6 Consejos Infalibles Para Prevenir el Glaucoma de Forma Natural

Articulo Anterior Siguiente Articulo
Abril 16, 2016 | 24,835 vistas

Historia en Breve

  • El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo, y pertenece a un grupo de enfermedades oculares que dañan el nervio óptico, lo cual ocasiona la pérdida de la vista
  • Debido a que la pérdida de la vista causada por el glaucoma aumenta gradualmente, a veces se le llama el "ladrón silencioso de la vista"
  • Las causas subyacentes del glaucoma no se entienden completamente, pero por lo general el daño que hace a su nervio óptico está relacionado con una mayor presión en el ojo

Por el Dr. Mercola

El glaucoma es la segunda causa de ceguera en el mundo, y pertenece a un grupo de enfermedades oculares que dañan el nervio óptico, lo cual ocasiona la pérdida de la vista. En sus etapas tempranas, es probable que el glaucoma no genere ningún síntoma en absoluto, y se estima que la mitad de más de 4 millones de personas en los Estados Unidos con glaucoma no se dan cuenta de que la tienen.1

Debido a que la pérdida de la vista causada por el glaucoma aumenta gradualmente, a veces se le llama el "ladrón silencioso de la vista". A menudo, hasta que la enfermedad está en una etapa avanzada es cuando se hace evidente la pérdida de la vista relacionada, y para entonces su vista podría sufrir daños permanentes.

Esta es la razón por la que es tan importante tomar medidas inmediatas para ayudar a proteger su vista, incluso si esta es normal. Más delante en el artículo, voy a estar hablando exactamente de lo que puede hacer para ayudar a prevenir y atender el glaucoma, pero primero, aquí hay un poco de historia sobre este común problema ocular.

¿Qué Causa el Glaucoma?

Las causas subyacentes del glaucoma no se entienden completamente, pero por lo general el daño que hace a su nervio óptico está relacionado con una mayor presión en el ojo. Generalmente, la presión proviene de una acumulación de presión del humor acuoso, el fluido acuoso que está presente de forma natural en el globo ocular.

En un ojo sano, el fluido normalmente se descarga; sin embargo, en los pacientes con glaucoma el sistema para drenarlo no funciona apropiadamente, por lo que el líquido se acumula gradualmente en el ojo, ocasionando que haya mayor presión. Con el tiempo, causa una mayor cantidad de presión lo cual hace que mueran las fibras nerviosas que son esenciales para la vista.

Aunque es menos común, el glaucoma también puede ocurrir cuando la presión del ojo es normal. Al parecer los nervios ópticos de algunas personas pueden ser sensibles a los niveles normales de la presión ocular, o el glaucoma podría estar relacionado con los problemas de irrigación sanguínea en el ojo, lo cual puede ser causado por la arteriosclerosis--la acumulación de placa arterial--u otro problema de circulación.

En el tipo más común de glaucoma, el de ángulo abierto (crónico), por lo general, en primer lugar se ve afectada la visión lateral (periférica). En las etapas posteriores, el glaucoma puede ocasionar la "visión de túnel", donde sólo se puede ver en línea recta, y con el tiempo puede conducir a la ceguera. Los síntomas son graduales y aparecen muy lentamente, por lo que es probable que no se dé cuenta de que su vista será afectada en etapas muy posteriores.

Aproximadamente el 10 % de las personas con glaucoma tienen lo que se llama glaucoma de ángulo cerrado (agudo), y en estos casos una significativa y repentina presión ocular puede causar:

Dolor ocular intenso

Visión borrosa

Trastornos visuales repentinos

Halos alrededor de las luces

Enrojecimiento de los ojos

Náuseas y vómitos

Generalmente, esta última forma requiere tratamiento inmediato.

¿Quién Está en Riesgo?

Cualquier persona puede tener glaucoma, pero hay factores que aumentan el riesgo:

Ciertos grupos étnicos: El glaucoma es de seis a ocho veces más común en los afroamericanos que en los caucásicos.2 También, los mexicano-americanos, asiático-americanos y japoneses-americanos tienen un mayor riesgo.

