Nuevo Estudio Revela Información Impactante Sobre los Posibles Efectos Perjudiciales de la Splenda (Sucralosa)

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 22, 2016 | 130,180 vistas

Historia en Breve

  • A pesar de su lema publicitario "Hecho de azúcar, por lo que sabe a azúcar", Splenda (sucralosa) no es azúcar. Es un endulzantes artificial clorado alineado con el aspartame y la sacarina, que tiene los mismos efectos perjudiciales en la salud
  • El consumo de endulzantes artificiales como Splenda, las sodas de dieta, y los productos que los contienen, pueden perjudicar la regulación del apetito y causar un aumento de peso. Los estudios también muestran que Splenda puede reducir la población de bacterias intestinales beneficiosas, aumentar el nivel de pH en los intestinos, y afectar a una glicoproteína importante en su cuerpo responsable de las funciones vitales
  • A pesar de que la mayor parte de Splenda se vende a los fabricantes de alimentos procesados y las embotelladoras de bebidas gaseosas, también podría convertirse en medicamento, ya que casi el 10 % de toda la sucralosa se vende a las compañías farmacéuticas
  • Aunque Splenda se encuentra en numerosos productos alimenticios, nunca se ha demostrado que sea segura para el consumo humano. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) afirma que ha revisado más de 100 estudios realizados sobre Splenda, pero la mayoría de estos fueron en animales. Los estudios también revelan numerosos efectos secundarios
  • El uso de endulzantes naturales como la stevia es una opción más segura que el uso de Splenda y endulzantes artificiales. Si tiene problemas de adicción al azúcar, es necesario atender el aspecto emocional de sus antojos

Por el Dr. Mercola

Es muy importante entender que Splenda (sucralosa) en realidad NO es azúcar, a pesar de su lema publicitario "Hecho de azúcar, por lo que sabe a azúcar". Más bien se trata de un endulzante artificial clorado alineado con el aspartamo y la sacarina, y con los mismos efectos nocivos para la salud.

La sucralosa (Splenda) fue aprobada en 1998 por la Administración de Alimentos y Medicamentos como un endulzante de mesa y para su uso en productos tales como bebidas no alcohólicas, productos horneados, chicle, postres lácteos congelados, jugos de fruta y gelatinas. La sucralosa también se permite como un endulzante de uso general para todos los alimentos procesados.

Se aprobó después de que la FDA supuestamente revisara más de 110 estudios de seguridad en animales y humanos, pero como lo comprobara en un momento, fuera de estos 110 estudios, sólo dos eran estudios en humanos, y el más largo se llevó a cabo ¡durante cuatro días!

Hay pruebas abrumadoras de que el consumo de endulzantes artificiales probablemente cause estragos en su cuerpo. Las noticias anteriores se han centrado principalmente en torno a la capacidad de los endulzantes artificiales para perjudicar la regulación del apetito y provocar al aumento de peso.

Por ejemplo, se ha descubierto el síndrome metabólico y, finalmente, las enfermedades cardiacas.

Sin embargo, el estudio anteriormente mencionado, publicado en Journal of Toxicology and Environmental Health, descubrió aún más novedades inquietantes, además del aumento de peso. La sucralosa (Splenda):

  • Reduce la cantidad de bacterias intestinales buenas en un 50 %
  • Aumenta el nivel de pH en los intestinos, y
  • Afecta a una glicoproteína en su cuerpo que puede tener efectos vitales en la salud, sobre todo si se encuentra en ciertos medicamentos

También encontraron evidencia inequívoca de que la sucralosa (Splenda) es absorbida por la grasa, contrariamente a las afirmaciones anteriores.

Es realmente preocupante que la sucralosa (Splenda) puede destruir hasta el 50 % de sus bacterias intestinales saludables, ya que estas bacterias ayudan a mantener el equilibrio general de su cuerpo entre las bacterias saludables y los microorganismos hostiles, y a su salud en general.

Muchas personas ya tienen deficiencia de bacterias saludables debido a la elección de alimentos altamente procesados. Es por esto que un probiótico de alta calidad es uno de los muy pocos suplementos que recomiendo encarecidamente para casi todo el mundo.

La Falacia de la Dieta

La creencia de que el consumo de alimentos y bebidas endulzadas artificialmente le ayudará a perder o mantener el peso, es un engaño cuidadosamente orquestado. Así que si por esta razón todavía está optando por alternativas de dieta, por favor entienda que ha sido profundamente engañado.

En realidad, estos alimentos y bebidas de dieta pueden causar graves alteraciones en su bioquímica y arruinar la capacidad de su cuerpo para controlar las calorías. De hecho, se ha demostrado que las sodas de dieta ¡pueden duplicar el riesgo de tener obesidad!

