. Si altera los niveles de serotonina con un medicamento, puede resultar en una densidad baja de huesos, lo que estimula el riesgo de tener fracturas.

Dos Efectos Secundarios que su Médico Probablemente No le Mencione

Aparte de todo lo que se ha mencionado hasta ahora, existen dos efectos secundarios adicionales o riesgos que realmente necesitan ser tratados, y que todos deberían plantearse. Estos se muestran en la literatura científica, pero rara vez se discuten.

Robert Whitaker, un periodista médico y nominado al Premio Pulitzer trajo estos temas a mi atención durante una entrevista en el 2010. (Si no la vio, le recomiendo ampliamente escucharla ahora9 ya que discute otras numerosas áreas de confusión y comparte muchos datos adicionales acerca de los tratamientos para la depresión).

  • El primer riesgo es, que convierta su depresión unipolar en una depresión bipolar.
  • El segundo riesgo que tiene es que,  el uso prolongado de los antidepresivos está asociado al deterioro cognitivo.

La investigación de Whitaker muestra que alrededor de la mitad de los niños que toman antidepresivos por cinco años ¡tendrán una enfermedad bipolar! Alrededor del 25 % de los usuarios adultos de largo tiempo convertirán su depresión unipolar en una depresión bipolar.

Esto es un problema muy serio, no solamente por cada persona que es afectada junto con su familia, sino incluso para la sociedad completa. Como lo explica Whitaker:

"Cuando la depresión se vuelve bipolar, ahora se encuentra en un categoría en donde a menudo será atendido con una combinación de medicamentos incluyendo a los medicamentos antipsicóticos, y las consecuencias de depresión bipolar a largo plazo son realmente problemáticas en este país.

Solo alrededor del 35 % de los pacientes bipolares obtienen empleo. Por lo que puede ver el riesgo [permanente] de discapacidad.

Por lo que cuando utiliza un antidepresivo, tiene el riesgo de tener un episodio maniaco y... convertirse en "un paciente bipolar", y ese momento que tiene en un trastorno problemático duradero, actualmente le causara resultados indeseados".

Factores Clave para Superar una Depresión

Su alimentación y su estilo de vida en general claramente son partes de la "raíz del problema", que deben ser curadas si desea resolver sus problemas de salud mental, porque su cuerpo y mente están estrechamente interrelacionadas.

De hecho, la depresión es una enfermedad muy seria; sin embargo, no es una "enfermedad". Propiamente, es una señal de que su cuerpo y su vida están fuera de balance.

Esto es tan importante de recordar, porque tan pronto como empieza a ver a la depresión como una "enfermedad", piensa que necesita tomar un medicamento para solucionarlo.

En realidad, posiblemente necesite encontrar una forma de regresar el balance a su cuerpo y a su vida. Afortunadamente, la investigación confirma que existen formas seguras y eficaces para tratar la depresión, sin medicamentos poco seguros, incluyendo:

  • Reduzca dramáticamente su consumo de alimentos procesados, azúcar (particularmente de fructuosa), granos y alimentos procesados.
  • Además de ser altos en azúcar y granos, los alimentos procesados también contienen una variedad de aditivos que pueden afectar el funcionamiento del cerebro y el estado mental, especialmente el MSG y los endulzantes artificiales como el aspartame.

    Existe un gran libro acerca de este tema, The Sugar Blues (La tristeza de azúcar), escrito por William Dufty hace más de 30 años, que escarba en el tema del azúcar y la salud mental en gran detalle.

  • Aumente su consumo de alimentos probióticos, como alimentos fermentados y kéfir, con el fin de promover una flora intestinal saludable. Una cantidad creciente de investigaciones indican que tener un intestino saludable es increíblemente importante tanto para la salud mental como física, y esta última podría ser afectada severamente por el desequilibrio de su bacteria intestinal.
  • Obtenga suficiente vitamina B12. La deficiencia de vitamina B12 puede contribuir a la depresión y afecta a una de cada cuatro personas.
  • Optimice sus niveles de vitamina D, de preferencia a través de la exposición regular al sol. La vitamina D es muy importante para su estado de ánimo. En un estudio, se encontró que las personas con los niveles más bajos de vitamina D eran 11 veces más propensas a la depresión que aquellas personas con niveles normales de ésta.10
  • La forma perfecta de optimizar su vitamina D sea a través de la exposición a los RAYOS DEL SOL, no al tragar una pastilla.

    Recuerde, el Trastorno Afectivo Estacional (SAD, por sus siglas en inglés) es un tipo de depresión que sabemos que está relacionada a la deficiencia de rayos del sol, así que sería lógico, que la manera ideal para optimizar su vitamina D sea a través de la exposición al sol o por un cama de bronceado segura, en caso que no tenga acceso al sol.

  • Consuma bastantes grasas omega-3 de origen animal. La mayoría de las personas no saben que su cerebro es 60% grasa, pero no cualquier grasa. Es DHA, una grasa de omega-3 de origen animal, que, junto con la EPA, es importante para el buen funcionamiento cerebral y salud mental.11
  • Desafortunadamente, la mayoría de las personas no obtienen suficiente a través de su alimentación. Por lo tanto, asegúrese de tomar una grasa de omega-3 de origen animal como el Aceite de kril.

