Un Estudio Descubre Evidencia de la Relación Entre los Brotes de Artritis y las Condiciones Meteorológicas

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Marzo 31, 2016 | 61,555 vistas

Historia en Breve

  • La mayoría de los estudios científicos no habían podido demostrar la conexión entre los cambios del clima y los síntomas artríticos, hasta ahora Un nuevo estudio descubrió una posible relación entre las condiciones atmosféricas (la temperatura, presión y humedad) y la severidad de los síntomas de la artritis
  • A medida que cambia la presión barométrica, también cambia la presión en las articulaciones, lo cual podría afectar a las terminaciones nerviosas alrededor de las articulaciones, lo que aumenta el dolor
  • Los medicamentos para la artritis se encuentran entre los más tóxicos en la medicina, con efectos secundarios que pueden incluir infecciones, la toxicidad hepática, insuficiencia renal, el cáncer y la muerte
  • Mi protocolo completo de tratamiento para la artritis se resume e incluye modificar la alimentación, los niveles de vitamina D, hacer ejercicio, y disminuir la inflamación y el dolor sin medicamentos

Por el Dr. Mercola

¿Le duelen las articulaciones cuando se acerca una tormenta? ¿Se siente como una estación de pronóstico meteorológico ambulante? Es posible que este convencido de que su dolor artrítico empeora cuando la presión barométrica disminuye, pero muchos investigadores se han quebrado la cabeza al tratar de demostrar esto con la ciencia.

La gran mayoría de los estudios no han logrado establecer una conexión científica entre los cambios del clima y los síntomas de la artritis.

A pesar de su falta de evidencia científica, tanto los enfermos de artritis como los reumatólogos insisten en que hay una gran cantidad de soporte clínico para este fenómeno, citando reportes generalizados de brotes de dolor inducidos por el clima.

Más del 60% de los pacientes con osteoartritis informa que sus síntomas varían con las condiciones climáticas.1 Los pacientes con fibromialgia también han informado variaciones de dolor relacionadas con el clima, aunque, al igual que con la artritis, la evidencia científica es evasiva.2,3

Así, ¡los médicos y los pacientes ahora pueden ser reivindicados! Algunos estudios científicos recientes han empezado a ofrecer un poco de "evidencia moderada" de lo que los pacientes y los médicos han informado durante décadas—las condiciones climáticas de hecho podrían ser un factor relacionado con el dolor de la artritis.

El video anterior le proporcionará un relato de primera mano de una notable historia exitosa. Sarah Allen, una ex paciente mía, comparte cómo puso a su artritis en remisión. Les insto a tomar un momento para escuchar su historia y compartirla con sus seres queridos, quienes podrían encontrarla beneficiosa.

Después de Todo, El Clima Podría Influir en los Síntomas de Artritis

En el transcurso de dos años, los investigadores holandeses registraron los niveles de dolor de los enfermos de osteoartritis de cadera, y luego retrocedieron y emparejaron sus síntomas con los registros diarios del clima.

De hecho, ellos encontraron que cuando los niveles de humedad y presión barométrica se incrementaron, los dolores y las molestias de los participantes eran un poco peores y las articulaciones un poco más rígidas, aunque los cambios no eran ciertamente dramaticos.4

Las puntuaciones de dolor empeoraron un punto por cada 10% adicional de humedad. Las puntuaciones de la función empeoraron un punto por cada 10 hectopascales (0.29 de pulgada) adicionales de presión barométrica.

Estos cambios eran demasiado pequeños para ser considerados "clínicamente relevantes", pero esto no significa que el dolor no era real. Otros recientes estudios europeos han mostrado resultados similares, pero los cambios son sutiles; tal vez esta es la razón por la que la ciencia no ha podido demostrar esta conexión hasta ahora.

¿Cómo Es Que la Presión Atmosférica Puede Causar Dolor en Las Articulaciones?

El Dr. Fotios Koumpouras, reumatólogo entrevistado en el video presentado, menciona que otro reciente estudio europeo encontró una conexión entre la temperatura, la presión barométrica y el dolor en las articulaciones.