Hace casi una década, los estudios ya estaban revelando que los endulzantes artificiales pueden:

  • Estimular el apetito
  • Aumentar los antojos de carbohidratos
  • Estimular el almacenamiento de grasa y el aumento de peso

Desafortunadamente, la mayoría de las agencias de salud pública y nutricionistas en los Estados Unidos siguen recomendando estos endulzantes artificiales tóxicos como una alternativa aceptable al azúcar.

Ahora, definitivamente no soy un fan del azúcar, pero si tuviera que elegir entre el azúcar y cualquier endulzante artificial, elegiría el azúcar, sin lugar a dudas. Creo firmemente que los endulzantes artificiales son aún más peligrosos para su salud que un exceso de azúcar.

Los Peligros de la Sucralosa (Splenda) para la Salud

Según James Turner, el presidente del grupo nacional de educación al consumidor de Citizens for Health:

"Este informe cumplió con las políticas y procedimientos aceptados, y los resultados dejan claro el potencial de los inquietantes efectos secundarios del consumo de Splenda.

Es como poner un pesticida en su cuerpo. Y esto es en los niveles de consumo erróneamente aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Las personas que consumen dos rebanadas de pastel y beben dos tazas de café que contiene Splenda sería lo mismos que si ingirieran suficiente sucralosa para afectar a la P-glicoproteína, mientras que consumir sólo siete paquetes pequeños de Splenda reduce la cantidad de bacterias buenas".

El sitio web www.truthaboutsplenda.com enlista una variedad de quejas de los consumidores acerca del consumo de sucralosa (Splenda), tales como:

  • Problemas gastrointestinales
  • Migrañas
  • Convulsiones
  • Mareos
  • Visión borrosa
  • Reacciones alérgicas
  • Mayor cantidad de azúcar en la sangre
  • Aumento de peso

Mi sitio también contiene una larga lista de testimonios personales de los lectores que han sufrido los efectos secundarios de la sucralosa (Splenda). De hecho, en nuestro sitio, tenemos muchas más quejas de personas en cuanto a reacciones adversas de la sucralosa (Splenda) que los reportes que fueron estudiados formalmente en la investigación presentada Administración de Alimentos y Medicamentos para su aprobación.

Los síntomas son tan numerosos que no puedo incluirlos a todos aquí, pero los siguientes son síntomas comunes, los cuales generalmente son percibidos dentro de un período de 24 horas después del consumo de productos de la sucralosa (Splenda):

  • Piel--Enrojecimiento, picazón, inflamación, ampollas, costras, erupciones o urticaria (ronchas con comezón o verdugón). Estos son los síntomas alérgicos más comunes que tienen las personas
  • Pulmones--Jadeo, opresión, tos o dificultad para respirar
  • Cabeza--Inflamación de la cara, párpados, labios, lengua, o la garganta; dolores de cabeza y migrañas (dolores de cabeza severos)
  • Nariz--Congestión nasal, moqueo nasal (secreción clara y ligera), estornudos
  • Ojos--Rojos (llenos de sangre), comezón, inflamación o acuosos
  • Estómago--Inflamación, flatulencias, dolor, náuseas, vómitos, diarrea, o diarrea con sangre
  • Corazón--Palpitaciones o agitación
  • Articulaciones--Dolor o molestias en las articulaciones
  • Neurológica--Ansiedad, mareos, sensación de debilidad, depresión

Tenga Cuidado--Podría Estar Consumiendo Sucralosa (Splenda) Sin Saberlo

También, es necesario tener en cuenta el hecho de que a pesar de que la mayor parte de Splenda se vende a los fabricantes de alimentos procesados ​​y a las embotelladoras de bebidas gaseosas, también podría convertirse en medicamento, ya que casi el 10 % de toda la sucralosa se vende a las compañías farmacéuticas.

Muchas veces la sucralosa (Splenda) no será incluida en la información del medicamento, por lo que simplemente no hay manera de saber que está consumiendo un endulzante artificial potencialmente peligroso.

Sin embargo, si experimenta cualquiera de los síntomas mencionados a pesar de que está evitando Splenda y otros endulzantes artificiales, entonces posiblemente también valdría la pena investigar los ingredientes de cualquier medicamento que esté tomando.

La Sucralosa (Splenda) NUNCA Ha Mostrado Ser Segura Para el Consumo Humano

A partir del 2006, sólo seis ensayos en humanos se han publicado sobre Splenda. De estos seis ensayos, sólo dos de los ensayos fueron completados y publicados antes de que la Administración de Alimentos y Medicamentos aprobará la sucralosa para el consumo humano, y los dos ensayos publicados tuvieron un total de 36 humanos.

Hacer un estudio en 36 personas, de seguro no parece que sea mucha cantidad, pero espere, es peor aún: sólo a 23 personas en total se les suministró efectivamente la sucralosa para el ensayo, y aquí está lo que realmente nos sorprendió: en ese momento el ensayo más largo había durado sólo cuatro días, y analizó la relación de la sucralosa con la caries dental, no con la tolerancia humana.