    El Dr. Stoll, psiquiatra de Harvard, fue uno de los primeros guías en la recolección de evidencia que apoya el uso de grasas omega-3 de origen animal en el tratamiento contra la depresión.

  • Evalúe su consumo de sal. La deficiencia de sodio en realidad ocasiona, los síntomas que son muy parecidos a los de la depresión. Sin embargo, asegúrese de NO utilizar sal procesada (sal de mesa común). Usted querría utilizar sal completamente natural y sin procesar, como la sal del Himalaya, que contiene más de 80 diferentes nutrientes.
  • Ejercítese adecuadamente todos los días, ya que es una de las estrategias más efectivas para prevenir y superar la depresión. Estudios han demostrado que hay una fuerte correlación entre la mejora del ánimo y la capacidad aeróbica.
  • Así que cada vez es más aceptado que la conexión mente-cuerpo es muy real y que al mantener la buena salud física se puede disminuir significativamente, en primer lugar, el riesgo a desarrollar depresión.

  • Duerma lo suficiente. Usted podrá tener el mejor programa de alimentación y ejercicio, pero si no duerme bien, podría deprimirse fácilmente. El sueño y la depresión están tan íntimamente relacionados que, un trastorno del sueño puede ser parte de la definición del conjunto de síntomas que le da su nombre a la depresión.
  • Yo creo firmante que la psicología energética es una de las herramientas más poderosas para solucionar los problemas emocionales—especialmente una técnica llamada Técnica de Libertad Emocional o EFT. Si bien cualquier persona puede enseñarse a aplicar EFT en ella misma, en el caso de las personas que sufren de depresión, deberían de ver a un terapeuta calificado en EFT.
  • Un número importante de estudios ahora confirman los resultados clínicos. Por ejemplo, un estudio12 en 2009 de 16 adolescentes institucionalizados con historias de abuso físico o psicológico mostraron una intensidad substancialmente menor de recuerdos traumáticos con tan solo una sesión de EFT.13

Otro estudio que involucró a 30 estudiantes universitarios con depresión de modera a severa, mostró una depresión significativamente menor que el grupo de control cuando fueron evaluados tres semanas después de recibir sesiones de EFT por un total de 90 minutos.

Conclusiones Finales—Por favor Léalas

Quiero dejar algo muy claro antes de terminar. Sé de ante manos que la depresión es devastadora. Cobra un alto precio en las familias más saludables  y puede destruir amistades de por vida. Pocas cosas en la vida son más que ver a un ser querido perder el sentido de su alegría, la esperanza y su propósito en la vida, y preguntarse si es posible que alguna vez se recuperen.

Y no con el fin de tener el control para cambiar algo. Talvez se pregunta, si es posible recuperar a ese ser querido.

Es imposible compartir la voluntad de vivir con alguien que ya no la posee. Ninguna cantidad de la lógica, razonamiento, o recordatorio acerca de todo las cosas importantes que tiene para luchar son suficientes para poner una sonrisa en la cara de un ser querido afectado por la depresión.

A menudo, es posible que no pueda cambiar sus circunstancias. Sin embargo, puede cambiar su respuesta a ellos. Le invito a encontrar un equilibrado en su vida. No ignore las señales de advertencia de su cuerpo de que algo tiene que cambiar. A veces la gente está tan ocupada cuidando a todos los demás que se pierden de vista a sí misma.

Hay momentos en que un medicamento recetado puede ayudar a restaurar el equilibrio de su cuerpo. Pero no está claro si ese medicamento le está proporcionando beneficios o simplemente es el poder de su mente que está convencido que funcionara.

Si ha sido afectado por la depresión, mi corazón esta con usted.

Puede ser más fácil curar a un cuerpo roto que un corazón triste. La depresión es real. Espero que no se sienta juzgado, más bien motivado e inspirado por quienes han estado presentes en sus dificultades.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 www.cdc.gov/features/dsdepression
  • 2 www.cdc.gov/nchs/data/databriefs/db76.htm
  • 3 shared.web.emory.edu/whsc/news/releases/2011/04/antidepressants-linked-to-thicker-arteries.html
  • 4 shared.web.emory.edu/whsc/news/releases/2011/04/antidepressants-linked-to-thicker-arteries.html
  • 5 www.fda.gov/Drugs/DrugSafety/ucm269086.htm
  • 6 Archives of Internal Medicine December 14/28 2009;169(22):2128-2139
  • 7 Sudden cardiac death secondary to antidepressant and antipsychotic drugs, Expert Opinion on Drug Safety, March 2008; 7(2):1081-194
  • 8 Atypical antipsychotic drugs and the risk of sudden cardiac death, New England Journal of Medicine, January 15 2009;360(3):225-35
  • 9 The MOST Effective Treatment for Depression Isn't Drugs... But You'll Never Hear That From Your Psychiatrist
  • 10 American Journal of Geriatric Psychiatry December 2006; 14(12): 1032-1040
  • 11 Effects of Omega-3 Fatty Acids on Mental Health, Agency for Healthcare Research and Quality, Evidence Report/Technology Assessment: Number 116
  • 12 A Randomized Controlled Trial, Foundation for Epigenetic Medicine, Santa Rosa, California
  • 13 Brief Group Intervention Using EFT (Emotional Freedom Techniques) for Depression in College Students: A Randomized Controlled Trial