Su teoría es que, a medida que disminuye la presión barométrica (antes y durante una tormenta), la presión dentro de las articulaciones cambia, lo que puede afectar a sus terminaciones nerviosas alrededor de las articulaciones:5

"Los ligamentos contienen receptores muy especializados, y estos son los receptores de estiramiento. Estos receptores de estiramiento, que se encuentran especialmente en las articulaciones que pueden tener artritis, podrían ser hipersensibles. Y de hecho, los pequeños cambios en la presión, la presión atmosférica, podrían activar estos receptores".

Incluso los pequeños cambios en la presión podrían activar estos receptores, lo cual se podría experimentar como un mayor nivel de dolor. Sin embargo, esta no es la única teoría en circulación.

También, la actividad diaria y el estado de ánimo pueden ser factores. Es posible que su umbral de dolor disminuya durante el clima frío y lluvioso, porque sin duda las condiciones ambientales pueden afectar a su estado de ánimo. Cuando hace frío, muchas personas son menos propensas de salir a la calle y a hacer el ejercicio, que normalmente mantiene bajo control el dolor de artritis.6

Otro factor podría ser el efecto placebo (o efecto "nocebo"7). Es decir, si provee que su dolor pueda empeorar cuando el tiempo cambia, entonces es posible que suceda. Después de todo, el "fenómeno" clima-dolor comúnmente es aceptado como verdad, al menos en la cultura Occidental.

Incluso, The Weather Channel proporciona un mapa llamado índice de "dolores y aflicciones" para predecir cuan severo debería ser su dolor en un día determinado.8 (Si es una persona altamente sugestionable, tal vez debería ¡evitar esto!)

Ahora que hemos pasado algún tiempo alrededor de las zonas grises de la ciencia con respecto al dolor de la artritis, vamos a echarle un vistazo a lo que SABEMOS que funciona en términos de alivio del dolor para los enfermos de artritis.

Dos Tipos de Artritis—y Ambos Pueden Ser Dolorosos

Hay dos tipos de artritis: la osteoartritis y la artritis reumatoide. La única cosa que tienen en común es que ambos se caracterizan por dolor, inflamación, rigidez e hinchazón de las articulaciones—pero son enfermedades muy diferentes, se presentan de forma diferente y tienen diferentes causas.

Aquí están las principales diferencias:

Osteoartritis (OA, por sus siglas en inglés): OA o artritis degenerativa (enfermedad degenerativa de las articulaciones), por lo general se presenta en las personas mayores, pero también puede ser el resultado de un esfuerzo repetitivo o trauma agudo.

La OA suele afectar a las articulaciones distales, o las articulaciones al final de los dedos de las manos y los pies, no en las partes medias. Además, la OA no es simétrica, por lo que generalmente podría tenerla en una sola articulación, o en una mano o un pie, pero no en la otra parte.

Artritis Reumatoide (AR, por sus siglas en inglés): Es mucho más grave que la OA, la AR es una enfermedad autoinmune que hace que el sistema inmunológico ataque a los tejidos que recubren las articulaciones. La RA puede ocurrir a cualquier edad, pero afortunadamente, la AR juvenil es relativamente rara.

La RA tiende a ser bilateral y simétrica. También, afecta a las articulaciones medias y se asocia con deformidades en las articulaciones, especialmente en las manos y los dedos. Las personas mueren a causa de la AR por lo que el tratamiento no debería tomarse a la ligera.9

Los Medicamentos para Atender la Artritis Son Algunos de los Más Peligrosos en la Medicina

Debido al hecho de que tanto la OA como la RA implican dolor en las articulaciones e inflamación, comparten modalidades de tratamiento comunes. Los enfoques de medicamentos anti-inflamatorios tales como anti-inflamatorios no esteroideos (NSAIDs, por sus siglas en inglés) y analgésicos, como Tylenol, normalmente se utilizan para ambos tipos de artritis.

El problema con estos enfoques de medicamentos es que el uso crónico y regular de medicamentos para la artritis pueden causar daño hepático o renal. El uso de analgésicos es una causa muy común de enfermedad renal en los Estados Unidos (nefropatía por analgésicos).

El paracetamol realmente es ¡la causa número 1 de insuficiencia hepática aguda! Aun así, el control del dolor es un aspecto importante en el tratamiento de la AR. Debido a su gravedad, a menudo la artritis reumatoide se trata de manera agresiva con algunos de los medicamentos más peligrosos en el mercado.