Fue aún más sorprendente que la absorción de Splenda en el cuerpo humano se estudió en ¡un total de seis hombres!

Basándose en ese estudio en humanos, la Administración de Alimentos y Medicamentos permitió1 que estas conclusiones se generalizaran como muestras representativas de toda la población humana. Incluyendo mujeres, niños y adultos mayores, y aquellos con alguna enfermedad crónica--ninguno de ellos fue examinado.

La Administración de Alimentos y Medicamentos afirma que revisó más de 100 estudios realizados sobre Splenda. Lo que no nos dicen es que la mayor parte de los estudios se realizaron en animales. Y aquellos estudios en animales revelan muchos problemas, tales como:

  • Menor cantidad de glóbulos rojos--señal de anemia--a niveles superiores a 1 500 mg/kg/día
  • Mayor infertilidad masculina, ya que interfiere con la producción de esperma y vitalidad, también ocasiona lesiones cerebrales a dosis más altas
  • Riñones calcificados y más grandes (McNeil declaró que esto se observó a menudo en sustancias que son mal absorbidas y que esto no tenía importancia toxicológica. La norma final de la Administración de Alimentos y Medicamentos acordó en que estos resultados son comunes en las ratas hembras mayores y que no son significativos)
  • Abortos espontáneos en casi la mitad de la población de conejos a la que se le suministró sucralosa, en comparación con cero embarazos frustrados en el grupo de control
  • Una tasa de mortalidad de 23 % en conejos, en comparación con una tasa de mortalidad de 6 % en el grupo de control

La Sucralosa (Splenda) Es Químicamente Más Similar Al DDT Que al Azúcar

Esto es correcto. La sucralosa (Splenda) tiene mayor similitud química con el Dicloro Difenil Tricloroetano (DDT, por sus siglas en inglés) que con el azúcar.

De hecho, la sucralosa es una sustancia química sintética que fue preparado originalmente en un laboratorio. Comienza como una molécula de azúcar. Posteriormente, en un proceso patentado de cinco pasos para elaborar sucralosa, a tres moléculas de cloro se le añade una molécula de sacarosa (azúcar).

El proceso químico para elaborar sucralosa altera la composición química del azúcar tanto que es de alguna manera convertida en una molécula de fructo-galactosa.

Este tipo de molécula de azúcar no se produce en la naturaleza, y por lo tanto su cuerpo no posee la capacidad de metabolizarla correctamente. Como resultado de esta composición bioquímica "singlar", McNeil Nutritionals afirma que Splenda no es digerida o metabolizada por el cuerpo, por lo que tiene cero calorías.

Pero, si observamos la investigación (la cual se extrapola principalmente de estudios en animales), veremos que, de hecho, un promedio de 15 % de sucralosa es absorbida por el sistema digestivo, y de acuerdo con este último estudio, también es absorbida por las células de grasa.

Desafortunadamente, si es una persona sana y su sistema digestivo funciona bien, ¡puede tener un mayor riesgo de descomponer este producto en su estómago y los intestinos!

Sus Alternativas Más Saludables

Si tiene un antojo de dulces, en lugar de tratar de encontrar la manera "más saludable" de seguir consumiéndolos, debe estar más interesado en aprender formas para liberar esta ansiedad.

Para empezar, la más obvia sería dejar de comer cualquiera de los productos. Sin embargo, los dulces son altamente adictivos—incluso el azúcar ha mostrado ser más adictivo que la cocaína. La stevia es un sustituto natural preferible, que se puede utilizar en la elaboración de la mayoría de los platillos y bebidas.

Sin embargo, es necesario evitar completamente los dulces para romper el ciclo de adicción, en donde sus hormonas insulina y leptina probablemente desempeñan un rol importante en sus antojos.

Si no puede lograr abstenerse de consumir dulces, su conexión emocional con los antojos podría ser un factor importante. Uno de los métodos más profundos que conozco para disminuir los efectos de los antojos alimenticios es la Técnica de Liberación Emocional (EFT, por sus siglas en inglés). La EFT es la técnica de acupresión psicológica que utilizo rutinariamente en mi práctica para ayudar a las personas a reducir sus antojos.

Existe suficiente evidencia, como para llenar un libro entero, que muestra los peligros de consumir endulzantes artificiales--que es exactamente por lo que escribí el libro Sweet Deception. Si usted o sus seres queridos toman bebidas de dieta o comen alimentos de dieta, este libro le explicará cómo ha sido engañado acerca de la verdad detrás de los endulzantes artificiales como el aspartame y sucralosa--por avaricia, por los beneficios... y a expensas de su propia salud.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Food and Chemical Toxicology, 2000;38 Suppl 2:S31-41