Más de 60 años de edad: El riesgo de tener glaucoma aumenta una vez que las personas son mayores de 60 años.

Enfermedades crónicas: La diabetes, la presión arterial alta, las enfermedades cardiacas y el hipotiroidismo, todos estos aumentan su riesgo.

Antecedentes familiares: Si alguien en su familia tiene glaucoma, esto podría aumentar su riesgo.

Lesiones oculares y miopía: Las lesiones oculares como el desprendimiento retinal, los tumores oculares, la inflamación ocular y la cirugía de los ojos, así como la miopía, todos aumentan su riesgo.

Uso de corticosteroides: El uso prolongado de estos medicamentos parece aumentar su riesgo, especialmente las gotas para los ojos con corticosteroides.

Asegúrese de Que el Glaucoma Se Diagnostique Correctamente

Usualmente, los oftalmólogos se basan en un simple análisis de "soplo de aire" para comprobar si hay presión alta dentro del ojo. Sin embargo, si se realiza una prueba de detección de esta enfermedad, asegúrese de que también sea medido el grosor de su córnea con la prueba relativamente reciente llamada paquimetría.

La paquimetría mide el espesor de la córnea, el cual podría ser un indicador más fiable de la presión dentro del ojo debido a que el espesor de la córnea puede influir significativamente en las lecturas de la prueba del soplo de aire.

Si tiene córneas delgadas, el instrumento puede dar lecturas incorrectamente bajas, y puede ignorar el diagnóstico de glaucoma. Si tiene córneas gruesas la prueba de soplo de aire en realidad puede dar el diagnóstico equivocado de glaucoma, a pesar del hecho de que tiene una presión ocular normal.

Métodos Convencionales Para Disminuir la Presión Ocular

Usualmente, la solución de la medicina convencional para el glaucoma son los medicamentos o la cirugía, o una combinación de ambos. A menudo, las gotas para los ojos para pacientes con glaucoma se utilizan de por vida en un intento de disminuir la presión en el interior de sus ojos, pero vienen con una larga lista de efectos secundarios que incluyen:

Visión borrosa

Problemas respiratorios

Olvido

Disminución de la frecuencia cardíaca

Ardor o escozor en los ojos

La cirugía también conlleva riesgos graves, entre ellos un mayor riesgo de cataratas.

Métodos Naturales Para Disminuir la Presión Ocular

En efecto tiene otra opción, aunque, tan sorprendente como podría parecer el propio estilo de vida cambia el hecho de que la presión arterial más baja usualmente también funcione para disminuir la presión ocular, lo cual ayuda a prevenir e inclusive curar el glaucoma sin riesgo de efectos secundarios.

Los dos primeros pasos son:

1. Disminuir los niveles de insulina: A medida que aumentan los niveles de insulina, esto causa que aumente su presión arterial y posiblemente también su presión ocular.

Con el tiempo, esto puede ocasionar que su cuerpo se vuelva resistente a la insulina, y los estudios lo demuestren—que es común en las personas con diabetes, obesidad e hipertensión arterial—lo cual está relacionado con una presión ocular elevada.3

La solución es evitar el azúcar y los granos, los dos "grupos de alimentos" que causarán inevitablemente repentinos y significativos niveles de insulina. Incluso los granos enteros orgánicos se descomponer rápidamente en azúcares, por lo que también deben ser evitados.

Así que además de evitar el azúcar, si tiene glaucoma o está preocupado por ello, sería prudente que evitara los alimentos como:

Panes

Pasta

Arroz

Cereal

Papas

2. Haga ejercicio regularmente: Una de las formas más eficaces de reducir sus niveles de insulina es a través del ejercicio. Un programa de ejercicio regular y eficaz que consista en ejercicios aeróbicos, ejercicios tipo sprint o explosivos, y el entrenamiento de resistencia pueden hacer un cambio al disminuir los niveles de insulina y proteger su vista.