Una clase relativamente reciente de medicamentos para la AR son los inhibidores de TNF-alfa, también denominados medicamentos "biológicos". Aunque estos medicamentos son promovidos con entusiasmo por la industria médica y farmacéutica, todavía hay preocupaciones acerca de su seguridad.

Los efectos secundarios potencialmente graves incluyen a las infecciones y el cáncer. Se realizó un análisis de la seguridad en tres inhibidores de TNF-alfa: Humira, Enbrel y Remicade.

Se concluyó que en términos de riesgo significativo de muerte al tomarlos, no hay ninguna diferencia entre los tres; todos ellos son igualmente peligrosos.

El dolor de la artritis puede ser muy grave, y por lo general, la mayoría se benefician a través de alguna forma de alivio farmacológico mientras esperan que las terapias naturales tengan efecto. Así que si decide utilizar un medicamento, asegúrese de tomar medicamentos más seguros y sólo cuando sea necesario, con el objetivo final de controlar el dolor sin medicamentos. Algunos de los medicamentos para el dolor más seguros son los salicilatos no acetilados, tales como el salsalato, el salicilato de sodio y el salicilato de magnesio (es decir, Salflex, Disalcid, o Trilisate).

Los agentes farmacéuticos no solo tienen una serie de posibles efectos secundarios, sino que simplemente suprimen los síntomas sin tratar la causa subyacente. Enfocarse en el origen del problema es un método mucho más eficaz para lograr un alivio de larga duración.

Por lo tanto, el resto de este artículo se centrará en el tratamiento de la artritis de manera efectiva con los enfoques naturales "verdaderos y probados" que son científicamente válidos y que tratan la causa del problema, con especial énfasis en el tratamiento de la AR.

En Primer Lugar, Aborde su Alimentación

La artritis reumatoide afecta a 1.5 millones de personas. La mayoría son mujeres, y la prevalencia en las mujeres parece estar en aumento. En mi práctica, he tratado a más de 3 000 pacientes con artritis reumatoide, que es más de 10 veces el número que un típico médico familiar podría tratar en toda su carrera--así que en esta área tengo bastante experiencia.

Mi protocolo de tratamiento para la artritis reumatoide ha ayudado a que miles de pacientes con AR la pongan en remisión, y uno de los factores clave es la modificación de alimentos.

No puedo enfatizar lo suficiente cuán importante es este aspecto del programa--que es un componente esencial de mi protocolo de RA. Solo al seguir estas pautas generales será de gran utilidad para disminuir dramáticamente su inflamación crónica, ya sea causada por la AR u otra inflamación provocada por una enfermedad:

  1. Eliminar el azúcar/fructosa y la mayoría de los granos (automáticamente esto significa evitar prácticamente todos los alimentos procesados)
  2. Optimizar su flora intestinal a través del consumo de vegetales fermentados naturalmente; trate de llegar hasta consumir de 4 a 6 onzas por día de vegetales fermentados
  3. Consumir alimentos orgánicos, enteros, de alta calidad, sin procesar, y si es posible, cultivados localmente
  4. Comer una gran parte de sus alimentos en forma cruda
  5. Obtener muchas grasas omega-3 de origen animal de alta calidad, tales como el aceite de kril

Los Elementos Clave del Protocolo de Mi Tratamiento Para la Artritis Reumatoide

Durante muchos años, he seguido el protocolo de Brown, desarrollado originalmente por el Reumatólogo, Thomas Brown. Con los años, he modificado su programa, haciendo cambios en el mismo con base en la nueva información proporcionada por la ciencia moderna, así como mi experiencia en la medicina natural.

Al usar este enfoque, el 60 a 90% de mis pacientes experimentaron una mejoría. Aquí puede revisar mi protocolo completo de tratamiento para la AR, pero he descrito muchos componentes clave en la siguiente tabla:

Elementos Clave para mi Protocolo de Tratamiento para la AR

Dosis bajas de Naltrexona (LDN)

La naltrexona es un antagonista opioide farmacológicamente activo, que se utiliza de forma convencional para tratar la adicción a las drogas y el alcohol.

Sin embargo, en dosis muy bajas, es económico, no es tóxico y tiene propiedades inmunomoduladoras que los médicos han reportado bastante por su efectividad para ayudar a que las personas dejen de tomar los peligrosos medicamentos para la artritis.

