Ocultar
Antioxidantes

Historia en Breve -

  • La Alimentación Estándar contiene alimentos que tienen un alto contenido de productos de origen animal y carbohidratos refinados. Este tipo de dieta es destructiva y peligrosa, aumentando su riesgo de cáncer
  • Uno de los componentes clave de la dieta Nutritarian es lo que llamo la división del sistema inmune “Fuerzas Especiales Anti Cáncer”: vegetales verdes, frijoles, cebollas, champiñones, moras y semillas
  • Alrededor de la mitad de las calorías en los vegetales verdes, incluyendo de hojas verdes, vienen de la proteína, y esta proteína vegetal está empaquetada con fitoquímicos benéficos: folato, calcio y cantidades pequeñas de ácidos grasos de omega-3
 

Los 6 Súper Alimentos Que Luchan Contra el Cáncer Que Debería Comer Diariamente

Abril 19, 2016 | 16,217 vistas

Por el Dr. Joel Fuhrman

La persona promedio consume alrededor de 1,100 comidas cada año. Desafortunadamente, la mayoría de lo que comen es sacado de la Dieta Estadounidense Estándar (SAD), por sus siglas en inglés: alimentos que tienen un alto contenido de productos de origen animal y carbohidratos refinados.

Este tipo de dieta es destructiva y peligrosa, ya que aumenta su riesgo de cáncer, lo hace ganar peso y contribuye a la presión sanguínea alta y enfermedad cardiovascular. En resumen, esta dieta deficiente en nutrientes es – disculpe el juego de palabras – una receta para el desastre.

Pero la gente no necesita morir de enfermedades traídas por hábitos alimenticios pobres. Por esta razón, desarrollé el estilo de alimentación Nutritarian con muchos nutrientes, rico en plantas, el cual toma ventaja del poder de la nutrición superior para prevenir enfermedades como el cáncer, y prevenir y hasta revertir la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Uno de los componentes clave de la dieta Nutritarian es lo que llamo la división del sistema inmune “Fuerzas Especiales Anti Cáncer”: vegetales verdes, frijoles, cebollas, champiñones, moras y semillas.

Estas “fuerzas especiales” son alimentos que tienen propiedades anti-cancerígenas increíbles, y deberían formar parte de una porción significativa de nuestra dieta diaria. Miremos de cerca a cada componente en los integrantes de las “fuerzas especiales” examinaremos sus beneficios en general.

Vegetales de Hoja Verde

Los vegetales verdes crudos y con hojas son los alimentos con más nutrientes de todos. Contienen sustancias que protegen a los vasos sanguíneos y están asociados con el riesgo reducido de diabetes. Varios vegetales de hojas verdes y otros vegetales verdes pertenecen a la familia de vegetales crucíferos, los cuales contienen compuestos con propiedades anti-cancerígenas potentes.

Alrededor de la mitad de las calorías en los vegetales verdes, incluyendo de hojas verdes, vienen de la proteína, y esta proteína vegetal está empaquetada con fitoquímicos benéficos: folato, calcio y cantidades pequeñas de ácidos grasos de omega-3.

Frijoles

Frijoles y otras legumbres son la fuente de carbohidratos con más nutrientes. Actúan como alimentos antidiabéticos y de pérdida de peso porque se digieren lentamente, teniendo un efecto estabilizador en el azúcar sanguíneo, el cual promueve la saciedad y ayuda a prevenir antojos de alimentos.

Son ricos en fibra soluble, lo cual baja los niveles de colesterol, así como los niveles altos de almidón resistente, los cuales no son descompuestos por enzimas digestivas. La fibra y almidón resistente no sólo reducen el número total de calorías absorbidas de los frijoles pero también son fermentados por bacterias intestinales en ácidos grasos que ayudan a prevenir el cáncer de colon.

Cebollas

Las cebollas, junto con los puerros, ajo, chirivías, chalotes y cebolletas, conforman la familia de vegetales allium, los cuales juegan un rol poderosos en luchar contra el cáncer,1 así como ser anti-diabetes y tienen efectos benéficos en los sistemas cardiovasculares e inmunes.

Los vegetales allium son conocidos por sus compuestos orgánicos de azufre característicos, los cuales son liberados cuando las cebollas son picadas, molidas o masticadas.

Los estudios han descubierto que el aumento en el consumo de los vegetales allium está asociado con un menor riesgo de cánceres gástricos y de próstata2 porque contienen compuestos que desintoxican a los carcinógenos, detienen el crecimiento de células cancerígenas y bloquean la angiogénesis.

Hongos

Champiñones blanco, cremini, Portobello, ostra, shiitake, maitake y reishi, todos tienen propiedades anticancerígenas. Algunas son anti-inflamatorias; otras estimulan al sistema inmune, previenen el daño del ADN, detienen el crecimiento de células cancerígenas, causan la muerte programada de células cancerígenas e inhiben la angiogénesis.

Los hongos contienen inhibidores aromatasa, los cuales pueden limitar la producción del estrógeno y protegen el tejido de los senos de la estimulación del exceso de estrógenos. Hay otros compuestos anticancerígenos en los hongos que representen en conjunto por sus poderosos efectos contra el cáncer de mama.

Tenga en cuenta que los hongos siempre deben ser cocinados antes de comerlos: contienen pequeñas cantidades de una toxina ligera llamada agaritina, la cual se reduce mucho en el proceso de cocimiento.

Moras

Arándanos, fresas y moras son súperalimentos verdaderos. Las moras son bajas en azúcar y altas en nutrientes, y sus colores vibrantes significan que están llenas de antioxidantes, incluyendo flavonoides y vitaminas antioxidantes.

Estos antioxidantes tienen efectos protectores del corazón y anti-cancerígenos, y estimulan a las enzimas antioxidantes del cuerpo. El consumo de moras ha sido relacionado al riesgo reducido de la diabetes, cáncer y declive cognitivo, y han mostrado que mejoran tanto la coordinación motora y la memoria.

Semillas y Nueces

Las semillas y nueces contienen grasas sanas y son ricas en un espectro de micronutrientes incluyendo fitosteroles, minerales y antioxidantes. Incontables estudios han demostrado que los beneficios cardiovasculares de las nueces, e incluyendo las nueces en la dieta ayudan al mantenimiento del peso y la prevención de la diabetes.

Las semillas son similares a las nueces cuando se trata de grasas sanas, minerales y antioxidantes, pero las semillas también son abundantes en minerales que tienen más proteínas que las nueces.

La linaza, chia, semillas de cáñamo son fuentes extremadamente ricas de grasas omega-3, y semillas de linaza, chía y de sésamo son ricas en lignanos, los cuales tienen efectos fuertes anti-cancerígenos.

Un estudio de la linaza que siguió a un grupo de mujeres con cáncer de seno por 10 años descubrió que un 71 porciento del riesgo reducido de muerte por cáncer de seno en el grupo que consumió más lignanos. Las grasas sanas en las semillas y nueces también ayudan en la absorción de los nutrientes cuando son comidas con vegetales.

El Dr. Fuhrman tiene varios libros best-sellers del New York Times entre ellos: Súper Inmunidad y El Fin de las Dietas.

*Para artículos relacionados y más información, por favor visite la página de Via Organica

© Copyright 1997-2017 Dr. Joseph Mercola. Todos los Derechos Reservados.