Otros Consejos Para Mantener Una Vista Saludable

Como parte de su programa general para mantener una vista clara y sin problemas, incluso a medida que envejece, asegúrese de hacer lo siguiente:

Tomar un suplemento de grasas omega-3 de origen animal. Un tipo de grasa omega-3 llamado ácido docosahexaenoico (DHA, por sus siglas en inglés) puede ayudar a proteger y estimular una función retinal saludable. El DHA se concentra en la retina del ojo, y se ha descubierto que es particularmente útil para prevenir la degeneración macular, que es la principal causa de ceguera.

Las grasas omega-3, incluyendo el DHA, se encuentran en el pescado, pero no se recomienda el consumo de pescado debido a las preocupaciones de mercurio y otras toxinas que se han descubierto en los peces de los océanos, lagos y ríos, así como los peces de piscifactorías. En cambio, la fuente que recomiendo más ampliamente para obtener grasas omega-3 es el aceite de kril.

Obtener mucha cantidad de luteína y zeaxantina. Muchos nunca han oído hablar de estas dos potenciadoras de la vista, pero son increíblemente importantes para los ojos. La luteína, la cual es un carotenoide que se encuentra en grandes cantidades, en particular, en los vegetales de hoja verde, actúa como antioxidante, protegiendo a las células del daño de los radicales libres.

Algunas excelentes fuentes incluyen a la col rizada, la col berza o silvestre, las espinacas, el brócoli, las coles de Bruselas y las yemas de huevo, sobre todo las yemas de huevo crudas. Las yemas de huevo también tienen zeaxantina, otro carotenoide que se encuentra en una cantidad igual a la luteína. Probablemente, la zeaxantina sea igual de efectiva que la luteína en términos de proteger la vista.

Es importante tener en cuenta que la luteína es un nutriente soluble en aceite, y si se limita a consumir sobre todo vegetales sin un poco de aceite o mantequilla, no podrá absorber la luteína. Así que, asegúrese de consumir un poco de grasa saludable junto con sus vegetales.

Las yemas de los huevos también están cargadas de estos nutrientes, pero una vez que el huevo se cocina, tiende a deteriorarse y a no ser de utilidad. Por lo que, puede consumirlos crudos al incluirlo en un licuado, o cocinarlos mínimamente ya sea estrellados o hervidos con la yema líquida.

Evitar las grasas trans. Las grasas trans pueden interferir con las grasas omega-3 en su cuerpo, las cuales son extremadamente importantes para su salud ocular. Además, una alimentación alta en grasas trans parece contribuir a la degeneración macular.

Las grasas trans se encuentran en muchos alimentos procesados ​​y productos horneados, incluyendo a la margarina, la manteca, los alimentos fritos como las papas fritas, el pollo frito y las donas, las galletas, la repostería y las galletas saladas.

Comer bayas de color oscuro. El bilberry y la mora azul Europea, son conocidos por prevenir e incluso revertir la degeneración macular, y los bioflavonoides de otras bayas de color oscuro, incluyendo a las moras azules, arándanos rojos y otros, también son beneficiosos. Ellos trabajan al fortalecer los capilares que llevan nutrientes a los músculos oculares y nerviosos.

Sin embargo, debido a que las bayas contienen azúcar natural, se deben comer con moderación para evitar problemas con los niveles de insulina.

Al seguir los consejos de un estilo de vida saludable que he descrito anteriormente,  hará un gran cambio para proteger su vista, ya sea que haya sido o no diagnosticado con glaucoma, o simplemente quiere mantener su vista en las mejores condiciones.

Sin embargo, si tiene glaucoma, es especialmente importante eliminar los granos y azúcares, hacer ejercicio y consumir grasas omega-3 de origen animal con regularidad, con el fin de evitar que la enfermedad progrese.

[+]Fuentes y Referencias [-]Fuentes y Referencias

  • 1 Glaucoma Research Foundation, Glaucoma Facts and Stats
  • 2 Glaucoma Research Foundation, Are You at Risk for Glaucoma?
  • 3 MayoClinic.com Glaucoma