Astaxantina

Un poderoso antioxidante antiinflamatorio con propiedades analgésicas muy poderosas.

En un estudio, las personas con AR experimentaron una mejora del 35% en los niveles del dolor, así como 40% más capacidad para realizar sus actividades diarias, tan solo después de ocho semanas de astaxantina.

La astaxantina a 4 mg al día es particularmente útil para cualquier persona que tome predniona, ya que ofrece una protección potente contra las cataratas y la degeneración macular relacionada con la edad.

Vitamina D

La deficiencia de vitamina D está relacionada ampliamente con el desarrollo de la AR. Lo ideal es que se exponga al sol de forma regular y apropiada o que tome un suplemento oral de D3, y que monitoree de cerca sus niveles, para asegurarse de mantenerse en el rango terapéutico de 50 a 70 ng/ml durante todo el año.

Ejercicio

El ejercicio regular es fundamental si desea evitar el deterioro funcional, como la artritis. La AR puede ocasionar menor masa muscular y menos fuerza, lo que puede ser tan debilitante como el daño físico a sus articulaciones.

Solo tenga cuidado de no excederse y atienda sus articulaciones inflamadas, al colocar hielo sobre ellas antes y después de hacer ejercicio, conforme sea necesario.

Su programa debería involucrar una variedad de actividades, como el entrenamiento con peso, ejercicios de alta intensidad, cardio, estiramientos y trabajo de torso.

Caminar y nadar también son excelentes (si tiene acceso a una alberca sin cloro), así como las prácticas como el yoga y el Tai chi.

Alivio del Dolor y la Inflamación sin Medicamentos

Curcumina (Cúrcuma)

La curcumina ha demostrado ser efectiva contra el dolor agudo y crónico y es mejor conocida por sus propiedades antiinflamatorias; inhibe las enzimas inflamatorias y bloquea las vías de la inflamación; ha demostrado influir sobre más de 700 genes.

Boswellia

También conocida como boswellin o "incienso indio", la boswellia es otra hierba que es particularmente útil contra el dolor y la inflamación de las articulaciones.

Jengibre

Exhibe propiedades antiinflamatorias que pueden ofrecer alivio al dolor. El jengibre fresco funciona bien remojado en agua hirviendo, como té, o rallado en un jugo de vegetales.

EFT

El trauma emocional prolongado es común en las personas con AR. Una de mis herramientas favoritas para tratarlo es EFT (Técnicas de Liberación Emocional), la cual ha sido descrita como "acupuntura sin agujas".

Aunque EFT es algo que puede aprender a hacer por sí mismo en la comodidad de su hogar, lo ideal es solicitar la ayuda de un profesional bien capacitado.

Reflexiones Finales

Si tiene osteoartritis o artritis reumatoide, implementar algunos cambios básicos en el estilo de vida puede ayudar a calmar la inflamación que causa que sus articulaciones estén adoloridas, rígidas, o inflamadas.

Ya sea que sea una víctima de la artritis cuyo dolor y rigidez varíe con la temporada, o que se encuentre en el grupo que deben manejar los síntomas molestos los 365 días del año, las directrices que he compartido tienen una muy buena oportunidad de ayudarle a sentirse mejor. Lo sé porque he tratado a miles de enfermos de artritis, ¡al igual que usted!

Los medicamentos para la artritis reumatoide se encuentran entre los medicamentos prescritos más peligrosos y podrían causar más problemas de los que resuelven, así que cuanto antes pueda incorporar más tratamientos naturales y reducir su dependencia a los productos farmacéuticos, será mejor.

Si necesita tomar un analgésico de vez en cuando, esto es mucho menos riesgoso que tomarlos diariamente. Y con el tiempo, es posible que mejore tanto al grado de dejarlos de tomar. ¡Por completo!

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Reuters February 11, 2014
  • 2 ARD BMJ 2002
  • 3 Arthritis Care Res (Hoboken) July 2013
  • 4 IASP January 24, 2014
  • 5 CBS Boston January 16, 2014
  • 6 Medical News Today January 14, 2008
  • 7 Science Daily May 6, 2013
  • 8 Weather.com Aches and Pains Index
  • 9 Alternative Medicine July 24, 2013